RSS

Delito por Cantar El Chupi Chupi

28 Nov

Siento curiosidad por conocer las excelentes influencias del reguetonero Osmani García, “La Voz”, en las altas esferas cubanas. Buenos amigos debe tener allí. No cualquier reggaetón logra la categoría de celebridad censurada que exhibe hoy “El Chupi Chupi”, convertido en patito feo de las emisoras radiales, pero cisne cuello blanco de fiestas populares, reproductores mp3, taxis, ómnibus urbanos y DVDs de circulación nacional.

El negocio es redondo: Osmani García debe mostrar algo de indignación por la avalancha de críticas oficiales que ha suscitado su reggaetón, pero solo un poco; su bolsillo sabe que no debe sufrir demasiado. Si antes de la Letra Escarlata que le han destinado, su “Chupi Chupi” era el hit imprescindible para sacudir las caderas en la Isla, me pregunto cuánto costará hoy la entrada a un club habanero para ver a “La Voz” junto al “dream team” que dio vida a la canción de siete minutos y medio, un verdadero récord para el género.

Sentemos la premisa: Cuba necesita causas para no enterrar nunca el hacha de la guerra. Mi país es un eterno teatro de operaciones bélicas, donde si faltara alguna vez un niño Elián, 5 ó 4 héroes y medio prisioneros del imperio, una ciberguerra o un embargo, algo habría que inventar. The show must go on.

Y cuando todo está en calma, hay que emprenderla, digamos, contra un enemigo doméstico. El Consejo de Estado tira los dados, sale Abel Prieto en la combinación, y se le dice: “Es tuyo el estandarte”. Así comienza la nueva Cruzada contra una película, una novela o telenovela, unas cartas de juego infantil, o un “Chupi Chupi”. Da igual.

Simpático y paradójico: al mismo pueblo al que se le distrae en sus carencias bajo el principio romano de “A la plebe, pan y circo; y si no hay pan, pues más circo”, ahora se le dice que el circo debe ser con cordura. Que los leones no deben arrancar más de un brazo gladiador cada vez.

Por encima de cualquier postura estético-musical, cabe preguntarse si en verdad “El Chupi Chupi” al que hoy la prensa cubana acusa de aberración musical, se diferencia en algo de las cientos de miles de canciones similares que, palabras más palabras menos, contienen los mismos ingredientes, y jamás han suscitado un encendido comentario del Ministro de Cultura en la mismísima Mesa Redonda Informativa (Cuba y su fértil manantial de eufemismos: informativa).

Cabrera Infante tituló un volumen de cuentos “Delito por Bailar el Cha Cha Chá”. Pongamos que hoy tenemos un delito por cantar el Chupi Chupi, y que sus dos cargos se formulan básicamente así:

Cargo Número 1: El “Chupi Chupi” es una oda a la fellatio, un monumento al sexo oral (digo yo: sin el cual todo coito sería una aburrida caricatura de sí mismo).

Muy bien, ¿y? También lo era aquel “Chupa Pirulí” que en los años ´90 explotó el trío SBS en cada discoteca cubana, sin trompetas de “a degüello” ni sonrojos catedráticos.

Otras perlas pre-reguetoneras de la timba cubana pasaban de preámbulos orales y se concentraban en el coito puro y duro, aunque protegido: el “Usa Condón” de la Charanga Habanera fue un himno noventero, radiado, exhibido en público, cantado en programas televisivos, sin que al parecer a los censores puritanos del Ministerio de Cultura les llamara la atención el nuevo número circense.   

Cargo Número 2: El “Chupi Chupi” es una aborrecible referencia sexista, donde letra, música y video relegan a la mujer a la condición de instrumento de placer.

Acertado. ¿Van a prohibir entonces, bajo decreto oficial, cuanta pieza reguetonera  circule por la Isla, sea de factura nacional o extranjera?

Porque es dura empresa reunir un solo álbum del género, tan solo uno, donde la sublimación de una cultura machista no sea condimento primario, y donde la óptica referente a la mujer no sea la misma que emplean los morenos santiagueros durante una conga en el stadium Guillermón Moncada.

Son como para soltar carcajadas los argumentos del diario Granma sobre por qué el luciferino “Chupi Chupi” merece ser expulsado del Olimpo mediático: ¿exponente sexista, vulgar, sexuado, carente de valores éticos y morales? Me pregunto dónde estaban los monjes tropicales, veladores de la moral cubana, cuando “Eminencia Clásica” monopolizó las frecuencias radiales y televisivas del país con un delicado corito que rezaba: “Mami pitcheeea/ Que tu papi la batea/ Pitcheeea/ Cántame el strike donde sea”.

¿Qué tiene que envidiarle el más soez bocadillo de “El Chupi Chupi” al estribillo de otro hit omnipresente en su momento en Cuba, que en boca del Insurrecto y Baby Lores (sí, el mismo chico que se tatuó a su Comandante en el hombro) gritaba: “Le gusta el bate a la mujer del pelotero/ Le gusta la carne a la mujer del carnicero/ Me pide pistola la mujer del patrullero/ Y la del bombero me está pidiendo fuego.”

Pero sobre todo: ¿serán unos eternos descubridores del agua tibia los regentes de mi país? ¿Será que siempre “descubrirán” tarde que la droga pulula a sus anchas, que la prostitución no solo es cosa del malecón, que el marabú y no la palma real es el nuevo símbolo patrio, y que la vulgarización de toda la sociedad pasa por aspectos más graves que un “Chupi Chupi” que es apenas el último invitado en llegar?

¿Han mirado los sociólogos y doctorazos que publican en Granma los vestuarios de niñas de cinco años en Cuba, con lycras y shorts de mezclilla a punta de nalga? ¿Han escuchado las aspiraciones de quinceañeras cuyos sueños de prosperidad pasan por encontrar al yuma que mejor pague por ellas e irse a vivir un sueño de abundancia e infelicidad en el exterior?

¿Tienen conciencia de lo que es pagar con una succión genital o una meneada equina el arreglo del cuarto de baño, según la “divertida” anécdota que contara en Ámsterdam la primogénita del propio presidente? ¿Se han tomado el trabajo de explorar las causas y consecuencias de niñas que a cambio de diez dólares protagonizan cuadros lésbicos de vértigo, donde son fotografiadas, filmadas, vejadas, drogadas, y donde si sale mal el affaire pierden la vida?

Es probable que no. Cuba y su prensa son especialistas en las ramas, jamás en las raíces.

Es simple, es de buen ver, satanizar hoy a una canción como escarmiento ejemplarizante frente a un mal más sucio, más denigrante y real: la vulgarización de la sociedad cubana no pasa porque a los jóvenes les guste el reggaetón, o porque un Festival del Videoclip nomine al “Chupi Chupi” (por su indudable mérito como realización audiovisual). Esa es apenas la punta del iceberg sostenida por otra base: la descomunal pérdida de valores de esa misma sociedad, un mal que siempre va aparejado a la miseria.

No lo digo yo. Lo dijo antes Ryszard Kapuscinski: “Jamás ha existido honor y dignidad plenas en un pueblo con miseria. Cuando hay miseria el hombre se corroe, se autodestruye, pierde su amor y su solidaridad. Quien lo dude, que lance un mendrugo de pan a una multitud de hambrientos, y verá qué ocurre”.

No, yo no quisiera a mis futuros hijos bailando con “El Chupi Chupi” en sus fiestas para niños. Yo no quisiera que los mensajes sexuales estuvieran a la orden del día en sus oídos infantiles. Pero por encima de eso, no quisiera que ningún niño cubano creciera afectado por las carencias, por perder a sus hermanas entre los brazos de un italiano gordinflón, por aprender que del robo, la estafa y el proxenetismo se vive mejor que estudiando una carrera universitaria.

Todos los padres cubanos -estoy seguro-, todos los padres y los maestros de esa sociedad a la deriva, saben cómo lidiar en sus enseñanzas con productos efímeros como “El Chupi Chupi”, saben cómo contrarrestar cualquier efecto malsano que canciones como esta inyecten a mentes en formación (para los ya formados, que nadie nos venga a decir que el mensaje de ese reggaetón es malo, ¿estamos?).

Pero, ¿sabrán los padres, los maestros cubanos, cómo lidiar con la degradación social que espera a sus pequeños una vez que terminan las enseñanzas morales y estos salen a la Cuba real? 

Anuncios
 
28 comentarios

Publicado por en noviembre 28, 2011 en 01 Julio

 

28 Respuestas a “Delito por Cantar El Chupi Chupi

  1. JosEvelio

    noviembre 28, 2011 at 2:48 am

    Estimado Sr. Ernesto Morales: Disfruto mucho su prosa limpia y firme,y no me pierdo ninguno de sus post. Muchas veces cuando el tema tiene demasiadas aristas que pueden generar polémicas inútiles, “me paso con ficha”.Sin embargo en “Delito por Cantar El Chupi Chupi” !NO PUEDO! quedarme en silencio… y dejar de decirle que es una verdadera ‘joya ética’, y como logra hacer comprensible los sutiles y monstruosos meandros de que se valen los “hermanitos de birán” con la nena y ministro incluidos; para envilecer sistemáticamente a la niñez y la juventud cubana.Le felicito,agradezco y divulgo el valor cívico de este texto.Saludos.

     
  2. ernestico

    noviembre 28, 2011 at 3:22 am

    Macho, hay una linea sobre la charanga habanera que repetiste en dos párrafos. Por lo demas todo bien y coherente como de costumbre.

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 28, 2011 at 10:08 am

      ¡Ojalá hubiera sido una línea! Fue un párrafo entero, y no sé qué error de WordPress lo provocó, al pasar el texto de Word a HTML, porque en el original desde luego no repetí textualmente un párrafo. Gracias miles por avisarme, parecería que me había vuelto loco, escribiendo dos veces lo mismo… jajaja.

       
  3. El Cronista

    noviembre 28, 2011 at 3:56 am

    Ernesto, todos nos quedamos con la boca abierta esperando el post sobre Eliecer. !Joder, que decepción tío!!! Ya este Chupi Chupi me sale hasta en la sopa.
    – Granma
    – Robertico el humorista
    -Juventud REbelde
    -Diario de Cuba
    -Cubaencuentro
    – El pequeño hermano
    – …y muchos más

    Eso es caramelo chupa’o, y retórica. De todos modos, “daría mi vida por defender tu derecho a postearlo”.

    Saludos desde España

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 28, 2011 at 10:05 am

      Te voy a decir como dice un muñe cubano de Elpidio Valdés: “Caaalma Peeepe, primero hay que destruir el heliógrafo”.

       
  4. lamanofranka

    noviembre 28, 2011 at 3:56 am

    No sé si es la intención o no pero lo que van a lograr con esto es una especie de sicología inversa ,o sea, los censores van a lograr precisamente lo contrario a lo que proponen, y la gente va a buscar más esa canción, pues hasta quienes no son seguidores del genero se sentirán curiosos por saber que dice el tema, posiblemente hasta en el extranjero, pues a este asunto se le ha dado una inusitada publicidad en Twitter. Tal vez sea exceso de suspicacia, pero logrando el efecto contrario a la censura obtienen mayor atención sobre este intrascendente tema musical y desvían los oídos de canciones muy contundentes, de alto componente indignante al describir la cruda realidad cubana tal y como la piensa el pueblo, que son los temas cantados por Los Aldeanos, Eskuadron Patriota y otros por el estilo (al que no lo haya hecho le recomiendo escuchen Háblame, de la Tribu Mokoya, una fuerte denuncia en forma de hip hop).http://www.youtube.com/watch?v=HEdVDO1t6nQ

    Por lo demás Ernesto ha puesto el dedo en la llaga. Tal y como dice Eliecer Avila en su excelente entrevista con Estado de SATS, hay que comparar lo que se ha construido con el grado de destrucción, no solo estructural, sino también espiritual y cultural a que ha llevado este sistema al pueblo cubano, y se puede ver claramente que se ha destruido más de lo logrado. Siempre he dicho que cuando llegue el momento de la reconstrucción en todos los aspectos del país , va a ser menos complicado lograr levantar la economía del país que conseguir normalizar la moral, las buenas costumbres, el honor, y todos los valores de una sociedad tolerante y civilizada.

    @La_Mano_Franka

     
  5. Julio Soto Angurel

    noviembre 28, 2011 at 7:57 am

    Extraordinario artículo. Aplausos para el autor.

     
  6. Lazaro Horta

    noviembre 28, 2011 at 9:10 am

    Al pan pan y al vino vino….muy bueno.

     
  7. Jorge

    noviembre 28, 2011 at 9:37 am

    Chama, tu y Eliecer se dan la mano en eso de explicar las cosas, de decirlas por su nombre sin dar rodeos. Tengo una nina que va a cumplir 9 anos aqui en Miami, y siempre estoy al tanto de que esta viendo en internet (youtube) o en la tv. El otro dia yo mismo erre y vimos el video de LMFAO “I’m sexy and I know it”, y se lo tire a bonche, pero no se lo he dejado ver mas.
    Si los padres no controlan, se nos van de las manos, eso es seguro, amen de que puedan haber muchachos mas despiertos que otros.
    Por otro lado, desde muuuuuuuuuuuuuucho antes de todas esas canciones que citas, han existido letras que aluden a lo falico, al sexo y al machismo, y como dices, ahora descubren el agua tibia.
    Y para terminar, 200 % de acuerdo contigo en lo del pan y circo. Cuando yo sali del cascaron por alla por los 90, llegue a esa conclusion tambien: siempre han tenido un as bajo la manga para entretener a la plebe. No se hasta que punto las teorias de las conspiraciones existan aqui, pero la verdad es esa, cada cierto tiempo surge un “tema” que “entretiene” al pueblo. Desgraciadamente es asi. Afortunadamente, el ejemplo de Eliecer nos dice que no todos, inclusive los “robots” que “ensamblan” en las UCI y cia., estan en la sonsera y que son capaces de, citando al sapingo de Taladrid, sacar sus propias conclusiones.
    Un abrazo.

     
  8. Faro

    noviembre 28, 2011 at 10:01 am

    Pequeno hermano:
    Tienes razon en todo cuanto planteas en el articulo que acabo de leer. El mal esta en la raiz. En un sistema que ha formado al “hombre nuevo” sin valores morales, venir a sonrojarse por una cancion, similar a muchas otras, que se han cantado y coreado en cualquier esquina, es ridiculo.
    Opino que cuando las cosas cambien en nuestro pais, el rescate de los valores perdidos va a ser una tarea muy dificil. Desde lo mas minimo, como pedir permiso, disculparse si tropiezan sin querer, respetar a los demas y un largo etc etc…Pero no pierdo las esperanzas de ver el cambio!

     
  9. Alexis Pestano

    noviembre 28, 2011 at 10:07 am

    Estoy absolutamente en desacuerdo con la tesis sostenida en este artículo. Que esta cosa que ustedes generosamente llaman canción no sea una novedad, sino una especie de “summa” de una lamentable tradición en nuestra música, no la exonera. Con independencia de la probable hipocresía oficial al tratar el asunto, ofender la dignidad humana al promover el sexo desprovisto de toda dimensión espiritual, además de ser una ignorancia antropológica (porque la naturaleza humana, de vocación trascendente, no es así), no contribuye a nada que no sea el deterioro progresivo de la condición humana. No me interesa si los rectores de la política cultura en Cuba mienten al defender un puritanismo en el que no creen. Me interesa que miserias como esta, que hacen daño, no encuentren espacio en nuestra creación artística, que debe ser libre, pero auténtica. Me preocupa de verdad cierto liberalismo desorientado, que acepte todo sólo por confrontar el poder. No es responsable y no ayuda al futuro de Cuba.

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 28, 2011 at 10:29 am

      Alexis: siempre que empiezo a leer los comentarios bajo un texto mío, me preocupo cuando no aparecen las discrepancias. De verdad. No existe una sola óptica, jamás, para mirar un fenómeno complejo, y creo que este blog necesita de los discordantes. Así que gracias por introducir este “ruido en el sistema” de forma tan inteligente.

      Una sociedad no es la casa particular de nadie, Alexis, donde yo decido qué escuchan mis hijos y qué no. Una sociedad es el espacio de equilibrio, donde todos tienen derechos, y todos deben ser respetados. Yo jamás consumo música como esa (que sí, estoy de acuerdo que le queda grande el calificativo de música) Pero, ¿quién soy yo para decidir qué nivel estéstico tiene cada obra, y censurarla o excluirla de su derecho a la difusión? Ese es el principio de la censura totalitaria, estimado amigo.

      Como te dije un día a ti mismo, en uno de nuestros debates al respecto (repito: debates que agradezco mucho), Adolf Hitler no solo se creyó en el derecho de decidir qué tipo de arte consumían los alemanes, sino que implementó su mecanismo de control para que ninguna pintura tuviera exposición en el país sin que pasara por sus filtros. Y esa decisión dependía de la sensibilidad de un artistra frustrado, que en su juventud no logró entrar a la Academia de Bellas Artes.

       
  10. El Pequeño Hermano

    noviembre 28, 2011 at 10:34 am

    Por facebook, por mi e-mail y por comentarios bajo el post: 6 lectores me avisaron del error de un párrafo repetido de forma inconcebible. Excelente la comunicación que se establece entre autor y lectores. No solo he ganado muchos amigos con este blog, sino muchas personas que se preocupan genuinamente por lo que aparece publicado aquí. A todos gracias por la complicidad, por la atención, y por seguir dándole vida a esto que surgió como un empeño personal y hoy es mucho más que eso.

     
  11. Barbaro Lorenzo

    noviembre 28, 2011 at 11:00 am

    Ernesto: Mi punto de vista en este tema discurre en el analisis de las causas y son resumidas en el antepenultimo parrafo: …”no quisiera que ningun nino cubano creciera afectado por las carencias, por perder a sus hermanas en los brazos de un italiano gordiflon, por aprender que del robo, la estafa y el proxenetismo se vive mejor que estudiando una carrera universitaria”. Esa es la verdad incuestionable, de millones de cubanos empujados a la prosticion, el jineterismo, el robo de todo lo que encuentran a la mano, el trapicheo en precios, timar a turistas y nacionales en todo o salir de su pais, para poder escapara de la miseria, todo en medio de la represion porque todas las leyes aplastan al individuo, en su urgencia de conseguir un mendrugo! En medio de aquella hambruna que decencia o cordura se puede esperar de nadie, si los primeros corruptos y ladrones son los que pretenden mostrar una conducta moral de la que carecen totalmente? Que valores puede ensenar una sociedad donde es mas rentable ser jenetera que Doctora en Medicina, periodista o Ingeniero? Tal vez en el paraiso de los hipocritas.

     
  12. diego

    noviembre 28, 2011 at 5:26 pm

    Ernesto, debo confesarte que al empezar a leer el post tuve la impresión que ibas a defender el chupi chupi pero te estoy pidiendo disculpas por tan fugaz y errado pensamiento. Al leerlo poco a poco me fui dando cuenta que tomas este “affaire” para resaltar el hecho muchas veces demostrado que la miseria material trae aparejada la miseria moral que es la causa de la pérdida de valores existente en nuestra sociedad. Tengo un nieto pequeño y no hago mas que pensar como podremos lograr trasmitirle los valores con que me criaron mis padres y yo hice lo mismo con mis hijos. Excelente tu trabajo, uno de los que mas me ha gustado

     
  13. Gerardo el de Berlin

    noviembre 28, 2011 at 7:51 pm

    Después de escuchar la letra en italianesco:

    “dame un chupi chupi que yo lo disfruti
    abre la bocuti y tragatelo tuti
    dame un chupi chupi dale ponte cuqui,
    y apaga la luti que se formó el balluti”

    Llego a la conclusión de que esto es un niño de tetas al lado de cientos de canciones de su género que sabemos que no tiene muy buena fama y del cual se dice por ejemplo que es el peor intento de hacer música, que es una tendencia musical carente de sentido común y respeto, que afecta generalmente a las personas que tienen menos de dos neuronas y que los obliga a convertirse en una sub-especie mitad humana y mitad animal, que pone a la mujer a un nivel por debajo de la vulgaridad donde se vuelven “objetos sexuales y seductoras”, todo eso ya lo sabemos.

    A lo que voy: En primer lugar la canción (con otra letra) es una copia fiel de “Hey Mami” de Wisin y Yandel que por cierto son los únicos que han dicho públicamente que no ofenderán a las mujeres con sus canciones que será todo lo contrario (????)

    Si se analiza profundamente el texto nos damos cuenta que es como dice Ernesto, que aquí no hay nada excepcional para prohibir. El que prohiba ese texto no ha oido regetón, o no ha oido por ejemplo “Micaela” o no ha oido “La Quemona” (de Master Boys), el texto como tal no puede ser la razón.

    A mí me parece que la prohibición es como para decirle al grupito completo que hasta ahí bien y de ahí pues que no se pasen … que los que escogen los textos para difundirlos son “ellos” y no los autores.

     
  14. jesus

    noviembre 28, 2011 at 8:24 pm

    La inmediatez del tema- que no tu capacidad y talento- imagino,te hizo pasar por alto un punto neuralgico,muy recurrente y casi inadvertido:alrededor de esa gran carpa circense,los diabolicos termos de cerveza,como jaulas de fieras -que en eso se convierten-al tratar la multitud de alcanzar,a como de lugar ” una bala ” llena,- no espumeante ni fria- de ese engendro liquido apodado “cerveza de termo”;la otra variante,utilizada y efectiva,al reves de los estupidos regimenes en el mundo que ante situaciones de tension social,acostumbran a sacar los tanques a las calles e intimidar y reprimir a la poblacion,no,aqui no se caera en ese cliche condenable,aqui,ante situaciones de tension y descontento… sacan los termos a las calles – y enfrian las mentes calenturientas y para reforzar – si la situacion lo amerita- tres o cuatro Mig 21 -24,da igual,sobrevolando la ciudad,no sea se olvide que el enemigo acecha,asi de sencillo.

     
  15. marc anthony

    noviembre 28, 2011 at 11:19 pm

    De acuerdo totalmente contigo amigo ernesto,en cuba el da~o esta hecho,y al parecer es irrevercible,como dijo en una ocacion el gran Dagoberto Valdes,el da~o antropologico y disculpen la redu ,q ha sufrido el pueblo cubano ,se necesitarian 50 a~os mas para resarcirlo,……un saludo

     
  16. cubanoenmadrid

    noviembre 29, 2011 at 7:41 am

    Esto de chupi-chupi ha dado ya demasiado tema de comentario. No creo que la canción, el video clip y el intérprete merezcan una sola palabra mas ni a favor ni en contra.

    La censura musical en Cuba es un tema tan viejo como la dictadura.¿No estuvieron censurados artistas cuya calidad es indiscutible sólo por el hecho de cantar en inglés en una época en que aquello era considerado “diversionismo ideológico”? ¿Ya olvidaron que escuchar a los Beatles, los Rolling Stones o The mamas and the papas era delito?. Mi madre me contaba historias donde el seguroso del pueblo iba de casa en casa confiscando los discos que según el no podían escucharse y que ella para ponerlos a salvo tenía que esconderlos dentro de las carátulas de vinilos cubanos.

    A lo largo de estos 50 años han dejado de escucharse, temporal o definitivamente en la radio cubana, cantantes como Roberto Carlos y José Feliciano, sólo porque en algún momento emitieron opiniones incómodas para el gobierno. Músicos cubanos han desaparecido de la noche a la mañana de los medios de comunicación como si nunca hubieran existido sólo porque se marcharon del país. Ejemplos sobran: Albita Rodríguez, Issac Delgado, Donato Poveda etc etc. Otros simplemente nunca han salido al aire por su condición de anticastristas, ej: Willy Chirino, Gloria Estefan, Celia Cruz. Y últimamente también se han censurado “por carambola” a cantautores como Ricardo Montaner sólo por disentir de la política de Chávez en Venezuela.

    ¿Y a pesar de todo esto todavía nos sorprendemos cuando satanizan un tema tan vulgar e intrascendente como este?. No sé ustedes pero yo en lo particular ya perdí la capacidad de asombrarme de cualquier cosa que ocurra en la isla de los absurdos.

     
  17. Riel

    noviembre 29, 2011 at 8:03 am

    Y ustedes creen que un video asi va a salir en los grammys? Han oido de 2 Live Crew? Baneado en los estados unidos… Hasta cuando con la doble cara?

     
  18. El Lapón Libre

    noviembre 30, 2011 at 8:45 am

    Sólo decir que vean el video reguetonero “Aquí me quedo sin dinero y pasma’o” de Leo Fonovernáculo y verán la gran diferencia: simpatía, buena factura, nada de groseria, etc.

     
  19. Tatiana

    diciembre 1, 2011 at 12:15 am

    Aunque estoy de acuerdo en mucha de las cosas que dices en este articulo, no creo que en realidad eso deje fuera de culpa a la cancion en cuestion y en realidad estoy de acuerdo con que haya sido censurada pues estamos hablando de un video presentado en una competencia que se puede decir es el evento del año en Cuba, no creo que la calidad de este audiovisual sea algo tan extraordinario (solo algo mas de lo mismo), y creo que lo que transmite su letra no deja lugar a dudas sobre el lugar en el que debe estar que honestamente no deberia ser la television y mucho menos tener la cobertura de estar nominado a premios (es como si se le diera por completo el visto bueno), creame no es lo mismo decir que la mujer del bombero me esta pidiendo fuego que pa que me chupe el platanuqui.

    No creo que sea cierto lo de no enterrar el hacha de guerra aprovechando cualquier coyuntura porque si de eso hablaramos se podria decir lo mismo de usted que comienza hablando de regueton y termina con la miseria en Cuba, nada que usted tambien forma parte del circulo vicioso que comienza hablando de culaquier cosa y termina con el bloqueo.Pienso que usted de una forma sutil manipula yo misma comence mi busqueda por algo relacionado con el asunto de la censura y ahora no estoy segura sobre el tema de este blog.

    Creo que es una pena que piense que el mensaje de este regueton esta bien para los ya formados pues yo estoy formada y simplemente es asqueroso lo que dice esa letra…. y creame no soy una superpuritana, simplemente soy un mujer que siente asco de la forma en que se ve a la femina actualmente y le enfurece que existan articulos que manifiesten un parecer como el suyo que aunque su intencion no es la de ni rechazar, ni de apoyar solamente la de criticar el modelo politico en Cuba que no es bueno(digame sinceramente en que parte del mundo esta el correcto)… la idea general que me llevo es la de que usted esta de acuerdo y hasta me atrevo a decir que le gusta y es aqui donde me entra la duda usted no habla de un futuro mejor para sus hijos, no creo que una cancion como esta sea de mucha ayuda para su proyecto o sino pregunte por cualquier articulo Gucci (como en la cancion) y vera las grandes posibilidades que existe de que nuestras hijas pertenezcan a cuadros de vertigo, por eso es que no entiendo si usted habla de tanto valores perdidos por la miseria como es que son las personas de dinero de Cuba las que posiblemente mas perdido tengan el sentido de lo moral pq al igual que la miseria el dinero corrompe no quiero decir con esto que todos debamos ser pobres, ni que la imposibilidad de obtener recursos por las vias convencionales para llevar una vida decorosa sea bueno, pero mas que la miseria son las ansias de tener mas lo que nos convierte en aves de rapiña, fijese que son los proxenetas y las prostitutas los que siempre andan en sitios en CUC, no es precisamente para alimentar a su miserable familia en lo que utilizan sus ¨salarios¨. Le repito estoy de acuerdo con muchas de las cosas que usted manifieta solo que hay cosas que no me cierran del todo y la intencion de sus palabras no me queda clara…..Atentamente una lectora.

     
  20. Delma

    diciembre 14, 2011 at 7:47 am

    Pequeño hermano, ¿realmente eres tan pequeño?, quería aclararte algo pues al parecer no radicas en Cuba, Pequeño, en Cuba, en los medios de difusión masiva no se habla de lo sucedido con la canción del Chupi-Chupi , por lo que te aseguro que la plebe como nos llaman otros no está entretenida con ese tema, ¡hasta donde piensan ofendernos!, te puedo asegurar que la mayoría de nosotros no somos para nada manipulables, te voy a hablar en nombre propio, no me voy a atrever a incluir a nadie más en estas palabras, yo en particular sufro por no poder hacer todo lo que quiero y deseo, pero me aferro a algo que me queda y es no hacer lo que no quiero, así que por favor, ni me gusta el Chupi Chupi, ni me gusta el reguetón, pero respeto a todos y no hablo en nombre de nadie ¡como se atrevió Osmani Garcia a hablar por mí es su …. es que no sé como llamarle a lo que escribió…..de lo que estaba sucediendo con esta nominación me enteré ayer por un email de mi hija y busqué hoy para enterarme de más, me convencí que el tema apesta y que como dicen otros Osmani Gracía no merece el más mínimo pedacito de mi tiempo, jamás pensé que la letra de una canción pudiera ser tan mediocre, tonta, vulgar, ……………………………………………………., me gusta la fluidez de tus expresiones, pero no la forma, es que no me atraen las personas que para salvar una situación o salirse de ella aluden a otras situaciones peores, para mí es pretender llegar en espiral y ese tipo de movimiento por su propia naturaleza puede formar remolinos de dudas, de entredicho sin dichos, desvías la atención hacia otros temas que no son el centro del debate, de hecho no me queda claro si estás defendiendo a Osmani y el Chupi-Chupi o estás ofendiendo a la dirigencia y pueblo cubano, Pequeño es que hay espacios para todo y momentos para todo, me hubiera gustado muchísimo que le hubieras hecho creer a mis hijos que el video tiene sus valores, que la letra es un asco, que Osmani García no supo expresarse en su …………¡¡¡¡¡¡¡dudo haya terminado el Bachiller!!!!!!!!, que antes de seguir un ritmo es saludable prestar atención a la letra de la canción, en fin, me hubiera gustado que trasmitieras con tus palabras algo nuevo, algo enriquecedor para el hacer y el pensar, pero lamentablemente para mí no fue así, sin embargo sé que puedes dar mucho más, sólo te pierdes cuando para hablar te basas en suposiciones que no te constan pero que por su naturaleza antisistema tiene sus seguidores, ¡ya no sé realmente que es peor!, hay muchas formas de ser manipulado, no te lo permitas. Tienes un buen blog.

    Delma

     
  21. Don Corleone

    febrero 8, 2012 at 4:28 am

    Querido Peque:
    estoy un tanto de acuerdo con tu tema y es una lástima que las autoridades manejen de esta manera un asunto que hace muchisimo tiempo se les fué de las manos, sabes que mi trabajo es poner musica y hoy por hoy aunque me duela decirlo si el reggaeton vulgar no ocupa el 80 por ciento de mi selección entonces en la fiesta la música estaba malísima, me refiero a reggaeton vulgar porque entre mas atrevidas las letras, mas gustan y los pirncipales exponentes están en la mira aunque el ministro solo se haya referido a el autor del Chupi Chupi, pero a la lista se suman Chacal con Yakarta, los mas pegados en este momento y los que presumen casi de pornografía en sus videos, Chocolate Nestle, que no es cantante ni un carajo pero es un negrón que tiene swin ante los ojos jovenes, William El Magnifico, El Chulo, por mencionarte otros, sin embargo existen exponentes como Gente de Zona, Los 4, El Micha, Kola Loka, que optan por un reggaeton comercial y no por eso dejan de estar en el gusto del publico nacional e internacional, definitivamente la carrera la gana la vulgaridad y nuestros niños crecen infectando su oido porque esta musica es un virus que se ha propagado y por mas que el ministerio de cultura fumigue y fumigue dudo mucho que puedan controlar, de verdad que soy de los que sufro cuando veo un clip donde las mujeres cubanas por una buena paga o por salir en el vidrio se someten a tales exposiciones mostrandose como dios las trajo al mundo, estoy en contra de semejante maquina de corrupción y desmoralización de nuestras féminas pero habria que revisar si la culpa es de ellas ó de la sociedad ó simplemente esta cae al suelo…..un abrazo desde tu tierra.

     
  22. Ernesto R.

    abril 11, 2012 at 1:36 pm

    Desgraciadamente llevo más de tres años fuera de Cuba (no por voluntad propia) y no tenía idea de la existencia del “Chupi-chupi”, pero que no conociese el nombre del gladiador de turno, no significa que no conozca como funciona el juego. Como bien dices, los Emperadores necesitan tener a la plebe entretenida viendo como los leones devoran a su nueva victima. Así ha sido y así será siempre. La mejor manera de decirlo es citando a Konstantinos Kavafis:

    “Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.
    Y gente venida desde la frontera
    afirma que ya no hay bárbaros.
    ¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?
    Quizá ellos fueran una solución después de todo.”

    Me gusta la agudeza de tus palabras y la forma de decir las cosas, alto y claro. Un saludo de un cubano, que desde la distancia sueña y desea la libertad de su patria.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: