RSS

Terry Jones en Noruega. Veinte Años Atrás.

05 Abr

A principios de los ´90, el reverendo Rolf Rasmussen, ministro de la Iglesia Asane, en Bergen, Noruega, recibió una inesperada llamada telefónica en vísperas de Nochebuena. Una turba de músicos cultores del “Black Metal” con claras filiaciones satánicas, había prendido fuego a su parroquia bicentenaria hasta reducirla a cenizas y escombros.

Que nadie muriera en este incidente fue un auténtico milagro.

El testimonio de Rasmussen fue recogido en un fabuloso documental de Sam Dunn y Scott McFadyen sobre la historia del Heavy Metal titulado “A Headbanger´s Journey”.

Pienso en ello ahora que la antorcha incendiaria ha cambiado de mano, y que quien la ha empuñado no toca guitarras eléctricas ni adora a Satán. Más bien, se presenta como continuador de la palabra cristiana.

Personalmente no veo diferencia entre los actos de barbarie protagonizados por los rockeros noruegos, y el show que por fin materializó el cura protestante Terry Jones, al quemar un ejemplar del Corán en su sacristía de Gainesville, en la Florida, enviándole de carambola nuevas almas a su Señor.

Siendo estrictos, no es ni tan similar. Es mucho peor. Los actos de aquellos músicos oscuros sólo dañaron el patrimonio arquitectónico noruego, mientras que la quema del libro sagrado musulmán ha ocasionado, hasta hoy, una veintena de muertos y demasiados heridos en Afganistán.

Era algo sabido. El señor Terry Jones no puede aducir sorpresa. Cuando anunció su intención de quemar el Corán conmemorando el 11 de septiembre del 2010, el revuelo internacional e interno pareció hacerle desistir de su desquiciada ocurrencia.

El "Buen Pastor" Terry Jones

El "Buen Pastor" Terry Jones

 

Pero el pasado 20 de marzo “condenó” el libro en un juicio simbólico, y presidió la ceremonia de incineración. Pocos días más tarde, una turbamulta enardecida irrumpió en la oficina de Naciones Unidas en Mazar-i-Sharif, Afganistán, y ultimó a siete funcionarios, desde luego inocentes. En los días subsiguientes, las protestas han cobrado la vida de muchas personas más.

Algunos analistas centran su atención en las reacciones desmesuradas de los fanáticos musulmanes, que ni siquiera se han ceñido a las indicaciones de la Sharía, como Ley Suprema, efectuando el “Ojo por Ojo, Diente por Diente”, quizás carbonizando alguna edición de la Biblia.

Para mí esto no es más que redundar en lo obvio. Censurar el extremismo de un puñado de fanáticos (recalco puñado: cerca de 1.500 millones de personas profesan el islamismo en todo el mundo, y solo esta turba afgana se tomó la justicia por sus manos), es tan fútil como reiterativo. Con eso contábamos.

Sin embargo, la irracionalidad extrema de un occidental que predica la palabra de un Dios pacífico, y que vive en una de las sociedades más plurales y tolerantes del planeta, es lo verdaderamente pasmoso y sobrecogedor.

Ahora bien: las argumentaciones del párroco Jones son lo más interesante de esta lamentable puesta en escena. Ha dicho: “Nadie me puede impedir que me exprese con libertad. La quema de un libro es una forma de expresarme, garantizada en la Primera Enmienda de la Constitución americana”.

Y gústenos o no, no se equivoca.

Ninguna entidad legal, gubernamental o religiosa pudo impedir que esto sucediera, por una razón como un templo: en un país donde la libertad de expresión es un concepto intocable, no existe manera de paralizar un intento como este, provocador donde los haya, pero inofensivo materialmente hablando: se quemaba un libro. No un ser humano, o siquiera una mascota.

En las sociedades democráticas, el respeto a las libertades individuales, por polémicas o criticables que estas se tornen, es sagrado. Y la causa de este sacro respeto posee una fundamentación humanista: se confía en la ética y las buenas costumbres de los ciudadanos civilizados.

¿Debería enmendarse una vez más este derecho de expresión, como ha sugerido un notable analista político musulmán, radicado en los Estados Unidos, en aras de salvaguardar la seguridad y la persistencia de la paz?

Yo, con dolor en el alma por las víctimas de este acto fatal, y con la soberbia que me despierta la conducta cavernícola del cristiano Terry Jones, digo que no. Digo que la modificación circunstancial de un acápite como este podría sentar un gris precedente para que en el futuro, con otros intereses en juego, nuevas modificaciones comenzaran a mutilar la libertad de expresión que, siendo francos, es estricta o no es.

Ni la desbocada reacción de un grupo de ciegos fanatizados, ni la conducta anómala de un sacerdote -cuya acción me parece igual de fanática que aquella, aunque no lleve turbante, ni proclame el yihad, ni escuche black metal- deberán condicionar ese logro supremo de la democracia que es expresarse con real libertad.

Son los malditos asesinos que en nombre de Alá se cruzan el pecho de explosivos y salen a inmolarse en un avión, los que deben enmendarse. Son los religiosos desorbitados, que incineran libros y provocan muertes distantes, los que deben enmendarse.

Que cargue el infausto Terry Jones en su conciencia con el peso amargo de sus muertos, y que quienes asumimos la libertad de expresión como un compromiso de suprema responsabilidad conservemos la tranquilidad de saber que nadie, ni siquiera por causas meritorias, nos podrá amputar ese derecho.

Eso sí: daría lo que no tengo por haber contado con los servicios de Mr.Jones (de haber sido católico) como párroco de aquella Iglesia carbonizada en Bergen, Noruega, veinte años atrás. Me habría encantado que la llamada de medianoche que recibió el buen Rasmussen, la hubiera tomado él.

Quizás hoy aún respirarían esos inocentes de Afganistán.

Anuncios
 
37 comentarios

Publicado por en abril 5, 2011 en 04 Abril, 2011

 

37 Respuestas a “Terry Jones en Noruega. Veinte Años Atrás.

  1. AGILEAS

    abril 5, 2011 at 4:05 am

    Hay que ser realistas. Tu en tu blog (lo digo sin ningún tipo de reproche) limitas la libertad de expresión. Tienes tus motivos, todo el mundo tiene los suyos. Algunas personas podrían atentar contra el civismo y las buenas costumbres escudados detrás de la “libertad de expresión”. Podrían descalificar a otros con vulgaridades ofensivas o hacer comentarios racistas o xenofobos.
    ¿Es libre la persecución del conocimiento? Si escribes “fabricación de explosivos caseros” en tu motor de búsqueda, tienes al FBI en la puerta de tu casa en muy poco tiempo. ¿Puedes publicar como fabricar armas químicas o biológicas o simplemente como se fabrica el papel moneda? Todo eso está estrictamente prohibido. Ahora bien, hay países y países. En la triste constitución de la Republica de Cuba, aparece solo una vez la palabra expresión. Y es en el siguiente contexto:

    Ch) Es libre la creación artística siempre que su contenido no sea contrario a la Revolución. Las formas de expresión en el arte son libres.

    Por otro lado se garantizan ciertas libertades individuales, siempre que no se ejerzan de modo tal que “dañen” a la revolución o a sus instituciones. Así, dejan “libre” interpretación de lo que es “contrario a la revolución o a sus instituciones” a los tribunales y cada vez que se viole (como siempre pasa) la libertad de cada cual en el ejercicio de sus derechos, el estado puede culpar a los tribunales o al juez de “malinterpretar” o de no interpretar correctamente la ley o la constitución.
    En el caso de los estados unidos, la primera enmienda garantiza; que el congreso no dictará ley alguna que de algún modo limite o impida la libertad de expresión, de profesar una religión determinada o el derecho de reunión (pacifica). En ingles suena así:
    “Congress shall make no law respecting an establishment of religion, or prohibiting the free exercise thereof; or abridging the freedom of speech, or of the press; or the right of the people peaceably to assemble, and to petition the Government for a redress of grievances”

    Hay que tener en cuenta que se habla de una libertad de expresión con limitaciones, por ejemplo está prohibido cometer perjurio (el perjurio está penado por la ley) y los empleados del gobierno tienen prohibido hablar sobre ciertos temas.

    En fin, el debate está servido.

     
  2. Gerardo el de Berlin

    abril 5, 2011 at 6:46 am

    Opino que tanto la acción como la reacción son productos del fanatismo y por ende ambos igualmente sentenciables.

    El primero escudado en la libertad de expresión (es su derecho) y propietario de un fanatismo islamofóbico que ya entra en el Fundamentalismo. El segundo grupo representando a aquellos que dentro del fanatismo religioso (muy amplio el concepto) se valen del homicidio y del suicidio para “hacer justicia”, en su mayoría analfabetos y bastante fáciles de manipular.

    (Despues les cuento por qué botaron a Terry Jones de Alemania en el 2009, creo que no lo saben muchos)

    ***

     
    • AGILEAS

      abril 5, 2011 at 7:58 am

      Cuenta, cuenta…

       
  3. ramrock

    abril 5, 2011 at 7:00 am

    Voy a llevarme el post a mi blog, RESPETANDO, por supuesto, la autoria del mismo y poniendo el correspondiente enlace.

    En cuanto al tema en si, bien, por supuesto está la libertad de expresión y por lo tanto, este reverendo (no se si a los pastores protestantes se les llama así, creo que si, yo, de todas formas, soy agnóstico así que mucha idea no tengo) puede hacer lo que ha hecho perfectamente, y es mas, es que además, se supone que ese Corán es propiedad suya y ¿acaso cada uno no puede hacer con lo suyo lo que quiera (siempre que no dañes a un tercero)?, ¿no puedo yo, por ejemplo, coger la pantalla de mi ordenador y hacerla pedazos?, sería tonto si lo hiciera claro pero por poder, puedo.

    Sin embargo, la reacción musulmana ha sido desmedida puesto que se ha hecho la quema de ese libraco estupido ideado por un loco conductor de caravanas analfabeto y pedófilo sin dañar a nadie (excepto a ellos que dicen que se ha ofendido al Islam, pero eso no es ni un daño físico y no creo que ni siquiera normal para una persona que también pudieramos catalogar de “normal”) y ellos se han pueso a asesinar gente y si es por quemar, han quemado banderas y a mi me parece que una bandera es mas importante que ese absurdo libro.

    Y por cierto, esto no ha ocurrido solo en Afganistán, si es cierto que allí es donde ha habido muertos, pero han ocurrido graves disturbios en los propios Estados Unidos, en la misma Florida y también en Nueva York, si no estoy mal informado, en la zona donde está el edificio de las Naciones Unidas y seguramente habrán ocurrido mas pero la prensa actual, muy vendida, no se si por miedo, al islamismo, al que parece que le debieramos algo, calla muchas de las enormes barbaridades que todos los días se cometen en nombre de ese invento supersticioso llamado Alá o Alláh.

    Un saludo.

     
  4. Javier

    abril 5, 2011 at 8:59 am

    No se pueden calificar igualmente la quema de un libro y el asesinato de decenas de personas. Una cultura que reacciona con tal violencia ciega ante un hecho perfectamente ignorable no tiene cabida en el mundo moderno. El Islam es incompatible con la civilizacion occidental dado que pretende legislar todos los aspectos del quehacer humano. Un musulman que honre tal categoria no puede aceptar la separacion entre Estado y Religion. Este asunto es asi de simple..

     
    • Gerardo el de Berlin

      abril 5, 2011 at 10:08 am

      Hola Javier

      Disiento de gran parte de lo que has escrito y el asunto no creo que sea así de simple mas bien lo contrario. En algún Post relacionado quizás tengamos oportunidad de discutir sobre esto que no quiero abrir una discusión con ese rumbo ahora.

       
      • Javier

        abril 5, 2011 at 9:04 pm

        Hola Gerardo,
        El cristianismo una vez tuvo el poder politico, pero nuestras sociedades han evolucionado. Supongo que crees que los musulmanes pueden abandonar la idea de vivir en una republica islamica. Soy mas pesimista. La gran diferencia es que la Biblia (te aclaro que no soy creyente) no nos dice como gobernar.
        Un saludo

         
  5. Gerardo el de Berlin

    abril 5, 2011 at 9:46 am

    Enardecedor con pasado alemán.
    Revista Spiegel por Yassin Musharbash y Dominik Peters
    (traducción libre: Gerardo el de Berlin para EPH)

    Terry Jones estuvo al frente de una Comuna evángelica en Colonia (Alemania) hasta que los miembros lo pusieron delante de la puerta en el 2009 por su radicalismo.

    El clima era de “miedo y control” y en lugar de libertad de expresión lo que dominaba allí era la “obediencia ciega”. El pastor y su esposa Sylvia se creían enviados de Dios y el que se opusiera a algo era considerado como un delito ante el señor. Este método era también la base para sacarle dinero a los miembros y repartir las tareas de trabajo (me suena a Scientology)

    El representante de las sectas de la iglesia evangélica en la zona de Colonia Andrew Schäfer dijo que todavía hay ex-miembros de la secta bajo tratamiento psiquiátrico terapéutico. Se le acusa de “abuso intelectual”. Los miembros eran obligados a inculcarle la ruta a seguir a sus hijos y la vez preparados para un lavado de cerebro y eran instruidos en la Demonología.

    Cuando Jones llegó a Colonia en los años 80 dijo que Colonia era una ciudad de demonios y que había sido fundada por la madre de Nero, y que Alemania era la llave del renacimiento cristiano en Europa.

    Por su energía y convicción llegó a tener entre 800 y 1000 miembros en su Comuna que vivían y trabajaban en unas casas llamadas “Lisa-Jones” (por el nombre de su primer esposa). Ninguno tenía seguro social y las condiciones de trabajo eran precarias.

    Hasta hoy se supone que el resultado de las ventas de muebles y de ropa donadas a la Comuna iban a parar a su bolsillo. En el 2002 lo condenaron por llevar un falso título de Doctor.

    Se fué haciendo cada vez más radical. Al principio la cogió con los homosexuales a los cuales “ayudaba” rezando por ellos y por último la cogió con el Islam, tanto que los miembros de la Comuna no salían a la calle por miedo a ser atacados por musulmanes.

    Es descrito como un hombre que tiene el talento de escoger temas socialmente relevantes y usarlos para su causa.

    Los miembros de la Comuna se cansaron en el 2007 y trataron de corregir el curso pero a Terry no le importó eso. Los miembros se mantuvieron fuertes y lo expulsaron de las filas junto con su esposa y los predicadores ayudantes y como resultado se fué a los Estados Unidos. La Comuna actualmente tiene solamente 80 miembros activos.

    Se dice que lo que está haciendo ahora es para compensar un poco la inmensa pérdida de poder y significancia de la que gozaba en Alemania.

     
  6. Mariana

    abril 5, 2011 at 10:03 am

    La iglesia de Åsnes, incendiada en efecto en 1992 por Varg “El Conde” Virkenes fue reconstruida en 1995 con mucha fidelidad al modelo original, por más que muchos antiguos y valiosos objetos se perdieran para siempre en el fuego.

    Con todo y lo terrible que es perder parte del patrimonio nacional y verse impotente ante el vandalismo, prefiero al reverendo Rasmussen una mil veces antes que a Terry Jones. Este país no merece gente como él.

     
  7. Maria Silvia

    abril 5, 2011 at 10:37 am

    La libertad absoluta no existe. Mientras convivamos, el respeto hacia el projimo pone limites a esa libertad. No hay frase mas bien dicha que la de Benito Juarez: El respeto al derecho ajeno es la PAZ. Uno es libre de hacer lo que quiera siempre y cuando el acto de hacer lo que quieras no implique hacer dano a terceros

     
  8. Benjamín

    abril 5, 2011 at 10:45 am

    El mundo musulmán ha sido y es, un mundo de dictadores absolutos, que han convertido a esos hombres, mujeres y niños, en fanáticos de una religión con ínfulas de religión mundial e ideología totalitaria, que llega a la barbarie.
    En general esos pueblos son analfabetos y no tienen la menor idea de la modernidad. Viven el siglo XI de nuestra era. De ahí la posibilidad de su manipulación contra todo lo que huela a cultura occidental.
    Matan a sus hijas si se casan con personas con o sin otra religión… ¿Qué más se puede esperar de ese tipo de persona, que no tiene un ápice de humanidad contra otro ser humano?
    Y aún viendo esto, Europa, Estados Unidos y A. Latina, se están llenando de esos fanáticos inhumanos, sin darse cuenta de que, las personas musulmanas no se integran a ninguna sociedad occidental, y sólo esperan ser mayoría, para implantar la Sharia y eliminar de manera radical, todas las libertades de que disfrutamos.
    No obstante, el señor Terry Jones se ha mostrado tan bárbaro e inhumano como los terroristas que atacaron a los EE:UU.
    Por ello me pregunto… ¿Hasta dónde puede llegar la libertad?
    Creo que puede llegar hasta la línea que separa mi libertad y la libertad de los otros. O como dijo un gran mexicano: ” El respeto al derecho ajeno, es la paz”
    Estados Unidos tiene que modificar ese aspecto – y otros, como el derecho a usar armas – en su Constitución.
    Co ello no se siembra ningún mal precedente, sino que se hacen ciertas limitaciones, para no afectar la vida de los otros.

     
    • Javier

      abril 5, 2011 at 9:16 pm

      Benjamin,
      Tengo muchos de los textos sagrados en mi pequena biblioteca. Supogamos que voy al patio de mi casa y hago una hogura con ellos, y cuelgo el video en YouTube. Quienes crees que se sentirian tan ofendidos que saldrian a matar personas que ni siquiera me conocen?
      … hasta el dibujito de un moro con barba y turbante los ofende a muerte.
      Tendra que pasar otro milenio para que haya paz.

       
  9. Rebelde

    abril 5, 2011 at 11:05 am

    Muchos parecen ignorar que Yavhe, Dios o Alá, son el mismo Dios con diferentes nombres. La Torá, la Biblia y el Corán tienen los mismos profetas. El arcángel Gabriel que tanto se pasea por la Biblia fue quien le chivó al oído el Corán a Mahoma.

    La crueldad de Alá es la misma que la de Yavhe, o la del Dios de la Biblia. La diferencia entre el pastor y los asesinos en Pakistán son los muertos. El fanatismo, la ignorancia, la superstición, y el odio son los mismos.

     
  10. paco

    abril 5, 2011 at 11:33 am

    Gracias Gerardo por esa informacion, ya me lo imaginaba siempre hay un extremista o un desquiciado mental que con su actitud irresponsable es capaz de provocar actos tan deplorables como la matanza de personas inocentes. En una democracia como la nuestra es bastante dificil poder controlar a estos tipos de personajes que son azote tambien de la sociedad porque son desequilibrados mentales. Esos fanaticos religiosos son productos de ese mismo libro ya que cada cual lo interpreta de acuerdo a sus intereses.

     
  11. Hansel

    abril 5, 2011 at 12:05 pm

    Hola Ernesto,

    es como has dicho,él tal Terry Jones se escuda en la Primera Enmienda,el Corán es un libro,y un libro es un poco de hojas encuadernadas con unas letras impresas,como lo es Harry Potter.Quizás también pudo haber dicho que a él no se le ocurriría matar a quienes quemen una Biblia, y en en su trastornada cabeza eso no criminaliza su acto.

    La imbecilidad humana no tiene raza,religión o colores políticos.Voy a poner un ejemplo,en otro ámbito pero espero que los lectores comprendan mi punto.Dinamarca es uno de los países más ricos y desarrollados del mundo,en una isla de ese país se da uno de los espectáculos más bestiales y cavernarios de este mundo.Para celebrar la mayoría de edad muchos jóvenes “tienen que” participar en una cruel matanza de unos cetáceos que no sé si son ballenas pequennas o delfines grandes.Es un acto de un salvajismo indescriptible,en él cual hay espectadores disfrutando del show y el Gobierno de Dinamarca nada hace para prohibir tal práctica.Quizás porque eso es para ellos como las corridas de toros en Espanna,patrimonio cultural,costumbres vikingas o identidad nórdica o cualquier justificación que les venga en gana.Solo hay buscar en el google para ver eso,las fotos hablan más que las palabras.
    Evidentemente,en contextos diferentes,tanto Terry Jones como los alegres “matarifes de ballenas” se sienten protegidos por alguna ley que puede ser lo suficientemente elástica como para salvarlos en casos de aprietos.Y bien que lo saben porque en ambos casos está más que claro que habrá reacciones en contra.

    Saludos a todos

     
  12. panchito

    abril 5, 2011 at 2:29 pm

    cono si le pongo barba al mister jones este se me parece al cagalitroso en jefe

     
  13. Gabriel

    abril 5, 2011 at 5:12 pm

    Ciertas cosas tienen exactamente la importancia que le queramos dar. Otras no.

    Quemar un edificio tiene mucha importancia. Para construirlo mucha gente tuvo que trabajar durante meses o años.

    Quemar un libro, que no es un ejemplar único ni histórico, sino una copia más de un texto que está repetido millones de veces, tiene —exactamente— la importancia que le queramos dar.

    El reverendo quería que le diésemos mucha importancia.

    Lo logró.

    Por mi parte, soy partidario de no complacer al reverendo y no dedicar ni un segundo más de mi tiempo a ese asunto.

    Hay miles de cosas más importantes en que pensar.

     
  14. Diana

    abril 5, 2011 at 8:11 pm

    ¿Que cargue el pastor con la responsabilidad de las muertes? Que carguen con ellas los asesinos.

    Un libro es un libro. Bastante que aguantan en todas partes los cristianos afrentas a sus símbolos en obras, periódicos etc y no salen a la calle a matar a nadie.

    Ahora dime que la culpa de la violación es que llevaba minifalda…

     
    • jorge

      abril 6, 2011 at 11:37 pm

      de acuerdo totalmente diana…cierto dia mi esposa y yo estabamos esperando en la consulta del medico y me pongo a hojear una revista, creo que Times o algo asi, y en una caricatura se ve a jesus con los 12 apostoles en la santa cena…los apostoles con cara de bravos y jesus con cara de picaro y su dedo levantado le dice al camarero “separate bills, please” 🙂 yo soy ateo (ya saben un clasico producto del comunismo) pero mi esposa que es canadiense y cristiana dsde que nacio y va a la iglesia los domingos etc. no pudo menos que sonreirse…para nada se sintio ofendida ni nada de eso…tampoco creo que la revista recibiera muchas llamadas de inconformidad y mucho menos amenazas de bomba o algo por el estilo…esa es la diferencia

       
    • Susana

      abril 9, 2011 at 5:00 pm

      Hola,

      Como no tengo tiempo de poner un comentario, me quedo con el de Diana. Gracias por expresar tan claramente y en pocas palabras mi propio punto de vista: A cada cual su responsabilidad y a cada cual su peso en la consciencia. Ya tenemos bastante con los nuestros para además cargar con los de otros.

       
  15. Rebelde

    abril 6, 2011 at 2:36 pm

    “Salen a “inmolarse” en un avión” La Real Academia de la Lengua recomienda que no se emplee el verbo “inmolarse” para referirse a la acción suicida de un terrorista que busca originar una matanza. Los principales diccionarios de español definen el verbo “inmolar” como “Dar la vida, la hacienda, el reposo, etc, en provecho u honor de alguien o algo” “Sacrificarse o dar la vida, generalmente por una causa o por una persona” “Dar la vida o sacrificarse por un ideal, por una causa o POR EL BIEN de otras personas”.

    Todas estas definiciones, reflejan una acción individual que, en ningún caso, conlleva, provocar daño o dolor a terceros, por lo que resulta incorrecto usar el verbo” inmolarse” para referirse a las actuaciones de los terroristas suicidas que, con su acción de quitarse la vida, persiguen la muerte de otras personas y atemorizar a la población.

    La RAE recomienda que cuando se informe de las acciones provocadas por terroristas suicidas se evite el uso de “inmolarse” o “inmolación” y , en su lugar, se hable de “suicidarse” o “acción suicida” o “acción terrorista”.
    (Nota. Pese a la recomendación todo el mundo sigue diciendo “inmolarse”)

    http://www.fundeu.es/recomendaciones-I-inmolarse-197.html

     
  16. Charlie Brown

    abril 6, 2011 at 3:22 pm

    Prefiero ser “políticamente incorrecto”, pero un libro es sólo eso: un libro, así que no formen tanta bulla con el asunto, que si de “símbolos sagrados” se tratara, entonces los EEUU pudieran considerar lanzarles un par de misiles a alguna mezquita cada vez que una turba de fanáticos quema una bandera americana (que por cierto, de tan frecuente, ya no es noticia). Si el islam como religion (bien o mal interpretada) provocó esas muertes, lo único que hace es reafirmar la opinión bastante extendida de que es una ideología de terroristas.

    La diferencia entre ese pastor extremista y los fundamentalistas islámicos es que el acto del pastor es un ejercicio de la libertad de expresión en una sociedad tolerante (independientemente de que él sea un extremista), mientras que las acciones de los creyentes islámicos son la expresión de la intolerancia hacia todos lo que consideran “infieles”, y ahí se incluyen hasta los progres transnochados que en Europa hoy defienden la “aceptación” de lo que llaman “otras culturas”… Si quieren poner un minarete para llamar a los rezos, que lo hagan en su puto desierto, que bien que no permiten ni llevar un crucifijo a los extranjeros cuando están en sus tierras. Ah! y que conste; soy ateo, gracias a Dios…

     
    • Reinaldo

      abril 7, 2011 at 1:42 pm

      Yo iba a dar mi opinion, pero Charlie se me “adelanto”, asi que , Charlie, muchas gracias por ahorrarme el texto que tendria que haber escrito.
      100% de acuerdo contigo y algunos otros que se han expresado en forma parecida.

       
  17. Charlie Brown

    abril 6, 2011 at 3:28 pm

     
  18. Evelio Hernandez Colon

    abril 6, 2011 at 4:35 pm

    Lamentablemente tendemos a mimar un poco a los malos. Lo siento, quemar un libro no es motivo para matar personas. Si quienes se ofenden por esas paginas calcinadas deciden matar por ello, creeme Ernesto, son ellos y solo ellos los culpables. He visto camisetas del real madrid bajo fuego por los inchas del Barcelona… nada que objetar, mientras, por supuesto, los madrileños no lleven puesta la camiseta en el momento de la encineracion.

     
  19. Gerardo el de Berlin

    abril 6, 2011 at 6:42 pm

    A los que viven en la Florida y necesiten plata:

    El pastor ya ha recibido 300 amenazas de muerte. El que se tropieze con él por la calle que por favor trate de llevar un jamo y enjaularlo.

    Hay una recompensa de 2,4 millones por su cabeza. No será facil cogerlo pues va acompañado del FBI

     
  20. Francotirador

    abril 7, 2011 at 5:39 pm

    Estoy de acuerdo con Diana> el pastor Jones no es santo de mi devocion tampoco y no se me ocurriria ir a su iglesia.
    Pero y he visto cosas muy peores en contra de los catolicos, insultos tan bajos, sucios y hasta pornograficos, ya a nadie catolico que yo sepa se le ha ocurrido salir a matar a nadie. Esto es solo una excusa para cometer crimenes.
    En USA hay libertad de expresion para quemar el libro y esta garantizada por la Constitucion. Gracias a Dios creo que estamos mas avanzados polticamente para saber que con quemar un libro, no se destruye una religion. Parece ser que los salvajes que asesinaron esta personas no han evolucionado mucho en la escala de los seres humanos. Pero se hacen llamar la religion de la paz y el amor.

     
    • Reinaldo

      abril 7, 2011 at 7:02 pm

      Por un libro quemado, los musulmanes extremistas han asesinado a una veintena de individuos. Nadie con dos dedos de frente se prestaria a justificar la vida de 20 personas con la perdida de unos pliegos de papel que fueron quemados por su dueño. No se puede comparar un acto simbolico, por mucho simbolismo que tenga para algunos fanaticos, con el asesinado a mansalva de seres humanos.

      Ahora, siguiendo una linea de razonamiento similar a la de esos mismos musulmanes, no seria nada criticable que se apareciaran algunos pidiendo ojo por ojo, y entonces habria que justificar el asesinato de 20 musulmanes por cada miembro de la ONU que fue victima de los extremistas.
      A ese paso, seria el cuento de nunca acabar.

      Una religion que utiliza el odio fanatico contra sus contrincantes de ideas, jamas sera capaz de precidar el amor que tanto claman, por mucho que se disfracen de simples ovejitas.

       
  21. Gerardo el de Berlin

    abril 8, 2011 at 7:36 am

    Quería colgar esta traducción que había hecho sobre uno de los ensayos de Michael Mannheimer, un periodista alemán reconocido experto del Islam y un estudioso de la vida del Profeta Mohammed, con mas de 15 años de trabajo como corresponsal del medio oriente y catalogado actualmente como uno de los periodistas mas valientes de Alemania a pesar de tener protección policial, porque habla texto claro, no le dá vueltas al asunto.

    Donde aparece este señor a dar conferencias sobre el Islam, no se presenta ni un solo representante de esta llamada religión, se pierden todos o están de vacaciones. Por ejemplo en una conferencia en Munich de dos horas y media con el título “Eurabia- La capitulación de Europa ante el Islam”.

    Se conoce el Corán de memoria y critica a otros periodistas que tratan de adentrarse en la materia sin haber primero estudiado este libro, que de hecho en mas de 2000 pasajes incita a la guerra y a matar.

    Es un crítico además de la teoría de la prensa occidental de querer justificar atentados terroristas por el hecho de existir los musulmanes moderados y los “islamistas”. O sea dividir en dos grupos a aquellos que van a las mismas mezquitas, los que leen el mismo Corán, los que adoran al mismo Mahoma. (Sobre esto último quizás en otra ocación)

    ———————————–

    En todo el mundo – desde Argelia a Pakistán, desde Palestina hasta Indonesia, desde Marruecos a la provincia islámica Uiguria en China – los guerreros santos islámicos se muestran junto a sus armas y junto al Corán. Por lo tanto, expresan demostrativamente que la fuerza y la motivación para sus actos terroristas en todo el mundo, está relacionado directamente en el Corán. Cuando les cortan la cabeza a los “infieles”, o los matan de otra manera, esto ocurre casi siempre con el grito de “Allahu Akbar! – Dios es grande “- y siempre con referencia a las respectivas suras y versículos del Corán.

    Porque el Islam no es una religión. Es más bien un totalitarismo político y terrorista, que se disfraza con éxito hace más de 1400 años como una religión. El Islam condecora a sus seguidores que matan a “infieles” con el premio más alto que ha de otorgar una pseudo-religión: la condición de “mártires” y la perspectiva de entrada inmediata al paraíso, donde esperan al asesino 72 vírgenes, listas a donar gozo celestial eterno.

    El heroísmo, la vida eterna, y el sexo como una recompensa por matar a los no musulmanes: estas características son indicios claros de que el Islam no es una religión sino un “Culto a la Muerte”. Hasta el día de hoy la mayoría de sus fieles, un gran número de políticos occidentales, intelectuales y líderes religiosos, caen en el estratagema/engaño ideológico más exitoso de la historia.

     
  22. Raul

    abril 8, 2011 at 10:34 am

    La doctrina de “ojo por ojo” solamente puede conducir a un mundo lleno de tuertos.

     
  23. yanet

    abril 8, 2011 at 11:35 am

    Ernesto, me has hecho pensar en la relación entre libertad y responsabilidad. a un niño le restringimos la libertad de hacer lo que quiere hasta que en su crecimiento adquiere responsabilidad para consigo mismo y con los demás. Creo que los límites de la libertad deberían estar ahí, en un uso responsable de la misma. Entiendo que la reacción ha sido desmesurada, grotesca, pero no libero de su cuota de responsabilidad a este pastor . decididamente, un uso irresponsable de su libertad de expresión.
    el equilibrio de hasta dónde y qué punto le corresponde a la sociedad o al individuo fijar unos límites es siempre discutible, pero de que esos límites deben existir para una coexistencia armónica de las diferencias humanas, es de igual manera, innegable.

     
  24. justiniano

    abril 8, 2011 at 6:44 pm

    Ernesto, yo si veo una gran diferencia entre quemar un libro y quemar una iglesia segun entiendo la iglesia no era propiedad de los rokeros.
    Por otra parte, vivo en la Florida y me siento mucho mas seguro con un pastor loco que quema libros que en Iran u otro pais totalitario donde no hay libertad.

     
  25. Charlie Brown

    abril 9, 2011 at 6:13 am

    @Gerardo el de Berlín

    Amigo, ¿existe la posibilidad de conseguir en la red ese ensayo del que citas una parte o algún otro texto relacionado?, preferiblemente en español o inglés, ya que en alemán no lo podría leer. Me parece muy interesante el enfoque de este periodista.

    Gracias anticipadas y saludos…

     
  26. PolO

    abril 10, 2011 at 8:00 pm

    No entiendo la culpa de Mr. Jones. Ese señor parece ser un fanático religioso, pero está en su derecho al quemar un libro.
    Para mí quemar un libro es repugnante, pero es legal y me alegro de vivir en este país donde podemos expresarnos libremente.
    Quienes mataron, fueron los islamistas, los radicales que matan por un documental o una caricatura.
    Hay que entender la civilización occidental está sufriendo el ataque del Islam; y esos actos de terror son un chantaje para erosionar nuestros valores y derechos.
    Esas bestias ahora están viviendo un período histórico a lo que fue nuestra Edad Media, y han lanzado una cruzada para conquistar el mundo e instaurar el Califato Mundial -según ellos mismos dicen.
    Mr. Jones ejerció un derecho, y por ende no es culpable de la reacción homicida de fanáticos islámicos.
    Ceder al chantaje y a las demandas de esos fanáticos, es empezar a perder la guerra contra el terrorismo islámico.

     
    • Gerardo el de Berlin

      abril 12, 2011 at 7:43 am

      Polo claro que tienes razón … si te pones a ver hay miles de coranes quemados en youtube y no pasa nada, escribe coran y fire para que veas cuantos salen, el problema es el camino escogido para quemarlo …

      el FBI le está advirtiendo desde el año pasado que si va a quemar el libro lo queme en la estufa de su casa y no haga tanto bombo y platillo con eso porque van a morir inocentes … el año pasado no lo quemó, ahora lo quema y mira lo que pasa

      claro que el no tiene culpa que otros maten pero es la persona que los está cuqueando a que maten

      Si yo le quito la perrita recién nacida a la perra jíbara y salgo corriendo que tú crees que pase???? Nadie dice que no tenga derecho a quitársela.

      (Y de nuevo tienes razón en lo último que dices de no ceder al chantaje)

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: