RSS

La Verdadera Casa de Todos

02 Ago

Uno de los errores en que más incurren aquellos que dicen interesarse por el caso cubano, es lo que podríamos definir como tomar la parte por el todo. Una especie de sinécdoque geográfica e ideológica, que les hace suponer, cuando emplean el término “Cuba”, que lo entienden de manera correcta.

Demasiadas veces he escuchado algo como “soy amigo de Cuba”, de parte de muchos extranjeros cuyas posturas ideológicas, casi siempre de izquierdas, los traen a la Isla en apretados grupos de solidaridad que, según creen, les permitirán conocer nuestra realidad.

Digo creen, y no es en vano: creen conocerla encima de refrigeradas guaguas, fotografiando a los cubanos que pasan horas en las carreteras, achicharrados por un sol inmisericorde, intentando viajar de un sitio a otro. Creen conocer nuestra realidad hospedados en campamentos diseñados para venderles la idea de que son improvisados, los mismos que cualquier nativo puede habitar, cuando en verdad sus comodidades y aseguramientos están garantizados con precisión matemática.

Y no se cansan de repetir, estos señores de mejillas rosa, que son “amigos de Cuba”.

Debo reconocer que la sensación que me inspiran estas ingenuidades varía entre la lástima y el rencor, indistintamente. Lástima, porque la venda que les cuelgan frente a sus ojos no les permite descubrir que forman parte de una coreografía hábilmente montada; rencor, porque gracias a sus palmitas batientes y sus palabras de emoción por las maravillas contempladas, sostienen desde fuera un sistema que no viven ni padecen.

¿Cómo que amigos de Cuba?, vale la pena preguntarse. Lo primero es aclarar si en

sus mentes Cuba es toda nuestra Isla, o si lo es solo aquella porción paradisíaca que el Gobierno ha dictado se les puede enseñar. Si se refieren a la Cuba que perciben desde sus guaguas Transtur, siempre tan radiante, tan de postal, o a la de ancianos que duermen en el suelo de terminales a la espera de un transporte de consolación.

Pero lo más insólito es que cuando esta pregunta efectivamente se la hacemos a ellos, (¿por qué se llaman amigos de Cuba?, o ¿a qué se refieren con Cuba?) sus respuestas hablan del Partido, hablan de dirigentes, hablan de luchas ideológicas, y ahí uno se percata de algo: estas personas de mentes algodonadas nos han arrebatado el país y se lo han entregado a quienes nos dirigen.

Claro, tampoco resulta demasiado difícil entender la génesis de este error. Un país que proyecta internacionalmente una imagen de estricta unanimidad, que año tras año elige a los mismos dirigentes del mismo Partido, que acepta lo que sus mass media dicen sin apenas rechistar (en público), debe admitir que para cerebros no avisados, Cuba sea un único concepto de ron, tabaco, mulatas, y Socialismo de Patria o Muerte.

Sin embargo, y precisamente por ello, menos lógica le encuentro a la posición de muchos de mis compatriotas. Los que conocen mejor, los que han sufrido en mayor o menor medida.

Un amigo al cual estimo colgó un comentario en este mismo blog hace poco. Todavía puede leerse, bajo La Felicidad del Corredor de Fondo. Este amigo vive hoy fuera de Cuba, y al analizar las condiciones de mi expulsión de la emisora radial, afirma: “Se le pasó un poco la mano (refiriéndose a mí). No hay que hablar mal de la casa”.

Es decir: no estar de acuerdo con la manera en que hoy se gobierna mi país, no aceptar las anémicas libertades que nos han dejado por opción a los cubanos, y combatir el odio que desde el poder emana hacia aquellos que ejercen su derecho a disentir, era hablar mal de la casa.

Me pregunto qué designio divino o terrenal les entregó a nuestros dirigentes la propiedad de esta bella Isla, para que quien no comulga con sus métodos sea tratado como el que habla mal de su propia casa.

Mi casa son mis padres, y mis amigos. Mi casa son los cubanos de buen corazón, los honestos, los risueños. Mi casa es este hermoso país con su sol rabioso y con sus jóvenes fogosos en el amar. Creo que también esta es la casa de todos nosotros. Pero bajo ningún concepto yo podría identificar como mi casa una batalla ideológica, o el empeño de unos pocos hombres de administrar el país de todos como su finca particular.

En 1998, ante una abarrotada plaza de Santiago de Cuba, un Arzobispo a quien en lo adelante muchos empezaron a llamar “de la Dignidad”, dijo unas palabras que todavía hoy poseen una dolorosa vigencia. Su nombre es Pedro Meurice. Delante del Papa Juan Pablo II resumió de una manera electrizante, por valiente y precisa, lo que yo no podría decir de mejor manera:

Le presento a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido; la Nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas, y la cultura con una ideología.

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en agosto 2, 2010 en 02 Agosto

 

6 Respuestas a “La Verdadera Casa de Todos

  1. palantesiemprecubano

    agosto 2, 2010 at 8:26 pm

    Estimado Ernesto,
    Yo tuve ese sentimiento igual, mezcla de lástima y rencor, y poco a poco le he ido dejando espacio sólo al rencor. No es explicable que desde fuera de Cuba no se conozca la realidad interna mejor que desde sus entrañas. No hay quién pueda argumentar que no tiene la información completa de todo lo que sucede en la Isla. Todo el que quiere saber, puede buscar sin ninguna restricción la información, el análisis, el comentario o la referencia que le permita establecer puntos de duda y comparación, de donde sacar las propias conclusiones.
    La única posible explicación que tiene la actitud cínico-complaciente de quieres van a ver, -cual si fuera un viaje atrás en el tiempo-, lo maltrecho que se encuentra la sociedad civil cubana es que unos lucran con ese panorama, mientras otros van en busca de lo exótico, del sexo bueno y el mar de espuma barato.
    La casi mayoría de los “empresarios” que se establecieron en Cuba con la última apertura al mercado internacional de finales de los 90 son en realidad negociantes de baja estofa, merolicos del capital; que vieron la oportunidad de establecer un chinchal de tecnología obsoleta y contaminante, y hacerlo rentable con la EXPLOTACION del personal cubano. Explotación doble si le sumamos los gravámenes que cobra el gobierno por cada trabajador que ubique en la “firma extranjera”. Inversiones de 40,000 con recuperación casi inmediata del capital son acciones que llaman mas a la risa que al respeto.
    Aquellas aguas trajeron estos otros lodos y con esa “apertura” se fomentó el sexo pagado al mejor postor (extranjero siempre), la doble moral y la corrupción de los dirigentes a todos los niveles del Partido, la Juventud y el Gobierno. Todo esto lo supo el aparato policiaco-represivo desde el primer momento, pero no fue hasta que el cáncer ya había minado los huesos y la sangre de la sociedad que se reconoció que el “hombre nuevo” podía ser jinetera pero nunca prostituta, revolvedor pero no ladrón, luchador pero no traficante de todo lo traficable.
    En fin, la realidad cubana esta bien descrita en los medios extranjeros e incluso en algunos países se advierte a los viajeros sobre lo que pueden encontrar en la Isla.
    A estas alturas quién puede creerles a los enternecidos admiradores de que están siendo engañados.
    Estamos en pleno siglo XXI, con un país que está atravesando una feroz crisis, digo, Período Especial.
    Sólo se engañan los que quieren engañarse.
    La actitud no menos cínica de tu “fraterno y benevolente amigo” ya le ha ganado algunos buenos comentarios que no ha podido ripostar por falta de argumentos. Con él vuelvo más adelante.

     
  2. cubanito_soy

    agosto 3, 2010 at 1:15 pm

    Muy agradable leer temas como estos, reza un adagio popular “Fuera del agua, todo el mundo nada bien”, eso es lo que ocurre con LOS AMIGOS DE CUBA(bien podrían crear un Club a nivel mundial para vender esa imagen paradisiaca de Cuba), la Cuba que disfruta una capa que es la que usa y abusa(disfruta) la “propiedad social”, mientras la gran mayoría ve esa propiedad pasar de lejos: no tenemos acceso ni a un transporte a precios módicos para visitar nuestros hijos que viven distantes de nosotros, ni tan siquiera podemos viajar libremente a la capital “de todos los cubanos” pues somos considerados ilegales. ¿Cómo no van a ser AMIGOS DE CUBA si no pasan las vicisitudes del cubano de a pie, cobrando un irrosorio salario y buscando comida todo el tiempo como los perros?, Amigos así no queremos, pues son AMIGOS de la capa esa podrida de burócratas y corruptos que le han llamado a esto SOCIALISMO.

     
  3. mayra

    agosto 3, 2010 at 9:49 pm

    Gran Hermano,otra vez arremetes un golazo dentro de tu blog y lleno de sentimientos que se sienten al leerte;pero lo que esta pasando en estos ultimos meses en cuba ,lo que estan haciendo los jovenes cubanos con los pocos recursos tecnologicos que tienen en sus manos cambiara definitivamente toda esa vision de la mayoria de ese turismo engañado que por mucho tiempo ha viajado a la isla.ustedes con sus blogs y el subimiento a youtube de las cosas que pasan a cada momento cambiara el curso de la vida de los cubanos.
    Por otra parte hay otra cosa que no podemos negar :Cuba es bella ,La Habana y sus gentes es Hermosisima ,y el que la visita de manera independiente y la recorre se enamora de ella sin saber sus sufrimientos (como una americana) que viajo de turismo hace poco y regreso maravillada con la habana ,sus gentes ,sus calles ,pero sin saber el dolor de sus muros .

     
  4. Jorge

    agosto 7, 2010 at 7:12 pm

    Yo creo que los verdaderos amigos de los cubanos sean los que conocen a los cubonos: los encarcelados, los jubilados, los que han perdido el trabajo, gracias a los Castros, los que viven en la esperanza de lograr democràcia y libertad, los que esperan poder salir la manana y comprar lo necesario y algo màs, los que no tengan miedo de dicer lo que dicen su corazòn y su cerebro, los que luchan en todos modos, con mucho peligro, para difundir ideas, repito, de democracia y libertad, osea todos los anticastristas. Eses son los verdaderos cubanos, que los turistas no conocen, tampoco los italianos.., o que no quieren conocer.

     
  5. Promotor del Demonio

    abril 28, 2012 at 2:55 pm

    ¡¡ Que Loca Pintura-Paisaje como bandera ¡¡

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: