RSS

“Mis Personajes Podrían Conformar un Collage del Desencanto”

24 nov

Leonardo Padura acaba de ganar el Premio “Roger Caillois”. Los amantes de la literatura universal recibimos la noticia con una mezcla de satisfacción (casi personal) y asombro injustificado: desde hace mucho Leonardo Padura rebasó las fronteras de eso que algunos llaman literatura cubana, y se convirtió en un narrador imprescindible del panorama libresco actual.

Si los premios demuestran su rigor por el nombre de quienes lo merecen, el “Roger Caillois” no será un trofeo más en sus vitrinas: escritores como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, José Donoso y Adolfo Bioy Casares han puesto la parada bien alta, no solo para Leonardo Padura, primer cubano en recibirlo, sino para cualquier soñador de ficciones.

Poco antes de salir de Cuba, Padura me recibió en su ventilada casa de Mantilla, donde la armonía entre plantas y mascotas (Padura, como el Ramón Mercader que radiografía en su novela, también ama a los perros) es casi material, casi palpable, y dedicó unas dos horas de entrevista a responder mis curiosidades de lector-periodista que jamás dejó de verlo como una rara avis de la intelectualidad cubana: un forajido de los círculos editoriales y de poder, un escritor verdaderamente independiente en un país donde la independencia suena a mala palabra.

Pienso en Leonardo Padura en este instante, en su renombre creciente, y en la suerte de tener intelectuales comprometidos, ante todo, con la causa de su honestidad creativa. No puedo dejar de evocar algunos fragmentos de aquella conversación celosamente grabada donde además de su obra de ficción, también la realidad que la condicionaba fue tema central entre nosotros:

- Siempre me ha dado la impresión de que Leonardo Padura vive en una especie de diáspora dentro de su propio país. En eso que algunos llaman el insilio. Jamás lo he visto como jurado de concursos nacionales, jamás como invitado especial a Ferias del Libro en Cuba, jamás impartiendo conferencias o incluso con presencia en los medios de comunicación. ¿A qué se debe esto?

Mira, yo he tratado de establecer un perímetro de privacidad y de espacio para mi trabajo. Pero además he sido especialmente selectivo con la vida literaria cubana porque primero no me complacen muchas formas en que esta se desenvuelve, y sobre todo, porque creo que no me aporta nada, como escritor, participar en ella. Aunque pueda sonar demasiado duro.

Yo soy receptivo con las invitaciones que me hacen las bibliotecas, por ejemplo, porque respeto el trabajo de esas personas y la necesidad que tienen de los lectores de cercanías con un determinado autor.

Pero con las Ferias del Libro, lo mismo en Cuba que en el exterior, me pasa que las veo como espectáculos bien comerciales, incluso bien políticos, de los que no me interesa formar parte.

De hecho, si frecuentemente concedo entrevistas es porque no me gusta decirles que no a los periodistas. Yo también he sido periodista y he jodido a muchísima gente haciéndoles entrevistas como para negarme a concederlas ahora…

- Excelente punto acaba de tocar. Leonardo Padura antes de dedicarse por entero a la literatura fue periodista. Me resulta doblemente seductor preguntarle su criterio sobre la prensa que tenemos desde hace décadas en Cuba.

Mira, yo me gradué de Filología, especialista en Literatura Hispanoamericana en el año 1980. Ese mismo año empecé a trabajar en el Caimán Barbudo. A partir de ahí, hasta la actualidad, he pasado lo mismo por el periódico Juventud Rebelde, que por la jefatura de Redacción de la Gaceta de Cuba, y a partir del año ´95 he hecho un periodismo freelance porque sin pertenecer a ninguno en específico he tenido muchos vínculos con distintos medios internacionales.

Es decir, que no he dejado de hacer periodismo en estos ´30 años. Por lo tanto tengo una visión bastante participativa del oficio.

Y siempre me ha parecido que este país tiene buenos periodistas pero ni de lejos un buen periodismo. Hay muy buenos profesionales en Cuba, pero al no existir una plataforma en la cual ellos puedan desarrollar su trabajo plenamente, esto no consigue traducirse en un periodismo de talento.

El periodismo en Cuba tiene el gravísimo problema de que hay una sola orientación. Hay una sola visión política, ideológica, hay un solo dueño de los medios de difusión, y esto crea que haya solamente una única política informativa. Por lo tanto el periodismo cubano responde más bien a campañas dictadas desde la propiedad de esos medios de prensa, que a intereses de grupos, sectores, incluso de los individuos que hacen el periodismo.

Este no es un caso único de Cuba, pero en el caso cubano es muy acentuado porque aquí es más que evidente esa unilateralidad.

El periodismo de este país debería tener un mayor sentido de indagación en las problemáticas de la realidad cubana. De pronto aparece un trabajo determinado con esa posición, con ese objetivo, pero es más bien un caso aislado que consecuente con una posición común.

Pero en general sí creo que el periodismo cubano debería ser mucho más participativo en esta suerte de revalorización del contexto nacional que se está produciendo hoy mismo, y del cual lamentablemente la prensa sigue estando bastante distante.  

- Hablemos de censura y de política literaria cubana, Padura. Desde su experiencia como escritor con amplios vínculos con editoriales extranjeras, al que hoy ni siquiera le sería un problema la censura cubana, ¿cómo valora los criterios de publicación vigentes en el país?

El primer problema que tiene la publicación de libros en Cuba, el problema esencial, es que no existe un mercado del libro.

El mercado ha sido satanizado en este país con y sin razón. Con intereses políticos y con intereses intelectuales. Porque muchas veces se habla del mercado del libro a nivel internacional, dígase Estados Unidos o Europa, no solo desde la política sino desde una postura intelectual de las personas que no han tenido acceso a ese mercado, y quieren ofrecer de él una imagen muy distorsionada.

Como Cuba no tiene un mercado del libro, como aquí se publican los libros únicamente con un criterio cultural y político, esa valoración que se hace para publicar los libros es muy coyuntural, muy a conveniencia, y eso es grave como política cultural.

Por ejemplo: hace unos diez o doce años tal parecía que el único autor que había en Cuba era Enrique Núñez Rodríguez. Esa importancia desmedida que tuvo la figura de Núñez Rodríguez, creo que es uno de los ejemplos de cómo se puede manipular una promoción y una publicación con determinados intereses políticos.

Y creo que eso ha afectado muchísimo a la literatura cubana. La ha afectado al punto de que el acceso de los escritores cubanos al mercado internacional se ha hecho muy complicado porque no existe un mercado interno que cree valoraciones, que permita a los editores internacionales orientarse en este panorama.

- Luego de leer varias novelas suyas, haciendo una especie de recuento, descubro que la mayoría de sus personajes son seres frustrados, carentes de energía positiva, muchos de ellos discapacitados. Y son descritos como marcadamente cubanos. ¿Hay una visión intencionadamente pesimista de la sociedad cubana en su obra?

Esos personajes son el reflejo de circunstancias, de maneras de pensar. Son la resultante de una evolución de la vida social cubana en los últimos 50 años.

Muchos de esos personajes de los que me hablas forman parte de nuestro contexto, del que hemos vivido todos. Son una expresión de lo que se ha dado en llamar la “narrativa del desencanto”, y tiene mucho que ver con el desencanto que mi generación sufre especialmente en los años ´90 y arrastra hasta hoy ese sentimiento de fracaso, de pérdida, de frustración.

Que en lo particular yo haya tenido la fortuna de lograr una realización profesional a través de la literatura es algo singular, casi excepcional, en el contexto de una generación que fundamentalmente se ha dispersado.

Hay incluso resentimientos que se han creado a lo largo de estos años precisamente por las distancias geográficas, políticas, ideológicas y sociales, y hay sobre todo entre los que se han quedado acá, un sentimiento de que les ha pasado ya su momento sin que nunca tuvieran la oportunidad de aprovecharse como habrían querido.

Quizás sin yo proponérmelo muchos de mis personajes podrían conformar una especie de collage del desencanto que tanto ha golpeado a mi generación.

(Publicado originalmente en Martí Noticias)

About these ads
 
24 comentarios

Publicado por en noviembre 24, 2011 en 01 Julio

 

24 Respuestas a ““Mis Personajes Podrían Conformar un Collage del Desencanto”

  1. julio barcelona

    noviembre 24, 2011 at 1:16 pm

    ¿Eres capaz de oir mis aplausos? Gracias, pensé que espacios como este estaban muertos, cuidate de Miami, de su buena gente, eres autentico, un saludo

     
  2. Juan Carlos

    noviembre 24, 2011 at 3:02 pm

    Momento de alegría para la literatura cubana, este, de Padura..Ya no soy fan sino adicto a tu blog..

     
  3. Maria Silvia

    noviembre 24, 2011 at 4:35 pm

    Me gusta Padura, por su cubania universal. Tiene muchos detractores, porque desgraciadamente como en el caso de Pablo Milanes, le reclaman una x postura politica, que a mi entender si ha dejado claro con su analisis de la sociedad cubana actual, pero no , para los extremistas , no es suficiente, como dijo alguien un dia en un comentario. No basta con criticas al regimen, debes coger a Raul y a Fidel por el cuello y ahorcarlos en vivo, porque si no corres el riesgo que digan que eso esta editado….

     
  4. Barbaro Lorenzo

    noviembre 24, 2011 at 7:05 pm

    Ernesto: Lo que a mi juicio “es grave como politica cultural” para un pais, es que se extirpe el mercado del libro (como de todo lo demas) y que se imponga “una sola vision politica, ideologica” y “un solo dueno de” todo, quien pone y dispone a su antojo y con poder para desaparecer a todo el que no se somete. El “insilio” es un silencio, si bien reconozco que pelea por su espacio para mantener “su honestidad creativa”, que alcanza el grado de una independencia intelectual refunfunona, catalogada como el mismo afirma como la “narrativa del desencanto” y que describe el despertar de una generacion, la confrontacion generacional y la frustracion general; las que tienen su ojo de volcan expeliendo a intermitencias ( una creciente oposicion interna) cuyas brasas de rebeldia nadie puede negar; ni siquiera los mas timoratos socialistas espanoles o los complacientes democratas en Washington.
    De todos modos tu articulo es magnifico y no soy quien para juzgar a nadie, menos a un escritor del merito de Leonardo Padura. Desde sus primeros trabajos lo leia y lo considere uno de los buenos. Ahora, me deja esa sensacion de incompleteness, algo asi como “el tiempo dira”; si bien admiro al genio , al escritor que nos honrra a todos los cubanos. Saludos.

     
  5. Pericles

    noviembre 25, 2011 at 9:41 am

    La gente que lee, tanto literatura como periodismo, pueden ser capaces de comprender los fundamentos que determinan los diferentes condicionamientos que enmarcan la realidad de los autores si solo se acerca un poco a sus orígenes.
    Creo que Padura es una excepción en el espectro cubano, básicamente porque es un escritor brillante y sus temáticas se incluyen en aquellas que Somerset Mogan definía como buenas obras cuando al final del libro nos quedamos con el deseo de que continúe.

    A título de ejemplo, un breve análisis de una polémica actual

    MARIELA Y YOANI.
    Noviembre del 2011

    No es lo mismo defender la libertad en el terreno de la sexualidad, como bandera aislada y al margen de la materialidad omnipresente que aceptar una actitud global de albedrío social que incluiría inexorablemente el resto de sus componentes.
    Mariela, por su origen e intereses personales y familiares vive enquistada en el único universo para ella viable y cuyo derrumbe ineludible le despojará de ese liderazgo autoproclamado y tolerado por razones coyunturales y pragmáticas que transitoriamente le otorga una aparente postura progresista y concordante con la contemporaneidad.
    Yoani proclama un enfoque libertario que se proyecta más allá del reducido marco de los derechos en el ejercicio de la sexualidad. Su origen y convicciones la ubican en un polo opuesto, matizado por la cercanía de una historia y un presente incapaz de satisfacer los anhelos y ofertar las ineludibles soluciones y trasmite y se hace eco de las trepidaciones de un volcán al borde de una fatal erupción cuyo magma, que despojará al futuro de un ominoso pasado, dejará profundas huellas y cicatrices indelebles.
    La niña consentida y mimada de un vergel exclusivista, alejada por costumbre y convicción de la conmoción que suscitó a lo largo de los años la imposición de modelos, costumbres y tradiciones ajenas a las raíces autóctonas y a las consecuencias materiales y espirituales que generó, está limitada para la comprensión de una realidad que finalmente impondrá sus transformaciones y le excluirá del disfrute de ese pasatiempo, que le ubica en el liderazgo de una tendencia esnobista ignorada por al medio oficial en que transita su gestión.
    Yoani es la imagen folklórica. Llega, porque cuando escribe, simplemente recrea una realidad ubicua con la que convive y las anécdotas, aparentemente familiares y comunes ponen en evidencia que su cotidianidad es el proscenio vital en que transcurre una caudalosa corriente de frustraciones y de sueños inconclusos, donde flotan a la deriva los desechos de una utopía y el légamo donde fructifican las semillas de una esperanza.

    Pericles

     
  6. Regina Coyula

    noviembre 25, 2011 at 1:38 pm

    Hermanito:
    Con un poco de tiempo para agradecerte una vez más tu trabajo. Mi lectura de El hombre… fue atroz, me identifiqué tanto que escribí un texto –La novela que Padura escribió por mí– se lo mandé por correo, pero nunca supe si lo recibió o si no le gustó. Un abrazo y sigue sorpendiéndo a tus seguidores con buenos textos. Por cierto, qué hay del concierto de Guns´Roses

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 25, 2011 at 2:54 pm

      Regina: el concierto de los Guns fue apoteósico. 3 horas de un Axl como en sus mejores tiempos. Gracias por tus palabras y por la fidelidad. Abrazos del hermano menor.

       
  7. El Cronista

    noviembre 26, 2011 at 2:38 am

    creo que este video debe difundirse en todo espacioque hable sobre cuba

     
  8. El Cronista

    noviembre 26, 2011 at 2:38 am

     
  9. El Lapón Libre

    noviembre 26, 2011 at 10:05 am

    Hola Pequeño Hermano. En estado de Sats salió una entrevista MARAVILLOSA de otro joven de estos “Tiempos Revueltos” para Cuba, Eliécer. Por favor, quisiera que hicieras -en lo posible- un análisis de la misma. Creo que desde ya tenemos un valor documental valiosísimo. ?sería perdirte demasiado o antiético? Perdón si el reclamo es incorrecto de mi parte, pero es que respeto muhco tu opinión tanto como la de Regina, Yoanis, Miriam Celaya, Luis Cino, José Hugo,.. Grandes pensadores y periodistas de nuestra época. . Un abrazo. El Lapón Libre..

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 26, 2011 at 2:10 pm

      Jamás será antiético pedir mi opinión al respecto, amigo mío. Antes, agradezco tu atención a lo que yo pueda pensar. Sigue pendiente al blog, haré algo al respecto.

       
  10. josepcalvet

    noviembre 27, 2011 at 9:25 am

    @Ernesto
    Mientras tecleo, mientras unos rayos de sol calientan mi pierna izquierda, me estoy riendo de lo que dirás cuando veas una líneas del mendas… :lol:
    Tan vez más tarde, esta tarde, comente algo sobre el artículo. Terminé hace poco “El hombre que amaba….” y fue el primer contacto con Padura. ¿Crees que me gustó, me disgustó, lamenté que presentara aristas rotas, suelos gastados, techos apuntalados…?
    Realmente, como habrá observado más de un “agudo” lector, he entrado para dejar un enlace.
    En ese artículo te menciono y por ello ando hoy por aquí.
    Saludos
    http://josepcalvet.wordpress.com/2011/11/27/por-que-no-debate-eliecer-avila-en-el-blog-cubano-la-joven-cuba-cartas-desde-el-tibet/

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 27, 2011 at 11:58 am

      Gracias por la justeza de tu apreciación en el artículo que dejaste acá. Obviamente discrepo de tu visión (al menos la que brindas en el texto) sobre Eliécer Ávila, pero eso no viene ahora al caso. Dentro de poco escribiré sobre él.
      Como conoces mi crítica a tu redacción pusiste la carreta antes de los bueyes, y ya te reías de lo que yo diría cuando viera cómo empezabas. Touché, así fue.
      Saludos y aparece cuando lo desees. Tú pones sabroso cualquier blog.

       
      • josepcalvet-Ernesto

        noviembre 27, 2011 at 1:33 pm

        @Ernesto
        Gracias a ti por tu comentario. Deseo te vaya bien por donde andes, pero lamento que escribas, y mucho, en Martí Noticias.
        Saludos.

         
      • El Pequeño Hermano

        noviembre 27, 2011 at 2:31 pm

        Yo escribo y publico dondequiera que mis ideas sean aceptadas. Dondequiera que no me censuren ni me digan de qué puedo escribir, y de qué no. Yo escribiría también para Cubadebate, para Granma Internacional, ¿me gestionas tú la publicación? Claro, damos por sentado que yo publicaré allí lo que piense sobre cada cosa, como mismo en Martí Noticias nadie me dice qué debo decir y qué no. O es que tú compartes estas aberrantes, repulsivas palabras del jornalista de la Revolución, la mucama de Fidel Castro que es Luis Báez cuando dijo hace poco en una entrevista para Juventud Rebelde:

        “Primero que todo, para ser periodista hay que ser revolucionario. Si tú no eres revolucionario no puedes ser periodista. Mi tesis es: todo lo que perjudique a la Revolución, yo no lo hago, no lo publico. Lo que beneficie a la Revolución eso es lo que publico. Soy consecuente con mi trabajo, nada que pueda herir a Fidel, tú lo verás en mis libros”.

        ¿Tú eres de quienes defienden cosas como esas, escritas con el intestino grueso, estimado Josepcalvet?

         
  11. Barbaro Lorenzo

    noviembre 27, 2011 at 2:52 pm

    Josepcalvet: Estas son las cosas con las que yo no puedo consentir!! Asi que el tal Calvet no es otra cosa que un plumifero al servicio de la tirania mugrienta y ladorona? Y trata de sensurar a los otros incluso recurriendo a sentimentalismos baratos, para tratar de mover a compasion o amistad a otros bloggers? Senor Calvet, o usted es un miembro del clan Castro y en ese caso lo entenderia, porque de esa crapula no puedo esperar ni decencia ni dignidad, es usted un lametraseros de la Dinastia Castrata? De todos modos esta en total libertad de mostrarse asi…..tal cual es! Una ultima frase para ud: El talento que no es libre no es tal; es exactamente un fraude!

     
  12. El Cronista

    noviembre 27, 2011 at 3:16 pm

    Caballero, ignoren al vómito de pep Calvet, por favor…

     
  13. josepcalvet-Ernesto

    noviembre 27, 2011 at 3:18 pm

    @Querido Ernesto
    No creo que haga falta recordarte qué supone Radio Martí para Cuba. Supongo que conoces mejor que yo, qué financiación, qué objetivos pretenden los chicos de Radio Martí. Por lo tanto, lamento que tu respuesta haya sido tan aberrante. Podrías decir, comparto la razón de que Radio Martí, Martí Noticias, etc siga en el aire, edite en formato digital, etc y hubieras quedado conforme a tus ideas. Pero esas piruetas de que puedes publicar hasta en Granma, ¡te has pasado¡

    Mejor haré si te recuerdo esto de Elaine Díez, escrito por en mayo 4, 2011 a 12:21 pm.
    “0013054377183
    Ese fue el número que apareció en el celular. Acostumbrada a coger todas las llamadas con 00 delante respondí. Otro turista angloparlante con el número equivocado, fue lo primero que pensé cuando preguntaron por “Ilein”. “Sí, es la que habla”. “Estamos llamando de Radio Martí para que participe en nuestro programa de las 3 y 45 pm sobre …” 29 segundos duró la voz en el otro lado de la línea.

    Tengo las manos muy muy frías y el corazón acelerado. No atiné a articular una respuesta coherente. Apreté el botón de finalizar la llamada. Y colgué. 20 minutos después aún no puedo creer que el colectivo de Radio Martí creyera que Elaine Díaz Rodríguez daría una entrevista para ese medio.

    Para Radio Martí solo tengo silencio.”

    ¿Por qué esa reacción de Elaine? Agresión es la palabra que explica la razón de ser de ese engendro.
    Dale recuerdos al catalán residente en Andorra, don JoanAntoni y que te explique sus numeritos en el consulado de Barcelona, aunque imagino que los conocerás mejor que yo.

    Ese final, ¿tú eres de quienes defienden…..? me ha gustado. Es un poco peligroso usar ese recurso de libro, porque se puede volver contra ti. ¿Tú eres de quienes defienden….? e imagino que es muy fácil encontrar en Martí Noticias, barbaridades que no se atrevería a publicar una prensa normal que no sea una prensa al servicio de intereses bastardos.

    Saludos

     
    • El Pequeño Hermano

      noviembre 27, 2011 at 6:01 pm

      No, no tienes que recordarme lo que representa Radio Martí ni lo que representa la prensa de Cuba: puesto que soy cubano, y que soy periodista, y que conozco ambos medios como no los conoces tú, puedo ser capaz de querer darte lecciones, querido amigo, como no podrías hacerlo tú que solo te basas en presupuestos distantes.

      Si Elaine tiene silencio para Radio Martí se lo respeto, pero me parece exactamente el mismo comportamiento inmadurito de quienes en Miami no se atreverían a comparecer en la Mesa Redonda si esta, oh milagro, les diera voz a los discordantes.

      Mientras en Cuba todas las puertas se cerraron para un periodista incómodo como yo, malcriado, que no permitió que le inyectaran ideas en su cabeza, de este lado del mar, con la misma línea de pensamiento, denunciando también los crímenes de Posada y Bosch, denunciando el extremismo ultraderechista que también aborrezco, burlándome de patrioteros como los de Vigilia Mambisa, pidiendo el fin del jurásico e ineficaz embargo, y abogando por la unidad de las familias cubanas, ninguna puerta se me ha cerrado. Al contrario, estimado: cada vez se me abren más.

      ¿Puedes decir algo coherente, razonable, atendible, contra eso? Creo que no.

       
      • josepcalvet

        noviembre 28, 2011 at 7:44 am

        @Ernesto

        Con el primer párrafo totalmente de acuerdo. Conoces la realidad cubana como no la puedo ni imaginar desde el otro lado del charco y conoces el tema prensa mucho mejor. naturalmente.
        La palabra es conocer.

        Ayer me llamó la atención, una afirmación tuya: “Yo escribo y publico dondequiera que mis ideas sean aceptadas.”
        Curiosa forma de justificar que trabajas para Radio Martí. Siempre he pensado que un periodista no parte de sus ideas, no parte de sus creencias, de su opción personal a la hora de buscar trabajo. Creí que el periodista, debe buscar la noticia, debe documentarla, debe informar respetando los hechos, con ética, siguiendo un código profesional.
        Creí que las ideas del periodista no forman parte de su principal misión: informar e informar verazmente. Sus ideas, como las de cualquier ciudadano tienen cabida en opinión, en tribunas, en debates, en su blog, etc, pero no en su quehacer en un medio de comunicación.
        Si lo hace, más que periodista, es activista, comunicador social, portavoz de alguna ideología, grupo de presión, y en el límite, “la Voz de su Amo”.
        Eso creía yo.

        También estoy de acuerdo en la queja. Concretamente y sin saber demasiado, vuelvo a decir lo que dije hace meses: nadie tenía que haberte cesado, si los motivos fueron sencillamente los que expusiste. Mal sistema, mala organización, la que se desprende de un trabajador incómodo, pero posiblemente buen profesional por el hecho de que entreviste a personas que están en entredicho. ¿La persona cumple con la tarea que tiene asignada? Punto. Como escritor, como periodista, hará más cosas que su trabajo oficial. Por ejemplo, abrir un blog. Y ahí, es un ciudadano más.

        Sin embargo no estoy nada de acuerdo en que consideres que trabajar en Radio Martí es lo mismo que trabajar en un medio cualquiera. Pongamos el Nuevo Herald. Por muy poco conocedor del tema, considero que una cosa es trabajar para un medio privado y otra cosa muy diferente es trabajar para…. a ver si soy capaz de decirlo bien. Busco lo que escribí hace poco y lo pongo. Si no es correcto, se corrige sin problemas. ¿Qué creo que es Radio Martí? Esto:

        “Radio Martí primero, TV Martí en 1990 y ahora en la red, pertenecen a la administración estadounidense y su objetivo es el derrocamiento del proceso cubano desde 1983 cuando se crea a iniciativa de Ronald Reagan, impulsada por el activista exiliado Jorge Mas Canosa.”

        ¿Correcto?

         
  14. Julian Cedeno

    noviembre 27, 2011 at 9:53 pm

    “Ser Libres para Ser Cultos”

    Esta frase la dijo un amigo que visito a su hija recientemente aqui en Miami. Este amigo es un cubano de la talla de Padura, solo que de profesion diferente (medico).

    Estabamos conversando sobre la falta de libertad de expresion en Cuba, y del dominio que tiene el regimen sobre todos los medios de comunicacion, y del dano que le ha ocasionado a Cuba esa politica, tipica de los regimenes totalitarios.

    Entonces yo le comentaba que en Cuba, en estos 50 years, nos hicieron cultos, pero no Libres, y que no se cumple la segunda parte de la cita Martiana: la de ser libres.

    Y entonces a este amigo le salio de forma espontanea la cita de que quizas lo que necesitamos los cubanos ahora es “Ser Libres para ser Cultos”.

    Gracias por informarnos sobre los mas altos valores literarios de nuestra Patria contemporanea.

    En estos ultimos 15 years, solo he tenido tiempo para luchar y alcanzar mi Libertad y la de mi pequena famila.

    Un abrazo,

    jc

     
  15. la carta

    noviembre 29, 2011 at 10:30 am

    saludos ernesto,escribo para desearte lo mejor y desirte que estuve de visita en cuba y tu natal baracoa y hable de ti en la casa que estava ospedado y me volvieron loco preguntando. hey yo no vivo en miami yo vivo en alemania pero soy fans del pequeno hermano.muchas suerte hermano.

     
  16. Paloma

    diciembre 1, 2011 at 7:49 pm

    Hace días que no entraba, y ha sido un gusto leer de un tiro tres entradas. La entrevista de Padura genial, soy una ferviente admiradora suya desde el primer libro, y no solo de su literatura, sino de casi todo lo que escribió y pude leer en su momento, incluso en los periódicos. Gracias por retrotraer esa entrevista es estos tiempos de celebración por su premio. Abrazos

     
  17. Javier Alejandro

    diciembre 2, 2011 at 6:48 am

    Extraordinaria visión la que se refleja en este articulo de muchas de las cosas que anidan detrás de las puertas de la cultura cubana. Reconozco que llegue a este blog por casualidad, sin quererlo y sin poseer referencia alguna, ahora después de haber tenido la posibilidad de leer con detenimiento alguno de sus artículos, he de manifestar mi entusiasmo porque en el marasmo de la desinformación que hay sobre la Cuba real, alguien sea capaz de imponer un razonamiento escrupulosamente objetivo y nutrido con experiencias que van más allá de lo personal, para convertirse en definiciones a ultranza de lo que sucede en una sociedad tan difícilmente explicable como la cubana.
    Desde hoy cuénteme entre sus lectores asiduos. Será un placer.

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 295 seguidores

%d personas les gusta esto: