RSS

En Coche, Por el Callejón sin Luz.

15 Dic

Su cara es un rosario de desánimos. Sentado con los codos sobre las piernas, en las manos las bridas de su caballo, me parece que importuno a una estatua de sal. Lleva barba de varias jornadas, y un abrigo amarillento que habrá exhumado de un armario en estos días de clima invernal.

–  ¿Me dedica un segundo, por favor? Soy periodista y quisiera hacerle un par de preguntas.

Desde su asiento, por encima de mi cabeza, me mira con desgano. No asiente, ni se niega. Simplemente está.

–   Quisiera preguntarle por la huelga que ustedes sostuvieron hace una semana – le digo, y temo que nuevamente me lleguen las mismas evasivas que en los dos intentos anteriores: un joven tatuado que me dijo, junto a su caballo, “no asere, yo no estaba ese día”, y se alejó presuroso; y un anciano fornido, con sombrero de yarey, que más sincero confesó: “mira, no quiero buscarme más problemas, ve con otro”.

Hacía poco más de una semana que los cocheros de mi Bayamo tradicional habían protagonizado una acción impensable: dos días de paro absoluto. Huelga en un país sin huelgas, un país poseedor de la única constitución del planeta que no reconoce tal derecho a los trabajadores.

 

La insólita noticia recorrió la Isla: hasta mi cama hospitalaria en La Habana había llegado la exclusiva en boca de una joven enfermera que lo tomó con natural jocosidad: “Bayamés, los cocheros de tu pueblo están en huelga. A ver si le vuelven a prender fuego a la ciudad”.

–  Quisiera saber las causas de esta huelga, qué reclamaban ustedes en esencia – le pregunto, vagamente esperanzado ante su silencio: un silencio que, por lo menos, no me azuzaba de allí como antes habían hecho sus compañeros de trabajo, a quienes el miedo les paralizaba la voz: yo podía ser un agente de la Seguridad del Estado, un informante, un policía de civil. 

Se toma su tiempo, mastica el tabaco y habla sin mirarme, como si algo en la distancia en verdad captara su atención:

– Chico, lo único que nosotros pedíamos era que nos dejaran dinero para mal comer. Eso es todo. Que no abusaran más de nosotros.

Sus palabras, dichas con el mismo tono displicente, me estremecen. No me esperaba este acceso de franqueza.

–  ¿Por qué abuso, qué ha cambiado? – preciso.

–  La cantidad de dinero que tenemos que pagarle ahora al Estado para que nos dejen trabajar. Los impuestos y pagos por mil inventos diferentes que acaban de imponernos a cojones.

Lo que oficialmente se maneja con los elogiosos términos de “Reajuste Tributario”, se resume para este hombre y para millones de cubanos más, a algo muy simple: las tarifas impuestas por el Ministerio de Precios y Finanzas para el ejercicio del trabajo por cuenta propia, en la mayoría de los casos, es sencillamente desorbitante. Es insostenible.

Mucho antes de este paro de cuarenta y ocho horas por parte de un sector humildísimo, había tenido yo noticias del desafuero tributario: escuché el testimonio de un barbero de barrio que, tras veintiséis años de ejercicio, se veía obligado a entregar su patente porque los doscientos pesos que el Estado le fijaba ahora como cuota mensual, le resultaba astronómica. En el último mes, había debido vender un par de artículos para llegar a la suma.

– ¿Cuánto pagaban ustedes antes, y cuánto pagan ahora? – prosigo con mi entrevistado, temeroso de que las seis personas que llenarían su coche aparecieran, y mi breve investigación quedara trunca.

– Antes la patente mensual era de 130 pesos. Ahora la subieron a 150, más 87.50 para la Seguridad Social, más el 10 porciento diario de lo que ingresemos, por usar este lugar para parquear los coches.

Intento calcular al vuelo la cifra de la que estamos hablando, y preguntándole números diarios, sacando cuentas apresuradas, nos ponemos de acuerdo en un número aproximado de lo que será en lo adelante su tributo mensual: alrededor de 500 pesos.

Los coches, en Bayamo, desde hace mucho dejaron de ser tradiciones museables, figuras costumbristas de la colonia, para convertirse en una solución a los graves problemas de transportación urbana.

Cada mañana una legión de obreros pagaba un peso cubano, y se trasladaba en ellos hasta hospitales, centros educacionales, tiendas de víveres. Esperar por los ómnibus citadinos se había convertido, para muchos, en una insoportable quimera que aliviaban estos artefactos rodantes, símbolo inequívoco de la villa fundada en 1513 por el resabioso español Diego Velázquez.

Y de pronto, una mañana corriente, el peso diario del coche se duplicaba y en algunos casos triplicaba: los cocheros acababan de subirle el precio a su pasaje, y los salarios obreros seguían intactos: 300 pesos, promedio, al mes. La matemática era angustiante para quienes debían transportarse en ellos diariamente.

–   La cosa empezó por los problemas con la gente, fíjate – me dice, y ahora por primera vez creo que se anima en nuestra conversación-. Teníamos más discusiones que viajes. Muchos no querían pagarnos, nos llamaban estafadores. Y nosotros lo único que podíamos decir era: “¡Quéjense con las autoridades! ¡Nosotros no queremos subirles los precios, pero ellos nos han obligado!” Así estuvimos casi un mes. Hasta que hubo que reunirse y empezar a plantear los problemas. Y llegó un momento en que no pudimos más, muchacho, y tuvimos que parar.

Sus palabras ahora brotan como un desahogo. Llevan detrás la ira contenida, vibrante, de quien aún no consigue resignarse del todo.

El día que informaron que no trabajarían más, el Estado obligó a camiones particulares y guaguas con otras rutas, a suplir sus viajes. Ningún sindicato pudo intervenir, ninguna voz de esos otros medios de transporte pudo protestar: el amo mandaba, y solo se podía obedecer.

Al segundo día los reunieron en la sede del Gobierno provincial, con una particularidad de manual de inteligencia: fragmentados. Nunca a todos juntos. Echaban mano al apotegma ancestral: “Divide y vencerás”.

En pequeños grupos los presionaron. Bajo la excusa de explicarles mejor el mecanismo extirpaban la semilla de su inconformidad con amenazas refinadas: si persistían en su posición reaccionaria perderían la patente para siempre. No podrían trabajar más con sus animales que, por cierto, varios miles que les habían costado.

– Imagínate tú si la gente no se iba a acobardar – hace un gesto de fastidio, nuevamente amodorrado en su asiento a la altura de mi frente-. Aquí todos tenemos hijos, familia. Todos tenemos que matar el hambre, y esto es casi lo único que sabemos hacer. Hay muchos que ni siquiera han podido recuperar la inversión inicial, fíjate. Quién iba a seguir plantado después de aquello.

El resto de la historia pude imaginarlo, aunque aquel hombre no me lo dijera. Lo presumí por el miedo, por el diálogo entrecortado, por las negativas que había recibido con anterioridad: el pánico a ser tildados de contrarrevolucionarios. Las investigaciones de los servicios de inteligencia, los interrogatorios para detectar cabecillas de la inconformidad: allí estaban por esos días, tomando el área con sus presencias inagotables, los represores con guante de seda de la Seguridad del Estado. En Cuba no pueden permitirse simientes de malestar público.

Se trata, en efecto, de la crónica de un conflicto anunciado: el rimbombante plan para reactivar la economía cubana no sólo contempla despidos por cientos de miles; no sólo contempla permisos para ejercer actividades de risa –forrar botones, amolar tijeras- como sustento para la economía personal; sino que incluye, además, un aumento ciclópeo de los impuestos para todos los negocios particulares, aunque el ingrediente fundamental, el dinero, siga sin avistarse en el horizonte familiar.

¿Consecuencia inmediata? Miles de trabajadores por cuenta propia pensando, con ira y desamparo, en renunciar a la actividad que en los últimos años le había permitido mal alimentarse. Entregar una patente que acababa de colocarse a una altura imposible. Vergüenza infinita debía ser el único nombre de estas jornadas.

–  Muchas gracias por su tiempo – le digo, a modo de despedida, cuando veo que ya dio por concluida nuestra entrevista fugaz. – Y que tenga un provechoso día.

Doy media vuelta, y antes de echar a andar escucho nuevamente su voz cadenciosa que me hace detenerme por un segundo más, mirarle nuevamente ese rostro sin sueños ni esperanzas:

–  No menciones mi nombre en lo que escribas, muchacho – dice, y casi no puedo ahogar un sentimiento de dolor, de rabiosa frustración, al escuchar la súplica de un hombre adulto, independiente, a quien un sistema había terminado por neutralizar con temores-. Nada más me faltaba que me decomisaran el coche por andar diciendo cosas que no debo.

Y yo le hago un gesto con la mano: que descuide, que no voy a ser yo quien acabe con el pobre sustento de su familia.

De vuelta a mi burbuja personal, sufriendo en silencio por una realidad que me es hostil, que cada día asumo más incompatible con la felicidad de los cubanos; una realidad que desde que tengo uso de razón sólo amenaza con agravarse, con traer peores noticias, peores años, carencias más acuciantes; de regreso a mi laboratorio de ideas no consigo desprenderme de aquella frase del poeta Lezama Lima que preguntaba, con una amargura mordaz, cómo pudimos desembocar en este callejón sin luz.

Anuncios
 
53 comentarios

Publicado por en diciembre 15, 2010 en 06 Diciembre, 2010

 

53 Respuestas a “En Coche, Por el Callejón sin Luz.

  1. Juan Antonio Zas Irigoyen

    diciembre 15, 2010 at 9:47 am

    Desembocamos en este callejon sin luz, por envidia, por rencores, por odios inducidos y por estupidos.

     
  2. Mutiz

    diciembre 15, 2010 at 9:59 am

    Cada pueblo tiene el gobierno que merece y la realidad que merece. El miedo de nostros los cubanos es tan grande que ni los que estamos fuera nos salvamos, el CDR está en todas las latitudes y nos ajusta “cuentas” a nosotros con reprimir a nuestras familias o no autorizarnos la entrada a nuestro país, derecho que violan todos los días. Veremos hasta cuando llega

     
  3. Carlos A Caballero

    diciembre 15, 2010 at 10:44 am

    Pero Mutiz, en eso esta la fuerza, si todos los que estamos fuera nos unimos y pedimos en publico y dejamos de mirar al otro lado, y denunciamos, al menos el “CDR” de aca afuera se acaba, la autocensura, el automiedo se acaba. No nos olividemos que estos comunistas requieren de nuestros dolares para mal alimentar al pueblo. Saludos y Feliz Navidad!

     
  4. yanet

    diciembre 15, 2010 at 11:01 am

    leyéndote he estado todo el tiempo recordando a un cochero que admiro mucho,un hombre fornido, inteligente y locuaz que es además padre de una amiga. Pero no logro tener seguridad en si su postura sería muy diferente a la del cochero que entrevistaste. Para nada el hombre de quien te hablo es un cobarde, ni creo que lo sea el que estas palabras te dió, a pesar del pedido final, yo sé, (porque también lo sentí) que en esa solicitud más que miedo hay una voluntad atrofiada por la impotencia permanente, esa que día a dia se vive y que termina anulando las rebeldías, minando el alma y dominando la vida toda.
    a pesar del final pesimista del paro de los cocheros, el paro fue, existió, estuvo ahí. Contrario a los que muchos creen, pienso que cada día que pasa la persistencia de los problemas y con ellos las insatisfacciones,unidos a la impotencia acumulada serán una fuerza de empuje hacia la transformación necesaria, anhelada, esa cuba que queremos tener.
    como siempre Ernesto, gracias por la información, por la emoción, por la reflexión y por la esperanza.

     
  5. vendoenanitosverdes

    diciembre 15, 2010 at 11:28 am

    Ernesto, GRACIAS POR TU BLOG!!!
    de este post solo echo en falta que hablaras de la huelga en si. no he leido en ningun sitio que ocurrio realmente,
    como ocurrio.
    SALUDOS Y CUIDATE!!!
    TE LEO SIEMPRE!!!

     
  6. José Antonio Torrent Aróstegui

    diciembre 15, 2010 at 11:31 am

    NO TENGO MUCHO MAS QUE AGREGAR. Uds lo han dicho muy bien.

    Viviamos en un país de oportunidades, donde un extranjero, llegado con una mano delante y otra atrás, podía hacerse de una vida digna. Si ellos podían, por qué no nosotros?

    Aplaudimos entusiastas las medidas que despojaban a los mejorer cubanos de sus bienes y nos mudamos delirantes a las casas robadas, sin escrúpulos, ni remordimientos. Salimos a las calles a gritar oprobios a los propietarios del comercio, cuando a estos se les sacaba por un brazo y se les obligaba a entregar el fruto de una vida entera de trabajo y sacrificio.

    Gritamos PAREDON por las calles, como salvajes, y apoyamos todas las miserias de este régimen, con alegría y con gusto. Humillamos, perseguimos, denunciamos, torturamos, fusilamos y todo esto sin el menor sentido de justicia.

    Y ahora nos vamos a quejar? A quejar con Dios, por ejemplo, a quién lanzamos piedras en las épocas en que una procesión callejera era una ofensa al proceso revolucionario!

    TENEMOS TODO LO QUE MERECEMOS. Ni más, ni menos!

     
    • Cho I.N. Riu-Tao

      diciembre 16, 2010 at 1:58 pm

      A José: tu generación fue ingenua y se creyó los cantos de sirena. La nuestra no ha tenido opciones.

       
    • Harry Fonseca

      diciembre 17, 2010 at 8:18 am

      A tu comentario ,Que bueno esta eso!!!!!!!
      Muchas gracias.

       
    • mArY

      diciembre 23, 2010 at 3:17 pm

      Es verdad, pero 50 años de castigo es suficiente, ya bastante dolor, sufrimeinto hemos tenido TODOS los cubanos, es hora de parar, de decir hasta aqui, mirar hacia adelante y dejar de lamentarnos por lo que fuimos un dia y perdimos, es hora de construir o recosntruir la patria, si, sobre sus mismas cenizas, pero sacarla delante, por los cubanos que no han nacido todavia, que no tienen por que seguir arrastrando cadenas, por ellos es el momento de decir ya no mas

       
  7. Jose Baez

    diciembre 15, 2010 at 11:34 am

    Muy buen articulo, como ya nos tienes acostumbrado.Gracias por existir y deseo que todo te vaya bien en cuento a salud y vida personal. Luego de estar leyendote desde el principio de este blog,el que tu primer libro haya sido Tom Sawyer me sorprende, porque tambien fue el mio aun con nuestras diferencias de edad ( casi 30 años de diferencias ).Evidentemente la buena lectura influyo en ti y sirvio para que hoy nos regales este blog valiente e inteligente.

    Toda la buena suerte del mundo para ti, Un fuerte abrazo

     
  8. Snowball

    diciembre 15, 2010 at 11:37 am

    “Raro don es la justicia. Todo hombre tiene un poco de león, y quiere para sí en la vida la parte del león. Se queja de la opresión ajena; pero apenas puede oprimir, OPRIME. Clama contra el monopolio ajeno; pero apenas puede monopolizar, MONOPILIZA”.
    José Martí (Obras Completas, t. 9 p. 479.)

    Ya lo dijo el prócer, y es de hecho una constante universal, llámese Comunismo, Capitalismo o el Animalismo de Orwell.

    Felicidades a ti amigo Ernesto y ese cochero por no callar, y vergüenza para nosotros ´los de los comentarios y los nombres falsos´ que por siempre haremos esto, hablar a oscuras.

     
  9. Asere Cubano

    diciembre 15, 2010 at 12:39 pm

    Poco a poco ese nudo en la garganta del pueblo oprimido se ira desatando, el día menos pensado para el mayoral, los cimarrones se echaran al monte y entonces no habrá vuelta atrás.

     
  10. Braulio

    diciembre 15, 2010 at 12:43 pm

    Siempre recuerdo el cuento de Bradbury donde los terrestres llegaron a conquistar un planeta. Los de alli no peleaban, se iban matando ellos mismos frente a los terrestres hasta que estos optaron por negociar e irse, ante tanta sangre…….
    causemonos dolor nosotros mismos por dos meses. No enviemos un centavo a Cuba por mucho que suframos y no viajemos por mucho que querramos y el Dictador tendra que tomar en cuenta al Exilio y negociar…..

     
    • Cho I.N. Riu-Tao

      diciembre 16, 2010 at 2:03 pm

      Braulio: nuestra gente allá nos necesita. Y aunque una buena tajada de nuestro dinero va para la dictadura, creo que privada de ella llegarían a cualquier extremo para obtener el dinero de sobrevivir. Como explotar al pueblo con los gravámenes más onerosos. Creo que la gente en Cuba tiene que hacer más. Pequeñas cosas: no votar más en la farsa de elecciones, no ir a los debates políticos que se hacen en los centros de trabajo, no aguantarle muelas a los segurosos…

       
  11. Braulio

    diciembre 15, 2010 at 12:46 pm

    Salvo dolorosas y hnrosas situaciones, por lo que veo mucha gente
    usa el dinero para estar a la moda y vivir mejor que otros y no hacer
    nada.
    Quie me perdonen si ofendo…..

     
  12. Amauris Samartino

    diciembre 15, 2010 at 1:00 pm

    Como escribi en mi muro del face, al colgar esta nota porque la verdad la encuentro fenomenal, es realmente buena, mis felicitaciones para Ernesto, se que esta pasando momentos dificiles como todos los que se atreven a desenmascarar a la dictadura, hoy eres mas conocido que ayer y esto te dara algo de proteccion, aunque sabemos que los tiranos son capaces de hacer cualqyuier cosa, pero estaremos vigilantes para apoyar tu enorme y profesional trabajo.

     
  13. Mutiz

    diciembre 15, 2010 at 1:50 pm

    Los que me rodean no han tenido jamás el coraje de levantarse en la reunión del CDR a decir nada, me consta porque conozco muchos que pertenecen al CDR, organizaciones disfrazadas de residentes de cubanos en el exterior y hacen conmemoraciones en favor de los 5, apoyo a la llamada Revolución etc y cuando le preguntas, que responden: compadre, yo no quiero lío con mi familia, yo quiero ir a Cuba etc hasta gente que los inhabilitaron a ir tienen miedo. Mira eso. Ellos a mí ni me invitan porque saben cómo voy a reaccionar. simplemente nop quiero ver a nadie de esa gente cerca de mí y como hay ovejitas mi hermano, por lo menos en Río de Janeiro los hay por tonelada, uff, vade retro.

     
  14. José Antonio Torrent Aróstegui

    diciembre 15, 2010 at 2:04 pm

    No hay cubanos (de Miami) que celebran los quince años de sus hijas en el Hotel Nacional, a un costo de miles de dólares? Se detienen a pensar en que esa plata va directamente a engordar las arcas de los mecanismos de represión? Se detienen a pensar en que estos despliegues de ostentación los hacen en medio de una población que esta misma noche no tiene un vocado de comida para sus hijos? NO. No piensan en nada de eso. Y pretende Uds que tomen conciencia y no manden dinero a Cuba?

     
  15. Cubana en el Exilio

    diciembre 15, 2010 at 3:59 pm

    ..Corre con miedo el vil tirano, traidor y a sus crímenes esconder vanamente se apresura!!!Con el súbito aumento de las miserias, la represión, el chantaje, la coercion,la manipulación y el acose del verdugo y sus idolatras y por otro lado el grave aumento de la ignorancia, la indiferencia, el temor y la apatía de un pueblo que por infantil ilusión a vivir sin libertad, ni decoro se dispuso un mal día,por todo ello y mas no faltaran, penosamente, callejones sin luz. VIVA CUBA LIBRE ! Y que VIVAN los BAYAMESES con DIGNIDAD !!! VIVA mi “pequeño” HERMANO !!!! Mantén tu FE y tu propia LUZ, FRENTE, PACIENCIA y ESPERANZA en ALTO mi HERMANO que no queda Otra ..CUIDA DE TI !!!

     
  16. hansel

    diciembre 15, 2010 at 5:33 pm

    Hola Ernesto,

    A medida que iba leyendo el post la primera imagen que venía a la mente era la de Pánfilo,el borrachín de la “jama”.Estoy casi seguro que casi todos hemos visto las entrevistas donde este ha estado sobrio,una en su casa y otra en el Psiquiátrico.Cuanto miedo!!!,ese hombre estaba tan aterrado que ambas entrevistas son letanías que dicen -“no me interesa la política” y “aquí me tratan bien” respectivamente.El tal Pánfilo es un reflejo de un porciento enorme del pueblo de Cuba,de tanto,tanto escuchar y decir cosas como:”ten cuidado que las paredes tienen oidos”,”ojo con decir eso”,”no digas nada delante de fulano/a” ha aceptado que ese es el estado natural de las cosas.Es,sin discusión ,una de las grandes victorias del régimen,una de las mayores fábricas de miedo en activo de este planeta.Por eso,es loable lo de los cocheros de Bayamo,en un país donde el derecho a huelga ya está fosilizado,con nula experiencia en protestar contra el Poder,totalmente indefensos y expuestos ante la ley lo que han hecho es como un movimiento casi imperceptible de una celula en un cuerpo comatoso por medio siglo,pero fue algo y todo el país lo supo.No es dificil imaginar como los convencieron para que salieran de su posición contrarrevolucionaria.
    Lo más triste de la historia es que estamos en la proximidad de la Navidad,en muchos lugares la gente hace planes,unos más ambiciosos que otros,pero planes al fin,hay un ambiente festivo en todas partes y en todas las ciudades,solo cuando se sale de Cuba uno tiene idea de eso.En contraposición existen lugares como nuestro país donde mucha gente tiene miedo de hablar u opinar.
    Casi siempre concuerdo con Torrent, pero cuando dice que merecemos lo que tenemos no estoy de acuerdo,hay millones de cubanos que no habían nacido en los momentos de mayor ferocidad revolucionaria(1959-1968),por lo tanto no pudieron haber apoyado a la criatura deformada alias “Revolución”,después ha seguido el salvajismo,pero sin duda que esa etapa gana.
    Un saludo a todos los participantes del blog

     
  17. Gabriel

    diciembre 15, 2010 at 5:35 pm

    Querido Ernesto,

    Da gusto verte de nuevo escribiendo como si el susto de la enfermedad no fuese nada.

     
  18. Silver2000

    diciembre 15, 2010 at 6:03 pm

    Bueno Jose de acuerdo, pero tampoco se le enviaria a los opositores porque irian a las arcas del gobierno. Y que decir de los opositores que con el Videito que anda por ahi el escandalo va a llegar muy lejos y creo que a partir de hoy dudarian tambien en enviarle, en eso me incluyo.

     
  19. Lori

    diciembre 15, 2010 at 7:29 pm

    Ernesto, aunque la noche es oscurísima y por momentos nuestro drama nos asemeja a las películas donde los malos siempre ganan con sus artimañas, al final, como en esas películas de bien y mal, aparecerá la luz. Los coches de Bayamo, todos juntos, transitarán a la libertad, no te quepa dudas.

     
  20. Lazaro Diaz

    diciembre 15, 2010 at 8:35 pm

    Los Cocheros de Bayamo ya estan cansados de tanto abuso y explotacion,que ironia de la vida ,la revolucion del pueblo y para el pueblo que un dia juro defenderlos ahora los aplasta economicamente,el Coche y los Cocheros en Bayamo deberianrecibir mejores atenciones por las autoridades por la simple razon que estos son una verdadera y genuina tradicion de una ciudad llena de Historia como lo es Bayamo,lastima que los gobiernos locales no pretendan hacer nada al respecto.

     
  21. Lázaro Buría Pérez

    diciembre 16, 2010 at 7:24 am

    Morales:

    El azar concurrente, que por cierto no lo descubrió -¡o inventó, como algunos creen!- el viajero inmóvil sino un tal Hermes Trigesmistro, que murió hace más de 3000 años, hizo que -por iniciativa de un amigo, cubano y tembo -como yo-, conociera tu blog. Y aunque ambos disfrutamos de las mismas condiciones meteorológicas: yo en mi contestario templado Gijón y él en su sagradamente fría A Coruña, puedes suponer que por estos meses echamos de menos los calores de tu Bayamo. Y, probablemente, a ti te sucederá lo mismo con nuestros espacios que, imaginados por ti, supondrán una de las muchísimas versiones que creamos los humanos de eso que llamamos Paraíso, a pesar de que algunos -capaces de identificar los espejismos-, optemos por sobrevivir en nuestra “burbuja personal”. Me gusta como escribes -más bien describes-, el Universo que te rodea y la elagancia y donaire con que resuelves esa contradicción pertinaz que provoca “la modernidad mediática” plagada de “verdades sensoriales y estadisticas” que constantemente se desmienten entre si para hundirnos en La Confusión -¡no ideológica sino gnoseológica, que parecen lo mismo pero no lo son!-. También me admira tu vocación de enfrentarte a la manera en que Las Palabras nos gobiernan y aunque pudiera creerse que lo logras, ellas son más “wikilistas”, incluso, que cualquier “wikilisto”, sea australiano o caribeño. Pero reconozco, a tu favor, que no importa mucho quien gane la batalla. Lo importante es el placer y gozo que deja haber participado en ella, seamos cocheros de una ciudad que nunca se quemó, o controlador de vuelos de un aeropuerto vacio.

    Salud, frijoles y suerte. Lo demás, ya veremos.

    LBP

     
  22. PolO Avilés

    diciembre 16, 2010 at 10:20 am

    Ernesto, el artículo está interesante, y el tema más; pero creo que solo nos diste a probar una cucharada y dejaste la olla llena quemándose en el fogón.
    Me explico: Solo veo la opinión de un cochero, cuando cerca de un millar de ellos participaron en la huelga. ¿No hubiera sido mejor hacer más leg work, y evitar el cold aproach de abordarlos en la piquera, quizás quemar unos cuantos días viajando en esos coches y relacionándose con ellos?
    Lo otro es que no veo un intento de entrevistar y conocerlas opiniones de los otros elementos de la ecuación: El público que se afectó con la huelga, si su antagonismo conta los cocheros cambió luego de la huelga, etc; y qué dice de todo esto el gobierno local (Poder Popular).
    ————
    El periodista eres tú y este es tu blog, pero en mi humilde e ignorante opinión de lector, reducir tan interesante tema a lo anecdótico y moralizante fue perder la oportunidad de hacer un reportaje como Dios y Pulitzer mandan, jajaja.
    Salud y suerte !!!

     
    • Cho I.N. Riu-Tao

      diciembre 16, 2010 at 2:12 pm

      Ja! Si un sujeto X. con carnet de la UJC, del PCC y de la seguridad del estado intenta hacer tal reportaje por su cuenta, va a encontrarse con puertas cerradas y evasivas de todo tipo. Si un sujeto Y con carnet de periodista intenta publicar tal historia…¿quién dijo que las fogatas de la inquisición son cosa del pasado?

       
  23. Jesus Jimenez Bencomo

    diciembre 16, 2010 at 2:34 pm

    Referente al chantaje del Gobierno Castrista.
    Mantente firme pues el modus operandy y moral de los castro es la humillación, el descredito, el chantaje en fin todo lo que las cucarachas necesitan para vivir y sobrevivir la suciedad, yo sé que no te sorprende semejante cobardía, pero te animo a no desanimarte la bajeza del tirano traidor terminara y está muy cerca.

    Mis más sinceros saludos unas felices pascuas, un feliz y prospero año nuevo.
    Te deseamos mi familia y yo.

    Jesús Jiménez Bencomo

     
  24. Maria Silvia

    diciembre 16, 2010 at 4:05 pm

    Dios te bendiga Ernesto y espero que estes mejor y en franca recuperacion.

    Para Polo Aviles: tenemos que cuidar a Ernesto y no conminarlo a que se queme. Eso que deseas ( que apruebo y concuerdo contigo) es impensable en esa sociedad, lo sabes bien. Que Ernesto o el resto de los bloggers describan una experiencia, dibujen una vineta de la sociedad actual, con el lenguaje propio y no el oficial, ya es una gran contribucion a una Cuba diferente.

    Un abrazo

     
    • PolO Avilés

      diciembre 17, 2010 at 8:51 am

      No estoy empujando a la candela; sencillamente me quedé con hambre de conocer más.
      De periodismo no sé ni la P, pero creo que cuando haces Periodismo Ciudadano puedes beneficiarte de la “zona gris” ética que lleva implícito el binomio Periodista + Ciudadano: Veo legítimo NO identificarse como periodista, y buscar información como un simple ciudadano; quizás así los sujetos opinarían con menos miedo.
      Sería un pasajero “conversando” con los cocheros, un residente de la circunscripción preguntándole a su delegado, un ciudadano más comentando en una parada de ómnibus, etc.
      No solo en la Cuba con la “Ley 88 (Mordaza)”, si no también en las democracias hay casos documentados de periodistas que llegan al extremo de asumir otras identidades para penetrar organizaciones corruptas, hacer el reportaje y denunciar la situación; sin embargo en este caso no hay que usar triquiñuelas, y solo usar el derecho natural de preguntar qué está pasando.
      ——————
      Claro, que desde la orilla (el exilio)opino con la seguridad de quien no tiene el agua al cuello (en Cuba).

       
  25. Manozeta

    diciembre 16, 2010 at 6:20 pm

    Ernesto, te escribo desde un país llamado Chile donde los trabajadores del estado no tenemos derecho a huelga ¿lo sabías? ¿Por qué presumir que es una huelga el paro de trabajadores independientes? ¿en qué lugar del mundo al paro de estos trabajadores se le llama huelga?
    ¿Por qué utilizas un clima emocional negativo en tu relato que induce al lector a tomar partido antes de juzgar los hechos? ¿por qué te refieres a una represión simbólica del estado como un hecho cierto sin lograr demostrarlo?
    Hay elementos de forma en el relato que no permiten otorgarle credibilidad al contenido. Sigue escribiendo espero que la próxima vez lo hagas mejor.

     
    • joel

      diciembre 19, 2010 at 7:47 pm

      manozeta.

      Supongo que al ser tu un trabajador sin derecho a huelga no reniegues de tu clase y te solidarices con los trabajadores que como tu tampoco tienen ese derecho en otros países. No puedo creer que estés muy conforme de no tener ese derecho que te conculcó un dictado chileno, a menos que seas un empleado gobienero con bozal de asado. .

       
  26. vendoenanitosverdes

    diciembre 17, 2010 at 4:21 am

    Manozeta, que hay que demostrar? represion simbolica ni ocho cuartos? MIEDO MUCHO MIEDO REAL nada simbolico. QUE YO SEPA HUELGA IMPLICA A LOS TRABAJADORES INDEPENDIENTES SI DEJAN DE TRABAJAR, por algo cuando se llama a una huelga general, se esta llamando a la huelga a todo el mundo, a los trabajadores del estado, de empresas grandes y medianas y al pequeño empresario.

     
  27. Harry Fonseca

    diciembre 17, 2010 at 7:55 am

    Al combate corred bayameses!!!!!
    Prended fuego a Bayamo y comenzar a dar el ejemplo.
    Que la patria os contempla orgullosa.
    No temais una muerte gloriosa ,
    pues morir en vida , no es vivir.

     
  28. Harry Fonseca

    diciembre 17, 2010 at 8:13 am

    Los comunistas no quieren soltar su mordida.
    Ellos saben que cuando pierdan el poder seran jusgados y su calvario comenzara!
    Que miedo tienen !
    Todos los comunistas se estan comportando como los esbirros de Batista!!!

     
  29. hansel

    diciembre 17, 2010 at 10:54 am

    Manozeta,

    Tú eres cubano o chileno?
    Podrías demostrar que esos cocheros CUBANOS son trabajadores independientes?
    Evidentemente a ti “el clima emocional negativo” no te indujo a estar de acuerdo con el redactor,y eso está bien,de hecho ahí ves tu comentario publicado.Entonces,los que sí le otorgamos credibilidad al relato somos unos tontos que no vemos que nos están tomando el pelo,es eso?
    Lo de la represión simbólica ya te lo respondió el fan de “Vampiros en la Habana”

     
  30. panchito

    diciembre 17, 2010 at 2:18 pm

    mazoneta. es probable que para una persona que no este al tanto de los metodos de represion que usa la dictadura cubana, el articulo de ernesto no evidencie otro ejemplo de represion del gobierno cubano. para eso, puedes leerte el manual de dictaduras (de la que tu pais fue parte activa empezando alla por el 1973 y terminando a mediados de la decada del 80 si mal no recuerdo). aunque estos cocheros no tengan el derecho de unirse en un sindicato (gracias a dios pues el sindicato en cuba esta regido por el partido comunista), se puede decir que pertenecen a la organizacion de cocheros de bayamo y la decision de parar de trabajar estoy seguro que no fue tomada individualmente y sin previo acuerdo entre ellos. por tanto me atrevo a decir que fue una decision colectiva. por tanto, la definicion de huelga se aplica en este caso:
    La huelga o paro es la interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar mejoras en las condiciones de trabajo o manifestarse contra recortes en los derechos sociales;[1] según la Organización Internacional del Trabajo, es uno de los medios legítimos fundamentales de que disponen los ciudadanos y específicamente los trabajadores (a través del movimiento sindical y las organizaciones sindicales) para la promoción y defensa de sus intereses económicos y sociales.
    yo creo que en vez de exhortar a ernesto a escribir mejor, deberias exhortarte a ti mismo a estudiar un poco mas la historia del pueblo cubano y la dictadura que lo agobia desde el 1959. quizas pudieras entender mejor entonces los escritos de ernesto.
    un saludo.

     
  31. Vilma Longoria

    diciembre 18, 2010 at 4:46 pm

    Estimado Ernesto, solo para felicitarte por tus escritos y avisarte que creo que somos familia. Soy Bayamesa y vivo en EU. Me encantaria que me escribieras para conversar mas y ver si somos primos por los Licea. Felicidades en tu labor y espero tu respuesta, Vilma

     
  32. Nestor F.

    diciembre 19, 2010 at 6:24 am

    Este articulo de Ernesto demuestra la importancia de tener la posibilidad de obtener mas detalles en el ” terreno”, mas allá de la insoportable estrechez de las noticias.Ya había leído bastante sobre esta huelga , y la protesta en Santa Clara y la de los bicitaxis en Las Tunas, pero estas declaraciones y la explicación de lo sucedido después de la huelga son invaluables.Al fin periodismo honesto y apegado a la verdad en Cuba.

     
  33. FullMetalJacket

    diciembre 19, 2010 at 11:12 am

    Este blog me inspira, porque en medio de tanta opresion, en medio de ese callejon sin luz, existen chispas de esperanza, protagonizadas por luchadores como tu. Luchadores que no tienen miedo en desenmascarar el tormento que vive dia a dia nuestro pueblo. Gracias por tu reportajes.

     
  34. Reinaldo

    diciembre 19, 2010 at 12:51 pm

    Saludos, Ernesto.
    Espero que de verdad de estes recuperando despues de todo lo que te has tenido con tu enfermedad.

    Caballeros, alguien sabe si el tal manozeta este vivio por casualidad en una burbujita dentro de Cuba o sera que el vino chileno le ha afectado la unica neurona que le quedo en condiciones aceptables despues de aprenderse de memoria las mil y una consignas roboilusionarias y suciolistas del grandma y la mesa retonta.
    A veces me pregunto si de verdad se puede estar tan despistado en cuanto a la realidad cubana, o si es que acaso lo hacen por que son otra cosa; digamos que, por ejemplo, algo asi que usualmente describimos con las mismas iniciales de la compañía Hewlet Packard.
    Que repugnantes son los defensores de la ignominia, que intentan a toda costa hacernos ver a la dictadura cubana como si fuera un paraiso en comparacion con el “infierno” capitalista donde por cierto viven y disfrutan de todas las libertas y derechos que tanto critican cuando son otros los que tratan de alcanzarlos.

     
  35. Miguel Angel

    diciembre 20, 2010 at 12:49 am

    Me gustaria conocer Bayamo. Hay tanta historia en Bayamo. Yo, que sali de Cuba,por la operacion Pedro Pan mucho antes que tu nacieras, siendo yo un ni~no en 1962 , te garantizo que, si Dios me da la dicha de ver a mi patria libre del castro fascismo, Bayamo sera una de las ciudades que visitare sin duda alguna.

    Y te garatizo tambien que llegare a Bayamo de noche para pasearme en el parque en un coche.

     
  36. PARADAENTREZENEAY26DEJULIO

    diciembre 20, 2010 at 8:38 am

    Ernestito:

    Aparentemente sufres mucho con el asunto de los cocheros de Bayamo. El ´´entrevistado´´ dice que están abusando de ellos. Vete entonces para cualquiera de los sitios donde ellos aparcan y pidele a alguno que te lleve a un punto de la ciudad. Cuánto te cobraría? No sabes tú que algunos de ellos son verdaderamente los abusadores? No sabes tu que algunos de ellos actuaron en esos dias instigados por ciertas personas, no precisamente bayamesas? Tu según dijiste, estabas recibiendo los excelentes servicios de un hospital capitalino, por tanto no tienes la más mínima visión de lo acontecido. Quizás te has dejado llevar por lo que publicó tu diario favorito: http://www.elnuevoherald.com y te fuiste con la bola de trapo como la periodista que dijo en ese libelo que Bayamo estaba bloqueado por los cocheros. Burda mentira. En la reunión que citas dices que se realizaron por grupos, por separado, para dividir y vencer. No sabes lo que pasó allí. La ignorancia de algunos en relación con la politica tributaria era tremenda. Tampoco sabes que los cocheros de Bayamo no pagan impuestos desde hace cinco años y no lo hacen porque sencillamente no han querido informar sus ingresos diarios. Por qué? Puedes dar alguna explicación tú? Y qué paradojas tiene la vida, con esos tributos se mantiene la atención de salud en este pais, la misma que los atiende a ellos cuando llegan a un centro asistencial donde nadie les pregunta si participaron en la ¨¨huelga¨¨ o no. Esos tributos tambien sirven para atenderte a ti en ese centro hospitalario capitalino, donde nadie te limitó los servicios a pesar de ser un opositor del gobierno cubano yh te trataron de maravillas como hay que atender a cuaquier cubano en cualquier hospital de este país.
    Ah, me olvidaba de algo que nada tiene que ver con los cocheros: MENTISTE CUANDO ESCRIBISTE QUE TE HABIA VISITADO UN AGENTE DE LA SEGURIDAD DEL ESTADO. UNA FLAGRANTE MENTIRA DIRIGIDA A SOBREDIMENSIONAR TU FIGURA, O MEJOR DICHO HACER EL GRADO.

    PARA LA SEGURIDAD DEL ESTADO NO ERES RELEVANTE, NO INTERESAS, NO PROVOCAS NERVIOSISMO ALGUNO, COMO TAMPOCO LO PROVOCAN OTROS BLOGUEROS DEPENDIENTES DE PREMIOS Y BILLETES VERDES. OJALA NO ME CENSUREN ESTE COMENTARIO. A PROPOSITO YA ME DIJERON DONDE CUELGAS TUS POST AQUI EN BAYAMO. QUE IMBECIL ES ESA PERSONA QUE TE HA DADO ESA POSIBILIDAD.

     
    • elpequenohermano

      diciembre 20, 2010 at 4:03 pm

      Me habría gustado responderte únicamente sobre lo que merece alguna atención, lo que no es tu contenido de trabajo como, al parecer, miembro del aparato de Seguridad del Estado. Sin embargo, son tan seductoras tus acusaciones, son tan proclives a ser analizadas, que cedo al impulso con una excelente presencia de ánimo.

      1. Sobre tu visión en cuanto a quiénes son los abusadores en realidad: ¿eres ingenuo o tergiversador al culpar a esos pobres diablos de abusar de los ciudadanos? ¿Quién aplasta más la supervivencia de los cubanos, unos trabajadores que cobran un peso, o cinco, o diez, por un viaje, o un Estado que nos cobra el 250 porciento de impuestos por los productos de primera necesidad?

      2. Dices que mentí cuando hablé de la visita de un “agente” de la Seguridad del Estado a mi casa. Lee mejor. El término “agente” no aparece por ninguna parte del post “Con Patria, pero sin Amo”. Hablo en todo momento de un “oficial”, que según creo, no es lo mismo. Dímelo tú, que lo sabes mejor: ¿verdad que no es lo mismo?

      3. Sin embargo, como dices que me inventé esa mentira para dar relevancia a mi nombre, te propongo un trato: yo publico aquí, ahora, el nombre con sus dos apellidos de ese oficial, publico su dirección particular, y publico la chapa de la moto Suzuki en la que se traslada por mi linda ciudad. Publico, además, el nombre y dos apellidos del otro oficial que tiempo después se reunió conmigo en el Hotel Sierra Maestra, de Bayamo, y que junto con el anterior, sostuvo una conversación de tres horas donde cuestionaba cómos y porqués de mis escritos.

      A cambio, tú solo pon tu nombre. Dinos quién eres, aunque si te parece yo puedo ayudarte: publico también el número IP real desde el cual accedes a este blog, y te vamos conociendo mejor. ¿Aceptas? Francamente espero tu respuesta, y aparecerán todos esos datos en este mismo espacio.

      4. Por último: tú eres una prueba de que sí molesto. Todos los “comentaristas asignados” a esta bitácora, lo confirman. La repulsiva campaña de descrédito en mi contra, manipulando fotos y filtrando e-mails, también lo confirman. El que se tomaran el trabajo de investigar cómo colgaba mis posts, confirma que sí les molesto, como molestan e irritan todos los bloggers independientes, y cómo sí les desvelan todos los que no renuncian a su libertad individual.

      Como diría un gran amigo: “Les temen al que no les teme”. Yo no lo podría decir mejor.

       
      • Maria Silvia

        diciembre 21, 2010 at 1:18 pm

        Magnifica respuesta Ernesto al absurdo y al chantaje.
        Sencillamente genial, si , estan desesperados Ernesto y rabiosos, que es lo peor. Mucha suerte, salud y todo lo mejor para el proximo ano querido Ernesto

         
  37. Nestor F.

    diciembre 20, 2010 at 9:58 am

    Con este tema Ernesto le ha dado la introducción a un tema de vital importancia: lo que se esta cocinando ahora mismo sobre el futuro de Cuba.El camino hacía ese destino y sus consecuencias se puede encontrar en un documento titulado “Proyecto de lineamientos de la política económica y social” , y que cada cubano, o no cubano, interesado en el futuro de Cuba debe leer y analizar ( lo pueden descargar de aquí de la pagina web del periódico Juventud Rebelde).
    Este documento será presentado en el próximo congreso del PCC, el ultimo para la actual gerontocracia, y se esta discutiendo estérilmente a nivel de pueblo.Se los recomiendo para que, en semejanza con la obra “Metamorfosis” de Kafka, comprendan como se transforma un funcionario  del socialismo cubano en un tecnocrata reformista y de ahí en un capitalista de Estado.Pues a eso apunta y apuesta Raúl Castro, su hijo Alejandro ( el tecnocrata mayor, que se merece un comentario aparte) y la cúpula de militares y nuevos empresarios que cuecen un reformismo al sistema: algo tiene que cambiar para que todo siga igual, mantener alejado a los que desean un cambio radical  ( como lo es quien les escribe) y así mantener el poder y sus mieles.Aunque este documento merece un análisis extenso solo les voy a adelantar que la palabra ” socialismo” solo se menciona 4 veces, que la novata del año es la ” propiedad privada” aunque camuflageada en eufemismos ( le llaman ” formulas no estatales” ), y escandalosamente insisten en “eliminación de subsidios paternalistas”,” eliminación del igualitarismo”,”  supresión  gratuidades indebidas y subsidios personales excesivos”, y así por el estilo, removiendo los cimientos de lo que ha sido el ” socialismo cubano” hasta ahora, paternalista e igualitarista, dejando colgados de la brocha a los comunistas inamovibles, y llevando a los mas débiles socialmente ( envejecientes, mujeres y personas con bajo nivel instructivo) a un abandono a su suerte sin la mano de papa Estado para socorrer.Si a eso le sumamos una repentina y excesiva política impositiva, diseñada para evitar “enriquecimientos” (siguiendo la política que el dinero compra armas y almas ) podemos concluir que la huelga de los cocheros es solo una muestra del descontento que esta creciendo y va a crecer cada vez mas en cuanto se comiencen a aplicar las medidas plasmadas en estos lineamientos económicos en una atmósfera ya caldeada por el anuncio de los despidos.Estamos en presencia de la gestación  de un capitalismo de Estado donde este es quien planifica la economía mientras esta es ejecutada por empresas privadas o semicontroladas por el Estado, donde el PCC solo controla y orienta, no dirige, o sea, que quien corte el bacalao sean los militares- empresarios y los nuevos pro capitalistas camuflageados de comunistas y que sean fieles al gobierno cubano de Raúl Castro o de su mas que probable sucesor ,o  al menos principal guía en el vital tema económico,ese oscuro Coronel de la inteligencia que es su hijo Alejandro.Durante 50 años han procurado que los EE.UU. mantengan el embargo/bloqueo pues les convenía políticamente pero ahora harán todo lo posible para que se elimine,seria ideal para atraer sin obstáculos a inversores extranjeros, lo cual es piedra angular en el nuevo proyecto económico del régimen,y acceder al importante mercado estadounidense, tanto de intercambio mercantil como de inversores y de acceso a créditos.Vayan diciéndole adiós al socialismo cubano de los hermanos Castro y entremos de lleno en un capitalismo de Estado regido por el gobierno y monitoreado por el PCC.Veremos la respuesta de la gente cuando le quiten los subsidios y tengan que pagar impuestos hasta por no trabajar.Adiós Papá Estado,bienvenido Salvese Quien Pueda.
    Y la libertad de Cuba, el Estado de Derecho y la supresión de la dictadura? Bien, durmiendo el sueño eterno.El regimen de los tecnocratas y los militares-gerentes apuesta por aquello de “barriga llena,corazón contento” .
    Por mi parte esta claro: la solución para Cuba es la desaparición total del régimen y el sistema actual, que han sido un estrepitoso fracaso, e implementar una democracia y Estado de Derecho. Todo lo demás es perder el preciado tiempo y extender la agonía del agonizante enfermo.

     
  38. Raul

    diciembre 20, 2010 at 3:29 pm

    Ja ja ja
    Ernesto, escribe con más cuidado que ahora tienes que complacer el gusto de Manozeta. Hay cada personajes por estos mundos que sólo causan risa… o ira.

     
  39. FullMetalJacket

    diciembre 21, 2010 at 9:17 pm

    Pero que descaro el de este personaje pidiendo que no lo censuren cuando el mismo apoya la maquinaria mas opresiva en esta mitad del emisferio. A estos hp hay que hacerle igual que a los nazi de la pelicula “inglorious bastards”.

     
  40. canadian

    diciembre 23, 2010 at 11:46 pm

    Hoy he descubierto tu blog y he estado revisando todo cuanto me perdi desde que lo abriste. Estas escapa’o brother..me llena de orgullo que seas del interior del pais, como decimos nosotros, y que escribas este espacio con esa mezcla de talento y valentia. Orgulloso tambien que te hayas graduado de la Universidad de Oriente, porque soy de Santiago aunque me gradue en la CUJAE.
    A Manozeta, chileno…aqui en Canada la gran mayoria de los trabajadores del gobierno tampoco pueden ir a huelga, porque son considerados servicios de primera necesidad para la poblacion, pero para que fuera asi esos trabajadores gozan de tremendos privilegios en cuanto a salarios y otras prestaciones. No trates de hacer esa comparacion en esta historia que escribe Ernesto. Para el otro que escribio aqui, que ya Ernesto te dio una super respuesta, te doy mas elementos: No crees que habria que cuestionar porque el gobierno paga un salario miserable a los cubanos? Quien ha abusado mas con los subsidios mal diseñados cuyo resultado ha sido que toda la poblacion pague por igual esos errores garrafales? Cuantos cocheros son millonarios en Bayamo? Y si lo fueran, que habria de malo en que tuvieran un poco mas de dinero si lo estan trabajando? Hasta el propio Raul ha dicho que esas ideas hay que desterrarlas…ese igualitarismo ideal nunca cuajo en el sistema. Por eso todas las pifias en materia de economia.
    Y mira, deja tranquilo a este chama, acaben de abrirse la cabeza que hace falta otro punto de vista, otra opinion, otro periodismo para ver si de una vez y por todas nuestro pais puede ser algun dia un pais normal, donde hablar lo que tu creas no sea delito.

     
  41. Frank Cuba

    diciembre 25, 2010 at 12:01 pm

    Lo que hay que PREGUNTARLE a la MAFIA en Cuba de Los Castros
    Donde quedaron las PROMESAS de la ROBOlucion ?
    Que YO recuerde
    uno de los MOTIVOS de la ROBOLucion eran que en Cuba
    NO se PAGARIAN mas IMPUESTOS
    Pero TODO ha sido CUENTOS …………..
    Que YA ni Tia TATA CREE …………….

    Ernesto Saludos ADELANTE
    YO tambien soy Bayames
    y tengo por CONVICCION
    que “MORIR por la Patria es VIVIR ”
    Dios te acompañe y te PROTEJA …..SIEMPRE

     
  42. Frank Cuba

    diciembre 25, 2010 at 12:11 pm

    PoLO …………..
    No fueron MILES los COCHEROS
    que YO sepa en MI Ciudad NATAL ya casi NI coches hay ……..
    Pues se han JAMADO (comido ) hasta los Caballos
    segun me conto mi Madre en el 90 en Ny cuando me visito
    Aparecia el CUERPO de los Caballos sin las 4 Piernas y decia un Cartel
    Parado por FALTA de RUEDAS …………

    Antes hasta a un Parque en Bayamo
    le decian el parquecito de los Coches
    porque por lo menos 20 esperaban alli por pasajeros …. En el 94 cuando fui a Bayamo eso YA no existia
    vi solo 2 coches en la Calle
    en la LLAMADA
    Ciudad de Los Coches …………Mi Adorado Bayamo

     
  43. Frank Cuba

    diciembre 25, 2010 at 12:14 pm

    Segun me conto Mi Madre
    Los Cocheros tenian que METER los caballos hasta para dentro de sus Casas
    Pues por el HAMBRE se los MATABAN y se los comian .

    Miren TODO lo que han tenido que SUFRIR los Cocheros .

     
  44. Frank Cuba

    diciembre 25, 2010 at 12:26 pm

    Hablando de Mi Bayamo
    Hoy Familiares mios me dicen que esta LINDISIMO .
    Y yo les digo sobre TODO a mis Sobrinos
    ustedes NO conocieron a Bayamo ………..
    Teniamos 5 CINES
    Ya queda UNO …………………………
    Cerraron la Calle General Garcia
    con el CUENTO de un Boulevard
    y esa calle estaba llena de NEGOCIOS desde
    MASO hasta el Parque Central o Cespedes .
    Por ahi pasaban 3 RUTAS de Guaguas …… Ya no pasa ninguna ………………………
    Yo CRECI detras del Cine Iglesias
    y aquello estaba RODEADO todo de NEGOCIOS
    Recuerdo el PIREY
    las Natillas de ELCIR
    Las Panochas de Conchas
    La Fonda de Lorenzo
    La venta de Harina de Maiz en la casa de Lorenzo
    Las Cantinas de Amparo
    La Cafeteria de al cruzar las calle del Cine (los dueños salieron para USA ) y aquello desaparecio RAPIDO
    Y TODO a DESAPARECIDO ya
    Y NINGUNO era RICO
    o se es RICO VENDIENDO Harina Maiz ……. Todos eran LUCHADORES Trabajadores
    Muchas cosas mas RECUERDO a Pasiano con su FONDA
    Y hasta la BODEGA donde NACI al cruzar la Calle de la Escuela de Comercio

    Todo ha DESAPARECIDO ………… Porque ?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: