RSS

Pena de Muerte y Respeto a la Vida

19 Sep
De izquierda a derecha: Eric Ronald Ellington, Wayne Williams y Dylan McFarlane.

De izquierda a derecha: Eric Ronald Ellington, Wayne Williams y Dylan McFarlane.

El mayor de los tres, Dylan McFarlane, tiene dieciocho años y fue el único que no disparó esa noche. Eric Ronald Ellington, primer detenido y autor de la confesión más alucinante que escucharan los interrogadores policiales de Miami-Dade en todos sus años de ejercicio, tiene dieciséis, lo mismo que su colega de crimen Wayne Wiliams.

Después de robar una camioneta, Ellington y sus dos compañeros de farra se divirtieron de extraña manera el pasado 25 de Julio en una gasolinera de Miami Gardens: once balazos en el pecho de Julián Soler, cuatro balazos para la amiga y ex novia de este, Kennia Durán.

Los videos de seguridad captaron una escena tan dantesca como desconcertante: apuntado por el arma de Eric Ronald Ellington, Julián abrió la puerta de su Mustang, se alejó varios pasos con las manos en alto, pero ni así evitó los once impactos que Ellington dirigió a su torso. Murió en el acto.

Después le llegó el turno a Kennia Durán: los balazos de Wayne Williams le permitieron llegar al Jackson Memorial Hospital, pero no más. En la última noche de sus vidas ambos habían vivido solo veintitrés (él) y veinticuatro años (ella).   

Cuestionado por las indescifrables causas del horrendo asesinato, el principal cabecilla de la doble matanza, Eric Ronald Ellington, respondió con una frialdad que heló los huesos a sus interlocutores: “Le apunté (a Soler) con el arma, y al mirarle a los ojos no vi que tuviera suficiente miedo”. Apenas eso.

Julián Soler (23 años) y Kennia Durán (24). Asesinados porque Julián no mostró suficiente miedo cuando el criminal le apuntó con el arma.

Julián Soler (23 años) y Kennia Durán (24). Asesinados porque Julián no mostró suficiente miedo cuando el criminal le apuntó con el arma.

He pensado en este caso, pienso en las miserables existencias de las madres destrozadas por el dolor y la impotencia, tras escuchar la causa por la que sus dos hijos descansan hoy bajo tierra. Tuve frente a mí hace unos días a Jenine Díaz, la madre de Julián, y la escuché decir que su vida es un constante empeño por enfrentar las 24 horas: por soportar el peso devastador de un día sin su joven y cariñoso hijo.

Y pienso, inevitablemente, en uno de los puntos más escabrosos, discutidos y polémicos de nuestra civilización: la pena de muerte. Obviamente: porque con todo el corazón se la deseo a esos tres miserables.

La oposición a la pena capital se ha convertido, sospechosamente, en una de las banderas coloridas que enarbolan los adoradores de la modernidad. Oponerse a la pena capital aporta hoy tantos créditos de adelanto mental, cívico, humanista, como defender los derechos de los gays o la libertad de expresión. Aunque a diferencia de estas causas, no se trate más que de un craso esnobismo.

De la misma forma que Ortega y Gasset creía en la elevación del nivel medio de las masas en determinadas épocas, vale la pena preguntarse hoy si existe un vínculo directo entre el progreso científico y tecnológico de nuestra era, y el progreso de tendencias como la hipocresía y la estupidez social.

Exceptuando a Bielorrusia, todos los países europeos han abolido la pena de muerte. Lo mismo en Oceanía, y la mayor parte de América Latina. Democracias como Japón, Estados Unidos y la India sostienen la medida máxima, mientras que dictaduras como China (donde más se aplica por año), Corea del Norte, Irán y Cuba, la aplican también.

Se trata del único punto donde sociedades y sistemas irreconciliablemente dispares, confluyen.

Ahora bien: tomemos que la justicia tiene una balanza por símbolo universal. Me pregunto a qué nivel de deformación racional habremos llegado para asumir como equilibrado, como justo, semejante distribución de hechos: en un platillo ponemos la vida de un ser humano, inmisericordemente arrancada por la voluntad de un asesino; y en el otro platillo ponemos quince, veinte años que deberá “donar” de su vida el criminal a cambio de su acto.

Para los enemigos de la pena de muerte, para los defensores de, a lo sumo, la cadena perpetua, este es un intercambio justo y merecido: la vida de una persona, por quince o veinte años de otra.

Anders Behring Breivik, luego de masacrar a 68 personas, podría pasar 21 años en una lujosa prisión Noruega.

Anders Behring Breivik, masacró a 68 personas y podría pasar 21 años en una lujosa prisión nórdica.

Razonamientos de tan elevada mentalidad, disposiciones tan a tono con nuestra civilización y buenas costumbres, son las que permitirán al carnicero Anders Bhering Breivik, que acribilló mortalmente a 68 noruegos y mutiló a otros 96 el pasado 22 de Julio, pasar solo 21 años recluido en una confortable prisión nórdica, o, en el peor de los casos (si sus acusadores lograran condenarlo por Crímenes contra la Humanidad), perder en teoría 30 años de su existencia.

Eso sí, las disposiciones noruegas establecen amplias prerrogativas para los reclusos de buena conducta: las sanciones pueden reducirse incluso a un tercio. De lo cual podemos concluir que Anders Bhering Breivik, ciudadano sin siquiera multas en su récord delictivo antes del 22 de Julio, tiene en sus manos la posibilidad objetiva de reducir al menos a la mitad la peor condena posible.

Esto también es Justicia para los adelantados ciudadanos de nuestro tiempo: 68 muertos a cambio de, digamos, quince años de cómodo encierro. A razón de cuatro jóvenes noruegos y medio por cada año recluido.

Colmo de los colmos: el país más violento del mundo en la actualidad (solo superado por Afganistán, en guerra), recordista moderno en cuanto a atrocidades humanas, no contempla la pena de muerte en su Código Penal. México no tiene siquiera la cadena perpetua de manera estricta: apenas una sumatoria de años por cada declaración de culpabilidad, que pueden llegar a 100 en la teoría, pero que en la práctica nunca superan los 25 cumplidos.

Sí, el país de las masacres asqueantes, de las cabezas cercenadas, de los casinos achicharrados con cientos de personas dentro, es uno de los que exhibe la bandera cívica del “No a la Pena de Muerte”.

Por encima de los argumentos religiosos, que no me ocupan esta vez (la fe no es asunto racional), hay un argumento al que cada vez se le echa mano para declarar a la Pena de Muerte como una práctica inhumana y brutal: nadie nace siendo culpable. Nadie nace criminal. Son los diferentes actores y factores sociales los causantes de esta desviación fatal. Ergo: hay que “aislar” a estos individuos de la sociedad, no expulsarlos irremediablemente de ella.

Mantener con vida al asesino de John Lennon le ha costado unos 678 900 dólares a Estados Unidos

Lo que no he podido encontrar en ningún referente del tema, es bajo qué premisa resulta aceptable que los no culpables de esas desviaciones de un criminal, de un violador de niñas, de caníbales como Jeffrey Dahmer o el japonés Issei Sagawa (que hoy vive apaciblemente, como una celebridad, en Tokyo), deban pagar las culpas de padres alcohólicos desconocidos o burlas de escuelas a las que ellos no asistieron.

¿Hay que recluir a esas bacterias sociales de por vida, verdad? Muy bien: los 31 años que ha pasado Mark David Chapman en la prisión federal de Attica, Nueva York, por balear a uno de los genios más grandes de la historia de la música, le han costado al contribuyente norteamericano unos 678 mil 900 dólares. (El coste diario aproximado de un recluso en cárceles federales, es de 60 dólares, según el Buró Federal de Prisiones del Departamento de Justicia). Me revuelve el estómago pensarlo.

Existe otra tendencia para mantener divorciada a la pena de muerte de las prácticas justas o cuando menos, necesarias: el peligro a la equivocación. Demasiados condenados y ejecutados han sido declarados inocentes varios años después de enterrados.

Sin embargo, siguiendo este razonamiento, valdría la pena decretar la impunidad absoluta, abolir cualquier tipo de penalidad contra la criminalidad, para evitar errores gravísimos como los que llevaron a los “Cuatro de Guildford” y los “Siete Maguire” a pasar más de 15 años en prisión por un atentado del IRA en Gran Bretaña que ellos jamás cometieron.

Es el ilógico principio de no fabricar pastillas para que un descentrado médico no las mal recete y no se nos muera Michael Jackson.

Si Irán condena a la lapidación por delitos irrisorios como el adulterio; si Corea del Norte le quitó la vida a un empresario en 2007 ante 150 mil personas por haber realizado llamadas al extranjero; si Cuba fusiló a tres jóvenes negros por intentar escapar de la Isla en la lanchita de Regla; y si el estado de Texas en Estados Unidos contabiliza varias muertes que nunca debieron ser, también debería sobrevivir la pena de muerte para ejecutar a los causantes de estos “errores”. 

Cuando en la década de los ´90 una pareja de vuduistas de Manzanillo, en la misma provincia donde nací, torturaron, disecaron, y le cosieron boca y ojos a un niño como parte de un ritual “sagrado”, ¿merecían ser simplemente “aislados” de la sociedad? Cuando un personaje espantoso llamado Ted Bundy apareció en la historia americana, masacrando de forma probada a 14 mujeres y según confesión propia, violando y descuartizando a 28 más, ¿qué debió hacer la justicia de este país? ¿Cuidarlo de por vida en una cárcel distante?

Se equivocan quienes creen que la prisión perpetua es el verdadero castigo para estos seres retorcidos: la capacidad de adaptación humana es infinita. Tras diez o quince años de encierro sin final a la vista, el hombre se adapta y sobrevive plácidamente. La vida es el bien supremo. Y la vida es un derecho a ganarse, respetando la de los demás.

Un Estado que aplique la pena capital con justicia y rigor, no solo cierra filas en torno a sus ciudadanos de bien, no solo los protege de aquellos que exhiben el irrespeto por la gracia de vivir como un trofeo meritorio; sino que les evita a los justos, a los lacerados, a los que ven morir a sus seres queridos porque sí, tomarse la justicia por sus manos. 

Lamento los dieciséis y dieciocho años de edad de quienes asesinaron a Julián Soler y Kennia Durán en una gasolinera de Miami Gardens. Lo lamento porque, menores de edad al fin, no podrán recibir la inyección letal que tan bien les vendría en sus criminales antebrazos.

No tengo la más mínima duda: el día en que los peores humanos de este planeta nuestro reciban verdaderamente lo que se merecen por sus actos, tendremos menos asesinos, menos terroristas, menos dictadores, menos violadores, y quizás los veredictos de la Justicia dejen de llamarse fallos, y comiencen a llamarse aciertos. 

Anuncios
 
130 comentarios

Publicado por en septiembre 19, 2011 en 09 Septiembre

 

130 Respuestas a “Pena de Muerte y Respeto a la Vida

  1. Rey David

    septiembre 19, 2011 at 7:49 am

    Definitivamente NO a la pena de muerte, el respeto a la vida humana es un derecho que debemos defender todos, en tu post citas casos extremos y extremadamente violentos que pueden hacer pensar a muchos en esa ley de “ojo por ojo y diente por diente”, hasta yo en algunos momentos dude pero por mucha crueldad que tengan los actos de algunos no podemos generalizar e institucionalizar la muerte como opción de justicia. Es cierto que hay que perfeccionar los sistemas judiciales e impedir que asesinos confesos salgan para la calle con apenas 20 años de prisión como sucede en México, es cierto que en este caso que sitas y que nos toca muy de cerca a todos los que vivimos en Miami, se mérese aplicar todo el peso de la ley, pero que sería más doloroso para esos asesinos, una condena a muerte rápida y sin dolor o larga espera en el corredor de la muerte con cerdas con aire acondicionado y demás beneficios o una cadena perpetua sin derecho a nada, en una celda 4×4 con pan y agua y que dios lo recoja cuando estime. Así de crudo debe ser y no gastarse 80 dólares diario en mantenerlos cómodo, si se condenaran a cadenas perpetuas con duras y sufridas condiciones y sin apenas ver la luz del sol de por vida, creo que sería mucho más ejemplarizante y doloroso para un asesino que una inyección letal al cabo de 20 o 30 años de gastos al contribuyente en el corredor de la muerte.

     
    • Totlacherin

      octubre 1, 2011 at 10:50 pm

      Estoy de acuerdo. Deberían pasar la vida en prisión sin lujos, trabajando para tratar de pagar a la sociedad el daño realizado. Sin embargo, no puedo evitar pensar en tantos casos de inocentes que son declarados culpables, o en aquéllos que en pleno corredor de la muerte despiertan dudas sobre su culpabilidad declarada años atrás. Además no deja de ser racista, la comparación del color de piel con la sentencia es lamentable (al menos en Estados Unidos).

       
    • Celso

      octubre 10, 2011 at 12:14 am

      Rey David, no te entiendo: comienzas tu discurso defendiendo el derecho a la vida y casi me haces llorar; pero lineas mas abajo defiendes la practica de la tortura para los culpables de delitos atroces.
      Yo tambien estoy a favor de la pena de muerte para individuos que no sienten el minimo respeto por la vida humana. La pena de muerte da excelentes resultados para bajar el indice de criminalidad en la sociedad. El indice de criminalidad en U.S.A (poblacion estimada en 309 millones) es menor que en Mexico (106 millones), asi como el indice en China (1.29533 billones) es menor que en Ecuador (14.5 millones). Le recuerdo que este indice es relativo a cantidad de habitantes. En paises donde no existe la pena de muerte, reina la impunidad y sus habitantes no confian en las instituciones del estado. Parece que, gracias a Dios, no has perdido ningun ser querido asesinado por estas lacras. Si asi fuera, pedirias la cabeza o las cabezas de quienes cegaron la vida del inocente. O no?…

       
  2. Ramon Gutierrez Fdez

    septiembre 19, 2011 at 9:13 am

    Es doloroso saber que dos personas en su plena juventud, sean privadas de su don más valioso: su propias vidas, por otros jóvenes que el azar puso en su camino.

     
  3. Sanson

    septiembre 19, 2011 at 9:42 am

    Estoy plenamente de acuerdo lo que se plantea en el post. Es una peligrosa irresponsabilidad suprimir la pena capital. Y no solo porque exonera al culpable del castigo a sus actos, y priva a la familia afectada y a la sociedad de la retribucion que merece, sino porque le resta importancia, a los ojos de esa sociedad, al delito cometido. Los que pertenecen a esa misma categoria de seres que no evolucionaron hasta convertirse en esres humanos y para los cuales el miedo al castigo es la unica forma de tenerlos a raya veran una luz verde a sus instintos. Los humanos comenzaremos a considerar que nuestras vidas, a diferencia de lo que pensabamos no son en realidad muy importantes
    Es muy frustrante que ese individuo que es capaz de privar a otro de la vida por un motivo tan trivial, continue disfrutando de el afecto de familiares y amigos aunque sea por correo. No creo que merezca seguir disfrutando de la continuidad de la vida con todos los beneficios que de eso se desprenden ya que aunque en prision, disfrutara de una nueva cancion o de un nuevo juego cibernetico cosas que por demas le estan vedadas a aquellos perjudicados por su accion.
    Considero que el ser humano es capaz de reformarse y por tanto debe recibir el derecho a recapacitar. Pero esos no son seres humanos, ya lo demostraron. Es un disparate pensar en que deben con el fruto de nuestro trabajo ser preservados en prisiones donde su nivel de vida sera en ocasiones superior al de muchos habitantes del planeta, para en un tiempo volver a ser insertardos en una comunidad que no merecen

     
  4. el gran inquisidor

    septiembre 19, 2011 at 10:48 am

    100 % contigo . El que mata pierde sus derechos humanos. Porque esos que defienden los derechos humanos no se preguntan donde estan los derechos del asesinado. Lo unico que me gusta del sistema cubano es que te fusilan y despues hacen el juicio.

     
  5. diego

    septiembre 19, 2011 at 10:56 am

    Siempre he pensado, como Ernesto, que abolir tajamente la pena de muerte es un gran error que quien paga más caro es la sociedad. Es verdad que el derecho a la vida no debe quirarsele a nadie pero yo pienos que asesinos como estos que se describen en este post perdieron ese derecho y no lo merecen. Por otra parte, no es un problema de venganza , es librar a la sociedad definitivamente de un tumor maligno, de un cáncer como cuando un médico amputa una pierna inferctada a un paciente para salvar su vida. Una persona capaz de hacer cosas como ésta no tiene solución. Con esa misma idea de oponerse a la pena de muerte , alguien propondrá pedir perdón por el juicio de Nuremberg por haber matado a todos aquellos criminales nazis.

     
  6. apaga el quique y conecta katao

    septiembre 19, 2011 at 11:15 am

    A rey David
    Si fuera como dices , que una sesino como estos pasara su cadena perpetua en un aprision sin ver el sol y con la comida munima a sobrevivir ( casi enterrado en vida) eso saria la mejor opcion pero eso no ocurre sencillamente porque vienen atras los idiotas clamando derecho por ese “pobre infeliz que mato a unos cuanto pero no sabia lo que hacia” son los mismo idiotas que se quejan hasta por los derechos de peces en la peceras(literalmente).
    Si el viedo muetra que ellos lo mataron , ellos lo confersaron, y NO HAY DUDA , entonces… conecta el katao que este lo freimos ahora….

     
  7. Gabriel

    septiembre 19, 2011 at 11:23 am

    Querido Ernesto,

    Partamos de una base: la justicia humana no existe. El intelecto del mayor de los genios es incapaz de calcular el castigo necesario para compensar un crimen. Y también es incapaz de cercionarse de la culpa.

    Por tanto mas conviene eliminar todo intento de aplicar justicia. En este mundo eso es imposible. Tenemos que conformarnos con defendernos de quienes hacen daño. Y para eso llega con la cárcel.

    ¿Que no te resignas a la ausencia de justicia?

    Pues vuélvete religioso y confía en la justicia fuera de este mundo.

     
    • Celso

      octubre 10, 2011 at 12:41 am

      Con todo respeto a Gabriel: cuando estemos en el cielo, acataremos la justicia del cielo, cuando estemos fuera de este mundo, acataremos la justicia de ese otro mundo; pero aqui mismo en la tierra donde estamos en estos momentos, se debe eliminar fisicamente a individuos que se compruebe 100% su culpabilidad en delitos atroces y de lesa humanidad. Yo no seria nunca capaz de asesinar a una persona; primero por mis principios y segundo por el temor a la justicia (terrenal), y es por eso que defiendo la pena de muerte aplicada con las garantias del debido proceso a estas lacras que andan por el mundo cometiendo actos salvajes contra la vida de personas inocentes.En paises como Mexico, parece que confian en la justicia fuera de este mundo…

       
  8. Paco

    septiembre 19, 2011 at 12:08 pm

    Hay diferentes puntos de vista en cuanto a aplicar la pena de muerte o no a uno que es culpable. De que cuesta mucho mantenerlo encarcelado, no queda duda. Pero en un sistema judicial como el de EE.UU., por ejemplo, ejecutarlo cuesta aún más. Pero lo que más importa es que la “justicia” varía según la raza y el estatus económico del acusado- de eso hay abundancia de evidencia. Y muchos son hallados culpables basado mayormente o completamente en el testimonio de otros seres humanos, Y hay abundancia de evidencia (por ejemplo, el ADN) que ha mostrado que muchos testigos no vieron lo que pensaron ver. Y eso sin considerar la posibilidad que hayan testificado falsedades por motivos ajenos a errores honestos. Es mejor dejarlos a cien en la carcel que arriesgar que uno, dos, o tres de los ejecutados fueran víctimas inocentes de circunstancias.

     
  9. Raúl

    septiembre 19, 2011 at 12:54 pm

    Prefiero pensar que Ernesto Morales escribió este comentario de manera impensada y llevado por la ira y el horror por el acto cometido por esos 3 personajes. Quizás su juventud haya pesado en en este lamentable comentario. El haber vivido en Cuba hasta muy recientemente y, por ende, su escasa educación y su evidente ignorancia en asuntos de derechos humanos, debe ser otro de los factores que guió su mano en este texto.
    En todo caso, no creo que hoy valga la pena entrar en un debate con él en este tema. Quizás dentro de algunos años, él mismo relea lo que hoy escribió y le produzca el mismo malestar y pesar que a mí me causó. De todas formas ya nunca más volveré a leer sus comentarios de la misma manera que hasta ayer lo hacía.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 19, 2011 at 1:25 pm

      Sabe, un síntoma evidente de cuando alguien no tiene qué decir es cuando se dedica a descalificar al antagonista en vez de enfrentar sus argumentos. Yo no sé quién es usted, y aunque lo supiera, preferiría centrarme en rebatir lo que dice, jamás cuestionar su nivel educacional. Mi pregunta es, por ejemplo, qué hace usted leyendo el blog de alguien con “escasa educación y evidente ignorancia”. Créame, allí donde piense eso de un autor jamás me asomo a su obra. Lamento mucho que “nunca más lea mis artículos (comentarios es inexacto, quizás debería usted elevar su conocimiento sobre los géneros periodísticos) de la misma manera que hasta ayer”, pero estoy seguro de que otros lectores pensarán lo mismo que yo: ¿quién es usted para arrogarse el derecho de decidir si el resto entra o no entra en un debate al respecto? Estimado Raúl, usted es solo uno de los 2300-2500 lectores que entran acá por día. Como usted es un gran conocedor de los derechos humanos, debería saber que no dictar pautas de comportamiento a los demás, es una saludable práctica. Agradecido por su lectura,
      El Pequeño Ignorante.

       
    • CARLOS

      septiembre 20, 2011 at 7:35 am

      OYE, NO SERA QUE TU APELLIDO ES CASTRO? LO DE RAUL YA LO TENEMOS CLARO….

       
    • eliseo

      septiembre 28, 2011 at 7:49 pm

      Mire señor Raul , el que a hierro mata no puede morir a sombrerazos, aprendete la leccion para que conozcas el cuento, pena de muerte es lo que se merecen esos asesinos de jovenes inocentes.

       
  10. Diana

    septiembre 19, 2011 at 1:26 pm

    ¿Dirías lo mismo si un hermano tuyo fuera ejecutado siendo inocente? Ha habido muchos casos, nunca de un rico, eso seguro.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 19, 2011 at 1:30 pm

      No diría lo mismo: diría que debe ser ejecutado quien se equivocó en su sentencia. Repito que eliminar la pena de muerte para quienes la merecen, por los errores cometidos con los inocentes, es eliminar la Ley para que no haya casos de injusticia notoria como el de los Cuatro de Guildford (¿Conoce el caso? ¿Vio “In the Name of the Father”?). Debe elevarse el rigor en las investigaciones y en la aceptación de pruebas, pero cuando un cavernícola de 16 años dice: “Lo baleé porque no tenía suficiente miedo en sus ojos”, no creo que haya demasiado que investigar.

      ¿Usted tiene algún crimen entre los suyos? Yo sí, estimada amiga. Una persona de 38 años salvajemente asesinada, en plena calle, por dos delincuentes que lo apedrearon. ¿Sabe usted qué dijo el mayor de sus hijos, mi primito, al saber que su padre había sido asesinado por gusto? Dijo: “Me mataron a un papá perfecto”. De los dos criminales, uno recibió 1 año de privación de libertad, el otro 15, pero como tenía 20 años en el momento de su salvajismo, puede cumplir solo un tercio de la condena: digamos que 7 años. O sea, yo debo decirle a mi abuela, a mi madre, que perdieron un hijo y un hermano, que el criminal dio 7 años de su vida a cambio de la vida de mi tío. Justo, ¿verdad? Bien justo.

       
      • Diana

        septiembre 20, 2011 at 8:53 pm

        ¿Y si hubiesen atrapado a quien no fuera y lo hubiesen ejecutado, eso te serviría de algo? Siempre habrá errores judiciales, pero de la cárcel se sale, de la tumba, no.

         
      • Diana

        septiembre 20, 2011 at 9:01 pm

        En caso de un error judicial con resultado de pena de muerte, para resarcirlo, ¿a quién matamos después? Juez, jurado, fiscal, abogado defensor, investigadores, policías…? ¿Ponemos un número máximo o nos cargamos a todos los que colaboraron en ese asesinato? Porque sería un asesinato.

         
  11. Faro

    septiembre 19, 2011 at 1:41 pm

    Querido Ernesto:
    Estoy, como escribio Rey David a favor de la vida. Es cierto todo lo que dices sobre los personajes a los cuales te refieres. Es cierto que merecen las condenas mas duras que existan, es cierto que como canceres de la sociedad deberian ser extirpados, es cierto que ocasionan al estado gastos exhorbitantes e inmerecidos por la buena vida que les dan…..Todo eso es cierto. Pero por conviccion creo que el fin de la vida de cada ser humano esta en las manos de Dios. Y creo en la justicia divina. Esa no falla. LLegara el dia en que se presenten ante el Juez Justo. Y ahi si que van a recibir lo que merecieron segun sus crimenes.
    Saludos, tu segura lectora, Faro.

     
    • Celso

      octubre 10, 2011 at 12:56 am

      Faro, yo soy bruto y no entiendo bien. Si el fin de la vida de TODO ser humano esta en las manos de Dios, entonces fue Dios el que asesino a esta pareja de jovenes? O las manos de Dios solo deben alcanzar a los asesinos y no a sus victimas?.

       
  12. Faro

    septiembre 19, 2011 at 1:55 pm

    Ernesto, Pequeno hermano, muy lamentable lo que nos cuentas de tu familia. Ahi tienes un ejemplo de la imperfectisima justicia humana y si es de nuestro pais, mas todavia. Mira el mio: No es igual al de tu tio, pero es ejemplo de la justicia mal aplicada. Mi cunado, un hombre buen padre, trabajador, buen amigo…salia de su trabajo e iba hacia su casa. Conducia uno de aquellos carros pequenitos llamados “Polaquitos” e iba por una carretera de poco transito a las 7pm. En una curva habia un camion de la construccion apagado, y no le dio tiempo a nada, quedo debajo del camion y murio en el acto.. Al chofer del camion le dieron 5 anos que no cumplio, llego a tres y pico y salio libre, y a otro vecino, por comprar carne de res le dieron 5 anos que cumplio totalmente. Indignante, verdad?
    Una viuda joven y unos adolescentes que todavia se preguntan por que la vida es tan cruel….

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 19, 2011 at 2:11 pm

      Los desatinos de la justicia cubana son antológicos, aunque no son únicos en el mundo. Pero en este caso, estimada amiga, mire cómo pasan las cosas en Cuba: tras el fusilamiento de los tres jóvenes de la lanchita de regla, y debido al revuelo internacional que no midieron, el Tribunal Supremo de Cuba puso la Pena de Muerte en moratoria: está en el Código Penal, pero no se aplica. ¿Qué trajo como consecuencia?, que ni siquiera actos de terrorismo como los del salvadoreño Raúl Ernesto Cruz León, sean sancionados con la Pena de Muerte. Le conmutaron la pena por 30 años a un hombre que entró con explosivos, que asesinó a un turista, hirió a otros, y causó el pánico nacional. Entonces, los tres jóvenes negros están bajo tierra sin haber siquiera herido a nadie, y un terrorista está vivo, y cumplirá solo una parte de esos 30 años. ¡Hermosa justicia! ¿no?

       
      • Faro

        septiembre 19, 2011 at 4:07 pm

        Pequeno hermano…tienes toda la razon…Saludos, Faro

         
  13. Sanson

    septiembre 19, 2011 at 2:06 pm

    Siempre existe la posibilidad de error. Por eso nadie debe ser llevado a morir sin existir pruebas contundentes. La sentencia en ocasiones es rebajada al existir circunstancias atenuantes. Existen apelaciones y recursos. Ahora, cuando el acusado es confeso, cuando el crimen esta registrado en camara, cuando existen pruebas seguras como ADN la cuestion es distinta. Por que dejar vivo a un terrorista que no solo confiesa sino que alega estar orgulloso de lo que hizo?. Con que objetivo debe mantenerse con vida a este tipo que alega que mato al joven porque no demostro una actitud de panico al verse apuntado por un arma evitandole asi la diversion esperada?. La santurroneria hipocrita esta acabando con la sociedad moderna. Es como ir al suicidio. Porque permitir que un idiota con ideas retrogradas, enemigo del avance de la civilizacion venga a hacer pagar a inocentes por su fanatismo y despues respetar su vida , es ofender y demeritar a los que se esfuerzan dia a dia en ayudar a sus semejantes, a los que son justos y alos que desean vivir en concordia con sus semejantes. Por eso cada vez quedan menos personas honestas y cabales. Como serlo en el entorno de la selva?. Solo estamos permitiendo que otros admiren y hasta imiten lo mal hecho. Seria mejor condenarlo y televisarlo para que todos vean como se le aflojan las piernas o al menos lo feo que luce despues de muerto.

     
  14. Evelio Hernandez Colon

    septiembre 19, 2011 at 3:27 pm

    Gracias a Dios no cuento entre mis familiares a ninguna victima fatal de un acto criminal, por lo que se me hace muy dificil opinar sobre este tema. De mas esta decir que quizas, si alguien matara a alguno de mis seres queridos, mi primera, y quizas unica y peremne reaccion, sea que el asesino encuentre la muerte de una u otra manera, aun pasando por encima del civismo.

    En fin, es un tema muy pero muy delicado, Ernesto, y escribir sobre el es muy complicado, jamas habra concenso en el mundo a respecto, y no quedaran mas que opiniones encontradas. Desde luego, tu pluma escribe lo que a ti te ronque, pero yo jamas hubiese escrito a respecto.
    Un saludo

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 19, 2011 at 3:32 pm

      Amigo mío: uno de mis objetivos, desde siempre, ha sido escribir sobre temas espinosos. Una vez, estando en Cuba, dije en público, en un debate sobre la mediocridad artística, “que para temas sosos y unipolares ya tenemos al periódico Granma”. No me interesan los puntos donde haya relativo concenso. Y creo que para el periodismo es vital abordar los parteaguas. Un abrazo sincero.

       
      • Evelio Hernandez Colon

        septiembre 19, 2011 at 4:46 pm

        Tienes toda la razon, tu eres periodista, y yo ingeniero, quien si no tu, y los periodistas, para escribir sobre estos espinozos asuntos. Un saludo, por cierto, del post pasado, yo si entiendo lo que tiene Raul y su jugadera, pero luego mas largo meto la cuchareta por alla.

         
  15. Sanson

    septiembre 19, 2011 at 4:04 pm

    Es una suerte que nuestros antepasados seres humanos se enfrentaran a los Nazis, para poner un ejemplo, y no delegaran en Dios ese derecho por que de lo contrario y sin desmeritar al Todopoderoso, creo que nos hubieramos extinguido antes de tiempo como especie. Y ojo que no estoy quitando el merito al Todopoderoso que hasta en una occasion nos proporciono las Tablas Sagradas y Los Diez Mandamientos escritos en ellas para que con ellos supieramos lo que no debiamos hacer so pena de ser castigados. Pero pretender tambien que el Sennor se tome el trabajo de vestir la toga de juez y de paso accione los “chuchos” de 2000 Volts me parece cobarde, apatico y sumamente irresponsable.
    Considero que es un tema escabroso, al que los hombres civilizados si deben analizar y evitar que caiga solo en las manos de avestruces o santurrones. Al fin y al cabo todos esos jueces y leguleyos tienen la obligacion de accionar la ley para proteger al individuo en esta sociedad que para eso se les paga

     
  16. Julian Cedeño

    septiembre 19, 2011 at 5:22 pm

    Estimado Ernesto:

    Antes de opinar, una breve introduccion fuera de contexto: Estoy trabajando fines de semana para poder atender la Universidad de Lunes a Viernes, por lo que me ha resultado imposible invitarte a mi casa para darte la vienvenida y cuentes con mas amigos en el Palenque. No obstante, en caso de emergencia, no dudes en llamarme cualquier dia y a cualquier hora al 786-252-1190.

    Yo prefiero enfocar mas mi comentario a las victimas del crimen en USA, y particularmente en Miami, nuestra comunidad. Como le sucedia a Jose Marti cuando vivio en USA, yo tambien me averguenzo de mi condicion humana cuando veo estos crimenes cometidos, la mayoria de las veces, por jovenes afro americanos.

    Y es que la seguridad es uno de los derechos mas importantes en la constitucion de los EUA, y veo con frustracion y dia a dia que no se cumple en lo absoluto, y lo peor es que nada efectivo se hace por parte de los congresistas, senadores, alcaldes, gobernadores, y el presidente para buscarle una solucion a este problema social que hace infelices a todos.

    Y no quiero hablar de la violencia y el crimen en las escuelas y universidades, que podria muy bien ser otro tema para que escribas un articulo y pongas a los mas de 2000 followers a opinar.

    La prevencion del crimen es a mi juicio, la solucion mas efectiva al problema, y es donde deben concentrarse los recursos disponibles para minimizar las estadisticas asombrosas de homicidios en los EUA, considerada la tercera causa de muerte entre los jovenes de 15 a 34 years, seguida solo por los accidentes automovilisticos y los suicidios.

    Mientras se haga muy poco o no se haga nada en ese tema (prevencion del crimen), tenemos que seguir tomando medidas de seguridad personales: 1- No visitar zonas conocidas como peligrosas; 2- No caminar solos en la noche; 3- No llenar el tanque en gasolineras ubicadas en zonas peligrosas y menos en altas horas de la noche; 4- Vivir en zonas con bajo indice de homicidio (la seguridad tiene un precio y vale la pena pagarlo); etc; etc.

    A mi juicio, una vez que mi hija de 18 años sea asesinada por un afro-americano en Miami porque a este no le parecio que ella sintiera mucho miedo mientras le apuntaba con el revolver, el dolor no desaparecera o se aliviara jamas si el asesino despues fue a pena de muerte o pasa el resto de su vida en la carcel.

    La prioridad numero uno aqui y en cualquier lugar donde vivas es SAFETY.

    Recuerdo cuando vivia en Cuba, un asesino mato a machetasos a su esposa, hijos y suegros, en un pequeño poblado llamado Los Perros, en la provincia de Ciego de Avila: no se publico una sola palabra del horrendo crimen.

    En USA hay casi 400 millones de habitantes, y no se oculta un solo homicidio. Por eso no me gusta ver las noticias del TV, porque las primeras son justamente sobre a quienes asesinaron ese dia en la ciudad.

    Hay soluciones eficaces para minimizar los altos indices de homicidios, pero mientras los lideres de la sociedad no decidan sentarse y analizar e invertir recursos en el problema de forma seria y honesta, tendremos que seguir PREVINIENDO el crimen a nivel individual y familar y tendremos que seguir sintiendonos avergozados de pertenecer al genero humano, como le ocurria al MAESTRO mientras vivio despatriado en USA y como nos sucede de igual forma ahora a nosotros.

    El rol de los periodistas es solo publicar la noticia?

     
  17. Marco

    septiembre 19, 2011 at 5:49 pm

    Yo estoy de acuerdo contigo, Ernesto. Pienso que a esos personajes lo menos que se les podria hacer es eliminarlos de la sociedad. La vida es ” sagrada “, como dicen algunos. No era “sagrada” la de las victimas? Y tenemos que preocuparnos por la del asesino? La hipocrecia no tiene limites. Todas esas palabras tan manidas, tan falsas describiendo la vida no son reales para el que las dice. Que pensarian esas personas que hablan asi si a una hija la agarrara una bestia de esas y despues de violarla la mataran como a un animal indefenso? Pensarian y dirian que la vida es de Dios y nada mas? Como se puede ser tan hipocrita y no dar pena?

     
  18. Paloma

    septiembre 19, 2011 at 7:51 pm

    Yo no necesito tener familiares entre las víctimas, para estar de acuerdo con Ernesto, puedo fácilmente ponerme en la piel de esos padres o esos hijos, cualquier persona que haya perdido seres queridos por crímenes como los referidos. Es cierto que la justicia humana es falible, pero muchas veces son tantas la pruebas de culpabilidad, que el margen de duda es apenas 0.01%, es decir, estadísticamente despreciable. En casos como el que dio el pie a Ernesto a escribir no queda ninguna ¿que derecho tenían esos chicos a quitar dos vidas? ninguno ¿en que se van a transformar esos asesinos después de 10 o 15 años de cárcel, encerrados con otros como ellos? ¿cuantas vidas más le han de costar a la sociedad? incluso dentro de las mismas cárceles se convierten en verdugos de otros más débiles que ellos, porque su condición de asesinos la usan como bandera o galardón. NO es otra cosa que lo que ha hecho ese chico, diciendo que no vio suficiente miedo en los ojos de Julián.
    Es mucho el poder que le otorga la sociedad al hombre que mata a otro, y no le aplica el mismo castigo, lo pone más allá del miedo, y más allá del castigo, otorgándole licencia para hacerle lo mismo a otros. No estoy a favor de la pena de muerte a la ligera, pero abolirla me perece un soberano disparate, y el tiempo lo dirá.

     
  19. Rey David

    septiembre 19, 2011 at 8:47 pm

    Los que están a favor de la pena de muerte no entienden que el quitarle la vida a un culpable de asesinato no le devuelve la vida a la víctima, solo agrega una muerte mas al suceso y si despreciamos tanto al que atenta contra la vida humana porque entonces pagar con la misma moneda y acabar con otra vida aunque esté justificado por nuestra rabia hacia lo mal hecho. En un problema de principios éticos y humanos, aunque el asesino no se merezca el más mínimo respeto por su vida, el disponer de ella nos hace actuar inconscientemente de forma salvaje. Prefiero dejar vivo y encerrado para el resto de su vida a un asesino que correr el riesgo de ejecutar por error a un inocente como ha pasado muchas veces, la mayoría de los países de Europa y el mundo no reconocen la pena de muerte y no por ello se tornan más violentos, de hecho Estados Unidos que es uno de los que más la aplica, tiene un índice de asesinatos mayor, repito que la solución está en una mejor legislación que permita hacer cumplir la ley sin tanta reducción de condenas, que los culpables se pudran en la cárcel para que no puedan volver a las calles nunca más.

     
    • delamanodelhermano

      septiembre 20, 2011 at 4:21 am

      Estimado Rey David: Usted dice: “si despreciamos tanto al que atenta contra la vida humana porque entonces pagar con la misma moneda y acabar con otra vida aunque esté justificado por nuestra rabia hacia lo mal hecho.” Le voy a explicar por que: Cuando yo estaba en 4to año de Psicologia, teniamos un proyecto con criminales. Ese proyecto consistía en diagnosticar a ese asesino con alguna enfermedad mental o no. Fue un proceso largo, muy largo (uno no puede diagnosticar o mucho menos medicar a una persona completamente sana) de muchos dias de entrevistas con esos criminales en sus respectivas cárceles. Y que cree? Muchos de esos presos ya habían pasado por cárceles de distintos lugares antes, o sea, no era la primera vez que estaban presos. Sabe por que? Pues porque tras 15, 20, o 30 años de estar encerrados, ya no saben vivir fuera de la cárcel, porque ya no tienen vida fuera, no encuentran trabajo y prefieren volver a cometer otro crimen para poder quedar tras las rejas y al menos tener una cama, cobija, y un plato de comida caliente. Claro que hay que estar muy seguro de que la persona implicada es culpable, y no hay mejor prueba que los mismos asesinos declarando la verdad, o camaras de seguridad comprobándola. Entonces Rey David, crée usted que se debe de pagar con la misma moneda ese asesino a la primera vez o debe de salir a la calle despues de 25 años y al verse solo, sin poder salir adelante por el crimen cometido, decida matar a la hija de usted con tal de volver a tener algo de vida aunque sea en prisión?

       
  20. Raúl

    septiembre 19, 2011 at 10:13 pm

    Wow, Ernesto, me ha sorprendido tu respuesta porque evidencia que no entendiste nada de lo que dije en referencia a tu comentario. No te llamé ignorante en ningún momento. Por otra parte, todos los seres humanos somos ignorantes en muchas esferas de la vida y tú no eres, no puedes ser una excepción. Tampoco dije que no te leería más, mucho menos me referí a que otros entraran o no en el debate, francamente, esa ni me imagino de qué sombrero la sacaste.
    Parece ser que te ofendió el hecho que te dijera que por haber salido no hace mucho de la Isla aún no eres un gran conocedor en materia de derechos humanos. Pero, Ernesto, eso nos pasa a todos los cubanos que nos vamos de esa prisión: allá no recibimos educación en algo tan fundamental como eso de los derechos humanos.
    Te pongo un simple ejemplo. Cuando yo estaba recién llegado al país en el que hoy vivo, tenía serios problemas en entender que algún que otro criminal fuera dejado en libertad porque se había cometido algún error de procedimiento o se había violado alguno de sus derechos o, en fin, por algún “tecnicismo” legal. Yo me preguntaba: ¿Y no es que ese criminal violó los derechos de su víctima? Y sí, los violó pero eso no implica que la sociedad no tenga que respetar los que ese criminal tiene como ciudadano. Y esto me costó trabajo entenderlo por mi ignorancia en asuntos de derechos humanos.
    Podría ponerte muchos ejemplos más, pero espero que esta vez me hayas entendido un poco mejor, o simplemente, espero que esta vez me hayas entendido.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 19, 2011 at 10:31 pm

      Estimado amigo: ni el nivel educacional en Cuba es bajo (es un cliché incierto: no es lo mismo bajo nivel educacional que bajo nivel de información), ni mi comprensión fue deficiente. Le explico algo, con todo y mi “evidente escasa educación”: la Teoría de la Comunicación afirma que cuando un mensaje es deficientemente comprendido por el receptor, el error en la mayoría de los casos no es de este, sino del emisor. Ergo, no vale la pena culpar a los demás de que no nos comprendieron bien: siempre es más saludable pensar que no nos supimos expresar.

      No es lo mismo decir “que por haber salido no hace mucho de la Isla aún no soy un gran conocedor en materia de derechos humanos” (como dices ahora), que “su escasa educación y su evidente ignorancia en asuntos de derechos humanos”, como dijiste en tu comentario anterior. Dicho sea de paso, esta es una afirmación excluyente y ofensiva para cualquier cubano: al parecer, que el gobierno cubano no respete los derechos humanos implica que los cubanos somos unos diletantes, que desconocemos la Declaración Universal de los DDHH, que no sabemos cómo funcionan los derechos humanos en el mundo, y que no sabemos exigirlos. Diciéndome a mí que soy un ignorante (sus palabras textuales) en esta materia, por haber salido hace poco de Cuba, está llamando ignorantes a Oscar Elías Biscet, Oswaldo Payá, Yoani Sánchez, Dagoberto Valdés, las Damas de Blanco, y todos los representantes de la sociedad civil cubana, que todavía están en Cuba. Me parece francamente inaceptable su razonamiento.

      ¿No entiende, estimado amigo, de “qué sombrero me saqué” su incitación a no participar en ningún debate al respecto? Yo le digo de dónde, de una afirmación como esta: “En todo caso, no creo que hoy valga la pena entrar en un debate con él en este tema”. Si quería decir que USTED no creía que valía la pena polemizar conmigo al respecto, y por eso no lo hacía USTED, quizás su redacción debió decir algo como: “En mi caso (¡bendita aclaración personal!) no creo que hoy valga la pena…”. De lo contrario, se lee como una máxima generalizada, un consejo al resto.

      Con mi orgullosa educación, recibida gracias a excelentes maestros de Física, Biología, Literatura e Historia que me impartieron en aulas destrozadas y casi sin tizas para escribir, sin pizarras ni medios básicos, pero sí fuertes vocaciones de enseñanza, le agradezco que siga leyendo este blog, y ojalá entienda que fue indudablemente ofensivo no solo conmigo: sino con TODOS los cubanos de la Isla.

       
      • CARLOS

        septiembre 20, 2011 at 7:48 am

        DEJALO ERNESTO, QUE RAUL, EL POBRECITO SE ESTA HACIENDO EL LOCO, SE DICE Y SE CONTRADICE Y AL FINAL SIEMPRE PARECE TENER LA RAZON Y SABE MUY BIEN QUE NO LA TIENE, UNA COSA ES UN TECNICISMO Y OTRA BIEN DIFERENTE ES UNA CONFESION APOYADA POR LAS PRUEBAS DE LAS CAMARAS.

         
  21. Luis Gomez

    septiembre 19, 2011 at 11:16 pm

    Comparto tu opinion sobre la pena de muerte. La pena de muerte es un mal necesario. A todos estos que dicen NO a la pena de muerte, ojala no les toque vivir lo que les ha tocado vivir a los padres de Julian y Kennia. Es muy facil opinar cuando no se esta en los zapatos del que padece. Es facil ser benevolo con el dolor ajeno. Habria que ver cuan benevolo serian si les tocara a ellos mismos; si les mataran a un hijo de esa manera tan brutal y despiadada. El mundo esta lleno de hipocresia.

     
  22. atebom

    septiembre 20, 2011 at 12:03 am

    Cada quien aplicaría la pena de muerte a su manera.

    Yo la aplicaría exclusivamente a las mujeres que aborten y a sus secuaces, en un

    primer periodo. Ya después veríamos si la extendemos a delitos menos graves.

     
    • Rey David

      septiembre 20, 2011 at 10:19 am

      El tema del aborto propongo no mesclarlo con este, pero reconosco que estan muy ligados, hay falsos defensores del derecho a la vida que condenan el aborto pero estan a favor de la pena de muerte y un razonamiento no se corresponde con el otro, eso si es hipocrecia.

       
      • atebom

        septiembre 20, 2011 at 11:52 am

        Te voy a decir una cosa: las feminazis ya no se conforman con matar a fetos impunemente. Ahora van sobre los niños ya paridos.

        Casey Anthony en Estados Unidos, Katrina Effert en Canadá, son simplemente dos ejemplos de impunidad.

        En Guanajuato, México, los legisladores conocidos como “Chacales de Guanajuato”, accedieron a la petición de las feministas y dejaron salir de presidio a las reas de infanticidio.

        A toda esa gentuza yo la fusilaría sin más trámites: no sólo a las infanticidas, sino a sus cómplices políticos.

         
  23. reinaldo garcia

    septiembre 20, 2011 at 2:10 am

    Vivo en Scandinavia y por aqui se repite mecanicamente que la pena de muerte no resuelve nada respecto a la victima(no lo trae de vuelta a la vida) ni tampoco al victimario(ya muerto no siente su castigo).Pero yo sigo creyendo en ella,jamás lucharé por abolirla al igual que respeto a aquellos estados que no la contemplen en su sistema de justicia.Por supuesto que me refiero a la pena de muerte que ajusta cuentas a quienes mataron,no a la que,por razones politicas u otra de esas barbaridades iranies o norcoreanas,mucho menos a la cubana,que con tanta regularidad se há usado con fines politicos.Ya el pasado Agosta 22 escribí en mi blog acerca del noruego y al leér este post,comprendo que no soy el unico que aún crée en el “ojo por ojo y diente por diente”.Un saludo.

     
  24. anamaria

    septiembre 20, 2011 at 3:32 am

    Hola Enesto!

    Yo nada mas quisiera saber como reaccionarian estas personas tan defensoras de la No Pena de Muerte si se vieran ante el caso de que un hijo suyo saliera tranquilamente como cualquier dia del ano a estudiar a su escuela y no regresara mas porque un imbecil que diariamente se atiborra de cocaina o mariguana decide entrar al plantel donde este estudia y disparar indiscriciminadamente sobre pobres inocentes como su hijo.O si su padre o su madre mueren acuchillados en su propia casa por alguien que vino a robarles unos cuantos dollares para comprar el crack o algun otra droga que los ha convertido en montruos?. Me encantaria saber si tendria la maravillosa capacidad de perdonar si a una inocente criatura de su familia que sale a jugar a su jardin o va de camino a la escuela tiene la terrible desgracia de tropezarse con un vil e incorregible pedofilo que la llevara con el , la hara pasar por momentos horribles para la que un nino no esta preparado y luego la enterrara viva, la ahogara en un lago o sencillamente la matara a golpes?.

    La fracesita de que el castigo de la pena de muerte no devolvera la vida de la victima que se la digan a los que han pasado por estos horrores. Es cierto que existe la posibilidad de cometer errores al condenar a algunos, pero esos son casos contadisimos.Sencillamente nadie tiene el derecho de quitarle la vida a nadie y si lo hace violando ese derecho, por que tendria yo que lamentar que le quitaran la de el? Poner en igualda de condiciones el derecho a vivir de una victima con la del victimario, yo lo entiendo como un acto cruel.

     
  25. el gran inquisidor

    septiembre 20, 2011 at 8:26 am

    Si se comprobo que fueron ellos pues pena de muerte, si hay dudas pues ponganlos 25 anos hasta que se encuentre mas pruebas y despues pena de muerte. Y si no quieren pena de muertes pues que paguen los gastos los bobos aqui como raul y defensores de izquierdos humanos(defensores de criminales).

     
  26. Ileana

    septiembre 20, 2011 at 9:03 am

    Ernesto: Como conozco tu inteligencia y tu vocación humanista, me extrañó mucho este post.

    A ver si tengo tiempo de poner en limpio mis ideas al respecto, me vendrá bien. Para empezar por el final, la cantidad de asesinatos que hay cada día en Estados Unidos es un ejemplo de que la pena de muerte no disuade a nadie para no asesinar, así que tu último parrafo es muy, pero que muy rebatible, con el propio hecho que glosas. ¿Existe alguna estadística que avale que aquellos países donde existe la pena de muerte haya menos asesinatos? Lo dudo mucho.

    Una persona puede llegar a convertirse en asesino por muchas razones, que pueden resumirse en una: un gran desamparo vital. Sé que es difícil mirar en un asesino la víctima que fue, quizás y probablemente desde el mismo momento de su nacimiento, pero es necesario si queremos salir de nuestros sentimientos, y hablar con propiedad.

    Cuando se trata de legislar no se puede hacer caso a lo que uno “siente” (rabia e indignación lógicas ante un suceso de semejante calibre) sino a las razones éticas, humanísticas, sociológicas y científicas que debe haber detrás de una ley. Me refiero por supuesto a una sociedad con seguridad y modernidad jurídicas, excluyo a Cuba, Afganistán, etc…

    Como sugiere la psicología del vínculo (sugiero leer a Alice Miller), si esos chavales hubieran tenido una, una sola persona (una madre, un padre, un tío, un abuelo, un maestro, un trabajador social…) que en la vida les hubiera mirado con humanidad y empatía, probablemente nunca hubieran llegado a convertirse en asesinos.

    Si matar está éticamente mal, la Justicia entonces no puede matar, en nombre de nada.

    Creo que para disminuir los índices de violencia en un país la primera e ideal medida no es la pena de muerte, sino la disminución de las enormes diferencias entre ricos y pobres, la atención social a las personas marginales o en peligro de exclusion social, un sistema educativo y social más humanista, etc… Es el amor, la solidaridad y la justicia social, y no el ojo por ojo, lo que puede disminuir la espiral de la violencia y sanar a la humanidad.

    Por otra parte, cuando a pesar de unas políticas de justicia social avanzadas, inevitablemente un suceso de este tipo se produce, no creo que nadie gane nada volviendo a matar. La cadena perpetua, las penas de larga duración, pueden ser suficientes para castigar, y también para tratar y para estudiar a estos individuos.

    Este es un problema complejo, que une en sí mismo posturas filosóficas de diversa naturaleza, y al final, supongo que es una cuestión de fe, de fe en el ser humano, que cuando nace y se educa en un entorno fértil adecuado, jamás se convertirá en un monstruo.

    En la Cuba del futuro, en esa que tú y yo imaginamos, no me gustaría la pena de muerte. Y sí, un sistema jurídico moderno, y un sistema social que, desde la democracia y la libertad, intente disminuir las brechas entre los ricos y los pobres, entre los negros y los blancos, entre los marginales y los “educados”. Porque una sociedad que solo se preocupa por aquellos que pueden “triunfar” en ella, condenando a una parte a la miseria y a la delicuencia, recibirá como un boomerang su propia violencia.

    Gracias, un abrazo.

     
    • CARLOS

      septiembre 21, 2011 at 12:24 pm

      AY ILEANITA QUERIDA, EN VENEZUELA Y EN MEXICO NO EXISTE LA PENA DE MUERTE Y MIRA A VER LAS ESTADISTICAS DE CUANTOS MUERTOS VIOLENTOS HAY, POR LO MENOS SABEMOS QUE RESUELVE MENOS NO TENERLA. TE LO DEJO DE TAREA.

       
  27. Julian Cedeño

    septiembre 20, 2011 at 1:02 pm

    Bello su post Ileana. Una vez mas quiero enfatizar que el punto critico en este tema es PREVENIR que asesinen a nuestros jovenes, como le sucedio a estos que Ernesto narra en su post, pues insisto nuevamente que, una vez que eso ocurra, el dolor no se aliviara o desaparecera porque apliquen la pena de muerte o los tengan 30 años en la carcel.

    Tiene que funcionar bien tres cosas a las que se referia el Papa Juan Pablo II: La educacion en el hogar, la escuela, y la educacion cristiana en la Iglesia de la Comunidad. Cuando uno de estos tres eslabones se rompe, aparece el hombre salvaje, el asesino, el desalmado, el vago, el diablo en persona.

    Ha visto Ud lo hermoso que es ver a la comunidad afro americana que participa de las actividades de la Iglesia de su comunidad?. La respuesta es una: JESUS CHRIST es AMOR.

    Ud puede ser pobre economicamente pero rico en lo espiritual, y puede llegar a convertirse en un rol para la especie humana (Jesus Christ).

     
    • CARLOS

      septiembre 21, 2011 at 12:28 pm

      ES CASUALMENTE LA COMUNIDAD AFROAMERICANA LA QUE MAS CRIMENES VIOLENTOS PERPETRA EN ESTE PAIS, QUE CONSTE QUE NO ESTOY GENERALIZANDO Y MUCHO MENOS PONIENDOLOS A TODOS EN LA MISMA BALANZA.

       
  28. Julio Barcelona

    septiembre 20, 2011 at 3:16 pm

    Hola Ernesto, en una parte de tu escrito está escondida una parte de la respuesta al asunto, cuando mencionas lo que cuesta un preso a las arcas sociales, las prisiones donde tu estas son privadas, ó sea que el numero total de presos indica lo bien que va el negocio para los dueños de las carceles, suena ridiculo, pero es así, el tema de la pena de muerte es un tema espinoso como dices, tiene un trasfondo muy amplio, la justicia de los hombres es muy imperfecta e interesada, sabes bien que la pena de carcel ó la absolucion dependen de lo caro que sea tu abogado, te pueden meter preso por robar cualquier tontería, pero si robas unos cuantos millones a travez de un banco y haces quebrar unas cuantas empresas, tal vez entre apelaciones y todo nunca vayas a la carcel, sin contar que puedas ser amigo de algun senador, no obstante estoy de acuerdo en la pena de muerte para asesinos confesos y demas.
    En cuanto al asesino de Lennon y el de Noruega y otros mas incluyendo el de los hermanos Kennedy, puedo decirte que hay cosas que no estan a la vista, solo somos unidades de consumo, un numero en una lista, tal vez sepas algo de MK Ultra, un saludo

     
  29. marco

    septiembre 20, 2011 at 3:24 pm

    Me encanto leer las ideas de Ileana. Un cd de Bach,un cafe fuerte y a sonnar con esas sociedades tan maravillosas. Ya por ultimo la de Cuba me llevo a las lagrimas. Las ideas van dando vueltas y ya por ultimo, dentro de poco “esos chavales” los vamos a ver como las victimas y las vidas de esos dos que murieron no es mas que un ejemplo de lo terrible de esta sociedad en que vivimos. Un ejemplo para demostrarlo fue la mirada ” sin miedo suficiente ” que le dedico (todavia puedo decir la victima?)al chaval al que nadie nunca miraron con amor. Muy lindo ,,,Ileana. Todavia tienes tiempo para darle amor y lindas miradas a todos ellos. Vas a llevar a tus hijos en esa aventura?

     
  30. atebom

    septiembre 20, 2011 at 5:28 pm

    Añado un comentario:

    A la mafia mexicana no la disuadirá la pena de muerte, porque ellos a cada rato mueren en balaceras. El reto a la muerte es parte de su vida.

    Otra cosa sería comenzar a enviar a los presos a Guantánamo…

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 20, 2011 at 6:30 pm

      Mi posición solo es que la pena de muerte, bien aplicada, sí reduciría al menos en algo (no eliminaría) la violencia mexicana, por utilizar su ejemplo. Mi posición es que la merecen, se la ganan por derecho propio, quienes no respetan la existencia de los demás. Yo sostengo que la vida debe ser un derecho a ganarse mientras se viva en sociedad: si yo no respeto el “contrato social” de no atentar contra la existencia ajena, si yo arranco de cuajo la vida de otros, no merezco respirar. Tan sencillo como eso.

       
  31. Tinejo

    septiembre 20, 2011 at 6:13 pm

    Querido amigo, es que la oposición a la pena de muerte tiene un componente filosófico-político indiscutible: el Estado es la expresión de la voluntad soberana de la ciudadanía, que en su contrato social cede voluntariamente y con posibilidad de rescisión, algunos de sus derechos consustanciales como humano para conseguir una protección efectiva de los mismos. De este modo, ningún grupo humano cedería el derecho primario sobre la propia vida, por lo que el Estado no se puede arrogar como juzgador y ejecutor del mismo.

    http://casaquerida.com/2011/09/20/los-violadores-de-la-semantica/

     
  32. Hugo Quintana

    septiembre 20, 2011 at 6:38 pm

    Nietzsche dijo; ” A igualdad de Derechos, igualdad de Injusticia ” , ” Si vamos a analizar a cada delincuente, jamas penaremos a alguien. “· Si se aplicare la pena de muerte, hoy habrian docenas de miles de personas, que estarian rodeados de sus seres mas queridos y no muertos, PORQUE LA PENA DE MUERTE, EVITA LA REINCIDENCIA, todos los Paises del Mundo, pueden dar ejemplos de asesinos que cumplieron pena y volvieron a matar; los detractores de la ^Pena de Muerte, dicen que se le puede aplicar a un inocente, ES VERDAD; PERO CUANTOS INOCENTES MUEREN REALMENTE, POR ESE HIPOTETICO CASO ?, nosotros damos mil vueltas, mil excusas para no aplicarla, sin embargo, el delincuente lo decide sumariamente para escaparse o para lograr su cometido; acaso cuando el asesino cumpla la pequeña pena que le dan, ¿ la victima resucita?, el asesino sigue gozando de los privilegios de la libertad, sigue gozando de la vida¡¡¡¡y la victima ??? En la vida se nace oveja o pastor, y los que nacimos pastores, tenemos la obligacion moral y material , de llevar a las ovejas a lugares seguros para que no se las coman los lobos, ” aun en contra de su gusto y voluntad “Hugo R. Quintana hrqraul@gmail.com

     
  33. Sanson

    septiembre 20, 2011 at 9:09 pm

    No creo que esos tres muchachos vivan en extrema pobreza. Posiblemente cada uno viva en unas condiciones superiores a muchos que viven en USA y en el resto del mundo que nunca han matado a nadie. Los otros dos ejemplos, o sea el asesino de Lennon y el noruego ni pensarlo.
    Entonces por que seguir con esos dogmas de tanto repetirlos mucha gente se los cree. Bin Laden procedia de una familia pudiente, el che Guevara no crecio en un hogar miserable ni en medio de la violencia

    Seria bueno desarrollar una sociedad donde todos traten y logren triunfar con iguales derechos y hasta los que no lo consigan, tengan el derecho a una vida de oportunidades para ellos y sus descendientes. Donde el sistema juridico fuera perfecto y sin errores y donde las leyes fueran respetadas por los ciudadanos y los politicos fueran honestos y realizaran el trabajo para el que fueron elegidos. Donde el ciudadano comun sea lo mas importante, sin la necesidad de una cuenta bancaria gigantesca
    En esa sociedad perfecta y utopica, igual no cabrian ni los tres asesinos juveniles, ni cabria el tal Chapman, ni el noruego. Deberian tambien ser condenados a muerte

     
  34. SinpatriaPerosinamo-Art13

    septiembre 20, 2011 at 9:41 pm

    Este es el problema de la pena de muerte: Amnesty International

    Juror: “If I knew then, what I know now, Troy Davis would not be on death row.” http://bit.ly/troyaction #TooMuchDoubt

    http://takeaction.amnestyusa.org/siteapps/advocacy/ActionItem.aspx?c=6oJCLQPAJiJUG&b=6645049&aid=516533

     
  35. Paco

    septiembre 20, 2011 at 10:12 pm

    Hugo Quintana, Ud. expone argumentos muy convincentes. Y pregunta, “PERO CUANTOS INOCENTES MUEREN REALMENTE, POR ESE HIPOTETICO CASO ?”
    La respuesta es que nadie sabe. Una vez muerto el “culpable”, generalmente nadie sigue gastando tiempo y dinero en examinar sus proclamaciones de inocencia.
    Y podemos facilmente entender que si, por cualquier motivo, un oficial de LAW ENFORCEMENT quisiera que se hallara culpable un cierto sujeto (¿Yo? ¿Ud.?), no le sería muy dificil lograrlo. Por mi parte, no puedo considerar ningún sistema de justicia humana lo suficientemente confiable e incorruptible como para otorgarle el derecho de executar seres humanos.

     
  36. atebom

    septiembre 20, 2011 at 10:29 pm

    Preguntémonos también sobre qué métodos usar para matar.

    Ofrecerle una última cena a un reo también podría verse como blandenguería.

    Lo que podríamos hacer es restituir la Inquisición y aplicarles a los reos las mismas torturas que ellos aplicaron a sus víctimas.

     
  37. El Pequeño Hermano

    septiembre 21, 2011 at 1:37 am

    Muy bien, lanzo una pregunta para todos los polemistas de este peliagudo tema, dejémonos de abstracciones: Tienes una niña de 9 años, tu vida, tu universo. Tu niña que cada día te da fuerzas para vivir y para levantarte dando gracias por su vida. Y un buen día, un salvaje de… digamos, 18 años, se la lleva de la escuela, la viola, la tortura lentamente, la descuartiza después. Digamos que él mismo va a la policía y se entrega. Tú estás en el juicio, y escuchas que por ser menor de edad, recibirá una condena de un puñado de años en un correccional… y después a la calle (¡como tantas veces sucede!). ¿Entonces qué?

    Digamos, escena 2, que tú, el enemigo de la Pena de Muerte, recibes de repente el poder de decidir la condena del masacrador de tu niña. ¿Le destinarías algunos años, 15, 20, porque es un menor de edad? ¿También lo dejarías en prisión perpetua, sabiendo que como siempre sucede, tras 25 o 30 años, a veces menos, será liberado, y como es un chico joven saldrá de la cárcel con uno 45 o 50 años?

    Como sabiamente dijo otro comentarista: es cínicamente fácil predicar indulgencia, cuando el dolor por la injusticia es ajeno.

     
    • Rey David

      septiembre 21, 2011 at 7:47 am

      Amigo Ernesto el ejemplo de un hijo o familiar muerto no se debe tomar como razón para apoyar la pena de muerte, es lógico que cualquiera que se vea envuelto en un trágico evento de esa índole va a reaccionar de forma agresiva, cargado de ira y venganza, es una reacción normal, hasta yo que me opongo rotundamente creo que cogería por el cuello al susodicho y si no me lo quitan lo mato. Pero la ley y los jueces encargados de aplicarla no pueden regirse por emociones o por la sensibilidad que puede causar un caso determinado. Cuando se crea una ley es para todos y lamentablemente hay que generalizar y tratar de ver las cosas desde un punto de vista imparcial, analizar todos los pro y contras que van a desencadenar tal decisión y legislar en función de eso. Por eso en un juicio se tratan de escoger personas que no tengan conflictos de intereses y no estén relacionadas en lo mas mínimo con el tema a tratar.

       
      • Sanson

        septiembre 21, 2011 at 2:51 pm

        Ahi esta el kid de la cosa, segun Usted dice: “hasta yo que me opongo rotundamente creo que cogería por el cuello al susodicho y si no me lo quitan lo mato.”. O sea que usted que en el mismo primer comentario expresa que, y cito sus palabras ‘Definitivamente NO a la pena de muerte, el respeto a la vida humana es un derecho que debemos defender todos” mataria al culpable con sus propias manos si la victima fuera su hija. Pero si en el momento en que lo tiene cogido por el cuello y el tipo esta casi morado le comunican que no fue su hija sino la de otro, volverian a renacer en Ud. los sentimientos piadosos. En eso nos diferenciamos ustded Rey David y yo, porque si fuera su hija la nina violada y descuartizada yo lo sentiria tan profundamente que me ofreceria de voluntario para bajar el catao y creame que en ese momento no estaria pensando si va a disminuir o no el indice de criminalidad sino que ese HP esta pagando al menos una fraccion de lo que nos hizo

         
      • El Pequeño Hermano

        septiembre 21, 2011 at 3:07 pm

        Bingo. He ahí el punto, Sansón.

         
      • Rey David

        septiembre 21, 2011 at 10:22 pm

        No entienden o no quieren entender que es un problema de principios, o se esta a favor del respeto a la vida humana por ensima de todas las cosas o no, para nada es tener piedad o lastima por un asesino, los que estamos en contra de la pena de muerte no lo hacemos por defender a un asesino lo hacemos por el respeto a la vida de todos los seres humanos independientemente de donde se encuentren o de si eres tu, yo o aquel que cometio alguna falta. Si estas a favor de la pena de muerte no puedes delimitar que sea solo para el asesino de un nino, se aplicaria tambien para el que causo la muerte de cualquier persona y he ahi en la generalizacion de la ley donde esta el problema y las injusticias que se pueden cometer, por tanto antes de institucionalizar la muerte como acto de “justicia” prefiero el derecho de todos a la vida.

         
      • Alberto

        septiembre 22, 2011 at 6:13 am

        Enteramente de acuerdo con usted Rey David. No se trata de piedad o lástima con los asesinos.
        Se trata de que la justicia debe ser imparcial. No debe estar influenciada por sentimiento alguno. Ya lo reconocieron los romanos y la representaron con una venda en los ojos. Dudo mucho, que sin este reconocimiento la civilización hubiese llegado a los niveles actuales.
        Pienso que la imparcialidad de la justicia en una sociedad es premisa indispensable para sobrevivir al desarrollo cientifico y tecnológico.

         
    • Carbo

      septiembre 25, 2011 at 5:30 pm

      Esa lógica de que la condena debiera corresponder directamente con el crimen puede ser tramposa. Variando un poco este ejemplo: si el salvaje no ‘descuartiza a la niña’, pero de las torturas se quedara invalida ¿Que haríamos con él? ¿Sería más justo no matarlo?

       
  38. polloedieta

    septiembre 21, 2011 at 1:53 am

    Estoy en contra d la pena d muerte, pero si a Fidel Castro se la hubieran aplicao por los ataques al cuartel moncada, se hubiera ahorrao 52 años d sufrimiento pa 11 millones, en Cuba, así ke como dice un socito mío: todo es relativo.
    Ahora, primero ke todo, gracias por el post y por l calidad, había oido del blog,pero yo como siempre, más atrás ke los cordales.
    Al loco noruego d breivik sin mirar pa los laos le daba tunturuntun, pero como bien lo dices en el post, la democracia,bla bla, oye yo tengo un pila d amigos gays y hasta ahora ke yo sepa defender a ke ellos tengan os mismos derechos no kiere decir, ke hay ke aceptar a ke el loko noruego d breivik,tenga derecho a la vida, un asesino como ese, no mi hermano, disculpame, no.
    Yo no digo ke en ciertos casos hay ke mantener la cordura y pensarlo dos veces con la cabeza fría, pero joder, no creo ke aceptar ke dos amigos tuyos se entren a besos en una discoteca, sea lo mismo ke Breivik dentro d 15 años vuelva a salir y te pueda matar a tu hijo ke está creciendo ahora, hmmm…
    Me gustó lo d Ted Bundy, leí el Libro Green River running Red, d Ann la mujer ke fué detective y lo escribió, incluso ví fotos, imprecionante!
    Los d los tres negritos d la lancha d Regla se hubiera podío ahorrar con una penita d muerte a kientusabe, pero bueno, al parecer el ke esta encargao d la muerte prefiere ke sigan muriendo más en el extrecho d la florida buscando libertad, a llevarce a uno solo en punto cero y acabar con tanta tragedia pal pueblo cubano.
    Una vez más gracias por la calidad del post y ya me verán más por acá, ya veo concidos como Dianita, la diosa del amor y mi amiguita d siempre, y creo ke ví a Evelio por ahí tambien.
    Saludos polloedieta.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 21, 2011 at 2:08 am

      Dos puntos, “polloedieta” (me has hecho reír con tu nickname)

      1. En ningún momento digo que sea lo mismo “defender la vida del loco Breivik”, que defender los derechos de los gays. Todo lo contrario. Digo que para algunos esnobistas de estos tiempos (no absolutizo, desde luego), oponerse a la pena de muerte les da ínfulas de adelantados mentales, de gente moderna, y lo hacen como si defendieran la libertad de expresión o los derechos de los gays (y con ello digo implícitamente que estos dos puntos sí los defiendo yo).

      2. Si dices que al menos para Fidel Castro, para Breivik, o Ted Bundy, sí es justificable la pena de muerte, entonces NO estás contra ella. O se está radicalmente en contra, en todos los casos, o se está a favor de ella. Lamentablemente en este tema no hay gris.

      Gracias miles por tus elogios, y sobre todo por saber que te tendremos más por acá.

       
      • polloedieta

        septiembre 21, 2011 at 5:47 am

        Gracias Ernesto por tu respuesta, a decir verdad, no la esperaba tan rápido.
        Pues no estoy a favor d la pena d muerte, pero tampoco, como mencioné en contra, pa los dos o tres HP ke mencioné, pues kien sabe a lo mejor si me dejaran matar a fidel castro o el Carebloke ex jefe con un palito d sacarse la comida d entre los dientes, lo hacía, tremendo favor se le hacía a la humanidad.
        Pues ya puse mi imeil( email) por un lugar por ahí, ke me van a avisar cuando hay post nuevo, algún compañerito informante me mandará telegrama con la premisia.
        Saludos.

         
  39. OyeTu!!!

    septiembre 21, 2011 at 9:57 am

    JEJEJE Es la muerte un castigo o una solucion? creo que esta demostrado que la pena de muerte no acaba con el delito…..quizas yo sea mas maquiavelico y prefiera el sufrimiento eterno del que mata y eso casi me convierte en un inquisidor, para todos esos hijos de puta quisiera tanto sufrimiento que pidiesen la muerte como alivio a sus pesares eso de tenerlos en una carcel comiendo mirando television masturbandose o dejandose coger el culo o cogiendoselo a alguien no es adecuado…..asi que a mal menor creo que la pena de muerte en el que mata por placer por ego esta bien a falta de algo mejor….JEJEJE….por supuesto que quien se equivoque y mande a la muerte a otro por prejuicios o por negligencia debe pagar me refiero a los fiscales que pueden ser tambien unos hijos de puta y a los jueces que tambien pueden ser unos hijos de puta si en sus manos esta hacer justicia no pueden digo no deben equivocarse al final el pueblo no paga taxes para que ellos se equivoquen…..no? JEJEJE

     
  40. teresita cardenas

    septiembre 21, 2011 at 10:09 am

    Muy bien dicho, la pena de muerte la instituyo Dios mismo, no pretendamos ser mas sabios=misericordiosos=compasivos=buena gente que el Creador, quien no ama a la humanidad sino que El es amor, sin embargo la considera necesaria en esta tierra.

     
  41. Alberto

    septiembre 21, 2011 at 10:31 am

    porque a veces cuesta trabajo aprender a eliminar el residuo ideológico…

    1) La pena de muerte no soluciona los crímenes que ocurren a diario ni la violencia en la sociedad; sólo por dar una razón histórica: si desde la instauración legislativa y social de la pena de muerte, los seres humanos hubiesen sentido algún pavor por este tipo de castigo penal o, se hubiesen sentido igualmente compelidos por cualesquiera que fueran las razones que influyeran en su conducta social, hoy ya no hubiera crímenes de este tipo. Es necesario recordar que históricamente (hasta finales del siglo diecinueve) en muchos países (occidentales y orientales) la ejecución propia de la orden de la pena de muerte fue, durante mucho tiempo, un espéctaculo público y nunca este teatro del horror sirvió para disuadir o desalentar a los criminales.

    2) Una sociedad está obligada a, y debe estar encargada de prevenir la delincuencia y los crímenes sociales con menos estratificación, menos aislamiento social, menos distribución injusta de los bienes sociales, educacionales y materiales, etc. A más pobreza social y cultural, más crímenes.

    http://redantliberationarmy.wordpress.com/2011/09/11/to-all-a-message-from-troy-anthony-davis/

    http://www.aclu.org/blog/capital-punishment/clemency-denied-troy-davis-urgent-action-needed/

     
    • julio barcelona

      septiembre 25, 2011 at 4:14 pm

      Estoy de acuerdo, el asunto tiene demasiado fondo como para explicarlo con un simple ejemplo, es un tema al cual solo se le ve la punta, pero esconde muchas cosas.

       
  42. atebom

    septiembre 21, 2011 at 11:35 am

    Los dilemas éticos no se terminan con la legalización de la pena de muerte, sino que ahí empiezan muchos.

    Por ejemplo: ¿qué hay con la equidad de género en materia de sanciones penales?

    En Virginia, acaban de aplicarle la pena de muerte a una mujer después de cien largos años. Eso, mientras que los hombres son ejecutados a diario.

    Y el sesgo racial también es importante.

    En Estados Unidos es habitual que por un mismo homicidio, si eres hombre negro, te aplican la inyección letal, y si eres mujer rubia te dan dos pastillitas para los nervios.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 21, 2011 at 11:48 am

      Muy de acuerdo. Hay mucho cinismo también en quienes abogan por la igualdad de género, las mujeres que exigen tener los mismos derechos que los hombres, pero no los mismos deberes. Lo que dices de la no aplicación de pena de muerte a mujeres que también la han merecido (no importa si es rubia, negra o mandarina) es otra verguenza jurídica.

       
      • atebom

        septiembre 23, 2011 at 10:34 am

        Pequeño Hermano:

        Vamos: a las mujeres, ya no digamos que no les están aplicando pena de muerte, sino ni siquiera cárcel. La castradora Lorena Bobbitt, o las filicidas Anthony Casey y Katrina Effert, son ejemplos de esa impunidad.

         
  43. diego

    septiembre 21, 2011 at 12:20 pm

    Dicen los enemigos de la perna de muerte que no hay pruebas que los asesinatos disminuyeran en los paises donde se ha apllcado, Como lo saben ? Para asegurarlo habia que conocer cuantos hubieran sido asesinados en esos paises si no existiera, cosa totalmente imposible. Ahora si puedo decirles que muchos asesinos al salir de la cárcel volvieron a asesinar. Si los hubieran ejecutado, esos crímenes no se hubieran cometido.
    Otra cosa, no se plantea dar pena de muerte a todo el que mata a otra persona. No es lo mismo el que mata a su mujer porque la sorprende engañandolo que el que viola a una menor y después la mata a sangre fría. Para eso existen atenuantes y agravantes que siempre deben ser profundamente analizados antes de dar el veredicto de pena capital.

     
  44. shen

    septiembre 21, 2011 at 2:22 pm

    por no haber pena de muerte en cuba no se la pudieron aplicar a cara de coco, y ahora mira cuanta gente se ha muerto por su culpa

     
  45. Maria Silvia

    septiembre 21, 2011 at 2:28 pm

    Como dice Ernesto, el post es muy controvertido, sino no vale la pena publicarlo, pues la polemica y el debate es lo que hace nuestras sociedades mejores, y es donde se sustenta la base de la democracia. A la justicia la representan con los ojos vendados, para no estar parcializada con las emociones. Si a mi ( Dios no lo permita) me matan un ser querido de forma alevosa y cruel ( pues te puede matar un carro manejado por un borracho, es sumamente irresponsable, pero no para aplicar una pena de muerte), mi primer instinto es si, que los maten para que paguen con su vida la vida que se llevaron, pero x eso la base de un sistema judicial en las sociedades modernas se compone de jurados imparciales para que decidan la ultima palabra. Y de ahi se puede escribir otro post sobre las fisuras de ese sistema:
    – El rico tendra recursos para pagar un buen abogado y saldra de la mejor manera
    – Por muy buen abogado o fiscal , no estara el trabajo bien hecho si no se sustenta sobre una legislacion actualizada y acorde con los hechos.
    -Quien garantiza la imparcialidad del jurado seleccionado?

    Como apunto tambien otro comentarista: alli donde se aplica la pena de muerte han disminuido los hechos que llevaron a esa sentencia? Por otra parte , vale el argumento de que la sostenibilidad de un reo es una carga economica para la sociedad? Coincido con Ernesto en que hay seres que son menos que una bestia, los animales matan por instinto de conservacion:comer o defender una cria, el hombre es el unico que mata por otra razon que no sean esas causas, pero tampoco creo que el fardo economico que nos causa la poblacion penal sea una razon para aplicar una pena capital.

    La erradicacion de la marginalidad, la pobreza y el hacinamiento poblacional es en lo que los gobiernos deben involucrarse para disminuir el crimen y los delitos. Lo demas es una bomba de tiempo.

     
  46. Amel Rodriguez

    septiembre 21, 2011 at 5:29 pm

    Es interesante invertir los razonamientos que plantean 1- “Los que quieren eliminar a la pena capital, ¿qué dirían si un pariente de ellos fuera la víctima de un asesino? y 2- Los casos en que se ha condenado a gente inocente son ínfimos”.

    Se puede decir :

    “Los que defienden la pena capital, ¿qué dirían si fueran ellos los condenados por un crimen que no cometieron?

     
  47. Sanson

    septiembre 21, 2011 at 6:39 pm

    Las carceles no son para educar o civilizar a la gente. La pena de muerte no se dicta para que disminuya la criminalidad ni para convertir a los lobos en mansas ovejas. Quien dijo eso?. Para eso se hacen las escuelas, los centros comunitarios, las iglesias. Para eso se educa a los hijos desde que nacen. De hecho, no considero que la pena de muerte deba darse para escarmentar. La vida es sumamenta preciosa y no debe ser usada como un material didactico o ejemplificante.
    Pero debe existir para castigar a los que la merecen, previa comprobacion y certeza de culpa, como en el caso que nos ocupa donde los culpables estan fotografiados y confesos.

    Es incomprensible como algunos se manifiestan opuestos a la pena capital alegando razones incongruentes como por ejemplo la legitimidad o parcialidad de los jurados. El jurado, sennores decide la culpabilidad o la inocencia, pero la sentencia la decide el juez de acuerdo a la ley vigente y le corresponde a el y los abogados analizar las atenuantes o agravantes y tenerlos en cuenta a la hora de imponer la pena.

    Por demas es verdad que un “buen” abogado defensor puede salvar el cuello de un rico. Pero si investigamos en las carceles de alta seguridad, veremos la cantidad de delincuentes, en ocasiones reincidentes, con sobradas razones para ser ajusticiados que no lo han sido y no presisamente por ser ricos, sino porque el sistema ha sido estupido y benevolo con ellos.

    De todos modos la ley debe ser pareja para todos por encima de la pocision, raza, sexo o creencias . Pero no creo que dejando sin castigo a los que lo merecen sea como esto se logre

     
  48. Julian Cedeño

    septiembre 21, 2011 at 11:15 pm

    Solo 12 años tenia la niña que encontraron muerta (por asfixia) en la ciudad de Bayamo en el 2010, victima de la practica de la prostitucion infantil en Cuba. Hay Italianos y cubanos involucrados. Hacian orgias que fueron filmadas. Ivette Leiva, periodista y directora de cafefuerte.com, informo sobre este caso horrendo de homicidio en el programa “A fondo” de TV canal 41.

    Desde que ocurrio el crimen, como ha ocurrido en estos ultimos 50 años, silencio total en los medios de comunicacion de Cuba.

     
    • El Pequeño Hermano

      septiembre 22, 2011 at 12:05 am

      Julián, no sé si para orgullo o tristeza mía, el primero en destapar ese caso fui yo, en este mismo blog. El crimen ocurrió a una cuadra de mi casa. Te dejo el post que publiqué en agosto del año pasado sobre esto:

      https://elpequenohermano.wordpress.com/2010/08/28/las-venas-abiertas-de-una-ciudad/

       
      • Julian Cedeño

        septiembre 22, 2011 at 1:31 am

        Lo acabo de leer Ernesto. Que verguenza. Ya veia la degradacion moral de nuestra sociedad desde finales de los 80, y mira como 20 años mas tarde aparece el primer homicidio (que sepamos nosotros) relacionado con la prostitucion y la oleada de turismo sexual a nuestra Patria. Y nada mas y nada menos que una niña. Y en la ciudad del Himno, y en tu ciudad, y en la ciudad de Pablo Milanes. Que verguenza.

        Aliviara el dolor y disminuira la verguenza de los Cubanos que conozcan de esta historia porque les confiscaron las propiedades a los que rentaban casas a los turistas, o le apliquen pena de muerte o 30 años de carcel a los asesinos?

        LA SOLUCION ES ACABAR CON LA MIERDA DE SISTEMA SOCIAL QUE TENEMOS HOY EN CUBA.

        Y para lograr eso, hay que seguir diciendo la verdad y con la voz bien alta y sin miedo, como hizo Pablo Milanes en Miami. Decir la verdad como hace la periodista de Cafe Fuerte, y Yoany Sanchez y Uds los periodistas independientes y blogueros, como hacen Las Damas de Blanco, Biscet, Fariñas, Paya, Zapata, Carlos Alberto Montaner, Willy, los Estefan, y los millones de cubanos que se fueron porque dejaron de creer en aquello porque las bestias intolerantes no quieren escuchar y no quieren renunciar al poder que han construido y al cual se han hecho adiptos en estos 50 años.

         
  49. Manuel

    septiembre 22, 2011 at 6:06 am

    La solución es el derecho a portar armas. Cuando el delincuente piensa en la posibilidad que sú víctima está armada, lo piensa dos veces. De ese modo, coger alguien en el patio o interior de la casa sería en defensa propia, si el caco viene armado… Y no lo pagas. Tambien, ayuda a que todos seamos mas educados, respetuosos y medidos en el trato con nuestros semejantes, al pensar en la posibilidad de que a quien ofendemos pudiera estar armado.

     
    • Gerardo el de Berlin

      septiembre 22, 2011 at 10:04 am

      Manuel eso es en broma o es en serio?

       
    • el jimagua

      octubre 8, 2011 at 3:56 am

      Completamente de acuerdo, te dejo esta corta historia:
      -“En Texas colgamos a los que roban caballos”, dice un cowboy.
      -“Pero que barbaridad, eso esta muy mal, se deberia buscar otra solucion, bla bla bla. Y por cierto, cuantos caballos se han robado por aqui”.
      -“Ninguno”, responde el cowboy.

       
  50. Gerardo el de Berlin

    septiembre 22, 2011 at 8:18 am

    El promedio mundial de los que están en contra de la pena de muerte: 50% y los que están a favor, también 50%, (en USA 65%) indica que la polémica se nos vá de las manos, ambas partes tienen como siempre sus “buenos” argumentos. El ejemplo de esta polémica (fifty fifty) no sólo se manifiesta en nosotros o aquí en los Comentarios sino que lo tengo en mi propia casa.

    Apruebo a Ernesto cuando se trata de la sensación que debe sentirse cuando se pierden familiares cercanos, ejemplo hijos. Yo tengo 6 hijos y en febrero nace el séptimo, y no puedo imaginarme el perder uno solo porque alguien lo haya asesinado brutalmente, sea el mas pequeño o la mayor. Hace poco a uno de mis hijos (23 años) tres sujetos le sacaron un diente de un puñetazo cuando venía saliendo de una Discoteca con su novia, solo por el hecho de tener una novia muy bonita o por presumir con eso le cayeron en pandilla. Mi primer deseo fué encontrarlos y hacerles lo mismo, cosa que me fué imposible porque se escaparon corriendo, supongo que con lo otro sea mucho peor lo que se siente, no quiero ni pensar en eso.

    Ayer por la noche después de leer aquí los Comentarios le pregunté a mi pareja si ella deseaba la pena de muerte a alguien que matase a uno de mis hijos (o nuestros hijos) y ella me respondió que eso no lo haría sobrevivir, añadiendo que no se puede partir de un estado directamente emocional para enviar a alguien a la silla. Mi pareja es europea y como dice Ernesto es de las que piensan muy “moderno” y está por supuesto en contra, yo a veces quizás me crea que piense moderno por vivir en Europa pero en cuestiones de perder un hijo por vía asesinato creo que pasaría directamente a la edad de piedra.

    Me resulta muy interesante no leer aquí absolutamente nada sobre la tenencia de armas en paises como Estados Unidos o México pero sí leer llamamientos a la conducta colectiva de la humanidad a asesinar menos para no inducir pena de muerte, eso me indica que la tenencia de armas de fuego en estos paises es algo muy normal, pero esto es otro tema a debatir en otro Post. Estando en Miami tuve una discusión con un familiar mío que trataba de explicarme que la tenencia de armas de fuego era muy necesaria en Estados Unidos porque si un ladrón entraba en tu casa a violarte o a robar podría matarte y tu no tenías medios de defenderte, o sea de matarlo primero. Vaya que modo de educación colectiva de la humanidad. Antes de discutir sobre el “ojo por ojo” habría que discutir sobre la mentalidad “pistola por pistola”.

    Hablando de la edad de piedra, alguien dijo por aquí arriba que la pena de muerte la había inventado Dios. En pocos minutos llega el Papa a Berlin y vá a estar parando nada menos que detrás de mi casa, al lado de la Nunciatura Apostólica del Vaticano. Me comprometo hoy con ustedes en preguntarle al Papa que piensa sobre eso, por lo menos para tener aclarada la invención de la pena de muerte.

    Sobre la visita del Papa les puedo informar que en estos momentos (desde las 13:00 horas) no puedo salir ni entrar de la casa hasta hoy por la noche. Tengo policías en el techo de la casa y en el patio y hoy por la mañana entraron a la casa porque tenía una ventana abierta que se me olvidó cerrar. Las aceras están cerradas con barreras de metal. A pesar de que no viene hoy directo a la Nunciatura a no ser por la noche a dormir, dijeron que pasaría por aquí a tirarse una ducha antes de ir al encuentro con el presidente alemán. Perros adiestrados han revisado todos los puentes y embarcaciones en el río que cruza Berlin, han colocado cámaras en la esquina de casa encima de un reloj cerca del semáforo. Desde la ventana de mi casa pude observar a las monjas limpiando la Nunciatura y ventilando los cuartos. Hace dos días que cerraron todos las tapas de los desagües pluviales en la calle con cintas de plomo, me sellaron el buzón de la casa (no sé para qué) y en tres días no puedo recibir cartas, les pido que no me escriban por el momento y que a nadie se le ocurra visitarme.

     
    • Gerardo el de Berlin

      septiembre 22, 2011 at 8:45 am

      perdón donde dice que a mi hijo: le “sacaron un diente” es : le “partieron un diente”, no hay que exagerar

       
  51. Paco

    septiembre 22, 2011 at 10:04 am

    Maria Silva menciona muchos puntos importantes. En cuanto a como las sociedades pueden ayudar a disminuir la criminalidad, quiero mencionar las “Reuniones de restauración” de los Maoríes, aborígenes de Nueva Zelanda. “Los programas de Reuniones de restauración muestran resultados prometedores en el sistema de justicia de menores, con índices de satisfacción de las víctimas de alrededor del 90%, acuerdos de restitución alcanzados en el 95% de los casos, y un 90% de cumplimiento de la restitución sin seguimiento policial.” http://www.justiciarestaurativa.org/intro/practices/conference

     
  52. Julio Barcelona

    septiembre 22, 2011 at 10:23 am

    Acaban de ejecutar a un ciudadano de raza negra (como casi siempre) sin pruebas materiales del asesinado del cual se le acusa, el juez directamente le dijo que tenía que demostrar su inocencia, ni el arma del crimen se ha encontrado, todo se basa en nueve testimonios, de los cuales siete se han arrepentido ó cambiado sus testimonios, la comunidad internacional se movilizó, el papa, todos, pero de nada ha servido, han matado a Troy Davis, en españa tenemos otro caso de un español en el corredor de la muerte, la unica prueba era un video en el cual no se reconoce a nadie, despues de muchos años y con el apoyo de casi toda españa y con un abogado americano muy caro, fue puesto en libertad, por otro lado hay un aspecto que jode bastante, si te condenan a muerte primero casi que cumples una sentencia bastante larga, unos 20 años preso y despues te ejecutan, aqui les dejo este articulo http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/troy-davis/

     
  53. mas vale tarde

    septiembre 22, 2011 at 11:31 am

    Un pelicula donde se ofrece una solucion interesante a un violador y asesino: El secreto de sus ojos. La recomiendo a todos los que no la hayan visto.
    Este es un asusnto ciertamente espinoso. Aunque estoy radicalmente en contra de la pena de muerte, comprendo las opiniones de los que abogan por ella y agradezco mucho el post porque cada opinion que ha sido expresada aqui nos hace reflexionar.
    Un caso hipotetico que creo seria dificil de rosolver y me gustaria leer la opinion de algunos al respecto: eres hombre y padre de una nina de 9 anos, te la viola y asesina un criminal, tienes todas las pruebas que confirman su identidad y decides tomar la justicia por tus manos. ?Mereces o no la pena de muerte?
    Yo abogo por enfasis por parte de la sociedad en la prevencion de los delitos, y uno de los aspectos que son decisivos en el alto numero de asesinatos en Estados Unidos consiste en el porte y tenencia de armas de fuego, su deficiente control por parte del estado y su incidencia en el mercado negro. Rinas personales y abusos siempre las habra, pero siempre terminaran peor cuando se dispone de un arma facil de usar.
    Imaginemos el mismo caso del adolescente que mata a los dos jovenes. ?Que habria pasado si el adolescente no hubiera sido portador de un arma de fuego? Digamos que hubiera tenido un cuchillo. A lo mejor habria alcanzado a herir al joven y ella posiblemente aun estuviera viva. Si no llevara cuchillo quizas se hubieran peleado y quien sabe y hasta el que habria salido perdiendo fuera el propio agresor. Estas son cuastiones sobre las que hay que reflexionar.
    ?Si en Estados Unidos no fuese tan facil acceder a las armas de fuego habria la misma incidencia de asesinatos? ?El hecho de que sea un arma de fuego la que determine o no que una agresion termine en la muerte no seria tambien algo a considerar a la hora de castigar a un adolescente asesino?

     
    • Gerardo el de Berlin

      septiembre 22, 2011 at 3:42 pm

      “mas vale tarde”

      aunque lo que dices sobre las consecuencias de portar armas de fuego en los Estados Unidos es algo que para todos debería estar claro, estoy seguro que muchos de los que viven por allá abogan por una sociedad a la John Wayne o Billy el niño, o sea todo el mundo con una pistola debajo de la almohada o en el bolsillo para hacerse respetar o defenderse del primer monstruo que venga.

      Manuel incluso ya lo propuso arriba, aunque no sé si fué en broma. Si los Estados Unidos tienen ya actualmente un percápita de 90 armas de fuego (ligeras) por cada 100 habitantes, mi pregunta a Manuel sería: Cómo harán para vivir los otros 10 habitantes restantes?

       
      • Manuel

        septiembre 29, 2011 at 9:23 pm

        Manuel incluso ya lo propuso arriba, aunque no sé si fué en broma. Si los Estados Unidos tienen ya actualmente un percápita de 90 armas de fuego (ligeras) por cada 100 habitantes, mi pregunta a Manuel sería: Cómo harán para vivir los otros 10 habitantes restantes?

        ———————————————————–

        Los otros 90 te cuidan.

         
      • Gerardo el de Berlin

        octubre 6, 2011 at 9:59 am

        ja ja ja … estás durmiendo en tu casa y tienes 90 pistoleros afuera que te la cuidan, eso si que funciona 🙂

         
  54. Sanson

    septiembre 22, 2011 at 1:03 pm

    Hay una cosa muy importante que estamos olvidando o evadiendo. Nosotros tenemos la responsabilidad de mejorar la sociedad donde vivimos, haciendola cada vez mejor dia a dia con nuestro granito de arena con decisiones practicas y criterios inteligentes. Por que dejar a Dios o al Papa, o a modernistas o snobistas, soluciones que nos corresponden a nosotros?. Ojo que si no tomamos las desiciones correctas y nos vamos con “la de trapo” otra vez, corremos el riesgo de que cuando estos, nuestros paises adoptivos, se jodan, como se jodio nuestro pais natal, por culpa de malas desiciones o de apatia o de dejarles a otros las desiciones que nos correspondian, no se para donde vamos a agarrar.

    Este asunto de la pena capital es un ejemplo de como las sociedades occidentales han ido cediendo terreno al enemigo, pero no es el unico. Que quien es el enemigo?. Son muchos y se dividen en tres grupos principales.

    Los primeros son los radicalistas islamicos, que pretenden destruir el modo de vida occidental por considerarlo ofensivo a sus creencias y un obstaculo a su dominacion total. El segundo grupo son los narcotraficantes a los cuales no presiguen destruir la socidad occidental, pues de ella se enriquecen y la disfrutan, pero de hecho lo estan haciendo. El otro grupo es el enemigo publico. Ese enemigo que hace nuestra vida miserable.

    Por que Gerardo, despues de trabajar todo el dia, tiene que despertarse a media noche con la sorpresa de que al hijo le rompieron un diente?. Y salio bien, que solo fue un juego de muchachos y que no se encontro con otros peores que lo hubieran matado y despues hubieran dicho ” lo mate para que no ande por ahi exibiendose con ese tronco de ninna o algo asi.

    Esos grupos no nos hacen concesiones a nosotros. Nosotros se las hacemos a ellos y siempre nos sale el tiro por la culata. A Osama lo dejaron vivo por una blandengueria de Clinton y miren cuanto costo esto. A la gente que le daba gratis drogas a los ninos, a la puerta de las escuelas en los annos 60 y 70 se les dejo vivos y consiguieron crear una cultura de drogadiccion que ahora es un flagelo. A los que libremente veden armas en las calles se les deja vivir y observen lo que acarrea

    Y lo mas lindo es que nosotros no nos ponemos de acuerdo, pero ellos si, inclusive se unen a la primera oportunidad. Dios los crea y ellos despues se juntan. Un ejemplo. Esos tres asesinos juveniles que posiblemente, vayan a prision por unos annos. Cuando salgan a donde iran? A college? Dificil. Posiblemente salgan conectados con un cartel de drogas. Y eso si alguien no les lava el cerebro, o lo que tengan dentro del coco, y salen con unas barbitas y un gorrito tejido en la cabeza, como ha ocurrido en ocasiones.

    Creo que esas teorias de que, nada le devolvera la vida al ser querido, o la vida es sagrada estan fuera de contexto. No dudo que puedan ser aplicadas un dia pero no ahora. Y si te dan por una mejilla, reacciona como un hombre, porque si pones la otra a lo mejor lo que te dan es un tiro en la cabeza

     
  55. Manuel

    septiembre 22, 2011 at 2:02 pm

    Texas. Los tejanos son los ciudadanos mas alegres y amistosos de los Estados Unidos. Converse con una tejana por primera vez y se despide con un beso, increiblemente afables y
    de risa facil. En texas es popular el asado o bbq, en los patios, barrios, aceras. La gente, los vecinos se encuentran en la manana y se dan los buenos dias, las buenas tardes y las buenas noches.
    Y su tia como sigue ? Bien gracias, ya salió del hospital.
    Pronto paso a verla, le dice el otro.
    Donde se ve eso aqui en los USA ? De preguntar por el tio y por la abuela, bueno, pudiera
    ser en Miami o en Hialeah. Como en cualquier parte del Sur, en Georgia lo he visto, los que atienden en un restaurant sentarse en la mesa a conversar con el cliente. En NY, olvídese de eso, le pago si lo encuentra. Pero una vez le pregunté a un tejano : Como hace la gente en Texas que son todos tan amables y amistosos. Con la caractirística risa tejana me dijo :
    Jaja .” Eso debe ser porque todos estamos armados y nadie quiere problemas con otro.”

     
  56. Manuel

    septiembre 22, 2011 at 2:04 pm

    De modo, que estoy porque cada uno porte su cohete.

     
  57. Manuel

    septiembre 22, 2011 at 2:07 pm

    Tambien en Cuba, para el futuro sería bueno, en Democracia y Libertad, que todos tengan derecho a llevar un arma y al coger la guagua veremos a los mas osos decir : ” Señores, los ancianos primero, por favor “

     
  58. Manuel

    septiembre 22, 2011 at 2:38 pm

    No olviden, que las tribus de Nueva Zelandia han de estar muy adelantadas, deben estar llegando a Mozart y Beethoven y aqui en America, Estados Unidos lleva 50 años de hippies, hip hop y regaethon, mientras en Cuba todavía estamos en el guaguancó y el perreo que es peor. Nos falta mucho. Unos 20 años de portación de armas sería un amansaguapo hasta llegar a un preceso mas elevado de educación y respeto.

     
  59. Segismundo

    septiembre 22, 2011 at 4:27 pm

    El asunto que plantea Ernesto es, por controvertido, muy espinoso, y los casos que analiza, dan para argumentos con distintas bases sin excluir la religiosa, aunque él prescinde intencionadamente de ella, “…no me ocupan esta vez (la fe no es asunto racional)” dice categóricamente. Muchos comentaristas han recurrido con argumentos relacionados con la religión. Yo, personalmente, no estoy de acuerdo con tal afirmación negativa, porque respetado y admirado Ernesto, fe y razón no son excluyentes entre sí. Partiendo de una cualquiera de ellas se puede llegar (y de hecho se ha llegado) a la otra. Se edita una revista católica que se llama “Razón y Fe”; el título ya dice algo, pues para ser una revista eclesial no se llama Fe y Razón, sino todo lo contrario, porque trata de llegar a la fe a través de la razón.
    No soy Teólogo (ni siquiera clérigo), si no simplemente creyente, pero mi formación académica no alcanzó un nivel religioso-filosófico suficiente para afrontar un tema tan profundo. ¡Doctores tiene la Iglesia ! dice un dicho popular. De todas formas alcanzo a decir que Aritóteles (pagano) padre de la Lógica, llega al conocimiento de Dios a través del movimiento; si todo se mueve, habiéndose llegado a un equilibrio, concluye el filósofo griego (s. IV a.d. C) en que hay un motor que causa ese movimiento y el mismo ha de ser nacesariamente un ser sobrenatural. Sería Tomás de Aquino, dieciseis siglos después, quien razonadamente cristianizaría la filosofía de Aristóteles en sus obras “Summa Teológica” y “Comentarios sobre Aritóteles”.
    Un forista de este “blogg” hace una referencia a los Diez Mandamientos. Convendría añadir que el Decálogo se fundamenta en el más puro Derecho Natural y uno de esos mandamientos dice así, simple y llanamente “No matarás”, sin entrar en ningún tipo de disquisiciones.
    Otro comentarista habla de “los que atacan la pena de muerte”; también habría que matizar aqui que no es lo mismo “atacar” un concepto que “defender” su contrario. No se ataca la pena de muerte, si no que se defiende la vida.
    Con lo aquí expresado creo que queda clara mi postura respetando las demás. La Justicia (con mayúscula) es un bien suprumo al que todo hombre tiende, pero como limitado que es, la justicia humana es imperfecta y natualmente comete errores. Indudablemente mucho se ha avanzado desde el primer Códice conocido y tenido por el más antiguo, el de Hammurabi (2000 a.d. C) que era babilonio y no judío (como se suele creer) y que establecía “el ojo por ojo y diente por diente”.
    La vida es un don sagrado y la muerte, sea violenta , sea avalada por un tribunal, siempre es horrenda. Un conocido nazi (Rudolf Hess) fué condenado a cadena perpetua en los juicios de Nuremberg, la cual cumplió enteramente ; murió con 93 años en la prisión de Spandau, único recluso que la habitó durante muchos años. Nada nuevo bajo el sol si a los criminales convictos y confesos se les aplica tal castigo sin atenuación de pena alguna. Mis impuestos (“taxes”) que alguno alude, también pueden emplearse en eso

     
    • Sanson

      septiembre 23, 2011 at 3:38 pm

      Me alegro que haya tocado el ejemplo de Rudolf Hess.
      Los tres delincuentes juveniles del post, el asesino de Lennon y hasta el noruego que realizo la masacre, son ninnos traviesos comparados con ese sennor, el cual fue una hiena en toda la extension de la palabra, que no se arrepintio nunca de las atrocidades que hizo, que siempre dio ideas “brillantes” a su jefe y que de haber podido hubiera propagado la filosofia Nazii por siempre. Si hubiera la posibilidad de resucitarlo los seguidores modernos del nacional-socialismo tuvieran hoy un nuevo lider

      Bueno pues este individuo vivio por cerca ds 40 annos en la prision de Spandau, que, era una instalacion que mas parecia una vllla de descanso que una carcel. Ahi recibia visitas mensuales de su esposa y de su hijo, hacia diariamente un paseo por el jardin y despues al inventarse la television pasaba el dia viendola o leyendo algun libro. Nunca se quejo de los alimentos que recibia pero comento una vez con su esposa que despues de experimentar lo que era vivir en prision, nunca mas seria capaz de enjaular un ave y tiernamente afirmo que si compraba un pajarillo seria para liberarlo en el acto. Tambien lei una vez que en una carta decia que en las tardes oia un violin, que tocaba uno de la guarnicion en sus momentos de ocio y que se habia aficionado tanto a eso que cuando el guardia estaba de posta, y lo privaba de aquella delicia, esperaba impaciente al otro dia.

      Como si lo hubieramos retirado, y por buenos servicios lo hubieramos mantenido durante mas de cuarenta annos, es verdad con algunos inconvenientes, pero nada exesivo.

      No estoy seguro pero supongo que si lo hubieran metido en una camara de gaz, le hubieran dado la oportunidad que nunca tuvo de sentir los sufrimientos que le causo a millones de inocentes y hasta a lo mejor se hubiera arrepentido en su ultimo momento. Quisiera creerlo

       
  60. Diana

    septiembre 22, 2011 at 5:35 pm

    Davis tuvo esta madrugada palabras para todos. Para sus carceleros y verdugos, a los que dijo que esperaba que Dios se apiadara de sus almas por el acto erróneo que iban a cometer pero a quienes también encomendó su alma al Altísimo. “Que Dios les bendiga”. Para sus familiares y amigos, hacia quienes pronunció frases consoladoras y que llamaban a no cejar en la lucha de probar su inocencia. “Seguid trabajando, indagad, buscad pruebas que hagan justicia a mi caso”, solicitó. El precepto de la duda razonable -fundamental para un veredicto de culpabilidad- ha quedado violado esta noche, cuando se quitó, de forma legal, la vida a un hombre sobre el que siete testigos, no uno ni dos, SIETE, se han retractado sobre la acusación que hicieron en un primer momento. Demasiadas dudas para practicar tan definitiva -sin vuelta atrás- decisión: matar a un ser humano.
    http://www.elpais.com/articulo…..uint_4/Tes

     
  61. OyeTu!!!

    septiembre 23, 2011 at 12:29 am

    JEJEJE Un post interesante de Enrisco sobre la pena capital JEJEJE

    jueves 22 de septiembre de 2011
    Troy Davis y la (pena de) muerte

    Desde hace mucho tiempo he sido contrario a la pena de muerte con ese gesto de benevolencia inútil que uno suele extender a las cosas que escapan de su control. Con el mismo con que conducía los debates entre mis estudiantes sobre la conveniencia o moralidad de dicho castigo (los programas de enseñanza de español suelen recomendar ese tipo de ejercicios retóricos con vistas a estimular la práctica del idioma en temas que se consideran interesantes de antemano: la globalización, la contaminación o el límite de dad para el consumo de alcohol). Fue así hasta el día en que una estudiante me respondió cuado le pregunté sobre el tema: “A mi madre la violaron y la mataron cuando yo tenía tres años. ¿Qué quiere que le diga sobre la pena de muerte?” Desde entonces evito el tema en clase. Si se trata de estimular la conversación prefiero que hablen de qué edad creen recomendable para comenzar a tomar cerveza. No es que renunciara a mis convicciones sobre la pena de muerte pero aquella muchacha me enseñó que hay temas que no deben ser tratados a la ligera como mismo me ayudó a recordar algo tan elemental como que a la víctima le asisten ciertos derechos. (También tuve una estudiante a quien le habían ejecutado un primo aunque estaba tan convencida de su inocencia como de que la falta de dinero para pagar una buena defensa fue decisiva en su condena).

    La muerte de Troy Davis, condenado a la pena máxima en circunstancias cuando menos cuestionables, me obliga a repasar esas viejas convicciones. Sobre todo porque fue ejecutado en el mismo país en que vivo lo que me hace en cierta medida responsable. En una tiranía donde los individuos no son responsables de su silencio el peso de esas muertes solo deben caer en aquellos que la apoyan activamente pero en una democracia algo de responsabilidad nos debe tocar a cada uno. No entraré en el cuestionamiento moral un tanto fácil de si el Estado puede atribuirse o no el derecho de matar legalmente a sus ciudadanos, cualquiera que sea el delito que haya cometido.

    En el caso de Troy Davis me atengo al principio más modesto de que es preferible absolver a un culpable que condenar a un inocente y la pena capital le impide al sistema de justicia rectificar una vez que se ha cumplido la condena. Y la impresión que tengo es que Davis murió porque una vez que fue puesto en marcha el sistema era más fácil dejar que triturara al condenado que detenerlo. De Davis murió por pura inercia. La justicia tiene que ser ciega pero la sordera puede convertirla en criminal si termina funcionando por el principio opuesto al que mencioné antes. Si prefiere condenar inocentes antes de dejar escapar a algún culpable.

    Si notan alguna cautela en estos párrafos no es porque no me parezca suficientemente terrible la ejecución de Davis para la idea de la justicia en la que creo. Pienso –por ejemplo- en la posibilidad de que Osama Bin Laden hubiera sido capturado y sometido a juicio. La verdad es que no me imagino participando en manifestaciones exigiendo que le inyectaran pentotal pero tampoco –aunque sea por respeto a las familias de sus víctimas- pidiendo que se le respetara la vida. Y mi silencio me haría tan responsable de su ejecución como a los que la pidieran a gritos. (Quiero pensar que me opondría a la ejecución de quien asesinara un ser querido pero ya se sabe que en esos casos es muy fácil entregarse a la piedad especulativa). Pero volviendo a Davis, cuando se tienen tantas oportunidades de enmendar un desacierto y el resultado es la muerte de un ser humano no se puede hablar de error sino de crimen. Un crimen en el que todos sus conciudadanos nos alcanza algo de responsabilidad, una complicidad que el silencio solo puede agrandar.
    Publicado por Enrisco

     
  62. OyeTu!!!

    septiembre 23, 2011 at 12:38 am

    JEJEJE de verdad que yo no veo nada espinoso en el asunto…el asesino merece la muerte……el juez que condena a muerte a un inocente debe recibir el mismo castigo el fiscal que manda conscientemente a un inocente a la muerte debe recibir el mismo castigo el testigo que manda a la muerte a un inocente debe recibir el mismo castigo…..a ninguno de esos oficiales se les paga para que sean humanos y hierren porque errar es humano…..ellos escogieron el camino de la justicia y la prostitucion o la manipulacion de esta por razones personales debe ser castigada si la manipulacion de la justicia le provoco la muerte a un ser humano pues ellos deben tambien pagar con sus vidas…no? JEJEJE

     
  63. Gerardo el de Berlin

    septiembre 23, 2011 at 4:26 am

    Estimado Manuel,

    Existen también sociedades donde amigos visitan a las tías de otros amigos en los hospitales, y se hacen bbc’s en los parques, y se saluda por la calle sin tener que llevar un “cohete” en el bolsillo. Te explico algo a ver si me entiendes:

    Alemania es por ejemplo el cuarto pais en el mundo con mayor posesión de “cohetes” por habitante, despues de Estados Unidos, la India y China (Libia no cuenta).

    El Berlinés es de por sí una gente seca y fría, sin embargo esto no dice que porque yo mire a un Berlinés atravesado en una parada de guaguas o en una gasolinera el señor saque un cohete y me meta par de tiros.

    Los guajiros son generalmente en todos los paises personas amables y amistosas, y los texanos no son la excepción. Son así porque son guajiros, no porque lleven cohetes.

    Eso lo debes saber tú que seguro paseaste por Cuba por otras regiones, y te diste cuenta que la gente del “interior” (por ejemplo Ernesto) son mas amables y respetuosos, que no pueden compararse con los habitantes de una capital. Es por eso que no ves en Nueva York lo que ves en Texas. En Nueva York te darán tres patadas, es normal.

    Mi abuelo era de Colón, Matanzas. Cuando nos visitaba en la Habana ni yo ni mi hermano queríamos salir con él a la calle porque nos hacía pasar pena. Cuando caminaba por la calle o subía a las guaguas saludaba al chofer y a todo el mundo y la gente lo miraba como un sujeto extraño y despues nos miraban a nosotros. En las guaguas de la Habana de los años 70 nadie llevaba cohetes en el bolsillo. Mi abuelo no saludaba por eso. Para él eso era algo muy normal sin embargo los habaneros lo daban por loco y el no estaba loco. Eran sus costumbres campestres.

    E problema de USA con sus armas de fuego no radica en el carácter de sus ciudadanos, si son guajiros o capitalinos, si se dán los buenos días o no, radica mas bien en una educación generacional errada, el culpable de que tú pienses que hay llevar un cohete para hacerse respetar no eres tú mismo, es la misma sociedad:

    Si mi padre vió a su abuelo, y su abuelo a su bisabuelo, y su bisabuelo a Billy el Niño, y yo a mi padre, guardar el cohete bajo la almohada o en el escaparate, tenerlo en el bolsillo al salir a la calle, esconderlo en la guantera del coche, o salir al patio y practicarse con par de melones para por lo menos usarlo de esa forma para que no sea un juguete sin uso, y me enseña a mí como manejarla, yo que soy hasta quizás menor de edad, y me explica la importancia y el por qué del juguete, y me dice que algún día voy a tener que usarlo …

    Si estas secuencias forman parte de la educación de un individuo, no te asombres el día del mañana por lo que venga.

    Ni yo ni mis hijos hemos tenido por usa sola vez un cohete en la mano, a no ser de juguete. Hay otras formas mas saludables de llevar la vida y educar a sus hijos. Créeme.

     
    • Alberto

      septiembre 26, 2011 at 4:43 am

      Una explicación muy buena !

       
  64. Yo

    septiembre 23, 2011 at 6:09 am

    Ernesto, como siempre estoy de acuerdo contigo. Pena de muerte, suena mal, cae mal; es cierto, pero generalmente se olvidan quienes abogan por la abolición de esta pena, que alguien ya ha muerto a manos de quien se esta juzgando ahora. De esa vida arrancada quién se preocupa.
    Yo como no soy creyente, no pienso esperar a que le juzgue Dios. Si fuese mi familia quién ha muerto, quiero que el que lo hizo lo pague con su vida, y no me será suficiente, llamenlo venganza, rencor, odio, o lo que sea.
    La cadena perpetua es un condena fácil para quién se atreve a quitar una vida y muy jodida para los contribuyentes que pagamos de nuestros bolsillos su vida en prisión.
    Si matas a alguien, págalo con tu vida. Es lo justo.
    Ahora bien es cierto que muchas veces hay errores en los juicios, eso habría que mejorarlo. Como tampoco estoy de acuerdo con que pasen tantos años en los corredores de la muerte.
    Sus victimas no tuvieron la opción de tener unos años mas de vida aun sabiendo que van a morir.
    Por tanto, estoy a favor.

     
  65. mas vale tarde

    septiembre 23, 2011 at 11:59 am

    No me acuerdo en que cultura se hacia esto, pero es lo de menos:
    En casos de asesinato las autoridades del publo reunian tanto a los familiares de la victima como al asesino y se daba al familiar la misma arma que uso el asesino con su victima para que lo matara. De esta manera el pueblo se quitaba de encima la responsabilidad de condenar a muerte al asesino y esta se dejaba en manos del familiar, el cual podia o no aprovechar la oportunidad de venganza que se le daba. Si el familiar le perdonaba la vida, el asesino era expulsado de su comunidad.
    De acuerdo con la ley islamica la pena por un asesinato es la muerte. Sin embargo, dependiendo de las circunstancias, el sistema judicial islámico permite la indemnizacion y el perdón. Alá hace que sea más gratificante de la familia asesinada a perdonar que de ejecutar la sentencia de muerte sobre el asesino.
    “¡Oh, creyentes! Se os ha establecido la ley del talión en caso de homicidio: el libre por el libre, el esclavo por el esclavo, sean hombres o mujeres. A quien le sea indultada la pena de muerte [por decisión de los familiares directos o su apoderado] que pague la indemnización correspondiente en el plazo establecido. Esto es un alivio de vuestro Señor y una misericordia. Pero quien después de aceptar la indemnización transgrediere [tratando de vengarse del homicida] tendrá un castigo doloroso.”
    En la sociedad mederna estas decisiones como otras se dejan en manos de las instituciones y es precisamente eso de lo que estoy en contra, porque nos hace a todos participes.

     
    • Segismundo

      septiembre 23, 2011 at 3:00 pm

      La misericordia no consiste en en que el ofendido reciba una indemnización por parte de ofensor, si no en que aquél perdone a éste. Además ¿qué pasa si el criminal no tiene dinero ni bienes embargables?.
      Por otra parte, para que no nos sintamos partícipes con las decisiones de las instituciones, como dice Vd., la solución para promulgar una ley que estableciera la pena de muerte, sería someterla a referendum de los ciudadanos. Que yo sepa, el único pais que lo hace , en casos tan controvertidos como éste, es Suiza. Recientemente fue sometido a referendum en dicho pais si se permitiría construir en su territorio más mezquitas; dicho referemdum resultó revocatorio. Ello es un ejemplo de democracia que, desgraciadamente no suelen hacer otros paises democráticos. En Portugal, fue sometida a tal proceso, hace unos meses, un proyecto de ley sobre el aborto en determinados casos; el resultado fue afirmativo.

       
      • mas vale tarde

        septiembre 25, 2011 at 10:31 pm

        Estoy de acuerdo con usted, Segismundo, este tipo de leyes deberia someterse a referendo y solo despues de resultado afirmativo, aprobarse.
        Lo que puse de la ley islamica es solo un ejemplo de las muchas maneras en que se maneja este asunto en otras culturas, en realidad lo de la imdennizacion tambien me resulta un poco futil es este tipo de sociedad, pero teniendo en cuanta la organizacion social en los paises islamicos, tiene su sentido. Digamos que matan a un padre de familia y todos quedan desamparados ya que las mujeres no trabajan. En estos casos una indemnizacion resolveria mas problemas que la pena de muerte para el victimario. He ahi por que la severidad de la pena varia en dependencia de si el que muere es hombre o mujer.

         
  66. Julian Cedeño

    septiembre 23, 2011 at 2:10 pm

    La falta de seguridad ha sido una constante y un problema de primera necesidad en todos los paises con sistemas sociales capitalistas democraticos y con economias de mercado en los que he vivido desde que decidi convertirme en CIMARRON en 1999 (Sudafrica, Chile, Ecuador, USA).

    Hay que buscar soluciones y mejorar ese problema identificado y que debido a la LIBERTAD DE EXPRESION del capitalismo como sistema, los periodistas y los medios de comunicacion no esconden un solo homicidio

    Sin embargo, y sobre todo despues de 1988, y con el inicio de la crisis economica y moral de la sociedad socialista en Cuba, la criminalidad y la delincuencia en Cuba perdio el control, pero la falta de LIBERTAD DE EXPRESION impide que los cubanos y la opinion publica internacional no logren ver “la cara arrugada y fea de la vieja”,

    Recuerdo cuando estaba en el pre universitario en el IPUEC Maximiliano Ramos en Ceballos, Ciego de Avila, un estudiante murio instantaneamente porque cuando bajo su torax hacia el piso mientras hacia una plancha, otro le puso una navaja en el piso hacia arriba y le partio el corazon instantaneamente.

    Tambien en ese mismo pre-universitario, mi amigo Torres se fajo a machetes con otro estudiante y por suerte solo le amputaron un dedo de la mano y le dañaron otros dos mientras esquivaba el machetaso que le lanzo el otro directo a la cabeza.

    Cuando fui en mis primeras vacaciones de Sudafrica a Cuba, estaba el taxi parado en un semaforo en La Habana y ha venido un tipo y me ha arrancado la cadena del cuello, que por ser finita no me paso nada, pero pudo haberme seccionado una vena gruesa del cuello. Mi hija y mi mujer quedaron traumatizadas.

    Nunca oyeron de los ladrones de bicicletas en La Habana que llenaban una funda de almohada con dos ladrillos y cuando venias por una calle oscura con tu bicicleta te daban con aquello en la cara y te quitaban la bicicleta y quedabas muerto.

    Solo tres les cuento y el otro de la niña que mataron en Bayamo. Y solo somos 11 millones de habitantes.

    En USA somos casi 400 millones de habitantes, quien quiera tiene una pistola, y los periodistas no esconden un solo homicidio.

    Yo sigo viendo la solucion del problema en la PREVENCION, pero mientras no legremos hacer eficazmente lo que recomendaba el Papa Juan Pablo II (familia-escuela-Iglesia), lo mismo en Cuba que en USA, que en el Socialismo o el Capitalismo, los buenos cristianos como El tendremos que acudir al PERDON (recuerden que Juan Pablo fue a la celda a preguntarle a su asesino por que lo habia hecho y el man no supo responder y se hecho a llorar, y el Papa le puso la mano sobre la cabeza y le dijo que lo perdonaba), y los ateos y hombres libres para pensar y expresar sus ideas podran inclinarse a la pena de muerte.

    Personalmente veo en ambas opiniones ventajas y desventajas, justicia e injusticia.

    PREVENIR EL CRIMEN ES A MI JUICIO, LA SOLUCION MAS EFICAZ.

     
  67. Sanson

    septiembre 23, 2011 at 2:11 pm

    Bueno, los guajiros cubanos no andaban con cohetes como alguien dice, pero siempre tenian el afilado machete a mano. Mi suegro que tenia una finca, tenia lo que llaman un matavacas afilado como una navaja y ahora que lo pienso siempre era alegre, muy jovial y respetuoso.

    De todas manersa no creo que se deba generalizar el uso de armas, al contrario debe erradicarse por completo, pero erradicarlo significa no solo para los ciudadanos decentes y cumplidores sino tambien para los otros.

    En Israel, muchos civiles portan armas por motivos de seguridad, tienen permiso para eso. Los soldados regresan a casa todos los dias con el fusil y al otro dia despues de desayunar y despedirse de la mama vuelven a la unidades. Las soldadas lo hacen tambien y el indice de criminalidad es bajisimo.

     
  68. WalterJohn

    septiembre 23, 2011 at 3:05 pm

    Quien a hierro mata a hierro muere o “ojo por ojo y diente por diente”. Mi más profunda convicción es que quien atente contra la vida de un semejante y se la arrebate, no importa la causa o motivo, debe pagar a su vez con su propia vida, sin importar sea un adolecente o un desquisiado mental, a mi modo de ver no hay razon que pueda ser un atenuante hacia el más gra
    ve de los delitos, el asesinato. Quien asesine deberá ser eliminado físicamente y de esa manera nunca más volverá a hacerlo.

     
  69. Guayabo Blanco

    septiembre 23, 2011 at 9:51 pm

    Bueno y quien le dijo a un fulano por alla arriba que en Texas todos son “guajiros”, no sabe este individuo que en Texas hay tres de las ciudades mas grande de los EEUU–Houston, Dallas y San Antonio. En las grandes ciudades de Texas la gente tambien son muy amables, pero si te haces el chivo con tonteras te parte un rayo. Es verdad Manuel, uno nunca sabe quien esta armado o no y por eso nadie trata de buscar problemas. Pero de que lo de las armas funciona; funciona.

     
  70. Danilo

    septiembre 24, 2011 at 1:44 am

    Retomar el “Ojo por ojo y diente por diente” Ley del Talión.

    Viene la generación de los mentirosos patológicos al estilo Casey Anthony.

    Nos toca invertir mas en seguridad personal y de bienes.

    Nos toca mover a los poderes perezosos: políticos, gobernantes, medios informativos.

     
  71. el pensador

    septiembre 24, 2011 at 3:06 pm

    Hola a todos, es un tema espinoso, lei buenos comentarios de ambos bandos aqui. Para mi los que cometen asesinatos crueles o masacres a cualquier nivel no merecen seguir viviendo porque han demostrado ser un riesgo a la sociedad. Quizas les damos la oportunidad de regresar mas pronto y en la proxima vida tenga oportunidad de mejorarse espiritualmente y evolucionar mas. La opinion de ileana es muy buena y estoy de acuerdo, pero hasta que esa sociedad educativa, culta, basada en las buenas costumbres, la solidaridad, el respeto, no llegue no hay mas remedio que separar definitivamente a los que cometen estos actos de extrema crueldad. Ahora, como contraste tenemos este otro caso reciente con el que no estoy de acuerdo, es decir, con aquellas ejecuciones del reo donde hay lugar a la duda como fue la de troy davis, esos “errores” de juicio no son posibles de reparar. Es decir es una cuestion peliaguda y no hay blanco o negro sino muchos tonos de gris.

     
  72. Amel Rodriguez

    septiembre 25, 2011 at 8:07 pm

    No estoy de acuerdo conque en Nueva York la gente no se preocupa de los demás. No hace mucho fui por allí con una amiga canadiense que estaba de visita en USA (yo vivo en Connecticut) y cuando fuimos a montar en un autobús, nos dimos cuenta que no teníamos el menudo para completar el pasaje (que es de un dolar y pico). Ya nos íbamos a bajar cuando un señor se da cuenta y dice : !Hey, a estos dos les falta e menudo para completar los pasajes, vamos a ponernos! Y toda la gente puso cada uno unas monedas y hasta nos sobró dinero. Les quise devolver el excedente y me dijo una señora:- No, m’ijo, quédate con eso para el próximo autobus, y que la pasen bien en New York!

    Por otra parte, el 99% de las veces que he preguntado una dirección allí, la gente (de todos tipos, razas y niveles sociales) ha sido extremadamente servicial y atenta.

    Eso sí, nadie te dice buenos días cuando se cruza con uno por la calle, es imposible con tante gante que se cruza con uno.

     
    • mas vale tarde

      septiembre 25, 2011 at 10:37 pm

      Tengo que decir lo mismo, vivo en Canada y cuando estuve en NY me di cuenta que los newyorkinos son mil veces mas simpaticos y serviciales que los de Toronto y los de Quebec. No he estado en el resto de Canada.

       
  73. Susana

    septiembre 25, 2011 at 9:09 pm

    100% de acuerdo. Me revuelven el estómago esos “humanistas”, abogados del diablo, que ponen al asesino por encima de las víctimas, no sólo de aquellas que ya están bajo tierra, sino también de las víctimas potenciales, nuevamente a merced del asesino años más tarde.

    En el cuerpo humano se producen células cancerígenas todos lo días, que son inmediatamente eliminadas si el sistema inmune funciona como es debido. Si a una sola de estás células se le diera una “segunda oportunidad” para rehabilitarse, si el sistema inmune se detuviera a analizar las causas que llevaron a la célula a degenerar y a volverse asesina, el resultado sería mortal para el organismo en su totalidad. Estos individuos son como células cancerígenas que por x o por j degeneraron y que nos empeñaríamos en mantener con vida, a riesgo de los millones de células restantes.

    Nadie nace culpable, pero todo ser humano adulto es Responsable de sus actos. Miserables como estos deberían haber pensado en las consecuencias de sus actos antes de apretar el gatillo.

     
  74. cub

    septiembre 26, 2011 at 2:52 am

    Hay que tener mucho cuidao con los negros, lo mismo en Cuba que en EEUU…

     
  75. Manuel

    septiembre 29, 2011 at 9:41 pm

    Gerardo el de Berlin

    septiembre 23, 2011 at 4:26 am

    Estimado Manuel
    —————————————————

    Gerardo, hoy 29 leo tu comentario. Disculpame. Me has hecho reir con esto, Tienes buenas razones, pero tambien tengo las mias, Estar armado no es cosa de juego, cualquiera tien un momento de locura y comete un asesinatosin ser criminal. En los años 80, un ciudadano de NY lo habian asaltado dos veces en el subway, de ver la foto te dabas cuenta era un hombre tranquilo, lentes de intelectual y aspecto de oficinista cansado. Se propuso que no le volvería a suceder, no lo permitiria y se armó de un 22 automático, facil de llevar en cualquier bolsillo, dia tras dia hasta que encontró lo que esperaba, le cayeron tres para asaltarlo, metió mano por el cohete sacando mas rápido que el Biily, dos para el hospital con heridas leves y al tercero una bala le intereso la columna, dejandolo invalido por vida. Resultado, los tres lo acusaron de agresión armada, perdió el juicio en la corte y tuvo que cumplir varios años. Quedó conocido como Goeth, “el vigilante del subway”, fue a dar a la carcel. La vida te da sorpresas… No es para perder el juicio ? El juicio mental ? Saludos.

     
    • Gerardo el de Berlin

      octubre 3, 2011 at 8:44 am

      Hola Manuel
      El ejemplo que me cuentas es sin duda un libreto para una pelicula de Charles Bronson. Que tal si se hubiese armado con un tronco de palo en la maleta?

       
  76. family guy

    octubre 16, 2011 at 10:15 pm

    Cero venta de armas de fuego en Cuba democratica, nada de derecho a portar armas, paz

     
  77. EL VERDUGO DEL COMA ANDANTE

    noviembre 14, 2011 at 3:27 pm

    Mucha filosofia barata , si quieren saber la realidad de este tema es facil ,vayace a la guerra , busque a su enemigo y digale yo no te puedo matar porque estoy en contra de la pena de muerte,asi que usted a mi tampoco me puede aplicar su pena de muerte,veras que se te acabo la historia ahi mismo y hasta la proxima reencarnacion si existe no podras volver a discutir el asunto.No sean tan sofisticados para atender a las bestias esas asesinas ,ellas no saben de piedad ni entienden de justicias ,entonces cual es la pena que hay que tener ,o cual es la logica que hay que aplicarles ,si un oso toma a tu niño para comerlo seguro le disparas varios tiros ,pero el no es un asesino ,solo tenia hambre y entonces tu lo liquidas porque te quiere quitar tu ser querido , es mas cruel eso con el oso que coger a estas bestias humanas y partirles la vida por haber cometido crimenes injustificables .El acto de crueldad no lo comete quien dispara a un asesino ,lo comete el asesino cuando no da oportunidad a la victima.Por mi a todo el que haga una atrocidad de esas que la prensa nos cuenta con frecuencia ,pues que le partan la vida y asunto resuelto ,dos centavos en una bala y no miles de gastos con esas ratas inmundas…

     
  78. Cubaparatodos

    diciembre 9, 2011 at 7:51 pm

    La pena de muerte sin duda deberia De existir pq ningun ser humani deberia quitarle la.vida. a otro y menos de q la forma.q esto tres pendejos y cobardes. Lo hisieron ,de q se la.merecen se la merece,n

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: