RSS

Persistencia del Miedo

21 dic

 

 Una anécdota no demasiado divulgada refiere que, finalizando el encuentro de Fidel Castro con los artistas cubanos en 1961, donde este pronunciara sus polisémicas “Palabras a los Intelectuales”, una desconcertante -por inesperada-voz solicitó intervenir.

Se trataba de Virgilio Piñera, acaso el más inmortal y lacerado dramaturgo que pariera nuestra Isla. Un hombre frágil, que ante el Comandante de verdeolivo, con su metro ochenta y tantos y su pistola al cinto, debió parecer una insignificante brizna de hierba. 

Cuentan que, una vez frente al micrófono, pálido por color natural y por rejuego de sus nervios, la intervención del afeminado Virgilio no tardó ni diez segundos:

- Lo único que puedo decir es que yo siento mucho miedo – dijo-. Solo eso. Que no sé por qué, pero tengo miedo…

Su martirizada vida no le alcanzaría para saber que no estuvo equivocado aquella vez: que sí debía temer por su destino.

Pienso en Virgilio ahora que he escuchado en boca de otro intelectual, y amigo, palabras muy similares. Sólo que, a diferencia de aquel maestro, este joven escriba sí sabe a la perfección por qué siente temor.

Se llama Francis Sánchez, y al igual que yo, vive en una pequeña ciudad de provincia, Ciego de Ávila, donde el ejercicio de la individualidad implica más riesgos que en la cosmopolita capital. Desde hace mucho su nombre es conocido entre profesionales de las letras por sus lauros literarios, y sus publicaciones en diversas revistas del país.

Quien le mira, con su cuerpo bien provisto de carnes y su bigotillo recortado, podría pensar que se trata del más complaciente y dócil de los ciudadanos. Un perfecto pater familias que, como buen cubano de a pie, sortea carencias e insatisfacciones. Y calla.

Pero Francis Sánchez carga con una cruz de ceniza en la frente: jamás consiguió renunciar a su condición de hombre libre; su condición de cubano disconforme que no sabe cómo cerrar los ojos ante una realidad que no le gusta, que no está hecha para él.

Y como buen hombre de letras, sabedor de la imposibilidad absoluta de publicar en algún medio institucional sus artículos cuestionadores, sus crónicas personales sobre el país que añora tener y no tiene, ha decidido lo que muchos de nosotros: abrir su bitácora personal. Creo, si mal no recuerdo, acaba de inaugurarla con un excelente nombre: Hombre en las Nubes.

Pero Francis Sánchez tiene miedo, y no lo oculta. Me dice:

- Tú eres un muchacho solo, Ernesto. Nosotros somos cuatro. No es lo mismo.  

Y yo me siento de repente minúsculo, desprovisto de razones ante una circunstancia como esta: un cubano honesto que ha decidido, a cuenta y riesgo, poner en peligro la estabilidad de tres personas aparte de sí mismo: su esposa, y sus dos hijos. Y que lo ha decidido no como escogemos una opción frente a otra, o como barajamos posibilidades en una mesa de negociación. No. Más bien, es alguien que no ha podido contradecir a su espíritu consecuente, y que sabe que ello le resultará muy costoso, muy duro, pero que aún así cruza la delgadísima línea.

Una de sus frases se me ha quedado dando vueltas dentro como una caprichosa hoja de trébol. Me ha dicho, con sutil indignación:

- Yo siento mucho miedo no de mí, sino de qué pueda pasar en lo adelante con mi familia. Y este miedo, lo único que hace es irritarme más. Porque mi miedo es la prueba más fehaciente que tengo para denunciar el país en que vivo: ¡Yo no debería sentir miedo! ¡Yo no debería temer si lo único que pretendo es expresar lo que pienso!

Su razonamiento es más que lapidario: no, definitivamente nadie debería temer por su integridad, por su estabilidad social, si lo que quiere hacer es lo que hacen en cualquier parte del mundo los hombres libres: alzar su voz contra lo imperfecto, lo deformado, lo que consideran inaceptable. Deberían temer los terroristas, los pederastas, los corruptores. Pero los hombres con voz propia, jamás.

Sin embargo, se trata del día a día de los cubanos.

He perdido la cuenta del número de veces que he escuchado ya, en boca de unos u otros, frases como esta: “Me encantaría hacer lo que tú estás haciendo, pero yo no puedo”. Y después, un largo o breve etcétera de razones que dulcifican una dolorosa realidad: que el miedo ha sido más fuerte que su necesidad de expresión.

Así como jamás faltan máscaras para ocultar los rasgos desagradables de nuestra personalidad, también para camuflar el miedo se echa mano a los más variados pretextos.

¿Cuáles son los argumentos más frecuentes que escucho en este sentido? En primer lugar, la imposibilidad de sobrevivir sin el vínculo laboral que les ofrece el Estado. Algunos afirman: “Si al igual que tú, yo tuviera al menos un familiar fuera de este país que me ayudara con mi economía, estoy seguro de que habría fundado un Partido, habría dejado de ir a las elecciones, diría en las reuniones de mi trabajo lo que creo, o me habría abierto un blog”.

Otros dicen: “Si yo no tuviera una familia que mantener, hace rato que hubiera explotado y les hubiera gritado a los dirigentes todo lo que pienso de ellos”.

Hay algo inobjetable, al margen del juicio ético y moral que pueda efectuarse en torno a estas palabras: jamás ha existido mejor aliado para el totalitarismo que el miedo descarnado. Si la tecnología, en este siglo, ha sido el peor de todos los enemigos para quienes pretenden controlar las mentes de los hombres, ancestralmente ha sido el temor el combustible que ha sostenido el engranaje de las dictaduras.

¿A qué se le teme en verdad en mi Cuba socialista? Vale la pena preguntárselo. No se trata del miedo a la muerte o a las desapariciones, según la usanza de otras dictaduras tropicales tipo Trujillo o Somoza. El temor de los cubanos es más etéreo, menos previsible: es el miedo a la desintegración como ser social.

La pérdida del empleo sin posibilidad de encontrar otro sustento; la difamación constante en torno a su persona; la exclusión de espacios u organizaciones a las que hasta entonces se frecuentaba, y según el caso, la prohibición de acceder incluso a instituciones culturales públicas. Además, el acoso constante que sufrirá no sólo él, sino –y peor aún- sus seres queridos, sus amigos. Y en dependencia de la solidez de sus posturas y su activismo consecuente, la represión física, y la prisión.

Por eso mientras más pienso en casos como el de Francis Sánchez, y tantos otros que alguna vez rompieron sus cadenas y decidieron jugar su propio juego; mientras recuerdo las vibrantes palabras que escuché en boca del sacerdote José Conrado: “Todos sentimos miedo. La esencia del sistema totalitario es precisamente provocar una respuesta de temor paralizante. Y no sería honesto decir que no lo sentimos. Todos tenemos miedo. El problema es cuando uno tiene que vencerlo en nombre de una gran responsabilidad”; mientras más junto ejemplos dignificantes, hermosos, más creo que ampararse en presuntos argumentos acomodaticios es una irresponsabilidad que se paga más caro aún: con el eterno pesar de la conciencia.

Luego de escuchar a Pedro Luis Ferrer citar su frase predilecta: “Nadie sabe el pasado que le espera”, descubrí cuál es en verdad el más grande de mis miedos, el temor supremo que sé que no podría enfrentar: el miedo a la circunstancia futura, ante mis hijos o mis nietos, cuando debiera explicarles dónde estaba yo, qué hacía yo mientras mi país sufría de tantos miedos.

Ahora que el Presidente Raúl Castro ha expresado, con motivo del 6to Congreso del Partido Comunista, que a partir de este momento lo único necesario es que cada cubano diga su verdad, sea cual sea, y que cada quien debe hacerlo sin ningún miedo (sus palabras textuales, que confirman un secreto a voces: los cubanos sí han sentido un raigal pánico de expresar sus criterios más veraces), creo que es el perfecto momento para que todos dediquemos cinco minutos a nuestro auto examen personal, y le tomemos la palabra al General Presidente, no sea que muy pronto se nos arrepienta.

About these ads
 
27 comentarios

Publicado por en diciembre 21, 2010 en 06 Diciembre, 2010

 

27 Respuestas a “Persistencia del Miedo

  1. Aguaya

    diciembre 21, 2010 at 4:14 pm

    Yo vencí mis miedos, crucé “la delgadísima línea”, pero soy feliz! Me siento tranquila con mi consciencia, con el futuro: no seré de las que le diga a mis hijos “me arrepiento”.
    Y eso se castiga: las autoridades migratorias cubanas, como cara indirecta de una dictadura, me prohiben entrar a mi país de origen. Eso fue lo que me comunicaron en días recientes…
    Me alegra que Francis abra un blog! Habrá entonces RT y share para él también!
    Saludos, Ernesto, y todo mi apoyo!

     
  2. Maria Silvia

    diciembre 21, 2010 at 4:42 pm

    Es que ya nadie cree en el “llamado a la verdad” , convocado por Raul Castro. Cuantas personas se creyeron eso desde la epoca de rectificacion de errores hasta el momento, el que se atrevio a decir a cara descubierta su verdad , sin adornos, tuvo que enfrentar despues las consecuencias: el que podia viajar a algun evento o de otra indole ya no lo podria hacer jamas, el que estuviera en un puesto confiable, igualmente era cambiado por alguna “sutileza” o algunos recibieron directamente visitas de “companeros” que solo querian conversar y les recordaban que “pensaran” en sus familias, en el futuro de sus hijos. Como bien dices, esas palabras a los intelectuales en el 61 han cambiado de tono, pero la esencia sigue siendo la misma.

     
  3. Lazaro Gonzalez

    diciembre 21, 2010 at 6:02 pm

    el miedo como metodo y politica de control y coercion social. muy bueno. gracias

     
  4. Mario Jacas

    diciembre 21, 2010 at 6:04 pm

    Excelente articulo, y es un tema muy importante, en mayo de este año pude leer una nota de un amigo de FaceBook se titula “LA LÓGICA DEL MIEDO (a propósito de la Marcha por la Libertad)”, el autor se llama Mijail Bonito Lobio, el habla de el miedo que tenemos incluso los que vivimos fuera.

    Aunque yo nunca he sido admirador de ninguno de los triunfos que se otorgan los que “gobiernan” cuba, a pesar de no pertenecer a la ujc y ademas de escuchar todas las emisoras como radio Marti, La Voz del CID etc, siempre vivi en Cuba con miedo y aqui en Costa Rica tambien, y es que es algo que uno no se da cuenta, tal es el caso que un dia compartia con unos amigos aca, escuche unas noticias de CNN sobre cuba y le dije que bajaran el volumen del TV.

    Pero gracias a la forma en que me trataron en Cuba la ultima vez que fui, a los acontecimientos con Zapata ademas de otros indignantes contra las Damas de Blanco y otros muchos blogs, yo mismo me convenci que vivir con miedo es peor que perder el derecho a visitar mi pais ver a mis amigos y a mis familiares, aunque los quiero y pienso mucho en ellos.

    Por eso es que admiro la labor que tu haces y otros jovenes blogueros cubanos, que perdieron el miedo y se enfrentan a una maquinaria represiva, que es lo unico que funciona bien en Cuba, por ello lo felicito por este blog, ademas siento que la juventuid Cubana en general tiene menos miedo que las generaciones anteriores de ahi la posibilidad que pronto se derrumbe esa barrera que nos tiene hace 52 años viviendo como esclavos.

    “No podemos permitir que nos venza el miedo hoy porque obligará a nuestros descendientes a vivirlo mañana. Una vez roto el miedo y con el mundo participando a nuestro favor, se romperá el hechizo que nos lleva de la mano al matadero. La lógica del miedo es la lógica de la perpetuidad.” Mijail Bonito Lovio Abogado cubano nacionalizado chileno

     
  5. Mutiz

    diciembre 21, 2010 at 6:10 pm

    Este muchacho es sencillamente genial, tiene una lucidez incontestable, le auguro un futuro brillante, qué forma espectacular de relatar, de hilvanar las ideas, qué manera de escribir espectacular, las comparaciones, las frases son de una manera única! Describe el miedo que todos los cubanos hemos tenido y tenemos (incluso los que hemos alcanzado la libertad), qué entereza y coraje la del escritor avileño, Francis Sánchez, un riesgo enorme en ese país y más en provincia, los cubanos debemos quitarnos el sombrero ante tanta valentía, que aun con miedo, enfrentan a los asesinos del régimen totalitario y fascista en Cuba. Ernesto estamos con ustedes, ya que no tuviemos los C. de ustedes, por lo menos debemos apoyarlos de la mejor forma posible. Un saludo.

     
  6. Julio de la Yncera

    diciembre 21, 2010 at 8:18 pm

    Como siempre Ernesto muy propio y directo.

    Liberta es lo que hace falta en Cuba y como decia el papa Juan Pablo II.

    “No tengan miedo.”

    Ese no tengan miedo del papa era dirigido tanto para los Cubanos como para los dirigentes. Tienen miedo de lo que pueda pasar si los Cubanos son libres. Si desmantelan la maquinaria represiva del estado.

     
  7. Pedro Julio Suarez

    diciembre 21, 2010 at 8:19 pm

    Muy bueno tu articulo, como todos los tuyos. En los dias anteriores a mi salida de Cuba, comente con un buen amigo, que pensaba traerme un trabajo hecho durante mas de tres anos, sobre lo planteado por Fidel en los dos primeros anos de la revolucion, y sus posteriores negaciones. Este amigo que conocia del trabajo, me sembro, mejor dicho, me abono el miedo que ya yo tenia. ” Si te registran y te lo encuentran vas preso y olvidate de reunirte con tus hijos”, que hice, no lo traje, fue suficiente ese cobarde consejo. Que fue del trabajo?, a la semana de mi partida, mi hermana le dio candela, por MIEDO a un registro, me entere a los seis anos del hecho. Fidel hecho por tierra las palabras de Marti: ” Quien intente triunfar, no impire miedo, que nada triunfa sobre el instinto de conservacion amenazado”
    Que tal tu salud.
    Un abrazo y te deseo todo lo bueno que tu te mereces, en estas navidades y en el Nuevo Ano.

     
  8. Wilfredo

    diciembre 21, 2010 at 9:40 pm

    Sentir miedo no es el problema. El problemas es no poder expresarlo!

    Sin embargo, no es el miedo lo mas preocupante. Lo critico en estos momentos es la total falta de solidaridad y la inexistencia de un interes comun.

    No existe en la Cuba de hoy una idea aglutinadora que sirva de contrapropuesta a la posicion oficial. Es esta la condicion promordial para asegurar o al menos paliar los efectos traumaticos de un cambio.

     
  9. dominguezolivera

    diciembre 21, 2010 at 9:46 pm

    No es el miedo lo preocupante sino la falta de espacio para expresar el miedo. Sin embargo, hasta tanto no exista una idea aglutinadora que avizore el futuro como colectivo, la tendencia sera a ocultar no solo el miedo, sino tambien la honestidad y los principios.

     
  10. Mauricio

    diciembre 21, 2010 at 11:26 pm

    El miedo es el pan diario de cada día de nuestra nacionalidad. No importa en qué parte del planeta te encuentres. Todo lo que hacemos y pensamos en contraposición con la “línea oficial” pasa por el miedo. Al miedo podríamos llamarlo “el síndrome cubano”.

     
  11. ecgalup

    diciembre 22, 2010 at 3:35 am

    El poder que ejercen los políticos sobre el pueblo se basa en emociones, por eso el emperador romano Calígula dijo “No importa que nos odien, con tal de que nos teman” En Cuba, el miedo es la más importante fuente de poder sobre el pueblo. Pero debemos vencer ese miedo si queremos cambiar las cosas que cuba sea libre. Muy buen tema, en la medida que los cubanos, sobre todo los que están alla, vallan perdiendo el miedo, o aprendiendo a controlarlo estaremos mas cerca de la libertad.

     
  12. António Margalha

    diciembre 22, 2010 at 3:42 am

    Ernesto, daqui deste Portugal livre e democrático é muito
    fácil falar e agir. Mas perante uma ditadura cruel e indigente não sei se teira coragem de dissidir. O medo
    cola-se-nos à pele e o exílio é uma saída sempre possível.
    Bom Natal e Liberdade com urgência. O mundo não vos deixa
    sózinhos. Saludos.

     
  13. Gabriel

    diciembre 22, 2010 at 5:05 am

    Casa nueva generación tiene que aprender por sí misma el miedo. Por eso las tiranías tienen que renovar la represión periódicamente. En China lo hicieron en 1989 con la Masacre de Tiananmen. Ya pasaron veinte años y está apareciendo una nueva generación que no pudo aprender el miedo con esa masacre.

    En Cuba el miedo se aprendió recientemente con los encarcelamientos de la Primavera Negra de 2003. Solo han pasado siete años. Francis ha aprendido el miedo y no le queda más remedio que superarlo para ser libre.

    Sin embargo, hay que insistir en que, cuando la oscuridad es total, la luz de una vela alumbra muchísimo.

    Un puñado de personas valientes que se atrevan a hablar ejercen una influencia enorme.

    Por eso es tan importante la labor de los blogueros independientes en Cuba. Sois la voz de millones de cubanos que se callan.

     
  14. Benjamín

    diciembre 22, 2010 at 6:57 am

    La creación del “Enemigo” y el absoluto dominio de todos los medios de producción, distribución y consumo en manos de Fidel Castro, le dió la posibilidad de construir una ergástula flotante en el Caribe y, aterrorizar a la sociedad cubana.
    El comunismo es un sistema perverso y asesino por naturaleza y, el miedo es la base de su poder. Pero el que a hierro mata, a hierro muere. Ellos, los dirigentes, también viven entre la mentira y el miedo. Y eso es lo que tiene que saber cada cubano: ellos tienen más miedo que nosotros.
    Cada día que pasa es un día de vergüenza para los que tienen miedo. Si el miedo sigue, tendremos esa dictadura por medio siglo más. !Y ellos son una mínima cantidad comparado con la fuerza de 11 millones de cubanos y sus hermanos del exilio!
    !Hay que levantarse de una vez por toda y acabar con esa ignominiosa dictadura!

     
  15. Felix Monrabal

    diciembre 22, 2010 at 7:37 am

    Cada dia te leen mas ,la mayoria cubanos exiliados o desterrados y muchos mas que no lo son,tus escritos me dejan claro por tu elocuencia y claridad.Gracias hermano.

     
  16. panchito

    diciembre 22, 2010 at 8:43 am

    hola ernesto, muy preciso y elocuente tu escrito. mirando atras, el dia que decidi que tenia que irme del desastre de pais ese fue el dia que me dije: es imposible seguir viviendo con este miedo a todo. tengo que dejar de sentir verguenza cuando me miro al espejo, mi otro yo continua inculpandome, con razon, cada vez que callo antes las vejaciones e injusticias que se cometen en este lugar. si no me hubiese ido, que se puede ver tambien como signo de cobardia, hoy estuviera en una organizacion disidente y/o preso. por eso, cada vez que una voz se alza en cuba para denunciar, solo puede recibir de mi admiracion y respeto por combatir al monstruo desde sus propias entrañas. visitare el blog de francis. muchachos como ustedes son imprescindibles para derrocar a la dictadura. un saludo.

     
  17. Juan Antonio Zas Irigoyen

    diciembre 22, 2010 at 10:38 am

    Gracias a eso han podido estar en el poder por 52 annios, desde antes de bajar de la Sierra Maestra ya sabian que tenian que hacer para doblegar a un pueblo, pues en menor escala venian haciendolo desde la Sierra Maestra.
    De acuerdo a los sicologos y siquiatras la forma de inculcar el miedo como forma de vida, tiene 4 maneras:
    1.- El Castigo, Los fusilamientos desde el primero de Enero, sin piedad, sin clemencia y sin pruebas y esa practica por varias decenas de annios, hasta contar con un gran record de mas de 12,000 fusilados, por motivos hasta insignificantes, por ejemplo robarse una lancha.

    2.-El estimulo y la respuesta (castigo), te dejaban salir del pais para luego no permitirte entrar, despues permitirte entrar y por cualquier cosa, quitarte lo que traigas o meterte preso; En varias ocasiones te han pedido que hables lo que sientas o te manifiestes y despues pagas consecuencia por eso, ejemplo podias emigrar y un buen dia decian no sale mas nadie y todo aquel que tenia documentos para abanonar el pais recibia castigo, yo soy un ejemplo de eso, me tiraron para el UMAP, posteriormente recuerdo Camarioca todo el mundo podia irse y despues NO a los mayores de 15 annios, marcado para toda tu vida, cuando el Mariel se puede ir todo el que quiera y despues No a los tecnicos y profesionales, cerrado despues, castigo para ellos; en varias ocasiones y aun recientemente, hablen lo que quieran y critiquen y senalen errores, los que lo hacian, castigo con ellos.
    3.- Respuesta a una consecuencia, si protestas por cualquier razon que en Cuba se sobran, si no tienes carnet de identidad, si no trabajas(No importa que voten a 500, 000), si buscas comida, porque ellos han sido incapaces de suplirla en decenas de annios,por criticar las cosas malas e incluso por denunciar a los dirigentes ladrones y a los agentes represivos por sus atropellos y abusos, en fin por lo mas insignificante, vas preso, como si fueras un elefante,10,15, 20, 25 annios.
    4.- El ultimo es como una consecuencia o combinacion de los anteriores, desde joven y pequennio te van alambrando el cerebro a traves de los sentidos y te lo van condicionando al miedo.
    Ustedes diran si, pero mira cuantos hay que se manifiestan abiertamente sin miedo, algo sienten, pero se sobreponen, otros lo han perdido despues de tanto castigo y dolor y lo hacen sin temor, como al que torturan y torturan que llega un momento que lo que quiere es que lo maten.
    Yo me ateveria a decir que la gran mayoria de esos miembros de la asamblea nacional y del partido comunista y de los esbirros que golpean y dan actos de repudio tienen mas miedo que cualquier opositor al sistema, que teme hablar.Estoy de acuerdo que ese miedo se extiende hasta el exilio o una parte de el para ser justo.
    Si por un milagro en los cuales no creo, el miedo desapareciera de las mentes de los cubanos, la tirania no dura una semana. Esa ha sido el arma mas mortifera en estos 52 annios y cada vez la perfeccionan mas e incluso con la contemplacion del mundo corrupto este en que vivimos.

     
  18. hansel

    diciembre 22, 2010 at 10:42 am

    Hola Ernesto,

    Comenzaré admitiendo que fui uno de los que que quería pero no se atrevió!No soy el único,alguien por allá arriba también lo decía.Es como dices,todos los que no lo hicimos buscabamos algo que nos detuviera,muchas veces totalmente comprensible,padres enfermos,hijos o familia dependiente.Todos,Ernesto,hemos perdido la cuenta de las veces que escuchamos por la calle las cosas que has descrito.Pero al mismo tiempo,muchos de nosotros cuando vimos una puerta abierta para salir de Cuba no miramos atrás,ni lo dudamos un momento.Es por eso que mereces tanta admiración y respeto.
    Sabemos que uno de los puntales de la fábrica de miedo es la omnipresencia estatal en todos los aspectos de la vida.Hacer totalmente dependiente al individuo es una de sus máximas,así es más dominable.
    Comentas algo real,a nadie lo van a montar en un helicóptero y lo van a lanzar al mar o cualquier barbaridad semejante al estilo de Argentina o Chile en los 70s,tampoco como en China en 1989(ya alguien lo mencionó por allá arriba),donde el gobierno resolvió rápido la situación de las protestas con una brutalidad inimaginable hasta el momento,le dispararon con tanques de guerra a la gente!!. Pero la violencia sicológica es demoledora también.Mi ejemplo favorito( de muchos) de violencia sicológica es que cuando vas a pedir el ignominioso Permiso de Salida ves personas vestidas con un uniforme militar.Me voy a robar 4 o 5 lineas mas para otro ejemplo-una vez fuera,si sales con Permiso de Visita(hasta para eso hay que pedir permiso!!) y quieres quedarte un mes más “de lo autorizado” hay que pagarle al Régimen para que te autorice a quedarte un tiempo más en un país donde ellos no tienen jurisdicción,…surrealista,verdad?!
    Creo que este post puede ser uno de los más participación genere porque es sobre algo que a todos nos ha “mordido”.
    El penúltimo párrafo pesa más que la Esfinge…….
    Mucha suerte muchacho
    Saludos a todos los participantes

     
  19. cambio climatico

    diciembre 22, 2010 at 11:44 am

    Me alegra mucho que alguien como tu haya hecho este analisis necesario del fenomeno miedo. Has sabido desnudar completamente los motivos que nos llevan a la inmobilidad. Hace mucho tiempo les venia diciendo a mis amigos en las isla que dejaran el miedo a un lado, puesto que como bien dices, es miedo mas bien a la marginalizacion y la estigmatizacion social, a perder el trabajo y demas razones que expones. Muchas veces me convenci a mi mismo de que en Cuba no existe una situacion revolucionaria, solo por el hecho de que la gente no se tiraba para la calle a reclamar sus derechos. Me decia: si otros lo hicieron a expensas de la tortura o la muerte, por que nosotros no? En realidad no se trata de falta de razones, por supuesto. Se trata mas bien de un problema fundametal en la sociedad cubana: el hecho de no creer en nosotros mismos, en el valor de nuestros criterios, el pesimismo, la apatia, la baja moral y la perdida de la responsabilidad ciudadana y el civismo. El gobierno cubano se las arreglo muy bien desde el inicio a la hora de arrebatar a su pueblo todos estos valores. En estos momentos estamos en el proceso de recuperarlos, y generalizarlos tomara su tiempo. Es hora de que se tome conciencia! Como dices, es una cuestion de responsabilidad para con nuestra sociedad. Yo debo confesar que he sido uno de lo cobardes. Los emigrantes cubanos, a pesar de ser por lo general los de mayor conciencia revolucionaria gracias al acceso a la informacion y a conocer otra realidad, tambien estamos atados de pies y manos por el chantaje que constituye la posibilidad de perder el vinculo con los familiares en la isla, mayor sustento emocional del que vive lejos. Pero nos corresponde a todos la responsabilidad de expresarnos y cambiar lo que necesita ser cambiado. No nos dejemos vencer por los miedos, ya han ocurrido transformaciones irreversibles, aprovechemoslas. Ustdes, los blogueros de la isla son la vanguardia de este cambio.

     
  20. Iris C. Toledo

    diciembre 22, 2010 at 2:46 pm

    En 1959 cuando mi padre nos dijo que habia que irnos de Cuba, yo le dije. Papi esto es otro episodio como el de Batista. El dijo NO…esto es comunismo y no se acabara pronto. En el exilio desde 1961, pero siempre siguiendo la triste historia de nuestra Patria. Sin esperanza de “volver” a ver mi tierra antes de morir, lloro por aquellos inocentes que han tenido que vivir y padecer bajo tan horrible regimen. No pierdan las esperanzas. el mal no puede vencer al bien…que Dios los bendiga y acompañe siempre.

     
  21. Erick

    diciembre 25, 2010 at 9:35 am

    Bien Ernesto. Eres un crack escribiendo. Felices navidades y buen comienzo del proximo año.

     
  22. Libertad Perdida

    diciembre 25, 2010 at 9:00 pm

    Querido Ernesto: Cada verdad que los cubanos suelten durante la convocatoria al 6to Congreso, entrara en una base de datos de la Dirección Politica del MINFAR, con nombre y apellidos, asi lo hicieron en el 5to Congreso ya tienen experiencia, y más allá de que la manoseen un poco para ver como se mantienen en el poder, su verdadera utilización será la que hagan los aparatos represivos, un abrazo.

     
  23. Asere Cubano

    diciembre 26, 2010 at 1:51 pm

    Muy bueno este articulo, todos sentimos miedo dada la crueldad de la dictadura cubana, el que diga lo contrario se engaña y engaña a los demás.

     
  24. The Truth News TTN

    diciembre 26, 2010 at 5:54 pm

    Podremos pretender vivir una mejor vida sin riesgos pero en silencio y viendo como suceden cosas delante de nosotros sin poder hacer nada al respecto, pero podemos decir lo que tenemos guardados dentro del corazón y vivir felices por siempre y libres que es lo más importante…

    TTN

     
  25. felicio

    diciembre 29, 2010 at 10:29 am

    Veanlo, el blog de Francis en:
    http://www.hombreenlasnubes.blogspot.com
    Está muy bien.

     
  26. faro09

    diciembre 31, 2010 at 4:17 pm

    Excelente articulo!!!!!!Y tienes razon al describir el miedo que hemos sentido desde siempre.
    Te deseo exitos en la labor que emprendas de ahora en adelante. Feliz 2011!!!

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 297 seguidores

%d personas les gusta esto: