RSS

La Despedida de la Patrona

03 Dic

Mi madre contrajo la deuda a nombre mío, y horas después me puso al corriente de ella. Me dijo:

–       Le prometí a la Virgen que irías hoy a su despedida. A las siete de  la noche se la llevan a otra comunidad, así que no demores mucho en ir.

Por un iluso segundo pretendí evadir la obligación. Pretendí decir, por ejemplo: “Ya tengo un compromiso, no me avisaste con tiempo”, pero desistí de inmediato.  Hay ciertos pedidos de las madres que, aunque camuflados como tiernos, tienen mucho de militar. Se cumplen, y luego se discuten.

Así que allá me fui, a la parroquia de San Juan Bosco en mi Bayamo de anochecer, dócil ante una deuda que no contraje, y que no tenía demasiado interés en saldar: jamás lo había confesado, ni siquiera lo había querido asumir de forma consciente, pero desde abril del 2009 experimentaba algo parecido a un vago rencor por la Virgen de la Caridad.

Un familiar a quien en vida quise con delirio fue asesinado por dos salvajes que también, de paso, arrasaron por siempre con un pedazo de mi alegría. En el momento de morir como lo hacían los peores criminales en tiempos de Cristo, apedreado, mi tío, paradigma de las mejores virtudes de mi sangre, llevaba a la Virgen en una estampa en su billetera, y en un dije de oro colgándole al cuello.

Yo, espiritual por definición pero racionalista y ateo de crianza, en lo adelante no conseguí pensar en la deidad nacional con el mismo respeto afectivo.

Entonces, ¿qué despedida era aquella a la que mi madre me enviaba? Se trataba del adiós de los bayameses a la réplica de la Virgen de la Caridad del Cobre que desde agosto de este año recorre todas las provincias del país. La principal acción con que la Iglesia Católica ha querido rendir tributo a la Patrona de Cuba, con motivo de los cuatrocientos años -a conmemorarse en 2012- de su aparición en la Bahía de Nipe.

Según la leyenda, esta Virgen pequeñita apareció en medio de una tormenta febril, flotando entre las olas, para amparar a tres desvalidos pescadores que no tenían más opción que encomendarse al cielo. Algunos dicen que la imagen tallada naufragó desde el barco que la transportaba, y eso explica su aparición en el agua. Otros hablan de designios divinos.

Lo cierto es que aconteció en 1612, y desde entonces la Virgen de la Caridad del Cobre es la deidad religiosa que identifica a los cubanos, es la patrona de la nación, y ostenta otro título más glorioso aún: se la nombra la Virgen Mambisa. Nuestros patriotas del siglo XIX la llevaron a sus campamentos, y la veneraron en medio del fuego enemigo.

Se bordaban la imagen en las mangas de las camisas; le daban gracias por regresar vivos de la batalla contra los españoles. Entonces, conmemorando sus cuatro siglos, las autoridades eclesiásticas tomaron una réplica de la original (custodiada celosamente en el Cobre santiaguero) y se la presentan a los cubanos todos.

Había arribado a mi ciudad unos días antes, proveniente de Holguín.  Según testimonios de amigos, el recibimiento de los bayameses –similar al de otras urbes- fue realmente apoteósico. Se habla de veinte mil personas siguiéndola entre calles intransitables, y de misas desbordantes en humildes parroquias. Ahora proseguía su viaje.

Dos cuadras antes de la iglesia San Juan Bosco se me hizo complicado avanzar. Ni el frío anómalo para una cálida región, ni el anochecer apresurado impidieron que otros miles de devotos acudieran a verla partir.

Este contacto más personal, más intimista, con la depositaria de una fe anclada a la conciencia religiosa y cultural de la nación, ofrecía una oportunidad perfecta para la consagración de los fieles, y para los que algo necesitaban pedir, aunque no supieran ni siquiera cómo hacerlo. Lo comprobé ante una divertida pregunta del sacerdote que oficiaba la homilía:

–       ¿Cuántos de ustedes pisan nuestra parroquia por primera vez? Les pido me alcen la mano, por favor.

Otra multitud de brazos, en medio de un murmullo cómplice, apareció sobre nuestras cabezas. Mi brazo entre ellos, claro está. Muchos no sabían rezar, no habían asistido a una misa jamás, y se hacía evidente en sus caras: desconcertados, vagamente ruborizados por aparecer en un templo al que habían tenido hasta entonces como ajeno y distante.

Pero ahora que la Patrona se alojaba entre aquellas paredes resonantes, ahora que una sensación particular, esperanzadora, se extendía desde aquel sitial religioso, era momento de abdicar al descreimiento y pedirle a lo divino lo que entre humanos no acababa de llegar.

Vi rostros conmovidos. Vi manos juntas, miradas anhelantes. Escuché plegarias entre murmullos cargando con los sueños de quienes esperan y padecen. Vi enfermos, lisiados, malformados; rostros martirizados por el dolor físico o espiritual que sólo en una congregación como esta encontraban un rescoldo de paz. Reconocí amigos con proyectos inconfesables, con trámites entorpecidos, con necesidades materiales transformadas en ansiedad espiritual. Escuché rezos por los encarcelados, los perseguidos, los humillados. Un Aleph de ideas y de gentes.

Y todos, cada uno de los que se presentaban ante esa figura hermosa y humilde a la vez, delicadamente ingenua, experimentaban el instante más armónico y conciliador de sus últimos días.

Recordé el halo de solemnidad y fe en lo imposible que emana desde el templo situado en el Cobre, adonde cubanos de todas las ideologías, razas, naturalezas y credos religiosos terminan por recalar alguna vez. Unos, para pagar promesas dolorosas que sufren sus rodillas y sus carnes; otros para entregarle a la Virgen sus medallas olímpicas, sus títulos universitarios o sus muletas para caminar; y algunos, como yo, por elemental interés sociológico y cultural.

Creo que de vuelta a mi hogar, cargado de imágenes fotográficas y mentales, no comprendía del todo cuán misterioso es el terreno de la fe y de los sentimientos humanos. Sabía, eso sí, que aquel espectáculo de hermandad, aquella energía dispersada por una multitud voluntaria, a la que nadie citaba u obligaba a nada, y que en otros tiempos había pagado su firmeza religiosa con persecuciones y exclusión, era la prueba inobjetable de que a los pueblos se les puede privar de todas sus libertades, excepto de la libertad espiritual.

Y si yo no conseguía movilizar mi fe ante una imagen creada por manos humanas, vestida por humanos, y transportada devotamente por humanos; si yo lograba disfrutar del hecho como un fenómeno sociocultural que también nos identifica y define, pero no lograba implicarme sensorialmente con él, quizás debería mirar con humildad a todos aquellos bayameses que sí pidieron por sus vidas, por sus miserias y sus anhelos. Y que lo hicieron con verdadera pasión.

Ahora que un inoportuno linfoma de Hodgkin me obliga a escribir desde un hospital a ochocientos kilómetros de mi hogar, y que amenaza con dar un vuelco radical a mi vida de joven saludable y futurista, no he dejado de envidiar a aquellos que sí consiguen semejante comunión espiritual y encuentran en ella consuelo y paz.

Anuncios
 
56 comentarios

Publicado por en diciembre 3, 2010 en 06 Diciembre, 2010

 

56 Respuestas a “La Despedida de la Patrona

  1. Laritza Muñoz

    diciembre 3, 2010 at 9:52 am

    Ernesto, me has conmovido demasiado esta mañana. Apenas puedo dejar de pensar en tí. A mí, como a tí, me arrancaron desde temprano cualquier creencia religiosa, pero desde el fondo de mi alma te deseo una total recuperación. Eres muy valioso para todos nosotros, los que te seguimos en tu batalla, y sé que pondrás todo de tu parte para sanar y enfrentar este duro momento. Trataré de saber el lugar exacto en que estás y ya veré la manera de ayudarte.

     
    • Paco

      diciembre 5, 2010 at 2:02 pm

      Ernesto eres joven y seguro que saldra airoso de esta batalla contra el cancer.o tengo 58 anos y tambien tengo cancer en varios lugares huesos(Region Sacra) y en los pulmones y anteriormente lo tenia en el Tiroides y fui operado. Me someti a una Radiacion en la region sacra que era la zona donde estaba mas afectada y en cuanto a la Quimioterapia me sometieron a un nuevo tratamiento con 28 pastillas con valor de un poquito mas de 5,000 dollares, tuve algunas reacciones adversas , pero no como las caida del pelo , vomitos , mareos etc.Te dire que la semana pasada me sometieron a un Scan de todo el cuerpo para ver como se encontraban las zonas donde aparecian las celulas cancerosas y el Oncologo me informo que no se observaba actividad de dichas celulas.
      Ya lei en unos de los comentarios la comparacion de los capitalistas y comunistas en cuanto al costo del tratamiento y segun el planteo que paradojas tiene la vida!!!! . en cuanto a su paradoja si es a lo que yo supongo que quizo decir , me permitire decirle qu el tratamiento que sea y por muy costoso que sea el Estado tiene la responsabilidad de suministrarte el cuidado que usted necesite y en cuanto al pago , esta mas que pago e incluso con mi aporte por mas de 23 anos como profesor en ese pais y jamas me pagaron lo que tuvieron que pagarme.
      En cuanto a lo del cobro en el capitalismo, yo vivo en USA, cuando tuve el cancer en el Tiroides me operaron y no me costo un centavo. En cuanto al segundo tratamiento no llego a 500 dollares lo que tuve que pagar, ya que tenia Seguro Medico, pero no solo eso los 500 dollares lo ganaba en una semana. Me tuvieron pagando por seis meses 1,600 dollares mensual y luego el pago de mi retiro y desabilite por enfermedad 725 mensual. Que terrible este sistema verdad.Lo que quiero de cir en general que aunque usted no tenga dinero en este pais lo atienden y le dan la atencion necesaria, por lomenos esa es mi experiencia que hay que hacer papeleos , es verdad pero se soluciona el problema. DE CORAZON TE DESEO QUE QUE TE RECUPERE LO MAS PRONTO POSIBLE.

       
  2. Gisela S. de Alencar Hathaway

    diciembre 3, 2010 at 9:58 am

    Ernesto,
    Gracias por regalarnos este post.
    Yo vivo con una enfermedad auto-inmune “Síndrome de Sjögren” hace 5 años. Hasta 2005 yo era la mas saludable de las personas y como el Apostolo Paulo, tuve que cair del cavallo para dejarme encontrar por Dios.
    La enfermedad fue mi regalo de 39/40 años.
    Hoy és mi Cruz gloriosa.
    Ánimo.
    Gisela

     
  3. Jose Luis

    diciembre 3, 2010 at 10:56 am

    Fuerza Amigo.Te necesitamos

     
  4. Roberto

    diciembre 3, 2010 at 11:49 am

    A usted no le va a pasar nada, esté tranquilo. Usted es de los buenos, y de los buenos quedamos pocos, así que preocúpese y ocúpese de su recuperación, que por aquí le seguiremos esperando. Un abrazo fuerte, y mis mejores deseos, desde España.

     
  5. Nestor F.

    diciembre 3, 2010 at 11:56 am

    Ernesto,mi hermano,me has dejado sin palabras.Te he admirado y altamente apreciado desde que conocí tus escritos,y por ellos tu forma de pensar y ser.Pocas veces había sentido tanta conexión y simpatía con un amigo como contigo,aun cuando no te conozco en persona si tuve la oportunidad de sentir la sinceridad y la fuerza de tus ideas cuando hablamos por email y por teléfono.Por eso estoy convencido que vas a superar todas las circunstancias que te ponga la vida.Animo hermano,muchas voces estaremos orando por ti,ante la Patrona de Cuba o cualquier otra divinidad a lo largo del mundo desde los muchos corazones que te siguen y te quieren.Un fuerte abrazo,nos veremos ,sin ninguna absoluta duda,en una verdadera Cuba Libre.

     
  6. Say

    diciembre 3, 2010 at 11:59 am

    Ernesto, te deseo que te recuperes muy pronto. Por favor, mucho animo, no decaigas. Es una enfermedad altamente curable y tu eres joven y fuerte. Todo saldra bien. Un abrazo.

     
  7. Mauricio

    diciembre 3, 2010 at 12:26 pm

    Hermano eres un pequeño de ideas muy grandes. Yo he sabido de tu enfermedad por parte de la familia, pero no me había atrevido a hablarte de ello y desarte lo mejor por razones obvias.
    Como debes saber ese tipo de linfoma es de los menos invasivos. Haz tu tratamiento como se debe y te aseguro que estaremos leyendo tus artículos por muchísimos años más.
    Yo tampoco tengo la dicha de ser creyente pero mis pensamientos sí están contigo. De veras.
    Un beso de parte de tu Sany. Recibe mi abrazo cibernético.

     
  8. Havanero en NY

    diciembre 3, 2010 at 12:57 pm

    Animo y mucha suerte. Y sigue escribiendo, que lo haces muy bien

     
  9. El Profe

    diciembre 3, 2010 at 1:15 pm

    Hola Ernesto, oremos por tu recuperación. Mira Ernesto la Fe hace milagros en los cuales muchas veces ni creemos, la fuerza de la fe es tal que supera lo racional y lógico, echa por tierra en lo que hemos sido programados desde nuestra infancia, puede hacernos grandes obras si lo deseamos de corazón. Por eso el tirano quizo quitarle la fe religiosa al pueblo de Cuba, pues conoce de su fuerza y poder salvador y curativo, trata de entregarte sin miedo a la Fe religiosa como si estuvieras en el rezago de tu mamá y verás como te va a ayudar y hacer bien. Yo tengo una enfermedad crónica desde los 32 años, era como tú un joven lleno de salud, pero apareció sin yo llamarla, y con ella convivo hace ya más de 15 años, es mi cruz y la llevo con dignidad, como he sabido llevar y echarme encima la cruz de la Libertad del pueblo de Cuba, hasta que lleguemos a una verdadera democracia inclusiva. Por Fe y por Amor podemos hacer grandes cosas y obtener grandes milagros.

    No decaigas sube ese ánimo que Cuba toda necesita de jóvenes como tú, que se han puesto a la altura de la historia y las circunstancias.

    Salud amigo

     
  10. Luis

    diciembre 3, 2010 at 1:34 pm

    Cuidate Ernesto, sinceramente te deseo una rapida recuperacion.

     
  11. Patricia

    diciembre 3, 2010 at 1:39 pm

    Me has conmovido muchísimo, ten ánimo el linfoma de Hodgkin es uno de los más curable.
    Tu madre habrá prometido a la Virgen que estarías ahí por esto mismo ¿no?, si no llegaste a pedirle seguro lo ha hecho tu madre. Y la Virgen entiende mucho de esto.
    No es necesario tener una sensación especial, Ella atiende a todos por igual, y puede derribar muros altos si uno le pide.

    Leí hace tiempo la historia de la Virgen de la Caridad del cobre y es lindísima, ¿sabías que los indios que la encontraron no estaban a la deriva iban por sal y vieron la imagen en la espuma y pensaron al principio que era un ave?, luego fueron a buscarla porque dijeron es una niña, y encontaron la imagen, con el niño, lo más impresionante para ellos fue que estaba con ropaje y encima de una tablita muy endeble y sin embargo estaba totalmente seca.
    Lo declaró así uno de ellos.

    Yo pediré por ti, pero ante nuestra Virgen de Luján que también es chiquita, y no se le apareció a indios sino a un esclavo “el negrito Manuel”.
    Un beso

     
  12. Pedro Julio Suarez

    diciembre 3, 2010 at 1:47 pm

    Gracias Ernesto por este post, y desde hoy me unire a todos los que pediremos tu pronta recuperacion, animo muchacho, ten fe, los Dioses no pueden ser tan ingratos contigo, bien que te necesitamos.

     
  13. fragglenessa

    diciembre 3, 2010 at 3:15 pm

    Ernesto, desde hace un par de semanas vengo siguiendo tu blog y es la primera vez que te escribo. Este último artículo me transportó a tu pueblo, me sentí cerca de la gente y me emocionó profundamente. El final me sacudió con la noticia de tu enfermedad. Sé fuerte y ten fe en que vas a salir bien de todo esto. Ten fe. No te olvides que esta mueve montañas. Mucha suerte para tí.

     
  14. Andy Hardwick Houston TX

    diciembre 3, 2010 at 4:24 pm

    Mi querido hermanito,

    No te desesperes. Nadie sabe cuanto tiempo le queda en esta tierra. Cada hora es un regalo. La Biblia dice que una vez un hombre se le acercó a Cristo pidiendole que curara a su hijo. Cuando Jesús le pregunto si creía “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del niño clamó y dijo: Creo, ayuda mi INCREDULIDAD” (Marcos 9:23-24) La fe comienza con un deseo de creer. Actua como si ya fueras creyente y deja que se debilite tu escepticismo. Oro por tí que si es la voluntad del Altísimo que te mejores rápido.

     
  15. jorge

    diciembre 3, 2010 at 4:32 pm

    MI QUERIDO PEQUEÑO HERMANO,TU ERES GRANDE,TU ERES NUESTRO GRAN HERMANO,NADA TE PASARA,PRIMERO QUE NADA DIOS Y EA VIRGEN SON MILAGROSOS Y TE AYUDARAN,TE SANARAN PUEDES ESTAR SEGURO,TU ERES JOVEN Y FUERTE ESTA ENFERMEDAD COMO YA DEBES SABER EVOLUCIONA SATISFACTORIAMENTE CON LOS TRATAMIENTOS,CONOSCO VARIAS PERSONAS QUE LO TIENEN Y ESTAN COMPLETAMENTE NORMALES,ASI QUE ANIMO MI HERMANO TE NESECITAMOS,TU ERES NUESTRO PEQUEÑO HEROE UN ABRAZO GRANDE TE QUEREMOS.AH QUERIA SABER DONDE ESTAN LOS PERROS COMUNISTAS QUE NO APARECEN EN UN MOMENTO COMO ESTE PARA COMPARTIR CON CUALQUIER SER HUMANO UN MOMENTO COMO ESTE?DONDE ESTA LA HUMANIDAD QUE PROFESA ESE REGIMEN? TRANQUILO HERMANO SE TE SOBRA AMIGOS, ESTAMOS CONTIGO SIEMPRE

     
  16. hansel

    diciembre 3, 2010 at 4:38 pm

    Hola Ernesto,

    Solo te digo que te concentres en tu prioridad,haciendo todo lo que tienes que hacer saldrás de esta,animo muchacho!!
    Ya otros lo dijeron,es curable lo que tienes.No creo en Dios, pero todo,todo mi deseo para cuanta energía curativa exista o ande por ahí te llegue.
    Un abrazo

     
  17. Benjamín

    diciembre 3, 2010 at 4:43 pm

    Ernesto:En 2002, cuando comenzaba mi doctorado en la Universidad de Ottawa, Canadá, mi doctora me informó de que tenía un cáncer en el pulmón derecho. Aquella noticia me destrozó la vida. Tuve que dejar mis estudios.
    Pero durante meses, muchos amigos y amigas en Cuba, Colombia, España y Canadá me decían que oraban por mí y me daban mucho ánimo. Y eso fue algo que ayudó a salvar mi vida, porque me dije que yo viviría después de esa operación. Y así fue.
    Por eso, todos los que leemos tus escritos, le pediremos a la virgen por ti. Sé fuerte y siempre piensa que todo saldrá bien. Un abrazo y mucha fe.

     
  18. aaron

    diciembre 3, 2010 at 5:11 pm

    Ernesto,

    Me ha afectado la noticia como si fuera de mi mejor amigo. Espero que el tratamiento sea efectivo. Por favor, mantennos al tanto dentro de lo posible.

    Y manten el buen animo que tu sabes que la voluntad siempre ayuda en la recuperacion.

     
  19. Rigoberto

    diciembre 3, 2010 at 5:28 pm

    Desde hace tiempo, leo tu blog con gran interés y admiración.
    Yo como tú no puedo creer en una imagen hecha por manos humanas, sin embargo admiro a aquellos para los cuales representa fé y esperanza.
    Mucho deseo tu pronta recuperación.

     
  20. PolO

    diciembre 3, 2010 at 5:29 pm

    Espero que recuperes la salud. Suerte.

     
  21. Pamela Spinoso

    diciembre 3, 2010 at 6:36 pm

    “no he dejado de envidiar a aquellos que sí consiguen semejante comunión espiritual y encuentran en ella consuelo y paz.”

    Me sentí profundamente identificada con tu relato. Cómo a veces por decicidr el camino de lo racional y tangible caemos en un callejón sin salida: cuando nos damos cuenta de nuestra limitada permanencia en este estado que llamamos vida. Cuando todos nuestros planes se vienen abajo. Cuando la existencia pierde el sentido es cuando pregonamos “¡Cuánto quisiera que hubiera un dios que me ampare!”.

    No pierdas la esperanza, que como bien dices, el espíritu es la única dimensión donde sea que nos encontremos, podemos ser libres. Es lo que nos da la vitalidad de levantarnos cada mañana, que nos obliga a seguir luchando un poco más.

    Os recomiendo el libro “El hombre en busca del sentido” de Viktor Frankl, un testimonio inspirador.

    Un abrazo sin fe, pero lleno de esperanza desde México…

     
  22. Lori

    diciembre 3, 2010 at 10:59 pm

    Sería repetir las cálidas palabras de tus lectores.
    Que Dios te bendiga.

     
  23. María

    diciembre 4, 2010 at 12:14 am

    Querido Ernesto,

    siento mucho que tengas que estar pasando por momentos tan difíciles acarreados por esta enfermedad, siendo tan joven y tan valioso para todos los cubanos. Yo tengo FE y rezaré por ti que también la tienes: La FE es resultado de la sensibilidad espiritual y hay quien, sin invocar el nombre de Jesus, imita sus actos cada día. Tu eres FE e irradias FE.

    Un fuerte abrazo y que pronto estes totalmente restablecido. Te queremos.

     
  24. FGT

    diciembre 4, 2010 at 4:17 am

    Ernesto, desde hace un tiempo leo este blog donde se unen la valentía y el arte de escribir bien. Enhorabuena, porque en esta página relativamente nueva y prometedora demuestras esas dos cualidades.

    Quiero pensar que la revelación sobre tu salud al final de esta entrada es solo un contratiempo del que saldrás más fortalecido.

    Desde Londres, el abrazo de un compatriota.

    Fernán González

     
  25. espejomudo

    diciembre 4, 2010 at 6:11 am

    Hola Ernesto

    Lo primero, muchos ánimos que seguro saldrás de esta. Eres un chico que sabe luchar y no se acobarda… te deseamos una pronta recuperación y un rápido regreso a esta, tu casa. Tus lectores te estaremos esperando.

    Como tu mamá yo también hice una promesa a la Virgen en nombre de mi hijo. Las madres somos así… Espero poderla cumplir el próximo julio. Mientras tanto y como devota que soy de esta pequeña gran Virgen, la visito en una pequeña iglesia de Madrid que está próxima a mi casa. Rezaré por ti, como lo hago por mi familia y todos los amigos.

    La fe, en cualquiera de sus expresiones, hace mover montañas. Animo te esperamos.

     
  26. Lili

    diciembre 4, 2010 at 9:31 am

    Mi recomendación es que si no tienes fe religiosa, si mantengas la fe en tu pronta recuperación. Yo no práctico religión alguna pero en los momentos difíciles me ayudan mucho las practicas de pensamiento positivo-meditación activa y se ha documentado como estas ayudan al restablecimiento de los enfermos, entre otras muchas cosas. Si sabes como meditar hazlo, hay varias técnicas, pienso que en este caso las que mas te pueden ayudar son aquellas en las que se realiza la visualización. En caso de que no sepas de que se trata te doy un mínimo técnico, pero tienes que considerar que en condiciones normales para obtener buenos resultados uno tiene que practicar diariamente, por lo tanto, pienso que en tu caso seria ideal al menos tres veces al día.
    A continuación te describo una versión muy simplificada de cómo se hace en términos prácticos, por supuesto solo algunos pasos básicos, sin explicarte los porqués, pues llevaría mucho tiempo. Espero que aun así funcione!
    Acuéstate en un lugar muy tranquilo, con el tiempo también lo podrás hacer sentado. Cierra los ojos y relájate. Trata de relajar una a una todas las partes de tu cuerpo ordenadamente.
    La respiración debe ser abdominal, es decir bien profunda
    Dirige tus ojos hacia arriba a 20 grados detrás de los parpados, continua la respiración y realiza un conteo regresivo (a intervalos de 2 segundos mas o menos) del 50 al 1, tu mente debe estar centrada en eso, sin ningún otro pensamiento.
    Si has hecho todo bien ya debes estar bien relajado, al principio puede ser que llegado a este punto te quedes dormido, pero con la práctica lograras realizar el paso sucesivo y más importante para ti que es la visualización.
    La visualización consiste en imaginar (siempre con tus ojos cerrados) que te ves a ti mismo a lo lejos recuperado y saludable. Es importante en este ejercicio que hagas uso de todos tus sentidos. Estas en un lugar en el que puedes sentir olores, palpar, etc. Piensa en todos los detalles.
    Puedes agregar una afirmación, te dices a ti mismo “me siento muy bien, muy feliz, muy saludable”. Puedes crear tu propia afirmación, pero siempre en términos positivos! La debes repetir varias veces.
    Luego cuando lo creas oportuno vuelves a tu realidad realizando un conteo del 1 al 5, respirando profundamente y abres los ojos.
    También ayudan pensamientos o visualizaciones en las que le dices mentalmente a tu cuerpo todo lo beneficioso que es un tratamiento o una medicina y “ver” como esa parte de tu cuerpo a la que va dirigida lo recibe positivamente.
    Espero que esto te ayude y que no me tomes por loca. Se que eres inteligente y podrás entender cuanto nuestra mente ayuda a nuestro cuerpo.
    Mucha suerte!

     
  27. Lori

    diciembre 4, 2010 at 1:38 pm

    Pensando en tí después de haberte dejado un comentario anteriormente, se me ocurre que tal vez se pudieran hacer algunas gestiones fuera de Cuba, para dado el caso pudieras hacer tu tratamiento. Qué piensas al respecto?

     
  28. nadamasquelaverdad

    diciembre 4, 2010 at 1:42 pm

    Espero que mejores pronto. Sigue escribiendo así y conseguirás el objetivo de tu blog!
    La verdad nos hará libres.
    Un saludo desde España.

     
  29. josepcalvet

    diciembre 4, 2010 at 3:25 pm

    Iba leyendo el post y no esperaba el final.
    Te deseo toda la suerte posible para vencer la enfermedad lo antes posible.
    Un abrazo.

     
  30. Segismundo

    diciembre 4, 2010 at 5:16 pm

    Pequeño Hermano:
    Hace escasamente un par de semanas que arribé a este “blog”. No sólo la profundidad de tus ideas (que comparto) sino tu caudaloso verbo me han subyugado.
    Te confiesas ateo, Ernesto, pero en el fondo yo creo que eres un hombre de fe porque crees en la verdad, y alguien ha recordado aquí en un comentario las palabras del Evangelio de que “la verdad os hará libres”. Tu eres un hombre en busca de la verdad, que no es otra que la libertad de tu pueblo, como aquellos israelitas en Babilonia que el rey Nabucodonosor, tras arrasar Jerusalém, los llevó cautivos.Hoy en Cuba, otro Nabucodonosor, no se ha llevado cautivo al pueblo vecino, sino que ha aprisionado al suyo propio, al que ha tratado de impedir por todos los medios desarraigar su fe y que ésta no le llegara a las nuevas generaciones.
    La sinceridad de tu confesión atea junto al respeto hacia las personas que, creyentes, acudieron a la llamada de la Virgen de la Caridad del Cobre en las calles e iglesia de Bayamo, en la que alzaste tu mano -de nuevo la sinceridad- en señal de afirmación de ser la primera vez que allí acudías. Y no fué “pedido militar camuflado de tierno”, como dices, de tu madre para que acudieras a la despedida anunciada, sino que fué ruego de amor de madre. Te diré, amigo, que la palabra “caridad” viene del latin “caritas” que significa AMOR, y por amor a tu madre, por amor a tus conciudadanos -al márgen de tu interés sociocultural- fuiste a la cita. Un hombre que actua por amor, es un hombre de fe porque cree en sus semejantes aunque no haya encontrado todavía a Dios.
    Yo tengo una especial devoción por la Virgen de la Caridad, patrona del pueblito donde nací en España y Caridades en mi familia tengo una bisabuela, una abuela, una tía carnal, dos primas hermanas y una sobrina. Mi madre siempre me decía que la Virgen de la Caridad (la Virgen del Amor) nunca te abandonaba. Ese convencimiento me llevará en mi próxima visita a rogarle que sane tu cuerpo y encienda una lucecita en tu alma.Alguien aquí también ha dicho que “la fe mueve montañas”
    Te diré además (y esto es muy íntimo) que a mi padre, cuando yo era un bebé, que también él llevaba una medalla de la Virgen de la Caridad prendida a su cuello, le pasó algo parecido a lo de tu tío: lo asesinaron los milicianos comunistas del Frente Popular cuando la guerra civil española. Ese fue todo el mal que había cometido. Aquí se desató una persecución religisa que nada tuvo que envidiarle a las de Roma.
    Un abrazo, hermano.

     
  31. Angel Gutierrez

    diciembre 4, 2010 at 11:52 pm

    Animo Ernesto, pon tu pensamiento positivo que Dios y la Virgen están contigo. Vas a pasar por una prueba fuerte, pero al final triunfaras, el positivismo es algo que forma parte de la fe que es creer en lo que no se ve y aunque no tengas una base religiosa estas formando parte del positivismo que a su vez es una forma de fe. No soy periodista y a lo mejor no me explico bien espero me entiendas. Y sigue con tu excelente labor periodística iluminando al mundo con tus experiencias.

     
  32. ts

    diciembre 5, 2010 at 12:53 am

    ERNESTO,,,,UN CONSEJO LEVANTA TU CABEZA LOCALIZA UNA ESTRELLA E INVOCALO A EL , SENTIRAS SU PRESENCIA Y SU GRANDEZA PIDELE TEN FE ,,, QUE DIOS TE BENDIGA

     
  33. PARADAENTREZENEAY26DEJULIO

    diciembre 5, 2010 at 11:29 am

    Aunque no comparto las ideas de Ernesto, me sumo al clamos por su recuperación. Debe cuidarse mucho. El ha sido muy modesto al hablar de su problema de salud. Me ha dicho que emigrará a USA, donde le esperan familiares. Debe pensarlo muy bien también, allá el tratamiento de los capitalistas es super caro. Aqui el tratamiento que ofrecen los comunistas para enfrentar esa enfermedad es caro pero no le costará un centavo., Qué paradojas tiene la vida!!!!

     
  34. elpequenohermano

    diciembre 5, 2010 at 11:58 am

    Queridos amigos todos,

    En este preciso momento estoy en el hotel Melia Cohiba. He aprovechado los dos días de pase que me dieron en el hospital para, aun pagando una tarifa increíblemente alta (10 cuc la hora) poder acceder a mi blog, y dejar al menos un comentario.

    Decirles que agradezco sus muestras de solidaridad y preocupación sería muy poco. Más bien, debo decir que cada día doy gracias por el instante en que decidí inaugurar esta bitácora que tantos avatares me ha traído, pero que me ha agenciado lectores humanos, inteligentes, polémicos y sensibles como ustedes.

    Seguirán leyendo mis posts, eso es seguro. Tengo una legión de amigos acá en la Habana que se han ofrecido a recoger mis escritos desde el hospital, y enviarlos a una dirección adonde pueden publicarse. Ese fue uno de mis desvelos cuando supe de mi enfermedad: cómo seguir escribiendo aún ingresado.

    Algunos han preguntado dónde estoy. Les respondo: en el hospital Hermanos Ameijeiras, sala de Hematología, 12A cama 4. En sus buenos pensamientos, hasta allí pueden dirigir la fe.

    Y para quienes, estoy seguro, esperan mis valoraciones sobre la Salud cubana a partir de esta nueva experiencia… desde luego que vendrá. Y muy pronto. Y vendrá con toda la objetividad y justicia de que yo sea capaz, como ha sido mi intención desde lo primero que publiqué en la red. Mirar el blanco, el gris y el negro.

    Una vez más: gracias por sus muestras de solidaridad y por seguirme apoyando con sus lecturas. Mi afecto para todos,

    Ernesto.

     
    • Niki

      diciembre 5, 2010 at 11:10 pm

      Querido Ernesto: Soy una más de tus tantas lectoras desconocidas. A diferencia de ti soy creyente aunque no soy practicante y te digo esto porque veo que realmente te ha impresionado ver a quienes creen y los has mirado con cierta envidia por esa fe que da “consuelo y paz”.
      Te contaré en secreto que molesto a Dios muy poco pero en ciertas ocasiones le he rogado algo muy importante y me ha ayudado. Ahora le pediré por ti.
      Con todo cariño, recibe un beso maternal. NIKI

       
  35. Vilma Longoria

    diciembre 5, 2010 at 5:08 pm

    Ernesto,
    Te felicito por tus escritios. Lo de la virgin me encanto. Pienso que a lo mejor eres pariente. Mi abuela se llamaba Dolores Sabater Licea.
    Dios te bendiga,
    Un fuerte abrazo,
    Vilma Longoria

     
  36. Manozeta

    diciembre 5, 2010 at 5:59 pm

    Ernesto:
    Soy médico cubano que te escribe desde Chile, enfrentar a tu edad una enfermedad como el cancer no es facil pues con razón habra momentos en que te preguntaras porque te ha tocado a tí vivir esta realidad y una palabra de consuelo no será suficiente para calmar el dolor que debes sentir en tu alma.
    Pero esos momentos pasarán y seras capaz como otros lo han logrado de sobreponerte y seguir adelante. Aprender a vivir con tu enfermedad es posible que por lo demás es de buén pronóstico. Soy un hombre de fé y aunque no practique te juro que rezaré por tí.
    Hacia tiempo que no frecuentaba tu blog pero al enterarme por el blog de Paquito por el momento que estas pasando no dudé un instante en expresarte mi solidaridad.
    Eres un joven valioso porque te atreves a decir lo que piensas y eso es lo importante y demuestras que no toda la juventud cubana ha caido en una “vagancia intelectual” que los lleva a vejetar y sobrevivir.
    No te voy a negar que a veces no veo las cosas como tu las ves y ello es natural porque te doblo en edad y vemos nuestra realidad desde ángulos diferentes, pero el respeto a la diversidad en todos sus ángulos es necesario para derribar muros de intolerania que por más de medio siglo ha dividido a la gran familia cubana.
    Me interesa lo que publicaras sobre tu encuentro con el sistema de salud cubano con todos sus matices así que esperaré por ellos

     
  37. El vicepresidente

    diciembre 5, 2010 at 9:14 pm

    Ernesto,deseo que te recuperes pronto y que vuelvas a tus andanzas normales en este tu blog.
    Siempre es desagradable una enfermedad,pero tambien es un momento importante para reflexionar sobre la vida,esa cosa misteriosa que nadie sabe explicar muy bien.
    Como otros han dicho,tu eres joven y fuerte y de seguro ganaras la batalla.Con esto te quiero decir que te necesitamos,y te necesitamos bien.
    Algunos te apoyaran con su fe,otros sin ella,pero todos enviamos sentimientos y energia positivas hacia esa cama de hospital donde ahora estas.Solo abre tus sentidos y sentiras un flujo que llega hasta ti y te da fuerzas.
    Un gran abrazo desde New Orleans,USA.

     
  38. palantesiemprecubano

    diciembre 5, 2010 at 10:17 pm

    Ernesto,
    Desde su comentario sobre la película El Libro de Eli dejó bien clara su posición sobre la religión. Es por eso que no me asombra que se declare ateo de manera tan clara y directa, como son sus escritos.
    Deberíamos tener mas practicantes activos de la Fé que fueran como Usted, que no solamente derramen amor por el prójimo los Domingos de Misa, sino que lo demuestren con acciones en cadea momento de la vida.
    Creo que si he interpretado correctamente sus escritos entonces detrás de su nombre está una de las personas más humanistas que he conocido. Ser humanista es tener Fé.
    La Fé, cuando es verdadera y brota desde el alma, como debe ser; no es un dogma, no es un sustantivo para antes de tomar los alimentos.
    La Fé es nuesro accionar diario con los que nos rodean, es el respeto a todos, es la humildad y el dar sin esperar recibir.
    La Fé la lleva cada cual bien adentro, si es de los buenos, y la expresa con sus acciones.
    Usted, mi buen Ernesto, es aunque no lo haya notado UN HOMBRE DE FE.
    Qué Dios le bendiga!

     
  39. yanet

    diciembre 6, 2010 at 7:56 am

    no te conocí por este blog, una pareja de amigos que son amigos tuyos también (ella es periodista y el sociólogo) me habían hablado de tí, de tu talento y valía como ser humano. Una vez coincidimos, tu presentabas El retrato de Dorian Grey en La noche bocarriba, y me pareciste desafiante, con esa seguridad que emana de tu convicción profunda en lo crees. Allí no dije ni media palabra.
    también soy atea, y como tú muchas veces me digo que es lamentable, sobre todo cuando creo que no puedo más, que se me acaban las fuerzas. Pero las encuentro, sobre todo en los amigos y en mi familia, donde hay un montón de esos afortunados que tienen tante fe.
    y aquí te llegan esas fuerzas a tí, en esta gente que te admira, no sólo por tu trabajo sino también, y más, por tu calidad humana.
    la fe, el cariño, el respeto de todos nosotros los que te leemos… el amor de tu familia y amigos, y sobre todo tu voluntad y tu fuerza, serán parte inseparable de tu tratamiento médico, todo ello junto hará tu curación.
    un abrazo

     
  40. panchito

    diciembre 6, 2010 at 11:02 am

    hola ernesto. mucha fuerza en tu lucha. estoy seguro que saldras airoso una vez mas. acuerdate que bicho malo nunca muere. un abrazo.

     
  41. Evelio Hernandez Colon

    diciembre 6, 2010 at 11:39 am

    Ernesto, soy un lector nuevo de tu blog, al menos hasta hace solo un mes es que lo visito casi todos los dias.
    Te deseo una pronta recuperacion.

    Un saludo desde Costa Rica.

     
  42. Sergio Pedroso

    diciembre 6, 2010 at 11:45 am

    Te deso una pronta recuperación. Sigue nadando hermano, que en la
    Orilla ya se ven la incandescencia de las luces, aunque sean diminutas.

     
  43. Julio de la Yncera

    diciembre 6, 2010 at 5:26 pm

    Ernesto te deseo lo mejor. Cuando lei lo que Panchito escribio arriba pense en Fidel. Quien parece escapar una y otra vez por lo que tiene que ser bien malo 🙂

    Asi que trata de ser menos bueno o al menos lo suficiente mente malo para que sigas con nosotros por que te necesitamos para hacer una Cuba con libertad.

     
  44. Kleimer Cruz

    diciembre 7, 2010 at 11:02 am

    Hermano,

    Se con mucha franquesa y fe se que vas estar bien, me e informado de ti a travez de tu hermano, Pilar y leyendo tu blog. Sabes no soy muy escritor que digamos ni muy politico pero desde que te escuche en el radio que le comunique a tu hermano para que el tambien te escuchara pense que a pesar de todos los problemas legales, de salud y familiares que tengamos tenemos algo o a alguien que siempre nos acompana y nos protege, todos cometemos herrores y somos un poco ateo como tu mismo mencionas pero la realidad es que hay una fuerza espiritual que nos acompana a todos lados. Te vas a recuperar pronto y espero verte, suerte mucha salud, aqui tienes un amigo con quien contar.

    Kleimer Cruz

     
  45. José Antonio Torrent Aróstegui

    diciembre 7, 2010 at 6:21 pm

    Estaba dando tiempo para que Dios actuase, con una Fé ciega de que iba a intervenir en esta cuestión y todo no pasaría de ser este susto que fué.

    No es Dios el culpable de los males de la Tierra, hermanito. Somos nosotros, a quién Dios dió libre arbedrío, que utilizamos para hacerle mal a un individuo o a una nación. Eso fué lo que pasó con tu tío (EPD).

    Las imágenes que él llevaba al cuello no son amuletos de buena suerte, que nos pueda proteger de la maldad de esos desalmados que acabaron con su vida. Se llevan, como se puede llevar el retrato de tu mamá o de tu novia, o de cualquier ser querido, a quién amamos.

    Estoy MUY contento con la noticia de hoy. MUCHO. A ver si nos dejamos ahora de boberías … y “a lo que ibamos.”

     
  46. Dr E.A.Gonzalez

    diciembre 7, 2010 at 8:17 pm

    Leí su post.., una informacion así que vienen de los dominios de la turbación y la enfermedad sin duda producen congoja y enojo. No es para menos. Cualquier palabra demanda su justo lugar.
    Pero tengo la certeza, esa que viene de una profesión prolongada y de servicio y que me acompaña en mi azarosa vida, que tienes a la mano un diagnóstico de certeza y un tratamiento a aplicar que devolverá tu salud y te hará seguir por muchos años en este andar que es de tantos. Por ahí a tu lado, sin lugar a dudas, anda Dios. Echa un vistazo, ahí está.
    No te digo que “no te preocupes” esa es una expresión tonta del que está al lado del enfermo, no “en sus zapatos”; por un instante trata de ser bienaventurado y pon en Dios tu confianza. Nada más. Deja hacer a los que saben y procura un trato de calma ante tus familiares, muchas veces sufren más que el enfermo.
    En estos tiempos inciertos y de desventura he procurado, cuando estoy solo, ejercer una relación con Dios rendida y enriquecedora; me tomo un tiempo prolongado…, y hoy como los viernes, que son dos de los tres días en que estoy solo aquí en la casa procuro pedir a Dios por otros. Eso haré hoy, teniéndote en cuenta.
    Por lo demás estoy seguro que Dios cuidara de Ti, “Él es el sustentador en el lecho de malestar y suavizará tu cama en tu enfermedad.”

     
  47. Niki

    diciembre 8, 2010 at 6:56 pm

    Ernesto… ESTOY MUY FELIZ con la noticia que me dieron ayer sobre tus estudios. Adelante para seguir deleitándonos con tus escritos.

     
  48. Erick

    diciembre 11, 2010 at 10:32 am

    Estimado Hermano Ernesto. Espero que te recuperes pronto para que puedas seguír con eso que tanto te gusta y nos gusta a muchos(Tus escritos)
    Saludos desde Barcelona.

     
  49. Maria Silvia

    diciembre 12, 2010 at 10:07 pm

    Mi querido Ernesto, estuve de vacaciones unos dias, vacaciones puras sin telefono e internet, por eso estoy tarde a toda esta energia positiva que te desea un pronta recuperacion. Que la Virgen te ilumine y que te de mucha salud, y ademas te pido que te visualices sano, desbordante de energia. Eres joven y saldras de esto, te lo aseguro, somos muchos los que oraremos por ti.Un abrazo

     
  50. NACHO MARTINEZ

    septiembre 8, 2011 at 9:00 am

    AL COMBATE CORRED BAYAMES, ESA ES UNA DE LAS BATALLAS DE LA VIDA QUE NOSOTROS LIBRAMOS , TEN FE NO DESESPERES QUE LLEGARAS A LA MONTAÑA QUE ANHELAS ESCALAR

     
  51. daniel omar chavez fernandez vega

    septiembre 8, 2011 at 10:35 am

    hola ernesto la verdad que tus palabras me hicieron viajar en el tiempo y en este dia tan especial para todo cubano digno y amante de la verdad,recorde esos dias en que la virgen visito nuestro amado bayamo y como con ese poder divino se congregaron en un mismo sitio tantas personas que decian no creer y al final sus ojos como los mios estaban dominados por los sentimientos mas puros,y como no hacerlo al ver que tanto tiempo de querer negarle ese derecho al pueblo de benerar a su madre santa en una noche se habia borrado de la mente de cada bayames y porque no de los cubanos que tomaron las calles para ver a su CACHITA,hoy, dia que consagramos a su amor pido por ti hermano,pensaba segun tenia entendido por mi tio frank,angelina,aida y bueno gran parte de esa familia que compartimos que lo de la enfermedad ya era historia pero bueno, es en estos momentos donde dios se manifiesta,que su luz te guie en el camino y que cada sacrificio que hagas sea ofrecido a quien todo sufrio y soporto por amor,que el poder de su presencia te ayude a ti y a toda tu familia a enfrentar esta realidad,un saludo a la distancia daniel que dios te bendiga.

     
  52. Aliuska

    septiembre 23, 2011 at 2:22 pm

    Ernest, a todos nos toca morir. Muchos creemos en Dios, del cual no se llevan estampillas, sino una imagen muy propia o espacio reservado para Su presencia en nuestras mentes. Claro está que a nadie le gustaría abandonar este mundo por cuenta de algún hijo de puta. Cualquier tipo de cáncer constituye para mí una de las formas más horrorosas de morir, y aún así creo que preferiría perder el cabello y vomitar cada noche antes de que cualquier desgraciado o desgraciada tome mi vida y mi destino en sus manos. Sé también que la propia muerte ha de ser más soportable que aquella de un ser querido; esa te desgarra día a día y te reconstruye al siguiente para luego proseguir, es una tortura prometeica. Mas todo esto lo provocamos estos animales racionales que insistimos en que se nos llame “humanos”. No es la Virgen el blanco de odio y rencor más acertado, ni siquiera aquellos impunes salvajes(tan insignificante sanción no amerita ser llamada castigo). Ya una pérdida semejante es suficiente como para que no te quepa más vinagre en el alma. Nadie pudo evitar el lamentable suceso, pero creo que tú sí puedes evitar, o al menos tratar de evitar, que la ira y el rencor te apedreen y corroan.
    Como bien dices, hay encomiendas que primero se cumplen, luego se discuten. Fíjate como tu madre, dolida al igual que tú, siguió remitiéndose a esa deidad, vestida y confeccionada por hombres, que no pudo poner a salvo a Frank.
    Te quiero mucho.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: