RSS

¿Política Médica, o Medicina Política?

20 Oct

Hace poco menos de un año viví dos semanas pensando que tenía un cáncer en mis ganglios. En noviembre de 2010, un equipo de patólogos del Hospital Provincial “Carlos Manuel de Céspedes” de Bayamo firmó un papel amarillento que, a máquina de escribir y con varios errores de mecanografía, me dictaminaba un Linfoma de Hodgkin tipo Esclerosis Nodular.

La noticia no tardó en correr como pólvora en una ciudad de doscientas mil personas donde mi nombre, debido a enfrentamientos periodístico-políticos, había cobrado desafortunada notoriedad.

Quince días más tarde, otro equipo de patólogos, estos pertenecientes al Hospital “Hermanos Ameijeiras” de La Habana, haría explotar a mi madre en un llanto acumulado, al decirnos que aquel dictamen no era más que un monstruoso error.

Los exámenes repetidos en La Habana a mis ganglios mostraban una alteración (hiperplasia) quizás producto de un antiguo proceso viral, que no contenía presencia alguna de malignidad.

El diagnóstico que me salvaría de las garras de la quimioterapia llegaría después de procedimientos tan tortuosos como una biopsia de hueso de la cadera, un medulograma, y otra biopsia del tejido nasal (solo practicable introduciendo una especie de tijera finísima en mi nariz hasta la laringe, y cortando una porción del tejido), que me martirizaron durante varios días.

De regreso a mi ciudad oriental, con otro papel que me decía que a mis 26 años aún no enfrentaría yo cáncer alguno, jamás pude conocer qué vieron o no vieron en mis células los cinco patólogos bayameses que dictaminaron mi Linfoma de Hodgkin.

Eso sí: consultas bibliográficas y decenas preguntas a otros médicos me permitieron saber que esta clase de linfomas poseen células con una estructura clara, bien definida, clásica, que tornan bien difícil cualquier confusión.

Jamás afirmaré que detrás de un dictamen que destruyó los nervios de mi familia y de mis amigos, estuvo la mano oscura y todopoderosa de la Seguridad del Estado, como sí afirmaban varios de los míos, alarmados con el inconcebible error. No es mi especialidad fundar mis criterios sobre bases subjetivas, sin argumentos de peso en mi mano: esa es la especialidad de los difamadores.

Sin embargo, ahora que tras la meteórica muerte de Laura Pollán algunos conocidos opositores cubanos (Elizardo Sánchez, Guillermo Fariñas, José Daniel Ferrer, entre muchos otros) han firmado una declaración de rechazo a ser hospitalizados en caso de enfermedad, me resulta imposible no recordar mi propia experiencia.

La tragedia nacional llega a esos extremos de paranoia justificada: cuando un aparato de intelligentsia tiene poder para sacar de Universidades a alumnos, para decidir quién viaja o no fuera del país, para impedir que un usuario compre alimentos en un supermercado o entre a un cine público; cuando ese aparato tiene presencia hasta en las instituciones más anodinas y poco importantes de la sociedad, ¿por qué creer que sus intereses no se harán prevalecer también en un hospital? 

Este pronunciamiento del grupo Alianza Democrática Cubana, diciendo que solo en caso de una intervención quirúrgica de urgencia desean ser trasladados a un “hospital del régimen” (léase: todos los hospitales cubanos), y siempre que un médico de su confianza así lo indique, representa a mi juicio una de las declaraciones más terribles que podrán conocerse en mucho tiempo: ni siquiera en el plano médico los desafectos del sistema se sienten con garantías plenas.

Ni siquiera en un terreno cuasi sagrado como el de la salud, donde los profesionales juran bajo palabra hipocrática defender la vida de sus pacientes a toda costa; un terreno que debería no ceder jamás a presiones o influencias de índole alguna, los cubanos que se oponen al gobierno se pueden sentir seguros.

Yoani Sánchez me contó alguna vez cómo la atención médica de urgencia que recibió en un policlínico habanero, fue relatada después, con pelos y señas, a un reportero que publicó un material televisivo en su contra.

De igual forma que yo jamás sabré cuánto de error y cuánto de intención hubo en un diagnóstico que me arrancaba gran parte de mi juventud, es probable que tampoco sepamos nunca cuán naturalmente llegaron dos virus letales al cuerpo de Laura Pollán, si estuvieron alguna vez en ella, y si en verdad fueron los causantes del deceso de la Dama de Blanco. Esa es una de las tantas consecuencias del oscurantismo con que todo se mueve a nivel oficial en Cuba.

Pero una dura verdad sí sabemos: demasiado carcomidos deben andar los valores de una sociedad para que incluso de la responsabilidad, la incorruptibilidad y la ética médica, tengan que desconfiar quienes disienten de la política gubernamental. Con o sin razón. 

(Publicado originalmente en Martí Noticias)

Anuncios
 
50 comentarios

Publicado por en octubre 20, 2011 en 01 Julio

 

50 Respuestas a “¿Política Médica, o Medicina Política?

  1. asdrubal

    octubre 20, 2011 at 10:15 am

    Ernesto con la misma etica que te formaron a ti como periodista en una universidad cubana, de la cual saliste hecho un profesional y a la cual le debes lo que haces hoy sea bueno para unos y malo para otros, de esa misma forma se forman los medicos cubanos, en el mismo sistema educativo donde tu te hiciste preiodista y con los mismos principios eticos que te ense;aron a ti, que unos lo practiquen y otros no no quiere decir que que tengas que dejar en evidencia a un sistema de salud que es uno de los mas solido, calificado y humanitario del mundo y tu lo sabes que es asi, no se que paso con tu caso si fue error o fue mala intencion, y siento que haya sucedido contigo, pero salgo en defensa de mis colegas, de mi profesion y de la capacidad etica y congnositiva del sistema de salud cubano porque como medico me incluyo dentro de el y puedo tener bajo mi responsabilidad a posada carriles, a bin landen, a gadaffi o a bush que seria incapaz de faltar a mi profesion mis conocimientos y mi etica por cualquier desacuerdo politico. Ojala me hayas entendido, y te repito siento lo que paso contigo porque estudiamos juntos y aun me considero tu amigo o tu companero, depende en el lugar que aun me tengas, pero no concuerdo totalmente con tu comentario.

     
    • El Pequeño Hermano

      octubre 20, 2011 at 10:32 am

      ¿Y dónde está la ética de la doctora que atendió a Yoani y luego salió en la Televisión Cubana contando lo que le hizo, Asdrúbal? ¿Y la ética del médico que atendía a Orlando Zapata, que permitió que la Seguridad colocara una cámara oculta en su oficina para filmar a la madre de su paciente, para sacar toda la conversación luego en el reportaje por el Noticiero? No, amigo mío, eso no es ética médica: cuando los médicos cubanos son capaces de ceder a la presión de la Seguridad del Estado, aquellos que lo permiten y que ceden, eso es un desastre profesional y humano de tus colegas. Yo, que te conozco, también creo que tendrías a Bush o a Posada en tus manos y tratarías de salvarlo, ¿pero saldrías después en cámara contando lo que le hiciste a tus pacientes? ¿Por qué hay que creer en la honestidad y la ética de un profesional de la salud que permite que filmen a escondidas a la madre de su paciente? Así que definitivamente esa NO es la ética conque me formaron a mí en la Universidad: yo, como periodista, ni admito que me presionen, ni me digan qué debo escribir, y precisamente porque sí respeté mi ética periodística fui expulsado de los medios cubanos. ¿Eso te dice algo, hermano querido?

       
      • raul

        noviembre 1, 2011 at 4:24 pm

        men sigo diciendo que das pena ajena, se mas serio en lo que publicas. si eso fuera cierto el superhuelguista de hambre Fariñas ya hace rato que estuviera del otro lado y no estuviera pensando en su siguiente huelga. de seguro este comentario lo vas a sensurar.

         
    • Luis Gomez

      octubre 20, 2011 at 11:13 pm

      ¿Etica? Eso casi no existe en Cuba. Solo existe la llamada “etica revolucionaria” que consiste en obedecer todo lo que el gobierno decreta como bueno y loable, la que usan para manipular a profesionales a su antojo. No puede existir etica en una sociedad donde se chantajea y se controla a los ciudadanos a traves de mecanismos de presion social.
      En cuanto a que el sistema de salud de Cuba sea “uno de los mas solido, calificado y humanitario del mundo” Yo no lo creo asi. Lo de humanitario puede ser, jamas pongo en duda el caracter humanitario y de servicio del cubano en general, pero lo de solido y calificado no. Que hayan algunos buenos medicos, si existen, pero no es la regla general. El average que es la mayoria no tiene la calificacion adecuada. Es mi opinion basada en experiencia personal tomada de tres paises en los que he vivido y me han dado la posibilidad de comparar.
      ¿Donde esta el sistema de salud solido cuando en el hospital psiquiatrico de La Habana murieron pacientes por frio y hambre? Hace ya algunos años en Miami se le presentaron cargos a una persona que habia trabajado en ese mismo hospital y que se dedicaba a darle electroshot a presos politicos que eran llevados a ese hospital como “pacientes”. Ellos mismos una vez aqui se tropezaron con el trabajador de la salud y lo denunciaron. Para fortuna de el torturador enfermero la muerte lo sorprendio antes de llegar a juicio. La justicia divina se adelanto. Esto es solo una muestra.
      Lo de Laura Pollan yo tampoco me atrevo a asegurar nada, pero realmente tengo mis dudas. La verdad nunca la sabremos lamentablemente.
      Si Ud Asdrubal tiene etica medica lo felicito, pero usted seria parte de la excepcion del sistema, no es la regla.

       
  2. Yotambiensoyculiquemao'.

    octubre 20, 2011 at 11:21 am

    Ernesto, tienes mucha razon en lo que dices, yo conozco el sistema de salud cubano y no concuerdo para nada con Asdrubal en que es solido, calificado y humano.
    La etica medica carece de valor en Cuba, la mayoria de los medicon no lo son por vocacion, muy pocos guardan el secreto medico de sus pacientes; por ejm, yo sabia de todas las muchachas de mi pueblo que estaban contagiadas con enfermedades venereas porque un amigo mio medico manejaba la informacion estadistica sobre el tema y me lo comentaba como la cosa mas natural del mundo, la “bola” se regaba y a los pocos dias todo el mundo los sabia. Los errores medicos son el pan nuestro de cada dia en los hopitales y policlinicas cubanos, nadie puede hacer nada, no hay manera de demandar a un Dr. o una institucion medica, hay impunidad total para equivocarce y que no pase nada. La falta de medicamento se presta para “resolver”, los medicos y emfermeras esconden los medicamentos para luego obtener ventajas sobre los pacientes, los que tengan algo que ofrecerle a los medicos conseguiran medicamentos , los que no, pueden sufrir largos periodos de enfermedades curables por falta de medicamentos, los mas desgraciados pueden morir a causa de no recibir tratamiento, todo esto derivado de la falta de sencibilidad de muchos medicos “rebolucionarios”. La cantidad de medicos con algun grado de alcoholismo es asombrosa, lo mismo te encuentras un medico general que a un especialista consumiendo grandes cantidades de alcohol. Esto es una sintesis de algo mucho mas sombrio que ocurre en Cuba, amen de las falcificaciones de los datos estadisticos que son asquerosamente absurdos.
    Mis disculpas por la falta de acentos y otras fallas ortograficas.

     
  3. Gabriel

    octubre 20, 2011 at 11:38 am

    No existe la garantía de que esas cosas no se sabrán jamás. Cuando finalizan las tiranías, hay personas que por fin hablan —muchas veces para limpiar sus remordimientos— y cuentan lo que se hacía.

    Los archivos de la Stasi ahora son públicos, y los puede consultar cualquier interesado.

     
  4. diego

    octubre 20, 2011 at 1:28 pm

    Siempre en mis comentarios he sido critico del régimen y no voy a dejar de serlo pero en este caso no concuerdo con el planteamiento relativo a la supuesta falta de ética de los médicos cubanos pues conozco muchisimos y casi todos de gran calidad y sentido humano reconocido en todas partes del mundo. Pienso que no es justo acusarlos en general a ellos cuando mas que victimarios y cómplices del régimen son victimas de la polticia que sigue el gobierno con ellos. No dudo que haya algunos faltos de ética como existen en toda profesión pero no creo justo generalizar y mas cuando , como el mismo Ernesto dice, no hay pruebas. Ernesto menciona algunos casos que si pueden considerarse faltos de etica pero por cada uno de esos casos pueden escribirse cientos de hechos que demuestran la ética de la mayoría. Y los problemas de la atención médica que suceden en Cuba no son responsabilidad de los médicos sino de la miseria que vivimos en nuestro pais que alcanza todos los sectores del pais. Repito ellos son mas victimas que victimarios.

     
    • el jimagua

      octubre 21, 2011 at 2:36 am

      Estoy de acuerdo con tu comentario, es muy dificil exigir etica en un pais donde nadie respeta nada, los valores no existen, y creo que el personal de salud es mas victima q victimario, salarios bajos, extensas horas de trabajo, malisimas y antihigienicas condiciones, etc. Pero tambien creo q a la Pollan la asesinaron en el Calixto medicos sin escrupulos, mas revolucionarios q profesionales. De eso no tengo ninguna duda, y q llego alli en grave estado de salud es cierto, pero este estado de salud y estres fue agravado por las golpizas y maltratos q sufria esta mujer a diario. Fidel siempre ha sido muy bueno cubriendo sus muertos.

       
  5. Luis

    octubre 20, 2011 at 1:30 pm

    Amigos creo que de ninguna manera Ernesto a generalizado,en todo grupo humano hay de todo como en botica,que duda cabe que la perdidas de valores es un hecho en Cuba,no todos mantienen la etica y muchos ceden a las presiones y chantajes que se ejerce para doblegar la verticalidad de los principios en cualquier escalon de la sociedad cubana,la colectivización de la sociedad y su desarraigo del nucleo familiar,lease escuelas al campo,circulos infantiles,y un largo etc persigue como principal objetivo , eso ,la quiebra del sistema de valores morales de la sociedad,siempre habra afortunadamente personas como Asdrubal que mantienen sus valores y ese sera la semilla que genere la extructuración de la futura sociedad civil cubana una vez desaparescan los actuales dictadores.

     
  6. Romy Aranguiz

    octubre 20, 2011 at 2:01 pm

    Ernesto: Debo decirte que me siento profundamente dolida por tu escrito, nada personal hacia ti, puedo entender perfectamente tus razones. este es sin dudas un tema complicado y con muchas aristas. Primero que nada debo decirte que mi tristeza y desasosiego se basan en la concientizacion del mas importante de todos los problemas: Estos señores por una razón o la otra dejaran de buscar atención medica si la necesitan lo cual es preocupante. Mas que eso creo que es terrible saber que hay ciudadanos en mi país que se sienten amenazados por algo que supuestamente es una de las mayores conquistas del gobierno revolucionario. Para mi la salud debe ser publica y la atención medica no un privilegio, sino un derecho que todos debemos tener por igual sin importar nuestro alcance financiero, nuestra condición moral o ideales políticos. Es triste que la otrora supuesta potencia medica deba enfrentarse ahora a ciertas acusaciones que no solo involucran al decadente sistema sino también a todos sus trabajadores y es ahí donde vislumbro el otro asunto que me entristece grandemente. No basta con que los médicos cubanos tengan que lidiar con su miseria personal, de profesionales increíblemente mal remunerados, no basta con que lidien con los tremendos sacrificios personales de la profesión. No es suficiente que sean considerados como un ejercito de abanderados que deben ir a donde sean llamados, sin objetar, que jamas pueden decidir, a riesgo de recibir un terrible castigo, sobre el libre albedrío o el derecho al libre movimiento, porque son eso, como tu mismo, Ernesto, los llamaras una vez, un ejercito de batas blancas. ahora también tendrán que lidiar con que se enjuicie la moral, la ética y los mas puros sentimientos del ser humano, porque dejar morir a un paciente, no hacer lo necesario por salvarle la vida, mentir en diagnósticos, es sin dudas un acto no solo en contra del juramento hipocrático es un acto en contra del genero humano que nos convierte en asesinos o complices de asesinato. Ernesto, hasta donde llevaran a los médicos cubanos me pregunto, alguien se ha detenido a pensar en ellos?

     
    • delamanodelhermano

      octubre 20, 2011 at 4:45 pm

      Solamente a donde ellos quieran ir, estimada Romy. Nadie hace nada contra su voluntad, todo depende de la moral y la conciencia de cada cual. Ahí está la diferencia entre las personas dignas y las que no lo son.

      Angélica Morales

       
      • romy aranguiz

        octubre 25, 2011 at 7:43 pm

        Hablo desde la moral y la conciencia de los que me formaron, que fueron muchos, ilustrisimos profesores, Angélica, yo conozco el sistema de salud cubano mucho mejor que ustedes, simplemente porque ademas de casi criarme en un hospital ( mi madre es medico) estudie medicina por 5 anos en Cuba. Fui alumna ayudante de tres extraordinarios médicos, hice investigaciones, trabaje voluntaria, ademas de eso he sido paciente en Cuba. Entiendo las razones del pequeño hermano, he leído su articulo sobre el falso diagnostico, entiendo las tuyas, pero déjame decirte que me parece que tu si que sabes bien poco del sistema de salud cubano. Me equivoco o viniste muy joven a vivir a los Estados Unidos? Tengo esa ligera impresión, quizá este equivocada, corrígeme si es así.

         
  7. Pericles

    octubre 20, 2011 at 2:15 pm

    No dudo que en determinadas circunstancias un médico pueda sentirse inducido a cometer una violación de la ética, por cuanto los métodos y los recursos para obligarle pueden ser de mucho peso. Sin embargo, creo que un caso como este sería estúpido y contraproducente inducir a alguien a proceder en esa dirección. No parece justificarse.
    Por otro lado, también me parece un poco cursi y desprovisto de obetividad promover juicios de esta naturaleza de manea genérica. Esto no favorece la credibilidad de los movimientos opositores,
    Hay muchas cosas útiles que combatir y muchos instrumentos para hacerlo.
    Poner en entredicho la moral profesional de una clase, que no es más que otra víctima, parece oportunista, desleal y solo conducente a incrementar la desunión.
    Hoy no estoy de acuerdo, cosa rara porque genralmente coincidimos .
    Pereicles

     
    • El Pequeño Hermano

      octubre 20, 2011 at 2:29 pm

      Lo que al parecer muchos pasan por alto es esto: la médula de este escrito no es ni calificar la muerte de Laura Pollán de asesinato (no tengo pruebas, por tanto ni lo afirmo ni lo pienso), ni es tampoco calificar de anti-éticos a todos los médicos cubanos. Pruebas hay de sobra en este mismo blog de lo que pienso de estos profesionales, no pretendo repetirlo esta vez. La esencia aquí es el último párrafo: muy mal está una sociedad donde incluso podría ser posible que un aparato de inteligencia coaccione a los médicos. No soy yo quien dice que el doctor de OZT consintió la filmación a Reina Luisa cuando él le informaba del estado de su hijo: lo dijo el reportaje de la Televisión Nacional. Entonces, ni mi posición es oportunista ni es desleal: mi posición es de dolor porque los desafectos no se sientan seguros ni siquiera en manos de sus médicos. Y repito la última frase: con o sin razón.

       
  8. diego

    octubre 20, 2011 at 2:58 pm

    Ernesto, no he pensado ni por un momento que tu posición sea oportunista ni desleal, no te creo capaz de estas actitudes pero lo escrito puede ser interpretado no de la forma que tu lo pensaste y provocar generalizaciones que no son justas con los profesionales mas sacrificados y explotados de la Cuba de hoy y entiendo y comparto tu dolor y el de todos nuestros compatriotas que lo han manifestado porque se haya llegado a una situación como esta en nuestro cada vez mas sufrido pais.

     
    • El Pequeño Hermano

      octubre 20, 2011 at 3:05 pm

      Diego estimado: mira que mi respuesta está justo debajo del comentario de Pericles. Los calificativos de “oportunista” y “desleal” aparecieron en su comentario, cosa rara además en un lector inteligente y atinado como ha demostrado ser, uno de esos lectores que prestigian este blog. Por lo demás, obvio que entiendo lo complejo del tema, pero suscribo mis palabras: ¿qué podría demostrarme que los intereses de la inteligencia cubana no se hacen valer también en la salud, cuando cada esfera de la sociedad cubana, desde la justicia hasta la alimentación y la cultura, están determinadas por esta? Esa es la pregunta que lo resume todo.

       
  9. el pensador

    octubre 20, 2011 at 3:09 pm

    Lo que Ernesto dice no es que los medicos cubanos formados y que trabajan alla no tienen etica. Muchos medicos, cubanos de a pie, mantienen gran profesionalidad y sobre todo valores eticos y morales. El se ha referido a un sector que es el de la “medicina politica” como dice el titulo. Su comentario se aplica al tratamiento “medico” que se da a personas visiblemente comprometidas con la oposicion. Ejs son el tratamiento al heroe OZT que termino en asesinato con la supuesta participacion o conocimiento del equipo medico de la prision. La muerte subita del “estudiante” en un hospital despues de una golpiza. La infeccion sorpresiva de la luchadora LPT (pero ese es otro asunto) y su muerte aun mas sorpresiva a pocos dias de ingresar en la sala de terapia intensiva del Calixtol! Como explicar estos aparentes “fallos” medicos? Medicos y enfermeros son tambien oficiales del minint, ya saben lo que eso significa. Por esto los disidentes no confian y yo los entiendo.

     
  10. Yotambiensoyculiquemao'.

    octubre 20, 2011 at 3:24 pm

    Nadie ha genrealizado en relacion a los medicos cubanos. Hay muchos que son exelentes profesionales y viven en pesimas condiciones. Tambien hay mucho que son agentes de la seguridad del estados y estos son los peores. La decadencia del sistema y las deficiencias morales dentro de e’l nadie las puede negar, de ahi no se salva casi nadie, ni los buenos ni los malos. Las grandes necesidades los abligan a comportarce de una manera poco profesional, poco etica y donde violar cualquir precepto hipocratico pasa a un segundo plano cuando de sobrevivir se trata.

     
  11. diógenes

    octubre 20, 2011 at 4:45 pm

    La tradición de excelencia mádica cubana no nace con el actual régiimen; desde mucho antes (y también después) Cuba ha sido cuna de galenos ilustres que han engrandecido la profesión y la han dignificado con su duro trabajo. Sería insensato hacer una generalización, por demás temeraria e injusta, sobre toda la medicina cubana. Mi padre fue administrador de varios de los más importantes hospitales habaneros; y gracias a eso pude conocer de cerca a muchos médicos, entre ellos a algunos de los mejores que ha habido en Cuba en cualquier época. El saldo de esta experiencia fue siempre muy positivo. Ahora bien, “En la viña del Señor hay pámpanos uvas y agraz”, reza el refrán. Yo no dudo ni un momento que el gobierno cubano sea capaz de coaccionar a cualquier profesional, para lograr sus fines; de hecho eso es una práctica habitual en nuestra desdichada nación;y eso lo sabemos todos. De ese gobierno no me extrañaría nada que presionara a un médico para alterar un diagnóstico, falsificar un dato, etc. Todos sabemos que la epidemia de beriberi del 92, fua cuidadosamente ocultada; y sepultada bajo toneladas de multivitaminas repartidas a toda prisa. El nombre de la enfermedad nunca se manejó públicamente (A pesar de que se reconoce como tal en los Documentos de la FAO). Médicos conozco que, con un carnet rojo en el bolsillo, nunca se prestarían a ninguna violación de la ética médica; de otros (con carnet y sin él) ya no podría decir lo mismo, ¿Es posible que un médico caiga en esos errores, por presiones del gobierno? No me cabe la menor duda. ¿Son la mayoría? Aquí doy ujn rotundo “NO” por respuesta. En un país donde maestros se han deshonrado llevando a menores de edad a participar en actos de repudio (Cosa que sería un delito en cualquier país decente), pocas cosas podrían asombrarme. El deterioro moral de la sociedad cubana salta a la vista para cualquiera que tenga ojos e interes en ver la verdad; pero me parecería una calumnia vil que, por unos dos o tres malos seres humanos (Yo ni siquiera los llamaría médicos) caiga el oprobio sobre nuestros sacrificados y tan poco consierados doctores. Lo que sí es digno de reflexión profunda es hasta qué punto ha llegado la situación en Cuba y el nivel de represión a los ciudadanos, para que temores como este cundan entre las personas.
    Creo que todos los que escribimos aquí, tenemos edad y experiencias de vida suficientes para entender esto, aunque nos cueste, a veces, admitirlo: El hecho de que nosotros nos dejaríamos cortar en pedacitos antes de cometer ciertos actos y traicionar ciertos principios, no significa, necesariamente que no haya otras personas dispuestas a hacerlo. De hecho ¿Puede alguien decirme qué profesión existe en el mundo, cuyo código de ética no haya sido violado alguna vez? Si existe, díganmela, porque, al menos yo, no la conozco.

     
  12. F. Hebra

    octubre 20, 2011 at 6:09 pm

    He leído todos los comentarios y, por supuesto, el post de Ernesto. Algunos se han sentido insultados, otros concuerdan con el autor. No veo la menor acusación en el escrito, siempre concede el beneficio de la duda. ¿Es posible que hayan inoculado a Laura Pollán con el virus que la mató? Por supuesto, estas mujeres han estado expuestas a los golpes, al contacto directo con sus enemigos y no hay que ser médico para pinchar a alguien con una pequeña jeringa. Es una posibilidad, no estoy afirmando ni acusando. Las carreras médica y científicas se nutren de seres humanos que no están por encima del mal. No son ingenieros navales ni carpinteros los que crean armas biológicas de destrucción masiva en el mundo de hoy. El mundo del espionaje y la “inteligentsia” política nos ha regalado muchos ejemplos. Me pregunto si los médicos que pertenecen al DSE le son más fieles a los Castro o a Hipócrates; me sonrío porque sé la respuesta.
    Hasta Bertold Brecht, un comunista, lo dijo: “la opresión envilece a opresores y oprimidos”.

    Gracias al autor por ponernos a pensar.

     
  13. anamaria

    octubre 20, 2011 at 9:26 pm

    Quien dice que eso no pasa en Cuba?

    Yo no estoy aqui para contar historias personales, pero puedo jurarles por Dios y por la salud de mi madre que tiene 90 anos que en hospitales de Cuba si se utiliza la medicina para eliminar personas que no son del interes del regimen cubano. Eso lo hiieron los nazis y tambien lo hicieron los sovieticos, y provocaban enfermedades mortales para deshacerse de adversarios.

    Lo que no esta diciendo Ernesto de ninguna manera es que los medicos cubanos formados por el gobierno se presten a eso, PERO ESO SI PASA EN CUBA Y PARTICIPAN UNA CA
    MARILLA DE MEDICOS DEL GOBIERNO CUBANO. Alguien tiene dudas que el hospital de mazorra no servia para torturar por medio de electrochocks a muchisimos presos? Alguien tiene duda de que en los hospitales de las carceles de Cuba no se administran medicamentos dedicados a provocar enfermedades mortales?
    Alguien tiene dudas de que en cuba no se les inocula virus a muchisimas personas que el gobierno quiere eliminar?

    Nada tiene que ver el valor humano del pueblo, sean medicos, militares, obreros, funcionarios o artistas e intelectuales, ellos no son la camarilla gobernante, ellos no tienen las manos manchadas de sangre, ellos no son verdugos y no hay que confundir las cosas.

    Yo si creo que lo de Laura Pollan fue asesinato, no puedo asegurarlo ni demostrarlo, como tampoco lo puedes hacer si es un familiar tuyo al que le quitan la vida de forma tenebrosa, pero para que una pesona que una semana antes estaba soportando la abatida de una pandilla de facinerosos se muera en una semana es bien dificil. Yo digo que no es normal, ella pudo haber tenido un problema respiratorio, pero bien pudieron inocularle algun virus violento que agravara su estado.

    No entiendo por que se quiere mezclar la maldad del gobierno cubano con la bondad de la gente del pueblo. No hace falta qu un sencillo medico sea el que intervenga en esto. No creo que esto se haga involucrando a personas ajenas a planes de alto nivel, se hace senores y con las mas altas tecnicas y todo queda entre un reducido circulo que conoce a quien se quiere danar y como, no sean ingenuos que eso ha pasado en muchos paises, y nosotros tenemos ejemplos como lo fue el del General Abrahantes a quien nunca se le concio ningun padecimieto, quien fue uno de los mejores atendidos del gobierno, solo que cuando ya no se le pudo involucrar directamente en la causa de Ochoa porque iba a poner en evidencia la participacion de los dos castros, pues lo encarcelaron donde un buen dia le sobrevino un infarto del miocardio, les parece raro?

    Y de que u grupo deopositores hayan firmado una declaracion de rechazo a ser atendidos en hospitales cubanos, estan en lo cierto y sobre todo Elizardo Sanchez Santa Cruz, sabe que ESO SI PUEDE PASAR EN CUBA.

     
    • elchago

      octubre 26, 2011 at 5:31 pm

      anamaria
      pues yo lo dudo, a pesar de todo lo que no concuerdo con el gobierno y el sistema, lo dudo, que no quiere decir que con pruebas lo acepto, pero así leyendo un comentario de alguien, pues lo dudo

       
  14. CLARA HERNANDEZ

    octubre 20, 2011 at 10:13 pm

    En Cuba puede pasar cualquier cosa, no son todos los que se prestan para las aberraciones de la dictadura de los hermanos Castros, pero aunque no hayan pruebas todavía, algún dia se sabrá como han muerto muchos opositores, que la lista ya es bastante larga, y no se puede excluir a los que un dia fueron sus colaboradores y cuando no les convino murieron misteriosamente.

     
  15. Ray

    octubre 20, 2011 at 11:11 pm

    Pequeño:

    Creo que en esta oportunidad bailaste demasiado en la cuerda floja de lo subjetivo y la generalización y con ello te fuiste con la de trapo. En tu comentario no están los que son y no son todos los que están.

    No dudo de que existan “médicos” que se presten a lo que insinúas, pero por ello no es posible asegurar que: “demasiado carcomidos deben andar los valores de una sociedad para que incluso de la responsabilidad, la incorruptibilidad y la ética médica, tengan que desconfiar quienes disienten de la política gubernamental” porque de esa forma se cuestiona la honestidad de casi todos los médicos y bien debes saber que no es esa la forma de actuar de la inmensa mayoría de los médicos cubanos.

    Por otra parte, como bien reconoces no tienes elementos para señalar cuales son los médicos posibles responsables de la muerte de Laura, ni de que su fallecimiento fuera causado por un proceder con el objetivo de causar su muerte, aplicado por un medico o grupo medico, lo cual seria un asesinato. Me parece un poco paranoico lo que expones en tu comentario si no existen elementos concretos que lo confirmen.

    Saludos

     
    • El Pequeño Hermano

      octubre 20, 2011 at 11:41 pm

      Ray:

      1. Reprodúceme la oración donde afirmo que Laura Pollán fue asesinada. Solo eso. Si me pones la oración donde lo afirmo, te aceptaré que “es un poco paranoico lo que expongo”.
      2. ¿Existe un detector de médicos éticos y médicos no éticos? ¿Los pacientes cubanos tienen manera de determinar qué médico de los que le atienden jamás se prestaría para un show montado por el aparato, y cuáles sí accederían sin rechistar a declarar ante cámaras (caso Yoani) lo que le hicieron a una paciente, o a conversar con la madre de un moribundo mientras esta es filmada sin saberlo (caso Zapata)?
      3. Ray: a mí no hay que decirme que existen médicos cubanos ultra-éticos. Basta leer lo que digo de ellos aquí, aquí, y aquí. En mi familia tengo a uno, un anestesiólogo que ha dedicado su vida a operar a bebés recién nacidos, y que ni con un ejército de segurosos encima traicionaría su profesión. Pero desgraciadamente cuando un solo lobo se disfraza perfectamente de oveja, y se introduce en el rebaño, ¿genera o no genera desconfianza en todo aquel que no puede distinguirlo del resto?

       
      • Ray

        octubre 21, 2011 at 12:54 am

        “es probable que tampoco sepamos nunca cuán naturalmente llegaron dos virus letales al cuerpo de Laura Pollán, si estuvieron alguna vez en ella, y si en verdad fueron los causantes del deceso de la Dama de Blanco”

        Pequeño:

        En el párrafo que reproduzco a tu solicitud no afirmas que Laura fue asesinada, pero lo insinúas, que no es lo mismo pero es casi igual.

        Mi intención no es establecer un debate contigo sobre las causas de la muerte de Laura porque objetivamente ninguno de los dos tenemos los elementos para llegar a una conclusión válida. Pero si creo que si se llegara a saber por medios científicos y que de ello se conocerá en un tiempo no necesariamente largo. Por otra parte me aclara bastante el que digas que “existen médicos cubanos ultra-éticos”, aunque para mi seria preferible decir que la mayoría de los médicos cubanos son ultra-éticos y que existen médicos cubanos que no lo son. No se si captas la diferencia.

        Saludos

         
      • El Pequeño Hermano

        octubre 21, 2011 at 1:09 am

        Ray:

        No, estimado amigo, ni es lo mismo ni es igual. Ese párrafo duda de todo: de que esos virus hayan llegado de forma natural hasta el cuerpo de Laura, de que realmente estuvieran, y de que fueran la real causa de su muerte. Hasta ahí. Dudar de quien mucho ha mentido, no solo es válido: es recomendable. Dudar de los pronunciamientos de un aparato que me adjudicó a mí la categoría de proxeneta y a mi novia la de prostituta-lesbiana (¿no leíste ese post?) es demasiado legítimo. Y dudar de algo jamás es afirmar. Ni etimológica ni filosófica ni semiológicamente. Decir que dudo que yo llegue a ser vicepresidente de los Estados Unidos no significa que afirmo que es imposible. Y tú, hombre inteligente al fin, lo notas también.

        Si lees los links que te dejé, verás que no solo digo que la mayoría de los médicos cubanos son muy éticos. Digo cosas mucho más hermosas de ellos. Tómate el trabajo de mirarlos.

        Saludos, y gracias por la complicidad de siempre.

         
      • EL VERDUGO DEL COMA ANDANTE

        noviembre 1, 2011 at 10:37 am

        Pequeno:Los cubanos nos apasionamos tanto con CUBA que parecemos enemigos,pero estoy de acuerdo contigo en todo y soy ya mayorcito,lo que ocurre es que la buena vibra de lamayoria de nosotros siempre hace que no demos credito a las capacidades de maldad de estos esbirros que se apoderaron de CUBA para gobernarla como una finca particular y no como un pais , les cuento algo tan comun que sus padres les podran decir si lo que yo voy a decir es verdad o no “En la decada de los 60′ cuando un joven se negaba a ir al servicio militar obligatorio lo primero que le ocurria era un examen medico de siquiatria,de ahi una enfermedad mental y terminaban con unas tandas electro-shok en el hospital militar de cualquier provincia y el companerito terminaba quema’o como deciamos (fulanito lo quemaron por no querer ir al servicio),de este ejemplo te digo que conoci almenos 10 amiguitos mios de mi pueblo ,y luego en beca en LA HABANA escuche otras historias de mis amigos de beca ,de los TECNOLOGICOS muchos alumnos fueron a dar AL MORRO o a la CABANA PRESOS con sentencias de 10 y 20 anos por negarce a hacer guardia o pasar las practicas militares ,porque era obligado y ellos no querian hacerlo y los tribunales militares no tenian piedad de ningun tipo, asi que tu denuncia vale mucho y ya era hora de empezar a desmenuzar cada barbaridad que se haya vivido en CUBA a consecuencia de estos asesinos que robaron la patria en 1959…sigue de frente y no temas a los debiluchos que aun no comprenden la profundidad de los horrores comunistas y no quieren ser verdugos de sus verdugos ,tanta critica al que critica al verdugo solo retarda el final del tirano.

         
  16. diógenes

    octubre 21, 2011 at 1:19 am

    “Pero una dura verdad sí sabemos: demasiado carcomidos deben andar los valores de una sociedad para que incluso de la responsabilidad, la incorruptibilidad y la ética médica, tengan que desconfiar quienes disienten de la política gubernamental. Con o sin razón. ”

    Yo creo que aquí está la quintaesencia de los que se quiere comunicar: el que esta sospecha, justificada o no, haya llegado a cuajar, al menos en una parte de la ciudadanía, constituye por sí solo un hecho gravísimo que nos indica que las cosas en Cuba están llegando a un punto del que no se puede derivar nada bueno. La sospecha no es infundada, aunque no se trate de una acusación abierta. Este artículo no hace más que reproducir un estado de opinión que, nos guste o no, existe en estos momentos. Más que de lo que el autor crea o no, se trata de que hay personas, ciudadanos, que sí tienen la inquietud de no ser atendidos con la ética y las salvaguardas que caracterizan al ejercicio de la medicina, porque su postura política está en contradicción abierta a la del gobierno. Repito; sólo este hecho es por sí solo de una gravedad tal, que justifica sobradamente las ideas expuestas por Ernesto.

     
  17. lamanofranka

    octubre 21, 2011 at 1:26 am

    Recuerdo perfectamente cuando Ernesto dio la noticia que padecía cáncer. Fue al final de uno de sus artículos y la sorpresa y el aturdimiento que me provocó fueron grandes. No hacía mucho habíamos hablado por teléfono y me había contado sus planes, y ahora esa noticia congelaba el alma. Afortunadamente fue una falsa noticia y el alivio fue mayor que la sospecha de un complot contra Ernesto. Aun sin pruebas la sospecha no era infundada,pues hubieron ciertos antecedentes:expulsado de su trabajo, oficiales de la Seguridad del Estado lo visitaron para amenazarlo y crearon una campaña injuriosa contra él. Con otros detalles se puede comparar a lo que le ha sucedido a Ángel Santisteban y otros,que al no doblegarse enfrentan la venganza del régimen en forma aberrantes y con la complicidad de viles siervos.

    En cuanto al tema de Laura Pollan, si bien es cierto que no hay pruebas de que le hayan provocado su grave enfermedad y posterior muerte, también hay detalles sospechosos, donde coinciden la mayoría de los que han comentado el asunto:

    1-Lo sospechoso de la imposición por parte de la Seguridad del Estado de un velorio de apenas 2 horas.

    2-La cremación inmediata del cuerpo,sin permitir que nadie de la familia o allegados pudiera observar tal proceso por la pequeña ventanilla habilitada a tales efectos en el crematorio.

    3-La denuncia hecha un día antes de la muerte de Laura Pollan, por un ex – capitán de la Seguridad del Estado, preso ahora por opositor, y quien acusaba al régimen cubano si algo le pasaba a la líder de las Damas de Blanco.

    4- Las fotos de la represión del 24 de septiembre, donde se ve desde dos ángulos diferentes como una mujer, desde una posición incómoda desde detrás de otras personas, agarraba el brazo de Laura Pollan de una forma rara, en forma de garra, hundiendo su dedo pulgar en la piel del brazo.

    Un reverendo ,que por solicitud de Hector Maceda y la hija de Pollan ayudò a vestir y maquillar el cadáver, tuvo la precaución de tomar muestras con tejidos del cabello de la fallecida y dárselos a alguien para que los analizaran en un laboratorio en el exterior.

    En cuanto al actuar del personal de la salud que Ernesto describe no se puede decir que él ha generalizado, sino que ha abordado casos comprobados donde los médicos han colaborado vilmente con la Seguridad del Estado en contra de las víctimas. Es contra esos que han violado el Juramento Hipocrático y han perdido todo el honor que se deben alzar las voces de protesta. No maten al mensajero, entiendan el mensaje.

    @La_Mano_Franka

     
  18. Pericles

    octubre 21, 2011 at 8:04 am

    Siento que percibieras como personal mi afirmación -oportunista, desleal y solo conducente a incrementar la desunión- no me refería a tu trabajo en particular, simplemente este tipo de comentario tiene la tendencia a promover la desconfianza generalizada, sustentada en esa paranoia que nos consume como una epidemia y en ocasiones, puede contaminar el prestigio de un colectivo, en este caso de uno del cual formé parte durante varias décadas y que conozco muy bien. En los aportes que suscita el tema se perciben algunos que reflejan este riesgo.
    Mi modesta experiencia profesional me impone, que este desenlace, pudiera haber ocurrido de forma absolutamente natural,cosa que al igual que tú, no puedo probar ni asegurar pero si considerar.
    Tengo en alta estima tus análisis, incluso me gustaría que fueran más frecuentes. Para mi gusto, es el mejor de los sitios que visito y en general siempre coincido con tus apreciaciones .
    Excúsame si no me expresé con claridad.
    Pericles

     
  19. Michael Cervantes

    octubre 21, 2011 at 9:28 am

    Dr. Asdrubal permítame que difiera con un ejemplo vivido de sus alabanzas sobre el sistema de formación de los médicos cubanos y del sistema de salud cubano. El día que comenzaron los carnavales de La Habana de 1976, cuando llegue a mi casa a eso de las 8:00 de la noche mis vecinos me informaron que a mi mama la habían llevado de emergencia para el hospital Calixto García de dicha ciudad. Allí llegue cerca de las 9:00 pm y encontré que ella estaba con vómitos continuos hacia horas y desde las seis y pico estaba en ese hospital sin recibir asistencia médica. Como respuesta a tremendo “bateo que arme”, como decimos los cubanos, enviaron a un otorrinolaringólogo a examinarla, porque era según me informaron el único doctor disponible. Este encontró que mi mamá no tenia nada en la garganta, ni en la nariz, ni en sus oídos; más tarde otro doctor que la examino ordeno unos análisis de orina, no sin antes insistir en que mi madre podía estar embarazada. A la una y tanto de la mañana me la enviaron a casa diciendo que tenía una infección y le recetaron unas pastillas de antibiótico, las cuales vomitaba inmediatamente que las tomaba. Nuestra vecina Teresa Lezcano enfermera retirada le preparo unos remedios de regreso a casa y le controlo los vómitos. Al otro día en las primeras horas de la tarde note que mi madre tenia el rostro torcido, y con tremendo susto y amargura llame por teléfono a el Dr. Belarmino Cervantes un sobrino de mi abuelo comandante del la sierra y director de la clínica Camilo Cienfuegos del Vedado en aquel entonces, le plantee mi problema y me dijo que fuera urgente para la clínica que allí me estarían esperando. Quien me recibió fue un doctor de avanzada edad, acostó a mi madre en una camilla y le ordeno que se tocara la punta de la nariz y de los pies con manos alternas. Me miro y me dijo, su madre acaba de pasar una isquemia cerebral sin asistencia medica. Ordeno su ingreso, vino una enfermera y le puso un suero, casi al instante mi madre comenzó a ponerse roja, inmediatamente volé en busca del doctor quien corrió conmigo a asistirla; el suero que le habían puesto no fue el que el ordeno. No me la mataron porque corrí con pies ligeros.

    Si quieres te narro lo que trataron de hacer con uno de mis hermanos en el hospital siquiátrico de La Habana, el famoso Mazorra dirigido por el celebre Dr. Ordaz. Perdóneme si lo ofendo, no se si existe estadísticas al respecto, pero me gustaría saber cuantos médicos formados por la revolución han logrado pasar la revalida en los Estados Unidos de cuantos lo hayan intentado, quizás usted pudiera arrojarme alguna luz al respecto. Ninguno de los que yo conozco que en realidad son muy pocos lo lograron.

     
  20. julio barcelona

    octubre 21, 2011 at 1:40 pm

    Hola Ernesto, me encanta ver con la finura que te expresas, y me encanta ver como muchos enseguida ponen cosas en tu boca que nunca has dicho, lo mismo de siempre, no hay grises para muchos, tu quizas no lo puedas decir pero yo si, el gobierno de cuba no perdería la oportunidad de, a travez de medicos, eliminar a ciudadanos desafectos, los medicos de las prisiones tambien son medicos cubanos, todos bajo el chantaje de servir al amo ó morir de hambre, hace años el viceministro de salud publica de cuba (un tal Terry) se le ocurrió decir que la pandemia que afectaba a los cubanos era producto de la baja injesta de vitaminas y terminó de medico en un asilo cerca de la quinta de los molinos, despues se repartieron vitaminas en todos los consultorios, los medico cubanos son muy dignos, muy hipocraticos y todo lo que se quiera, pero tienen la misma soga al cuello que todos los demas cubanos de la isla, con esto no quiero justificar las malas acciones, pero es así, si te portas mal no tienes mision en el extranjero, y terminas en un consultorio en Maisí, si eres medico de confianza con todo lo que eso significa, puede que empieces a trabajar en el Cira García, y otra cosa, la profesionalidad, el amor a sus pacientes, la constancia, y el desvelo de los medicos cubanos no viene de la enseñanza universitaria que les da el regimen, eso lo da el propio corazon de los cubanos, lo da esa humildad que cada cubano lleva dentro, no tiene nada que ver el sistema de salud cubano en esto, nuestros medicos siguen siendo cubanos de a pie que luchan por sobrevivir como todos los demas, pero por unos cuantos desalmados siembran la duda y ese es el verdadero problema, un saludo.

     
  21. julio barcelona

    octubre 21, 2011 at 1:44 pm

    Y otra cosa Ernesto, si te diagnostican un cancer es solo para que mueras de cancer, el cerebro hace todo lo demas deprimiendo el sistema inmunologico, y deprimiendo todo tu entorno, me alegra saber que fué un error en tu caso.

     
  22. panchito

    octubre 21, 2011 at 1:49 pm

    mi opinion sobre la salud en cuba es como sobre cuba: un desastre. falta de higiene, pocos recursos, pocas ganas de trabajar por parte del personal, tecnologia vieja, etc, etc. si nos referimos solo a los medicos, diria que de 10 hay uno muy bueno que hubiese sido medico en cualquier lugar. es el que revalida su titulo en usa, canada o suiza. de los otros 9 hay dos o tres que lo mismo hubiesen sido medico que estadisticos. personas inteligentes que aunque no tuvieron una fuerte vocacion para ser medicos, estudiaron medicina ya sea por embullo o por presion de los padres y se graduaron con buenos conocimientos. son los que llegan a usa y deciden lo mismo ser medicos que hacer algo que realmente les gusta como pintar por ejemplo. ahora, los restantes 5 o 6 no serian ni ayudantes de enfermeria en ningun lado. no porque sean brutos, sino porque no tenian ninguna vocacion de medicos y ni siquiera les gustan los hospitales. son los que en otros paises hubiesen sido cualquier cosa menos medicos. algunos de esos ejemplares son los que estuvieron tratando a mi esposa durante dos años por hemorroides y casi se muere de su colitis ulcerosa.

     
  23. Amel Rodriguez

    octubre 22, 2011 at 8:51 pm

    La presión que se ejerce sobre los médicos puede ser enorme y hacer a algunos olvidar o pasar por encima de la ética profesional. Y pongo un ejemplo cercano.

    ¿Recuerdan cuando se produjo la epidemia de neuritis? Mi hermano mayor empezó a tener problemas de la vista por aquel entonces y fue a una multitud de médicos. Ninguno lo diagnosticaba y lo enviaban a otros especialistas. Ya desesperado, porque cada día veía menos, se dirigió a un amigo médico que lo mandó con un oftalmólogo socio de él para que lo viera extraoficialmente. Ese especialista le dijo a mi hermano: “Tienes neuritis óptica y tienes que tratarla, pero ningún médico te lo va decir porque ya se dijo (Fidel), que no había más neuritis y nadie se atreve a reportar otro caso”.

    Mi hermano comenzó un tratamiento intensivo con inyecciones que por suerte pudimos recibir del extranjero y la enfermedad se pudo controlar, pero al final había perdido el 50% de la visión.

    La contradicción entre la ética no se limita a los médicos. Podría poner ejemplos también del campo de la ciencia donde los investigadores han cambiado o no defendido sus resultados si estos no coincidían con lo que deseaba la dirigencia de la dictadura.

     
  24. Julian Cedeno

    octubre 23, 2011 at 5:55 am

    Ernesto, primero que nada, cuanto me alegro que fuera un error diagnostico lo del Linfoma, pero la posibilidad de que fue planeado para destruirte psicologicamente junto a tu familia, no puede ser descartada 100 %, sobre todo, por tu decision de tomar el camino opuesto. Todos sabemos las concecuencias que hay que pagar por esa decision, muchas, pero muchas veces desde 1959, muchos, pero muchos cubanos, les ha costado hasta la propia vida.

    En otros paises donde funcionan las leyes, haces una demanda y tu abogado puede lograr que al menos se te re-embolse en efectivo todo el dano que se te ocasiono por la mala practica medica o en este caso, un error diagnostico.

    La masividad en la formacion de profesionales de la salud conspira en contra de la calidad del medico graduado, sin embargo, te puedo asegurar que desde 1982 hasta 1991, la calidad de la escuela medica cubana era buena, pues en ese tiempo estudie medicina y me especialize y de veras que fue muy alta y exigente la calidad de la formacion recibida.

    Ahora bien, con el inicio de la crisis economica, etica y moral de la sociedad cubana en 1988, a raiz del derrumbe del campo socialista en Europa, a mi juicio, el Titanic termino de hundirse.

    Yo prefiero no entrar en detalles sobre las ineficiencias y desigualdades sociales del sistema de salud cubano, pero si te puedo decir que a pesar de todos los problemas, en mi experiencia como medico en varios paises donde he vivido desde que decidi convertirme en “JIBARO”, he podido ver y comparar que fue realmente mucho lo que se hizo en Cuba para proporcionarle al pueblo los servicios medicos que ellos realmente merecen. Por ejemplo, en el continente Africano y Suramericano, y en paises hermanos del caribe como Haiti, Republica Dominicana, Jamaica, etc, estan muy pero muy lejos de Cuba en materia de salud y atencion medica.

    La nueva generacion de cubanos tenemos la responsabilidad de mejorar ese sistema de salud deteriorado, corrupto, y desgastado, pues como ha senalado el mismo opositor Paya, mejoremos lo que esta mal , pero conservemos en lo que hemos progresado.

     
  25. Segismundo

    octubre 23, 2011 at 1:38 pm

    La sombra de Fidel, como la del ciprés, es alargada y se proyecta sobre toda la Isla. Su mano se afirma en esa “gestapo” (llámese G-2 o como se quiera) copiada de la STASI de la Alemania Oriental (espejo a su vez de la genuina de Hitler) y de la KGB soviética, cuyo jefe, Putin, es ahora Jefe del Gobierno de Rusia. Esa sombra cae sobre la sociedad cubana, vigilada y atemorizada; de ahí que los ciudadanos desconfien de todo y de todos al haber sido convertida Cuba en un execrable, pero perfecto Estado de Delacción (” yo delato porque si no lo hago, soy delatado por no delatar”).
    Quienes manifiestan a escondidas (esceptuando a valientes bloggeros) o fuera de la Isla sus dudas sobre las causas de la muerte de Laura Pollán (precipitados traslados del cadaver, velatorio reducido a dos horas en la obscura madrugada, inmediata cremación que no deja huellas y evita una autopsia comprometedora, etc) dan lugar a dudas que se se fundamentan en el estado de la razón, tan contrario a la Razón de Estado, que es el método que adoptan los regímenes totalitarios, en cuya moral impera el principio de que el fin justifica los medios, desde que lo esplicitara Maquiavelo en su obra “El Príncipe”. Pero la Razón de Estado, siempre oculta, sólo es razón para que el Estado se justifique ante sí mismo.
    A los Castro les salió un “tumor maligno” con las Damas de Blanco; ellos lo saben y, aunque controlen y filtren la información dentro de la Isla, los instantaneos medios telemáticos de hoy (otro
    “tumor maligno”) traspasan muros y barreras. Como son muy astutos, aplicaron la máxima de “enemigo que huye, puente de plata” en el caso de la madre de Orlando Zapata Tamayo y exhumaron los restos del hombre que dió su vida por la libertad de Cuba, exhumación que sólo podría hacer (en un pais democrático) un Juez para esclarecer un delito; inmediatamente los incineraron entregando a Reina Luisa Tamayo las cenizas, junto con la llamada “carta blanca” y una visa de inmigración de USA. Las Damas de Blanco, lideradas por Laura (q.e.p.d.) son un problema para los Castro de cara al exterior y, al mismo tiempo, un potencial problema que puede tener repercusión en cadena en el interior. Aquí aplicaron otra máxima :”muerto el perro, se acabó la rabia” (lo digo con el mayor respeto, porque no soy yo quien establece la comparación).
    Creo yo, que no se trata de cuestionar la ética y el juramento hipocrático de los médicos cubanos; lo que hace Ernesto, que sabe por propia experiencia que “la sombra del ciprés es alrgada” (así titulaba José Mª Gironella su novela) y la “gestapo” alcanza y penetra a personas e Institiciones (Ministerios, Juzgados, Intelectuales, Artistas, Sindicato, TV, Prensa, Directivos de Empresas Estatales, Fábricas, Universidades, etc. etc.) entonces, Ernesto (y muchos otros) se cuestiona si penetra todo eso ¿porqué no va alcanzar a Hospitales con sus dependencias y sus servicios y servidores?.

     
  26. Julian Cedeno

    octubre 23, 2011 at 2:38 pm

    Beatriz Mena
    Resistir,
    dejar el miedo a un lado
    y …caminar
    empuñando una flor
    por la avenida
    … y llegar a la Iglesia
    a pedir lo imposible
    y rezar, rezar con fuerza….
    oponiendo el silencio
    a las consignas.

    Resistir,
    preparar
    la visita al penal
    y la jabita y tu mejor sonrisa
    para tu hombre
    que piensa y que no calla
    que disiente y lo expresa
    que se planta y florece
    como la flor que llevas en las manos
    cuando proclamas,
    con una valentía que no te sospechabas,
    que decir LIBERTAD
    con los pasos, los dedos,
    los gritos, las palomas
    es ahora tu sino
    y no hay remedio.

    Resistir
    y encontrar
    aún otra tarea:
    abrazar a las otras y arroparlas,
    a acogerlas a todas en tu casa
    armarlas de paciencia
    de fe, de valentía,
    escuchar los reclamos,
    consolar esa pena
    de vivir tan, tan lejos de una cárcel
    en una Isla pequeña
    hostil e intransitable…

    Resistir
    y aprender
    a hablarle a los micrófonos
    maestra, pedagoga,
    explicarle a cada uno
    con voz irrenunciable
    que caminas
    por esa Libertad
    que les roban
    a Uds,
    pero a todos
    a aquellos que encerraron,
    a los que mueren lejos,
    también a los que callan,
    a los que tienen miedo,
    a los que las espían,
    a los que se aprovechan,
    a los que las hostigan
    por ordenes de alguien…

    Resistir
    y expresarse
    en la Isla del Muro y del silencio
    salir al sol, la acera,
    al malecón, la iglesia
    y decir que estas viva
    y pedirle a quien sea
    que te escuche y te ayude
    Repartirle una flor a los pasmados
    que te observan
    ganándole las calles a esa turba
    ganándole las calles a ese régimen:
    ésa, tu hazaña…
    y fue inconmensurable…

    Resistir
    y dejar que unos y otros
    discutan lo que quieran.
    No perder nunca el rumbo
    jamás el equilibrio,
    ir por el justo medio
    de la virtud,
    templada,
    como duro metal
    de dulzura incólumne.
    Apoyar al que ayuda,
    aceptar cada logro,
    por humilde que fuera
    sabiendo que de pasos,
    pequeños
    pero ciertos,
    se esteblece el camino
    que no tendrá retorno
    hasta la Libertad
    que despliegas sonriente
    con el pulgar y el índice extendidos
    frente a hombres armados
    que están presos.

    Resistir,
    hasta el día
    en que la reja se abre
    y dar las gracias
    y también
    decir lo que aún te falta:
    Libertad, Libertad,
    Libertad para todos
    Libertad sin “licencia”,
    Libertad sin “destierro”
    Libertad Laura, ¡Laura!
    Libertad de verdad
    para que Cuba pueda
    ser de nuevo una patria
    que incluya a cada uno,
    que acoja, que engrandezca
    a todo aquel que la ame…

    Resistir
    y abrazar a tu esposo
    de nuevo
    en tu casa, en tu patio,
    oírlo nuevamente cuando duerme
    y dormirte
    sabiendo
    que nada ha terminado,
    que todo está aún haciéndose…
    Que comienza otra etapa
    que tu voz la oye el mundo
    y faltan tantas cosas!
    Que seguirás andando
    en la calle y al sol
    y con lluvia y con viento
    y con la valentía
    que aprendiste estos años
    porque existe esa Carta
    que dice que los hombres
    tienen unos derechos
    suyos e inalienables
    y habrá que reclamarlos
    aún en esta Isla…
    para que todos entren
    para que todos puedan
    para que todos quepan.

    Resistir
    hasta el día
    en que la muerte
    llega
    y nos aturde a todos
    nos inunda de pena
    nos quedamos
    pasmados
    repasando tu gesta
    y se vuelve invencible
    tu legado:
    es la fuerza
    de la mirada clara,
    de la enorme paciencia,
    de la inmensa dulzura,
    de levantar la flor
    frente a las armas,
    frente a la soledad,
    frente a las rejas
    Que quede tu mirada
    para siempre en la historia
    que quede
    tu osadía
    a todos los que esperan
    que Cuba sea libre,
    pronto, pronto!
    Así sea.

    En honor a Laura Pollan!

     
    • Michael Cervantes

      octubre 23, 2011 at 10:08 pm

      Que así sea Beatriz. ¡VIVA CUBA LIBRE!

       
  27. anamaria

    octubre 23, 2011 at 11:40 pm

    laura merece una poesia tan linda como esa

    gracias y que qsi mismo sea

     
  28. ANDRES

    octubre 24, 2011 at 10:29 am

    Ernesto: Mira yo creo que no existe la infalibilidad. Es probable un error en un diagnostico, eso no solo sucede en Cuba. Llégate al Jackson Memorial Hospital e investiga en cuantas veces se han equivocado sus medicos en los diagnósticos, pero equivocaciones pensadas muy bien en muchisimos casos, pues roban el dinero del sistema de salud norteamericano y ahi en Miami, donde llevas la plácida vida de despotricar de tu pueblo tienes los ejemplos mas cercanos.

    En ese hospital Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, del que expresas parafreaseando tus palabras se cometen atroces equivocaciones, se ha salvado la vida a miles de compatriotas tuyos, incluidos familiares tuyos. Se han arrebatado a la muerte de miles de niños y ancianos, pero no, tu caso es el mas horrendo dada tu participacion en actos contrarrevolucionarios¨. Mientas y mentirás mas en la medida en que el tiempo pase y no tengas las ¨¨vivencias directas de vivir bajo una dictadura¨¨. El tiempo te dará las coordenadas en ese camino para la inexistencia.

    En cuanto a los asalariados de la Sina aqui en La Habana, no se que van a hacer porque en La Habana ni en el resto de Cuba hay hospitales privados que los puedan atender, como no sea en la propia SINA, donde si estarían orgullosos y contentos de ser atendidos.

    Todo esto no es mas que un plan urdido, y no fantasía, en el camino de hacer creer que la señora Pollán fue asesinada. Es increíble que tú te prestes a esa estupidez siendo una persona tan inteligente, se puede entender que deseas agradar a los mandan en esa ciudad.

    Un pais que tuvo en la mirilla a Posada Carrilles en sus correrías terroristas por América Central, que lo mantenía localizado, donde vivia, con quien se reunía, qué comía, con quien hablaba, y no lo ultimó siendo el asesino de 73 inocentes, no puede hacer eso de lo que se pretende acusar de asesinar a una mujer. Asumir esa posición es criminal, cobarde y carente de toda ética.

    Se que tu y tus amiguitos con nicks tan interesantes por lo repetido de sus palabras con otros nombres pondrán su grito en el cielo al leer estas palabras, pero tú mismo eres un ejemplo de la conducta de este pais para con personas que actúan como lo has hecho: nadie te dio una bofetada, ni un empujón por pensar como pienas, por actuar como actuaste.

    Te deseo suerte en medio de asesinos, criminales, ladrones, terroristas que por la raíz de tu pensamien to tendrás que tener al lado alguna vez en la vida. En La Habana se te conoce mucho mas de lo que puedas creer,.

     
    • El Pequeño Hermano

      octubre 24, 2011 at 10:55 am

      Voy a responder con interés las únicas cosas salvables de tu comentario. O sea, tus adjetivos implantados a nivel cerebral, adjetivos como “actos contrarrevolucionarios”, “asalariados de la SINA”, esa especie de chip verbal que tienen en el hipotálamo tantos robots como tú, prefiero saltármelo. A estas alturas no respondo estupideces, Andres.

      Por eso apunto la única parte válida de tu comentario: sí, desde luego que no solo en el Carlos Manuel de Céspedes, sino en prácticamente todos los hospitales cubanos (como en los del resto del planeta) se salvan vidas. Para eso están, ¿no? Y lo sé muy bien porque como dije antes, en otro comentario, tengo familiares que trabajan en ellos. El punto no es ese. El punto es: ¿el poder del aparato de inteligencia cubano puede o no puede influir y coaccionar a los médicos cubanos? Si dices que no, ¿me explicas entonces esos dos ejemplos que cito, la filmación de Reina Luisa Tamayo en la consulta del doctor de Zapata, y las declaraciones televisadas de la doctora que atendió a Yoani? Como yo soy muy tonto (aunque tú digas lo contrario: gracias por tildarme de inteligente) no entiendo cómo es posible que sean estúpidos mis apuntes sobre la vulnerabilidad de la Salud cubana a manos de los que mandan, y sucedan entonces cosas como esas que describo. ¿Me ayudarías, Andres?

      Sobre el Jackson Memorial Hospital: interesante tema para un periodista como yo. Si sabes tanto de mí como dices saber, tienes conocimiento de que llevo solo 10 meses en este país. Una investigación al respecto (intencionales fallos en diagnósticos) me encantaría. Tengo incluso a la persona que me puede guiar en cómo obtener los datos, aunque ella misma no ha trabajado allí. Gracias por brindarme la idea.

      Por último: me sorprende tu ubicuidad. Cómo se puede estar en dos países a la misma vez. Primero dices: “aquí en La Habana”, y luego escribes “en este país”, refiriéndote a Estados Unidos. Por más señas, el número IP desde el cual has accedido a mi blog es 69.162.137.136, lo cual confirma, para quienes conocemos los dominios de la Isla, que no escribes desde Cuba. ¿Mostrarías tu verdadera identidad, Andres querido?

       
  29. Celso

    octubre 29, 2011 at 1:04 am

    Pobre Andres, me da lastima…

     
    • ANDRES

      octubre 30, 2011 at 2:38 pm

      Lastima por qué? yo estoy en mi pais, respiro su puro aire y libre, veo las palmas reales, canto el Himno Nacional con hidalguía y tu?

       
      • El Pequeño Hermano

        octubre 31, 2011 at 10:02 pm

        Andres: publico la información detallada de tu cuenta de internet. Basta de farsa, no engañas a nadie con el cuentico de que estás en Cuba.

        69.162.137.136 IP address location & more:
        IP address: 69.162.137.136
        IP country code: US
        IP address country: United States
        IP address state: Illinois
        IP address city: Chicago
        IP postcode: 60616
        IP address latitude: 41.8471
        IP address longitude: -87.6248
        ISP of this IP: Steadfast Networks
        Organization: Steadfast Networks
        Host of this IP: ip136.69-162-137.static.steadfast.net

         
  30. EL VERDUGO DEL COMA ANDANTE

    noviembre 1, 2011 at 11:28 am

    Puequeno: Cuando los enemigos te reconocen es porque les estas dando donde les duele ,este Andres es un pobre raton del verdugo que roe los dedos del enemigo con el fin de detener la escritura que acusa y desmantela la imnominia, Yo le tengo una rafaga corta a este “andres” para que no se crea cosas .Mira Andres ,LA ROBOLUCION es capaz de todo , no lo dudes ,cuando yo estudiaba en el INSTITUTO “JULIO ANTONIO MELLA” habia un cartel que decia,”la revolucion es fuerte si sabe defenderce .Vladimir Ilich Lenin”,este cartel se puso en la puerta de mi escuela que daba a la evenida de rancho boyeros , lugar por donde pasaban todos los visitantes que entraban por el aeropuerto “Jose Marti” y nos daba la sensacion de que eramos tan fuertes que por cada vez que gritaramos esa consigna la revolucion tenia que gastar mas de dinero en espiar al imperialismo y que tenia que gastar mas dinero en armas para defendernos de un enemigo que en los ultimos 100 anos jamas ha puesto en sus planes destruir nuestra isla, eso esta supercomprobado ,lo que si esta comprobado es que gracias al imperialismo norteamericano un millon decubanos que viven aca mantienen a once millones que viven alla incluyendo a los espias como tu,si tu quieres sigue defendiendo a ese asesino mayor que ya por suerte no le queda mucho ,solo recuerda que habran juicios para los testaferros y chivatones y mas que eso los registros de espias se llevan en todo el mundo y a donde te metan te buscaremos y tendras tambien tu santo juicio !NO LO OLVIDES!!!!!!

     
  31. Susana

    noviembre 1, 2011 at 1:22 pm

    Llego tarde a comentar, pero no quería dejar pasar la oportunidad de dar mi testimonio sobre los hospitales infantiles, orgullo nacional. Los adultos no interesan, te puedes morir de un mal diagnóstico, de un mal tratamiento o de una infección post-operatoria: no vas a las estadísticas, así que es como si no existieras. En el caso de los niños a veces no me queda muy claro si se trata de la “humanidad” del sistema de salud cubano, o si se trata sólo de imagen, de estadísticas o de medicina política como lo llama Ernesto. Esto que voy a contar me toca de muy cerca, pues mi madre era médico antes de retirarse, en un hospital infantil, en neonatología. Algunos fines de año llegaba a la casa asqueada y deprimida, por lo que llamaba la “histeria” de fin de año.
    A la hora de hacer las estadísticas, si el número de defunciones era más elevado que el del año anterior, o si sobrepasba la “norma” permisible, los médicos no veían otra solución que de mantener con vida por todos los medios, icluso los más artificiales e inhumanos, a bebés deshausiados con malformaciones mortales u otros males incurables. El objetivo no era tratar de salvar lo insalvable, sino simplemente mantenerlos con vida hasta el primero de enero, fecha en la que ya pasarían a formar parte de las estadísticas del año próximo.
    Mi madre defendía y defiende el régimen, en primera porque es muy duro llegar a viejo y reconocer que uno a sido utilizado, explotado y engañado toda su vida. Las faltas las achacaba a sus colegas, al ser humano, al director del hospital, no a un régimen que crea monstruos calculadores en lugar de médicos.

     
  32. emil glez

    noviembre 2, 2011 at 7:52 am

    companero su suerte fue q en cuba se aepta la segunda opinion y ademas pudistes ir a uno d los mejores hospitales del pais,como si eras disidente ???,si t pasa eso en la yuma t mueres pq nadie t aceptaria despues d un diagnostico,farinas se paso meses en el hospital y lo salvaron y ahora firma esa declaracion ???,no los entiendo,esos disidentes son superprotegidos

     
  33. Cubaparatodos

    diciembre 9, 2011 at 3:46 pm

    Ernesto lamento mucho loq te paso,es una lastima q en cuba halla tanta falta de moral y reapeto hacia los q piensan diferente al regimen, a una tia mia q en paz descanse le paso algo parecido practicamente la dejaron morir.sigue con tu blog q es bienvenidos p cada uno de los cubanos q quieren lo mejor para nuestra patria y q no ponemos un partido p delante de la misma
    Do

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: