RSS

Veinte Millones de Dudas

10 Abr

Como era de esperar, un notable revuelo ha generado la declaración del senador John Kerry, de oponerse al presupuesto de 20 millones de dólares presentado por el gobierno estadounidense para promover la democracia en Cuba.

Analistas de disímiles posturas criticaron sus palabras, con adjetivos que varían desde el “oportunismo político” -enlazando estas declaraciones con un posible condicionamiento del gobierno cubano durante la reciente visita de Carter a la Habana, para la liberación de Alan Gross-, hasta “traición” al compromiso de los Estados Unidos con la democratización de la Isla.

Incluso su colega en el senado, el demócrata Bob Menéndez, se pronunció duramente en contra de la decisión de Kerry, quien preside nada menos que la influyente Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Pero, ¿cuáles han sido las polémicas declaraciones del ex candidato presidencial con respecto a estos fondos económicos? Ha dicho, en esencia:

“Antes de que esos 20 millones de dólares sean comprometidos, debería realizarse una revisión completa de los programas y el gobierno debería consultar con el Congreso. No hay evidencia de que los programas de promoción de la democracia, que costaron al contribuyente estadounidense más de 150 millones de dólares hasta la fecha, ayuden al pueblo cubano”.

Para exponer mi punto de vista, parto de analizar el hecho como cubano recién salido de su país, que vivió los veintiséis años que cuenta allí dentro, y sobre todo: como cubano que en los últimos tiempos conoció a un número significativo de opositores, lo mismo tradicionales que de nuevo tipo, y miembros de una incipiente pero atendible sociedad civil.

En castellano, y con perdón de la arrogancia: que nadie me invente historias de cómo se vive, como se piensa en las calles cubanas, ni de cómo llevan a cabo los opositores pacíficos su lucha por el respeto a las libertades en la Isla. Uno de los errores más frecuentes que he advertido en exiliados de buenas intenciones, es pensar en nombre de un pueblo al cual, por momentos, desconocen.

Y con ese conocimiento de causa digo: si los contribuyentes norteamericanos han desembolsado 150 millones de dólares hasta hoy para apoyar el admirable empeño de algunos disidentes cubanos; si eso les han dicho, que su dinero ha sido decisivo para la causa cubana, creo que deberían exigir su plata de regreso. Han sido ligeramente estafados.

Como jornalista comprometido que tocó a la puerta de personajes desafiantes, puedo decir que salvo mínimas excepciones, el inmenso número de la oposición cubana, de los blogueros alternativos, y de los guerrilleros de nuevo tipo, sean públicos o camuflados, padecen de una precariedad económica que no es coherente con esos fondos de ayuda aprobados año tras año por el gobierno americano.

Y no me estoy refiriendo a los casos escandalosos. No hablo del bochorno que constituyó aquella inspección de la Oficina Fiscalizadora del Gobierno, en 2006, cuando se detectó que de esos fondos para promover la democracia en la Isla, gran parte se invertía en chocolates Godiva, abrigos de piel, sierras eléctricas, latas de carne de cangrejo, y Playstations Sony. (Creo que ni en un filme de los Hermanos Marx podría haberse reunido semejante listado de productos para defender la libertad).

Más bien me formulo una pregunta que con toda razón podrían hacerse los millones de ciudadanos americanos que, en medio de una preocupante crisis económica, comprueban a dónde van a parar sus impuestos. La pregunta es: ¿cuál ha sido en realidad el impacto de ese dinero en la causa cubana?

Me pongo en el pellejo de un nativo: ¿qué ha conseguido mi dinero en ese país?

Realmente me interesaría escuchar la respuesta de quienes sí ven en esos fondos una ayuda imprescindible. Que me instruyeran con pruebas, con hechos, no con románticas suposiciones, en qué ha beneficiado realmente ese capital a la lucha por la democracia en Cuba.

Porque yo, al igual que el senador John Kerry, sospecho que de esos millones –dicho sea de paso, imposibles de enviar directamente, en metálico, porque el embargo así lo impide- un número impreciso, pero no mínimo, ha engrosado los bolsillos de intermediarios, funcionarios y presuntos defensores de la causa de mi tierra.

Y entonces llega la circunstancia tremenda: a los opositores cubanos se les envían memorias flash, radios portátiles, algo de chocolate, algo de carne de cangrejo, y el gobierno cubano dice: “Se está financiando la contrarrevolución interna”. Y da otra vuelta de tuerca a la represión.

Mientras algunos astutos maquinadores de este lado del mar se benefician de esos proyectos, del otro lado, donde “está la candela”, se reciben migajas de ese capital, y se reciben toneladas de consecuencias.

Díganme lo que me digan: no es justo.

Por eso apruebo la desconfianza y el incisivo interés del senador John Kerry en revisar qué destino ha tenido ese presupuesto, que no es nada del otro mundo tomando en consideración el monto de otros programas estadounidenses, pero que en tiempos de crisis, a nadie creo que le sobre.

Y sobre todo, valdría la pena revisar no sólo el capital por sí mismo, sino los mecanismos mediante los cuales este se invierte en ayuda indirecta. Quién sabe si la gran fisura radique en un aparato de implementación deficiente, con demasiada burocracia que aprovecha los resquicios y lastra una intención que en principio, como cubano agradezco y admiro.

Que nadie lo olvide: de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno.

Anuncios
 
33 comentarios

Publicado por en abril 10, 2011 en 01 Julio

 

33 Respuestas a “Veinte Millones de Dudas

  1. J. Maseta

    abril 10, 2011 at 12:30 pm

    En los actos de repudio se aprecia una vulgaridad y una falta de respeto ciudadano, que a simple vista descalifica la calidad humana y la educacional más elemental de todos ellos. Es como si el gobierno tuviera que acudir a la vociferación y a los gestos groseros para reprimir a unas señoras que caminan en silencio por las aceras vestidas de blanco con una flor en la mano. Y a esas señoras el MININT dedica horas y horas de trabajo para vigilarlas y desacreditarlas.

    Con la misma bajeza con que se manifiestan en esos actos de repudio, la tv cubana presentó a un grupo de agentes infiltrados que, curiosamente, han estado trabajando meses y años sin poder detectar alguna ilegalidad dentro de estos grupos, ya que todo ese trabajo no condujo ni a una detención ni a un solo juicio. Valga destacar que dentro de las leyes cubanas es condenable el que ejerce funciones de mercenario, pero a pesar de ser considerados así, todos siguen en libertad.

    Tanto los mítines de repudio como la divulgación de estos actos de infiltración presentados en la televisión cubana, revelan una falta de calidad humana y de malgasto innecesario asombroso. Prácticamente no necesitamos saber qué defienden unos y qué defienden otros para que cualquier observador imparcial tome partido por los que protestan en silencio y por los que fueron vigilados y no fueron encarcelados.

    En un país donde los niveles de corrupción y de mercado negro son asombrosos, donde el comportamiento político se manifiesta de forma vulgar e intolerante, donde la doble moral y la hipocresía están generalizados, donde existen altos índices de prostitución, alcoholismo y suicidios, donde la población contrae matrimonio por tal de adquirir algunos artículos y después se divorcia como lo más natural del mundo…, no se entiende que hablen del hombre nuevo, de la conciencia revolucionaria y de los logros de la educación. Y es que el fracaso va mucho más allá de lo económico. Han inculcado un nacionalismo tan demagógico y falso, tan ruin, desesperanzador y mezquino, que han hecho que a lo único que aspiran los jóvenes hoy día, sea a emigrar.

     
    • El Pequeño Hermano

      abril 10, 2011 at 12:39 pm

      Muy inteligente y acertado su comentario.

       
      • Reinaldo

        abril 10, 2011 at 8:19 pm

        Quizás todos los exiliados cubanos deberíamos organizarnos y financiar por nuestros propios medios a los disidentes cubanos, pero controlando hacia quién y para qué va el dinero que se recaude.
        Ahora la pregunta sería, quién será capaz de implementar un programa de ayuda que cumpla con los mínimos requisitos para garantizar lo que se necesita y que ese dinero sea empleado precisamente para financiar el avance de los grupos que luchen por un espacio político dentro del sistema para promover cambios democráticos por vía pacifica.
        La otra pregunta sería, ¿alguien está seguro que de la misma manera que ahora son llamados mercenarios por la dictadura castrista, no se utilizarán los mismos calificativos y las mismas descalificaciones cuando el financiamiento provenga desde los mismos cubanos desde el exterior?
        Hay más de dos millones de cubanos regados por el mundo. Si cada uno de nosotros aporta 20 dólares al año, sería mucho más de veinte millones que servirían para muchas cosas, siempre y cuando todo vaya directamente hacia los de adentro, ya sea como dinero en efectivo para garantizar su subsistencia, o como ayuda en materiales necesarios para que puedan movilizarse y comunicarse por todos los medios, y con plena transparencia.

        ¿Quién le pone el cascabel al gato?
        ¿Quién se compromete a aportar para ese fondo de ayuda a la promoción de la democracia en Cuba?
        ¿Quién se atreve a proponer el mecanismo que garantice que la ayuda llegue verdaderamente a los que la necesitan?
        ¿Quién se compromete a que se cumpla con honestidad y a cabalidad esta acción tan necesaria?

         
  2. diego

    abril 10, 2011 at 12:49 pm

    Muy de acuerdo con Ernesto. Este presupuesto ha servido mas como supuesta prueba del gobierno cubano de que la disidencia está financiada por una potencia extranjera que para promover la democracia en Cuba. Mas valdría que la ayuda que necesita la disidencia vinera de donaciones personales de los mismos cubanos que viven afuera. Si cada cubano en el extranjero enviara nada más 20 dolares al año se recaudaria mas dinero.
    Kerry tiene razón en su cuestionamiento. Muchos de los que lo critican son los que se han aprovechado de ese dinero hasta ahora.

     
  3. Alfredo Duran

    abril 10, 2011 at 5:26 pm

    Ernesto partiste el bate con ese comentario,yo pienso igual que tu,hace alrededor de un ano,en un programa de Oscar Haza un senor mayor miembro de Alpha66 dijo que Cuba seria libre el dia que se murieran los viejos de alla y de aqui incluyendose asi mismo,ese es uno de los comentarios mas veridicos que he oido en mi vida,si partimos que tu y yo nacimos despues de que ese desastre llegara al poder,que impusieran un pacto Kennedy-Krushev,que impide todo tipo de lucha verdadera,(porque para mi el comunismo se cae con balas no con palabras) y que la mayoria de los que pusieron a Fidel alli,gritaron paredon,aceptaron la clausura o robo de periodicos y canales de television y radio viven en Miami hace muchos anos,inclusive antes de que tu y yo nacieramos y Cuba se convirtio en la vaca sagrada que aporta mucho dinero de la forma en que esta con todas esas ayudas que se quedan en Miami en mas de un 90%,los presos exiben los anos en prision como medallas de guerra apesar que Fidel no se movio un milimetro por cada ano preso(mayoria de ellos combatieron contra Batista para poner a Fidel ahi)y que decir de un embargo que le conviene mas a Fidel que a nadie yo soy un poco mas viejo que tu y te puedo decir que durante el largo y abundante subcidio Sovietico Fidel ni mencionaba eso es mas era un ultraje o diversionismo ideologico usar algo que dijera made in usa,claro si expresas esto que te digo aqui en Miami o eres comunista o estas infiltrado,es lo que te decia al principio del comentario de ese senor hay que esperar que dios obre para que Cuba cambie,sino mira a la pobre Yoanis que tiene un valor sobrenatural todos los comentarios y las dudas que ponen esta gente sobre ella

     
    • El Pequeño Hermano

      abril 10, 2011 at 5:40 pm

      Amigo Alfredo: No sólo sobre mi querida Yoani los retrógrados vierten sospechas de inflitrada y demás. Te invito a que leas el próximo post de este blog en unos días, que hablará sobre eso mismo en cuanto a mí. Gracias por tu lectura y tu apoyo.

       
  4. el_yoyo

    abril 11, 2011 at 12:27 am

    Yo como cubano que vive en Europa veo las cosas quizás desde otra perspectiva.
    primero está muy bien que un senador se preocupe por esclarecer donde y cómo se usan los fondos aprobados para un programa. Es más si no fuera asi estaría haciendo mal su trabajo, para eso le pagan.

    Por otro lado, ¿de donde viene el revuelo? De los cubanos, los americanos ven muy normal que esto se inspeccione.

    ¿Por qué de los cubano?

    Porque nos hemos acostumbrado a que otros hagan por nosotros lo que nosotros deberíamos resolver. Si USA quiere ayudar a una causa en Cuba santo y my bueno, pero la verdadera responsabilidades es de los cubanos que somos los dolientes.

    No sé si en tiempos de Martí, él contaba con apoyo en el senado para recoger fondos para la guerra en Cuba,. Todo lo que sé es que el dinero provenía de los emigrados cubanos en USA. Dicho sea de paso sus fondos eran para una guerra, no para enviar chocolate al isla.

    En ese sentido no conozco programa financiado u organizado por cubanos. Si hoy la seguridad del estado es casi omnipresente, en tiempos de Martí, España era la superpotencia y sus tentáculos llegaban a donde quiera. Las dificultades son proporcionalmente las mismas, hot que hace 130 años.

    Como dijo alguien en u comentario por allá arriba, si cada cubano aportase 20 dólares al año ya hay fondos suficientes, si cada cubano en el exterior decidiese al unísono llegar a Cuba por barco, avión, en balsa o lo que sea, constituiría una fuerza tremenda a plantar cara al régimen.

    Desgraciadamente, los emigrados cuando salimos creemos que el problema de cuba es de los que quedan allí y ponemos nuestro problema en manos de un gobierno que sin ningún compromiso ha hecho lo que nosotros debíamos hacer

     
  5. Camilo Fuentes

    abril 11, 2011 at 1:40 am

    Ernesto:
    Para comenzar, no soy cubano, pero estando desde hace tanto tiempo casado con una cubana, me he “aplatanado” más de lo conveniente.

    Hace algún tiempo, conversando con cubanos, expresé ideas parecidas a las tuyas. Los cubanos me dijeron que nunca repitiera eso en público (es decir, frente a otros cubanos) porque sería mi “suicidio político”. Como no soy político ni aspiro a serlo (a lo más que aspiro es que lleguen pronto mis nietos) sigo adelante con mi exposición.

    Concuerdo contigo y lo digo parafraseando a Shakespeare: “Algo podrido hay en ese mecanismo de supuesta ayuda”.
    Para hacer la historia corta, creo que esos millones no son más que fondos de clientelismo político. Los políticos USA compran lealtades para asegurarse votos en USA y creo que en el fondo de sus corazoncitos esperan (porque sé que no son estúpidos) que alguna repercusión tengan en Cuba. Lo importante para ellos es asegurar su re/elección como representantes, senadores, gobernadores, etc.

    Es vergonzoso que se haya puesto en evidencia que esos fondos no se han invertido correctamente. Por mi parte, creo que eso no tiene la menor importancia. Si los políticos de Estados Unidos se dejan embaucar, ese es su problema. Si hay listillos que han encontrado la perfecta manera de vivir del cuento, es a los políticos embaucados a quienes corresponde investigar. Para mí, repito, no tiene importancia.

    El problema serio es si es realmente necesario y conveniente desde los puntos de vista moral y político que el gobierno de los Estados Unidos haya creado y mantenga ese fondo para intervenir en la política interna de otro país (Uso la palabra “intervenir” con toda intención, que de todas maneras es menos dura que injerencia)

    En todo caso, sí puedo testimoniar que ese hecho, la existencia de esos fondos, ha significado que todas las organizaciones políticas del exilio cubano no tienen ninguna credibilidad ante muchas organizaciones e instituciones que podrían ser sus aliados naturales. Lamentablemente, ese dinero es el obstáculo. Esas organizaciones e instituciones están lejos de creer los cuentos de “asalariados del imperio”, pero el hecho real es que esos fondos existen, son asignados y hay personas que los reciben. Y es vox populi que lo que llega a Cuba es muy poco. Como esas organizaciones no tienen los medios de saber quienes los reciben (tampoco les importa) prefieren abstenerse de mantener relaciones con la disidencia cubana en el exilio. Es el pueblo cubano quien pierde porque se está perdiendo un inmenso caudal de solidaridad que es realmente necesaria.

    ¿Tendrán las organizaciones políticas del exilio cubano que reciben fondos del gobierno de Estados Unidos el coraje de renunciar a ese subsidio? Yo creo que no.

    ¿Tendrán las organizaciones del exilio cubano que NO reciben fondos el coraje de denunciar esa situación y solicitar que se termine con esa práctica que hace más daño que beneficio? También creo que no lo harán.

    En consecuencia, la oposición en Cuba y todos aquellos grupos y personas que no son directamente oposición, pero que sí quieren hacer actividad social independiente del gobierno, tendrán que seguir rascándose con sus propias uñas. Lo cual, en el fondo, es lo mejor.

    Los grupos políticos que hace 30 años luchábamos desde el exterior contra las dictaduras militares en el Cono Sur de América ganamos en buena ley el derecho de financiar a la oposición democrática. Lo hacíamos abiertamente y era por decenas y cientos de canales que se enviaba el dinero a nuestros países. Ahora le corresponde a los cubanos.

     
  6. anamaria

    abril 11, 2011 at 1:51 am

    hola, Ernesto

    Yo tambien estoy de acuerdo con john kerry.Ese dinero del contribuyente va a parar a manos de cualquiera menos de los disidentes cubanos y haria falta buena voluntad para llevar a cabo una buena investigacion que arrojaria resultados en nada soreprendentes.

    Que sobre Yoani y otros disidentes caiga el manto de la duda no es nada nuevo, si en algo se ha especializado la dictadura cubana desde sus inicio es en dividirnos a los de aqui y a los de alla, a los companeros de trabajo, a los vecinos, a la familia, a los propios funcionarios del gobierno, el resentimiento de fidel y raul castro, (no se si porque fueron hijos bastardos), lo han reflejado en esta satanica forma de sembrar en la mente de cada uno de nosotros la semilla de la desconfianza en eso si han sido brillantemente eficaces.

    la prueba mas feaciente es las ridiculas revelaciones de los nomenos ridiculos superagentes de la seguridad del estado infiltrados para tratar de desacreditar a un punado de pacificas mujeres y de hombres valientes que dentro y fuera de las carceles tratan de rebelarse. pero esta division tan arraigada en nosotros los cubanos, se ira en la misma forma que se ira la miseria, la precaridad, el abuso, la opresion, la falta de libertades y todos los otros males que sufrimos por mas de 50 anos y volveremos pacificamente a ser libres y democraticos y yo si algo le pido a dios es que me deje ver ese dia.

    saludos y gracias por tu comentario

     
  7. pedro

    abril 11, 2011 at 6:46 am

    Concuerdo contigo. El bloqueo o embargo como tú lo llamas es la gallina de los huevos de oro para el régimen y para los que de algún modo tienen poder. Sé de ‘gusanos’ internos que cobran 100 dólares por cualquier papelito, y dan gracias a Dios por ese abuso ya que con eso resuelven mucho. Considera cómo eso lo paga, en realidad, el gusanaje exterior que luego es vilipendiado. Considera si no hay negocio en prohibir Skype, para ‘violar’ el embargo y ‘ las precarias comunicaciones telefónicas’. Quién si no el régimen se beneficia de los 89 céntimos de euro por minuto que cuestan las llamadas a Cuba, versus 19 a otros países. Considera si no es cierto que el exilio compra ((pagando al régimen) los mismos productos que el pueblo produce ,mediante los envios de compras online, que he denunciado mil veces, y que llegan perfectamente refrigerados y envasados desde almacenes situados por la isla. Pulsa regalos a Cuba en la red y verás el site, dicen que de Ramirito Valdés. Todo de pe a pa lo sostiene el ‘gusanaje’ vilipendiable, los ‘vendepatrias’, todos financian al régimen al socorrer a un familiar o un amigo.
    No interesa que bajen las tasas de envío, ni en Cuba ni en USA los que a eso se dedican, no interesa la libre circulación de personas ni de capital, y no acuso a los USA si no a los pillos criollos de la YUMA. Ellos piden el levantamiento del bloqueo con la boca pequeña, si se lo levantaran matarían a su gallina de los huevos de oro, y lo mismo en Cuba, que ha dejado ahí, en el bloqueo, la esperanza de sobrevivir precisamente, convencida de lo yermo de su industria, rebajando la ‘negociabilidad’ de la honestidad de un ser humano al antojo de un pollo asado. El bloqueo interno es el sostén de todo, y por eso he pedido que quiten el externo, llevan 50 pico años haciéndole el juego a Fidel y aún no se dan cuenta de que con romerillo no se va ese cáncer.
    Cuba debe ne vez en cuando soltar más trabajadores en el extrajero que envíen remesas -ay, cómo se benefician de ese cambio de divisa- y que compren al régimen y envíen al pueblo, la bodega en el extranjero sí, el acceso a la shopping grande sí.
    ¿En qué cabeza cabe no comprarle ni venderle a Cuba, pero sí regalarle?
    Esos 20 millones, Hermano, no son nada nuevo. En los tiempos aquellos los yanquis compraban el derecho a una plantación donando a los políticos locales para escuelas..ndinero que se iba en sus juergas, putas y bienes inmobiliarios y los yanquis convencidos de que hicieron su buena acción del día.
    Lo mismo durante los 70 y 80 con las guerrillas rojas en latinoaméricas, mimadas comobacterias en cultivo para luego ir a Washington a pedir fondos- milicias no, yankee stay home, dame dinero que yo sabré como luchar contra la guerilla. Y los tontos pagadores de impuestos americanos donando y donando.

    Kerry se enfrenta al linchamiento porque dice la verdad, y es lo único mal visto. Los propios radicales cubanos o yanquis le caerán encima, haciéndole el juego al régimen que es el primer interesado en que el bloqueo siga para vivir de él.

     
  8. yanet

    abril 11, 2011 at 8:54 am

    interesante y acertado. Nadie debe ni puede hacer por nosotros más que nosotros mismos. Esa “independencia” sin dudas nos dará mayor credibilidad y legitimidad, en nuestros propósitos y fines. alguien estableció una comparación con la labor de Martí y me gustó mucho porque creo que en materia de ganarse apoyo de todo tipo, incluso financiero, ahí tenemos una tremenda lección. deberíamos retomarla.

     
  9. Maria Silvia

    abril 11, 2011 at 11:58 am

    De acuerdo contigo Ernesto. Desde que vivia en Cuba y ahora que vivo en Canada, siempre he dicho que cuando Estados Unidos le levantara el bloqueo a Cuba , se le acabaria la excusa de todos estos anos ( aun y cuando encontraran otras) pero al menos, la que les ha servido mejor para justificar el desastre economico, y la que han enarbolado como bandera ante ” el izquierdismo latinoamericano y europeo”. Tengo un amigo que me decia que Cuba ( Castro)jamas dejaria que Estados Unidos fuera un aliado o amigo, porque sino donde ibamos a encontrar un enemigo tan bueno como ese? Y nada me asombra despues de ver tantos files desclasificados al cabo de tantos anos. No me extranaria que cuando se mueran reabran alguno donde veamos un acuerdo entre Fidel y los dela extrema derecha de Miami, que haya fijado una eterna “guerra” para beneficios de ambos.

     
    • Alex

      mayo 2, 2011 at 10:14 pm

      Hola Ernesto, Silvia y todos los que aquí han escrito.
      Si bien es cierto que en Cuba hay dificultades serias económicas también es cierto que si quitan el bloqueo contra Cuba, se podría comerciar limpiamente con compañías de alimentos de EUA, por solo ponerte un ejemplo, pero además podrían comprarse los equipos técnicos para el tratamiento del corazón en niños pequeños en Cuba. Muchos problemas económicos por los que ustedes abandonaron el país en busca de algo mejor, se hubiesen solucionado, ¿no les parece?. No me gusta herir a nadie, pero piensen en todos los programas que ustedes mismos han mencionado, financiado muchos por el gobierno y otros por los residentes en EUA. Si no han visto las últimas noticias y no tan últimas, cuantas guerras ha lanzado Estados Unidos en varias partes del planeta, Iraq, Yugoslavia, ahora la OTAN contra Libia., saquen sus conclusiones sobre que hacen con su dinero. Ernesto te conozco pero a mi no me recordaras nunca, estudiaste en la Marcos Ramirez. Eres talentoso y se que puedes mejorar tus investigaciones para luego escribir aquí, si recibes algún pago por esto que publicas, no es bueno porque aún siendo bueno o malo el sistema fue en Cuba donde te formaste y creciste como persona en tus 26 años, o piensas que tus profesores se formaron fuera de Cuba?. Profesores muy buenos que seguro no olvidarás. Y antes que me lo digas se que no tienen mucho dinero igual que tu, pero a lo mejor consideras lo que piensan de lo que escribes y te hacen pensar. Siempre existirá gente en Cuba que está en contra de como fluyen las cosas en Cuba, pero también existirán aquellos que también están en contra de lo mismo y lo tratan de solucionar desde adentro en lo posible, con acciones internas y no desestabiliadoras e hirientes como lo hacen tus compañeros que están escribiendo. No se si has comentado en tu blog sobre los cambios en la política económica y social de Cuba, hay cosas que ya cambian a partir de ahora, viejos dogmas y tabues que están obsoletos. Es solo una sugerencia, eres titular del blog y haces lo que desees. Esas son las formas de ayudar a esclarecer mejor las cosas. Muchos de los que desde Cuba “defienden” la libertad solo lo hacen por dinero, no solo alla. No se si has visto la serie “Las Razones de Cuba” (no me ataquen, con frases ironicas, esto es para debatir abierta y sanamente). Ahí, se ponen ejemplos de como ganan dinero diciendo mentiras Ernesto, tanto a Radio Martí como a los que los contratan. Mira para que veas como en EUA violan la libertad de expresión. ¿Por qué quitan de Youtube los más de 300 videos que exponen el arte cubano, la realidad cubana?
      Bueno hasta aquí mi comentario.

      Gracias por su atención.

       
  10. Larry6417

    abril 11, 2011 at 12:05 pm

    en los tiempos de marti y los 60′ con las guerrillas eran tiempos mas abiertos a las democracias salientes desde este pais,,, ahora hoy dia las leyes han estrechado mas la la partisipacion de exiliados por el control de armas y dinero cosa que recaen el ayudas para democracias salientes y financiadas del gobierno americano…… y soy partidiario que los castros solo saldran a tiros del poder ahora,, este gobierno permitira a los exiliados a esa accion….YA LO SABEMOS…….. NO…………… los tiempos de Nuestro apostol ya pasaron..

     
  11. artemisa

    abril 11, 2011 at 12:36 pm

    Totalmente de acuerdo con tu reflexión. Es una lástima que muchos de los cubanos exiliados sean tan extremistas que todas sus opiniones estén parcializadas.

     
  12. Anae

    abril 11, 2011 at 4:29 pm

    Muy atinado tu reseña, estoy totalmente de acuerdo contigo.

     
  13. Gerardo el de Berlin

    abril 11, 2011 at 8:39 pm

    Uno de los problemas que traen consigo las donaciones gubernamentales son el descontrol del uso y a veces el contraefecto. Por ejemplo las donaciones de arroz de Estados Unidos a Haití después del terremoto venían teóricamente muy bien, sin embargo por otro lado contraprodujeron que el mercado de arroz en República Dominicana colapsara, ya que los haitianos que se robaban el arroz vendían el saco en la frontera (zona dominicana) a un precio mas bajo que el mercado. De esta forma los productores dominicanos no pudieron vender mas arroz o tuvieron que bajar sus precios. Es solo un ejemplo de contraproductividad de una donación.

    En el caso de donación gubernamental a la oposición, sea Libia o Cuba, son igualmente otras personas las que van a definir en que y cómo se usará el dinero o la ayuda en concreto, por ejemplo en chocolates, hacia mi bolsillo, etc

    Siguiendo el hilo de Reinaldo, si las donaciones fuesen privadas habría primero mejor control sobre el uso, es mi dinero y de antemano puedo hasta definir para qué se debe usar digamos para un Proyecto Varela o similar por decir algo. En el sitio de Oswaldo Payá por ejemplo hay un letrero que dice que “se nutre de donaciones privadas y de la colaboración de personal voluntario” y puedes marcar el uso deseado.

    Viniendo el dinero de privados, nuestros susodichos ahora no serían “mercenarios”, pero los agentes no hubiesen trabajado en vano durante 15 años puesto que Moisés (agente Vladimir?) habría filmado por ejemplo a Elizardo Sánchez orinando fuera del inodoro y lo hubiesen vendido” en Las Razones de Cuba como un inmoral empedernido o algo parecido.

    Mercenario o no, dinero de aquí o de allá, ante la GESTAPO cubana confrontarán siempre el mismo problema: tratar de ser desacreditados por Hache o por Bé por nuestros famosos agentes de “Sector 40”.

     
  14. Nestor F.

    abril 12, 2011 at 2:02 am

    Tiene toda la razón Ernesto. Para que una donación cualquiera sea exitosa se deben tener en cuenta los intereses directos, inmediatos, urgentes y efectivos de la organización, individuo o pueblo al que vayan dirigidos dichas donaciones. En el caso que nos ocupa creo que la cuestión principal no es el monto de dichas donaciones sino el mecanismo que implemente y canalice de forma eficaz la forma en que ese dinero sea usado para lograr de modo cabal el objetivo planteado, en este caso algo tan sublime como la libertad del pueblo de Cuba. En ese mecanismo está el fallo, tal vez dinamitado por intereses ajenos al bien de todos. A nadie le duelen 150 millones pues no fueron sudados objetivamente por quienes los administran. Tal vez por eso fueron más efectivos los fondos reunidos peso a peso por aquellos exiliados cubanos de Tampa, Cayo Hueso y otros lugares, a favor de la lucha de independencia contra el otrora poderoso ejército español. Al parecer quedó en el olvido el ejemplo de José Martí, quien administraba esos fondos, y sin embargo no utilizó ni un céntimo en su beneficio propio, ni siquiera en sus necesidades más urgentes, ropa, calzado y comida, por ejemplo. Tal vez sea una muy buena idea esa que ha planteado otro comentarista ( y si mal no recuerdo Ernesto la mencionó en la entrevista a Max Lesnik ) , y es que nosotros los cubanos del exilio regados por todo el mundo, los comprometidos con la causa de la libertad de nuestra Patria, seamos los que contribuyamos económicamente a lograr ese sublime objetivo , y seriamos nosotros mismos los que estaríamos al tanto de como se usarían esos fondos, pues sí nos dolería si fueran mal usados. De lograr eso le quitaríamos al régimen cubano los argumentos de que un país extranjero financia la oposición, y nuestra causa sería mucho mejor vista por el mismo gobierno y pueblo de Estados Unidos, por los demás países del mundo, y sobre todo, siendo la más importante, urgente y necesario ,por nuestros hermanos en la isla.

     
  15. Ces Al

    abril 12, 2011 at 11:52 am

    Estoy de acuerdo con el senador Kerry, esta demostrado que la ayuda a los opositores en Cuba se queda en un 98 % en Miami en la direccion de todas las organizaciones que actuan por la democratizacion de Cuba, es un buen negocio, donde todo es billete, como contribuyente norteamericano creo que la ayuda debe mantenerse pero verificar que llegue a su destino, a las personas que lo necesitan realmente, los que estan dentro de la candela, ser opositor en Cuba es estar marcado y negarsele todo tipo de subsistencia por lo que si veo correcto que los ayudemos.

     
  16. paco

    abril 12, 2011 at 1:32 pm

    El tema que aborda Ernesto es bastante complicado como es el exilio mismo y mas si se trata de dinero. La division que hay entre los cubanos tanto de afuera como de adentro es lo que le ha permitido a fidel y su camarilla mantenerse por tanto tiempo en el poder. Eso lo vemos a diario como entre nosotros mismos nos descalificamos y creemos que somos mejores que los de otra generacion.

    En cuanto a lo del dinero yo creo que como han dicho algunos comentaristas esos mecanismos siemore han existido, como siempre han existido y existiran los vividores y oportunistas de ambas orillas. Estoy plenamente convencido que la minima parte es la que llega al interior de la isla la otra se la quedan los mismos pillos que por anos se disfrazan como el camaleon para seguir viviendo del cuento. No quiero decior con esto que hayan algunas organizaciones que reciban parte de ese dinero y hagan lo correcto. Yo mismo en ocasiones he llamado a los telefonos de algunas organizaciones para ayuda a familiares de presos politicos y me han dicho que no es necesario .O sea que hay de todo.

    En cuanto a lo que diga el regimen de ese dinero es lo que menos debe preocupar porque ellos no tienen moral para cuestionar nada, aunque si afecta a la crdibilidad de los que si luchan por la liberacion de nuestro pais.

    El problema cubano es de nosotros los cubanos, pero hay muchos intereses del por medio, donde incluso hay tratados como lo de Keneddy – Kruschov que tienen maniatado a los que quisieran resolver el problema cubano por otra via y eso fidel y su camarilla lo ha usado muy bien en su beneficio.

    Por otra parte el regimen cubano ha sido muy astuto en organizar por anos todas esas empresas que estan diseminadas por el mundo a nombre de testaferros que responden solo a los duenos de Cuba. aqu imismo en sUSA especificamente en Miami hacen su labor como si no pasara nada porque utilizan las ,mismas leyes de este pais. Todas esas agencias de viajes y paquetes favorecen al regimen cubano e ironicamente nosotros el exilio somos los que soportamos economicamente a ese regimen . Igualmente sucede con los productos que venden en Cuba , que los compran debaja calidad a precios mayoristas y los venden a la poblacion a precios exorbitantes y quienes los pagan, por supuesto el exilio cubano.

    He llegado a la conclusion que Cuba actualemente se ha convertido en un gran negocio, son pocas las personas que son capaces de arriesgarlo todo por la libertad de Cuba. Actualmente la camarilla gobernante los que han hecho y estan haciendo es mandar al extranjero a sus mas cercanos familiares para que les administren sus empresas y negocios que han levantado con el robo del dinero del pueblo, para cuando ocurra las estampidas final ocurra los que siempre ha ocurrido el pueblo se quedara en la misma.Luego en Cuba quedaran algunos militares que se encargaran de organizar sus mafias al estlo ruso y de muchos paises del antiguo bloque sovietico.

     
  17. Paloma

    abril 12, 2011 at 5:03 pm

    Completamente de acuerdo con Ernesto, en cuanto a que esos millones no llegan a los disidentes de dentro de la isla, ni son efectivos para provocar (ni siquiera de refilón o por carambola) un cambio en Cuba y sí le sirven invariablemente al gobierno para acusar de mercenarios a los disidentes. Aunque es cierto que si no tuviera esa razón les inventaría otra. En lo que no estoy de acuerdo es en que no tengan modo de saber a donde van los fondos, yo a veces trabajo con fondos de la USAID para proyectos de medio ambiente en dominicana, y los requisitos que tiene el manejo contable de esos fondos son infinitos, nosotros tenemos que documentar cada centavo que usamos, así que cuando los fondos son entregados a esas organizaciones de Miami, los requisitos deberían ser los mismos digo yo, y tienen los mecanismos de retroalimentación de los disidentes para que estos confirmen lo que reciben o no.

     
  18. El Tio Stiopa

    abril 13, 2011 at 11:13 am

    Estimado Ernesto Morales: Usted que ha realizado periodismo independiente en Cuba, en su blog, y ahora en el canal 41, ¿Por qué no escribe un artículo sobre la escandalosa absolución por un tribunal yanki del terrorista confeso y asesino de niños Luis Posada Carriles, que para colmo va a recibir hoy un homenaje en el repugnante nido de ratas adineradas conocido como Big Five Club? ¿No considera usted que salta a la vista el doble rasero del gobierno de EE.UU. y la hipocresía de este “exilio cubano” que se las da de ser “democrático? ¿O será que Ud. no se atreve, o no lo dejan, opinar sobre este asunto? ¿O teme que el Posada le mande a poner una bomba, que es lo único que ese “gran patriota” sabe hacer? ¿O que lo boten del canal 41? Por favor, demuestre su verdadera objetividad e independencia, señor Morales.

     
    • El Pequeño Hermano

      abril 13, 2011 at 12:12 pm

      ¿Sabe usted algo?, yo no simpatizo en lo más mínimo con ese personaje. Lo he dicho antes en este mismo blog, no sé si es un recién llegado y nunca lo ha leído. A mí también me ha irritado su total absolución, y mire qué coincidencia: ya valoraba escribir un artículo al respecto.

      Sin embargo, como soy un hombre libre, y en este blog escribo sobre lo que me viene en ganas, y no sobre lo que un gobierno, un canal, o un lector pedante exigen, le digo que pienso hacerlo en algún momento, no cuando usted lo decida. Ah, y sí: tengo un pánico que me muero a que Posada me coloque una bomba, o a que me boten del canal 41 como ya me hicieron una vez de Radio Bayamo. (Empezaría a coleccionar expulsiones.)

      Al parecer usted no tiene la más mínima idea de lo que es la libertad de expresión.

       
    • panchito

      abril 13, 2011 at 1:14 pm

      ya sacaste el pajaro del semaforo?

       
  19. Mario Jacas

    abril 13, 2011 at 12:54 pm

    Desde que sali de cuba y me entere de esos 20 millones que se dan, creo que anualmente (no estoy seguro) y de los Cuban Grant, he pensado que en Cuba no solo hay que procesar a los tiranos y lacayos que han destruido el pais, sino tambien a todos los ladrones de cuello blanco que se han dejado todo este dinero y se han enriquecido a costa de la causa cubana. Yo personalmente creo que con 20 millones al año dedicados a la causa verdadera, esa tirania hace rato hubiese caido.

    Yo no conoci a Jorge Mas Canosa, pero si se que manejo millones de estos fondos que no llegaron a Cuba, si se que llego a manejar una fortuna personal enorme, y que muchos lo consideran un heroe, yo no, para mi es solo otro de los que lleno la bolsa a costa de la causa cubana, no importa cuan habilidoso fue para recaudar el dinero, lo que si importa es que nunca llego a las manos de los que luchan dentrro de cuba.

     
  20. El Tio Stiopa

    abril 13, 2011 at 1:07 pm

    Señor Morales: Le agradezco el haber tenido la delicadeza de responderme. Me hago cargo de su poca simpatía hacia el personaje Posada y celebro su sentida irritación por su indignante absolución. En ningún momento pretendí “ordenarle” que escribiera sobre este o sobre ningún otro tópico, simplemente le hice una pregunta. Además, el tema está ahora en el tapete, puesto más de relieve aún por la bienvenida de “héroe” que las ratas ricachonas del Big Five van a darle esta noche. Claro que usted escribe en su blog lo que le da la gana y cuando le da la gana. Lo que no le acepto es llamarme “lector pedante”, recuerde que yo no usé ningún epíteto al referirme a su persona. Parece que es usted el que no sabe lo que es la libertad de expresión y por eso recurre al calificativo hiriente. Y en cuanto a las bombas, usted es un recien llegado a esta ciudad y no vivió la época en que los exiliados cubanos ponían bombas dondequiera o asesinaban personas por cualquier cosa. Así le volaron las piernas al periodista radial Emilio Milián o acosaron y amenazaron al Museo de Arte Cubano, o asesinaron a Carlos Muñiz, Luciano Arguelles Botella, Manuel Unanue, Eulalio Negrín y muchos más. Acosaron con “actos de repudio” a Eduardo Benes, Magda Montiel, botaron de su trabajo a Edmundo García y a muchas otras personas solo por expresar opiniones (claro que sin decir que esa era la verdadera razón). En todas partes cuecen habas, señor mío. Ya lo verá cuando conozca mejor lo que es esta ciudad y este “gran” país.

     
    • panchito

      abril 13, 2011 at 1:57 pm

      tio y por que no regresas a cuba si tan mal te cae miami. ve a vivir a la super democracia cubana a ver como te va. yo no me imagino vivir en un lugar donde no me guste. para eso sali de cuba, para poder escoger donde ser feliz. si no te gusta ese gran pais que te dio cobija, bueno, pues larguese senor. busque donde ser feliz y deje de quejarse. vaya a cortar marabu a las tunas que bastante falta hacen los brazos fuertes y comunistas.

       
    • El Pequeño Hermano

      abril 13, 2011 at 2:02 pm

      Estamos de acuerdo en algunos puntos, y yo también celebro que se tome su tiempo para comentar acá.

      1. El asunto de las bombas no tiene que recordármelo. No es necesario: lo sé muy bien. Como también sé que es cosa del pasado, que hoy no se coloca una sola bomba aquí por expresar lo que se piensa. Por cierto: no olvidar que era una tradición de lucha por intereses ideológicos… ¿le recuerdo los métodos que también empleó el Movimiento 26 de Julio? Y por último: sobre ese tema, de las bombas, conversamos el señor Max Lesnik y yo en un estupendo diálogo que sostuvimos, y que está publicada en este mismo blog. A menos que tras su seudónimo sea usted mismo Max Lesnik, lo invito a que lea esta publicación.

      2. El adjetivo es fuerte, pero merecido: fue un poco pedante usted en su manera de “solicitarme” que escribiera sobre el asunto. Hay mejores maneras de hacerlo que recurriendo a la pretendida falta de valor del periodista (“¿no se atreve?”, “teme que el Posada le mande a poner una bomba”). No es la primera vez que un lector me pide que escriba sobre algún tema, pero sí la primera en que emplea esos tonos para hacerlo.

      3. Le reitero aquí, como dije antes, mi rechazo absoluto a ese fallo que deja libre en su totalidad a Luis Posada Carriles, que yo sí considero terrorista, cuyos métodos de sangre yo desapruebo frontalmente, aunque usted crea que NO puedo decirlo porque pierdo el trabajo o me asesinan en las calles de esta ciudad.

       
  21. Maria Silvia

    abril 13, 2011 at 1:59 pm

    Tio Stiopa: yo tampoco le tengo simpatia al sr Posada Carriles y el gobierno de Estados Unidos ( como cualquier gobierno) esta expuesto a que sus gobernados le reclamen cualquier tipo de mala administracion. Pero en este caso senor mio, el tribunal que dicto el fallo, fue escogido segun las leyes de ese pais y al final fue el que dicto el fallo ( justo o injusto como quiera cada quien pensar) , no el Gobierno propiamente. Que se cuecen habas, se cuecen y un gobierno puede tener mil recursos para burlar la ley, pero a probar ahora que el Gobierno americano tuvo que ver con ese fallo. No se donde usted vive, pero la retorica que maneja se parece mucho a la prensa oficialista de Cuba, que culpa [por todo al gobierno de Estados Unidos , como si las facultades hegemonicas que tiene la cupula gobernantes de mi pais son aplicables a las del vecino del norte.

     
  22. El Tio Stiopa

    abril 13, 2011 at 7:40 pm

    Señor Morales, también quería decirle que ha salido usted en el programa de Alejandro Ríos, que es un verdadero oportunista. Cuando el Sr. Ríos estaba en Cuba no osaba criticar al sistema, todo lo contrario, bien tranquilito que estaba en la prensa y en la TV oficialista. Hasta lo mandaron al extranjero, donde desertó. Ahora le conviene hacerse más anticastrista y anticomunista que nadie, para vivir del cuento en Miami y darse viajecitos por París y Londres. No sé cómo usted se mezcla y se congracia con esa clase de personas. El prestigio que ganó en Cuba, señor Morales, lo está perdiendo en Miami.

     
    • El Pequeño Hermano

      abril 13, 2011 at 8:45 pm

      Gracias por considerar que gané prestigio en Cuba. No tengo nada que responderle sobre Alejandro Ríos: eso, coménteselo a él.

       
      • panchito

        abril 14, 2011 at 9:37 am

        cono ernesto, no sabia que tu angel de la guarda entraba al blog como tio stiopa. como te cuida el muchacho, ahorita te pide trabajo como guarda espaldas jeje.

         
  23. Rey David

    abril 15, 2011 at 4:38 am

    Desgraciadamente Ernesto hay mucha gente aquí en Miami que le ha sacado mucho “probecho” a la causa de la libertad de cuba, de hecho el día que cuba sea libre más de uno tendrá que empezar a trabajar y dejar el descaro. De todo esos fondos es sabido que sólo el 10% o menos llega a manos de los disidentes en la isla. La mayor parte del dinero toma rumbos dudoso o se emplea en burocracia y planes fallido como TV Marti, que jamás se ha logrado ver en cuba. Y por otra parte ha servido de argumento al régimen para decir que la oposición y la disidencia actúa por dinero, creo que se debería buscar otras vías para ayudar a nuestros compatriotas que luchan en cuba.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: